Un modelo educativo basado en la libertad.

Por: Victor Martínez Carrasco.

Tanto la libertad de enseñanza, como la libertad de los padres para elegir la educación que quieren para sus hijos, se hallan amparadas por el artículo 27 de la Constitución Española, que establece en su punto 3 lo siguiente: «Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones». Además, su apartado 6 reza así: «Se reconoce a las personas físicas y jurídicas la libertad de creación de centros docentes, dentro del respeto a los principios constitucionales».
Desde el Partido Popular somos firmes partidarios de la defensa de los principios y valores contenidos en la Constitución que nos dimos todos y situamos precisamente en la libertad de las personas el centro, eje y fundamento de nuestra ideología y acción política. De ahí que nos congratulemos muy especialmente de que, gracias a nuestra enmienda a la totalidad de la Proposición de Ley sobre el Régimen de Conciertos Educativos presentada por Podemos, hayamos puesto freno en la Asamblea a un modelo intervencionista con el que se pretendía controlar la educación, indicar a los padres dónde han de estudiar sus hijos, e incluso a los profesores qué tienen que enseñar a sus alumnos.
Por el contrario, el modelo educativo defendido por el Partido Popular se basa en respetar y promover la libertad de padres y familias de llevar a sus hijos al colegio que prefieran, decidiendo dónde y cómo quieren que se les eduque. Un modelo, en suma, que no entiende de distritos, sino de libertad.

Además, la propuesta de ley de Podemos suponía una amenaza real para los 5.000 profesores y 77.000 alumnos de una enseñanza concertada que, como cabe dejar muy claro, no es subsidiaria de la enseñanza pública: son dos modelos en pie de igualdad concebidos para atender la educación sin diferencias ni discriminaciones.

En ese sentido, la Orden aprobada por el Gobierno regional para el concierto de Bachiller y la FP no va a romper el equilibrio, ya que, al contrario de lo que se ha llegado a afirmar, no se conciertan todas las unidades. Asimismo, propiciará que los profesores ganen en estabilidad y mejora laboral y permitirá a las familias con menos recursos que sus hijos puedan terminar su ciclo formativo en los centros concertados.
El sistema de educación único que defiende Podemos, además de liberticida, no funciona, tal y como acredita la experiencia, y se aleja de la política educativa que se lleva a cabo en el resto de Europa. Para más inri, su iniciativa en la Asamblea se basaba en una ley con claros visos de inconstitucionalidad, desde la exposición de motivos hasta la disposición final, según se desprende el informe de los Servicios Jurídicos de la Cámara.

Y es que Podemos no se siente cómodo dentro del sistema constitucional, nunca lo ha respetado y no dudan en pisotearlo con tal de intentar conseguir lo que en el fondo persigue: imponer un sistema de pensamiento único, también en la enseñanza.
El Partido Popular siempre va a estar enfrente de un partido intolerante, que no respeta la Constitución y el derecho de los padres y familias para decidir cómo y dónde estudian sus hijos en la Región de Murcia. Y siempre estaremos en defensa de la libertad.

Fuente: http://www.laopiniondemurcia.es/opinion/2017/06/12/modelo-educativo-basado-libertad/836606.html

Imagen: http://www.educacionyculturaaz.com/wp-content/uploads/2017/06/avisos29-2.png

Comparte este contenido:

Víctor Martínez-Carrasco Guzmán

Arquitecto por la Escuela superior de Arquitectura de Valencia. Ejercicio libre de la profesión durante 14 años. Experto en Planeamiento y Gestión Urbanística y en Gestión y Protección del Paisaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.