Mundo: Moda nupcial contra el matrimonio infantil

Save the Children y Barcelona Bridal Fashion Week suman fuerzas contra el matrimonio infantil. Más de 22.000 niñas mueren en todo el mundo a causa de los embarazos y los partos derivados de esta problemática.

Las niñas del mundo entero tienen derecho a vivir la mejor de las infancias, a jugar, a sentirse seguras y a soñar con qué quieren ser de mayores. Pero cada día, millones de niñas ven incumplidos sus derechos y se convierten en adultas antes de tiempo porque son obligadas a casarse. El matrimonio infantil es una de las principales amenazas para la educación, la salud y la seguridad de la infancia en todo el mundo. Niñas de tan solo nueve o diez años son obligadas a casarse con hombres, con frecuencia, mucho mayores, en muchos países de África y Asia.

Cada año, más de 22.000 niñas mueren en todo el mundo a causa de los embarazos y los partos derivados del matrimonio infantil. Concretamente, en África Occidental y Central, que cuenta con la tasa más alta de matrimonio infantil en el mundo, se producen casi la mitad (9.600) de todas las muertes estimadas relacionadas con el matrimonio infantil. Esto son 26 muertes al día.
Aunque en los últimos 25 años se han evitado casi 80 millones de matrimonios infantiles en todo el mundo, los avances se habían estancado incluso antes de la pandemia del COVID-19, que no ha hecho más que agravar las desigualdades que impulsan el matrimonio infantil. Con el cierre de las escuelas, los servicios de salud bajo presión o cerrados y un mayor número de familias empujadas a la pobreza, las mujeres y las niñas se enfrentan a un mayor riesgo de violencia. Y las predicciones no son muy esperanzadoras: se espera que otros 10 millones de niñas se casen de aquí a 2030.

El matrimonio infantil en Mauritania

Esta semana está teniendo lugar la Barcelona Bridal Fashion Week (BBFW), el evento líder en moda nupcial, y como viene haciendo desde hace un tiempo el salón colabora con Save the Children para luchar contra el matrimonio infantil. En la edición de este año, la BBFW centra sus esfuerzos solidarios en uno de nuestros proyectos contra el matrimonio infantil en Mauritania que busca empoderar a las niñas a través de la educación. El matrimonio debería ser un sueño para cualquier mujer, no una pesadilla.

En este país situado en el noroeste de África, el matrimonio infantil se sitúa como una de las principales causas de la deserción de las niñas del sistema educativo, el embarazo precoz, la mortalidad durante el parto y la violencia conyugal. Esta situación es todavía más alarmante entre la población refugiada. “El matrimonio de las niñas es consecuencia de la superposición de diferentes factores de vulnerabilidad, como la falta de recursos económicos, las normas de género, culturales y sociales, y la falta de un sistema de protección y servicios de base”, explica Michela Ranieri, experta en política exterior de Save the Children.

Mauritania cuenta con una población donde el 51,8% son mujeres y el 48,2% hombres. Su población es joven: más del 61% tiene menos de 25 años. El grupo compuesto de madres con sus hijos e hijas forman un 66% de la población total. A pesar de los avances logrados en el contexto de la protección de la infancia en el país, los niños y niñas continúan sufriendo violencia, abuso, abandono, discriminación y explotación.

Fuente: https://www.elperiodico.com/es/internacional/20220422/moda-nupcial-matrimonio-infantil-13552972

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.