Las 10 brechas de género de la chilena

Chile/17 mayo 2016/Autor:Muriel Alarcón/Fuente:Economía y Negocio

Las ventajas de las niñas por sobre los niños quedan atrás cuando ellas crecen en contextos que no las incentivan en su aprendizaje y en su autoconfianza, concluye el primer estudio sobre desigualdad de género en el ciclo de vida de ComunidadMujer. Su directora, Alejandra Sepúlveda, explica por qué.

1.- Estereotipos en el jardín infantil
«Los jardines infantiles enfatizan en estereotipos de género. El rincón de la casa suele concedérsele a las niñas y el de la exploración a los niños. Es una dinámica que se traslada de la casa al jardín y del jardín a la casa».
EL DATO: En los últimos 25 años se ha triplicado la tasa de asistencia a salas cunas y a jardines infantiles para niños y niñas, sin embargo sigue habiendo diferencias a favor de los hombres.

2.- Las niñas que trabajan en la casa
«Aun cuando hombres y mujeres realizan trabajo doméstico, a medida que ellos van creciendo queda instalado que estas acciones sean desarrolladas por mujeres. Me sorprendió cómo esto se acrecienta durante la adolescencia. Los adultos se apoyan en sus hijas para las labores de cuidado cuando deben ir a trabajar. Esto se reproduce y normaliza».
EL DATO: Entre los 15 y 17 años, la participación de las mujeres en el cuidado de personas es mayor: 31% versus el 20% de sus pares hombres.

3.- Embarazo adolescente,
al nivel de África Subsahariana
«La cifra de embarazo adolescente se ha mantenido en el tiempo. No es una estadística que condice con el nivel de desarrollo que hemos alcanzado. Según la OCDE, somos el segundo peor país después de México. Estamos solo un poco mejor que la África Subsahariana. En el embarazo adolescente siempre hay un padre, pero ese padre no ve en la paternidad razón para no estudiar ni trabajar como sí lo hace la madre. Datos del Injuv dan cuenta de un fenómeno triste y cultural: las adolescentes no tienen suficiente autoestima ni empoderamiento para exigirle a su pareja usar preservativo».
EL DATO: Según, el Injuv, el 10% de las adolescentes de entre 15 y 19 años que no usaron anticonceptivos en su última relación sexual, asegura que no se atrevió a plantear y menos a imponer la alternativa a su pareja.

4.-«Nini» con cara de mujer
«Las niñas que son madres adolescentes engruesan la fila de ‘las ninis’ -ni estudian ni trabajan-. Esto marca la primera gran distancia con la trayectoria que recorrerán sus pares masculinos en la vida. Las jóvenes que han sido madres adolescentes tienen menos capital humano, menos años de educación y menos oportunidades en el mercado laboral. La proporción de «ninis», entre 18 a 24 años, ha disminuido a la mitad (del 43% en 1990 a 22% en 2013), creemos que esto estaba vinculado con el acceso masivo a la educación».
EL DATO: De los 380 mil «ninis» que hay en Chile, el 68% son mujeres y el 37% pertenece al primer quintil de ingresos (que no superan una renta per cápita de $42.725 mensuales).

5.-Las matemáticas y la desigualdad
«Estudios han demostrado que los profesores tienen expectativas diferenciadas respecto al desempeño de una materia tan relevante como indicador de los ingresos futuros, como es la asignatura de matemáticas. En cursos mixtos a hombres se les pregunta y refuerza más, ya sea positiva o negativamente. Esto crea un desincentivo para las mujeres. Es un problema gigante. Hay una segmentación del conocimiento. Las mujeres se concentran en las humanidades y los hombres en las ciencias y en las ingenierías, lo que no es real reflejo de sus capacidades».
EL DATO: En la prueba PISA de matemáticas, la diferencia en los resultados de las y los adolescentes chilenos es de 25 puntos a favor de los hombres, siendo de las más amplias de la OCDE.

6.-Un mercado laboral que discrimina
«Dado que les va peor en la PSU, las mujeres están menos presentes en las universidades más prestigiosas y están más presentes en las privadas no tradicionales y en los centros de formación técnica, donde existe gran segmentación. Los hombres ingresan a carreras asociadas a mejores ingresos pues a ellos les dijeron desde niños: «Tendrás que mantener a tu familia». Nuestro Código del Trabajo es discriminatorio hacia la mujer. Ellas son las únicas que tienen la obligación y el derecho de cuidar a los hijos y a las hijas. Finalmente, eso se transforma en un impuesto a la contratación de las mujeres».
EL DATO: «En las carreras relacionadas con Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, solo hay 27% de mujeres».

7.-Pocas mujeres trabajando
«Una mayor proporción de mujeres acepta trabajos de menos de una jornada completa, generalmente de baja remuneración, no siempre con la protección social que corresponde. Por otro lado, la participación de las mujeres en el mundo del trabajo se ve afectada por la segregación. Los cargos que ocupan las mujeres son los de soporte, con menos posibilidades de ascender o de llegar a la gerencia general, lo que viene dado por la carrera que estudiaron y la experiencia que adquirieron. Otro factor clave es el de la «autoconfianza». Los hombres atribuyen su éxito a sí mismos, las mujeres lo hacen a factores externos».
EL DATO: Actualmente, dentro de los ocupados de entre 25 y 59 años, las mujeres que trabajan menos de una jornada completa equivalen al 45%.

8.-Escandalosa brecha salarial
«Es escandalosa, porque está naturalizada. Se da por sentado que la mujer debe ganar menos, porque se piensa que ella es el segundo ingreso de su hogar. Pero cuando se analizan las estadísticas han aumentado las jefaturas de hogar femeninas».
EL DATO: Mientras el ingreso medio de los hombres equivale a $543.996, para las mujeres es de $382.253.

9.-El estereotipo de «ser madre» en el trabajo
«Tenemos que empezar a hablar de trabajadores y trabajadoras con responsabilidades familiares, no podemos seguir cargándoselas solo a las mujeres. Las trabajadoras que son madres suelen caer en condicionamientos culturales y presunciones estereotipadas sobre la carga que representa la familia sobre su tiempo, energía, productividad, eficiencia y disposición para tomar cargos de responsabilidad».
EL DATO: «Una de las normas más cuestionadas es la del Artículo 203, que establece que toda empresa con 20 o más trabajadoras debe proveer el servicio de sala cuna a las hijas e hijos menores de 2 años. Pero solo el 12% de las empresas tiene 20 o más mujeres contratadas, según la Encuesta Laboral (Encla, 2014)».

10 .-Bajas pensiones: crónica
de una muerte anunciada
«Como las mujeres ganan menos que los hombres a lo largo de su vida, tienen menor capacidad de ahorro. Por eso, hoy muchas mujeres con bajas pensiones viven bajo la línea de la pobreza».
EL DATO: El 88% de las trabajadoras gana menos de cuatro sueldos mínimos líquidos ($724.500). Tres cuartos de las pensionadas por vejez, recibe un monto inferior a la línea de la pobreza ($143.335; versus el 46% de los hombres). *

Fuente noticia:

http://www.economiaynegocios.cl/noticias/noticias.asp?id=252314

Fuente imagen:

http://www.t13.cl/radio/siempre-es-hoy/noticia/comunidad-mujer-y-consejo-observador-no-hubo-senal-fuerte-incluir-paridad

 

Comparte este contenido:

Alejandra Sepúlveda

Directora Ejecutiva de ComunidadMujer. Periodista, licenciada en Comunicación Social de la Universidad Diego Portales, MA en Relaciones Internacionales de la Fundación Ortega y Gasset, Universidad Complutense (España). Fue editora de la Revista Mujer de La Tercera y corresponsal del diario El Mercurio en España entre los años 1996 y 2001. Fruto de esa experiencia escribió el libro “Es la prensa estúpido, la prensa. Cuando Chile fue noticia por la razón o la fuerza”, ensayo de comunicación política que aborda el capítulo europeo del caso Pinochet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.