Cómo tu jardín podría ayudar a salvar la biodiversidad del planeta

Cómo tu jardín podría ayudar a salvar la biodiversidad del planeta

Daniel Rubinoff

El primer paso es redefinir nuestro concepto de cómo que debería ser un jardín.

Las plantas y los insectos que dependen de ellas son los cimientos vivientes de nuestro planeta. Pero estos cimientos están bajo presión porque, a medida que urbanizamos y suburbanizamos áreas naturales, tenemos una desafortunada tendencia a esterilizar el paisaje.

Los campos y los bosques son reemplazados por desiertos biológicos compuestos por millones de acres de concreto, césped y una variedad de árboles y arbustos ornamentales importados de todo el mundo. Además del problema, nuestra obsesión por la perfección nos lleva a rociar pesticidas generosamente.

Estas acciones son parte de la razón por la que la biodiversidad global se está derrumbando. Hay más de tres mil millones menos de aves silvestres en América del Norte que en 1970. El verano pasado vio al menos decenas de miles de aves migratorias caer muertas desde el cielo sobre el suroeste. Las poblaciones de anfibios y reptiles están en caída libre en todo el planeta.

Investigaciones recientes muestran que el número de insectos, incluso en las reservas naturales, se ha desplomado en órdenes de magnitud, y el 40 por ciento de todas las especies de insectos pueden extinguirse en unas pocas décadas. Esta es una noticia sombría y, si bien las razones de algunas de estas disminuciones son complicadas, hay acciones que podemos tomar para ayudar a recuperar al menos algunas especies.

Cambiar, para que todo cambie

El primer paso es redefinir nuestro concepto de “jardín” para incluir más que solo plantas. Necesitamos compartir intencionalmente nuestro espacio, y no solo con los pájaros, abejas y mariposas que visitan nuestras flores, sino también con los no polinizadores menos carismáticos, los pequeños insectos que pueden comer una porción (muy raramente todas) de nuestras plantas. Los agujeros hechos por insectos en las hojas son un signo de vida y como una campana para cenar para pájaros y otros animales.

Necesitamos ver las plantas de nuestros jardines como parte de la naturaleza y no solo como decoración exterior para mantenerlas lo más prístinas posible. Por lo tanto, debemos limitar el uso de pesticidas. Es crucial para apoyar el resurgimiento de la naturaleza, y es mucho mejor para todos: ningún médico ha recomendado nunca una exposición prolongada a pesticidas.

Tu jardín invadido por plantas alienígenas

Demasiadas de las plantas exóticas que se venden en los viveros son esencialmente incomestibles para la mayoría de los animales nativos. Ha comenzado un movimiento para cambiar el rumbo y traer de regreso a los nativos, pero este impulso para restaurar se enfrenta a una gran cantidad de plantas exóticas tolerantes a la sequía que todavía se promocionan para climas áridos.

Desafortunadamente, este caleidoscopio de plantas alienígenas traídas de todo el planeta se está haciendo pasar por ecológico. La mayoría no lo son. Sí, está ahorrando agua al plantar plantas ornamentales sedientas o un césped, pero las plantas exóticas tolerantes a la sequía pueden convertirse en desastres invasivos cuando escapan de nuestros jardines.

Ayudar al medio ambiente puede ser más que ahorrar agua. Incluso en áreas más secas, como el oeste americano, la selección de plantas nativas atractivas para elegir es amplia. Si tu estilo es seco, hay suculentas nativas y una gran variedad de flores silvestres, arbustos en flor y árboles que pueden cumplir con cualquier estética y te permiten ahorrar agua y naturaleza.

Las plantas nativas olvidadas

Desafíos como el cambio climático, las especies invasoras y la destrucción del hábitat están empujando a los ecosistemas nativos al borde, haciendo que el espacio urbano y suburbano sea potencialmente crítico para muchas especies. Pero los xeriscapes dejan a muchos jardineros sedientos de verde, y hay una alternativa importante que se ha ignorado en gran medida. Para aquellos desencantados con el paisaje seco, el uso de plantas nativas subestimadas y exuberantes amantes del agua para hacer de su jardín un oasis de la vida real podría salvar la vida de la vida silvestre.

En la naturaleza, este grupo desconocido de plantas nativas se limita a las zonas ribereñas, las estrechas franjas de verde a lo largo de los cuerpos de agua, pero estos hábitats húmedos proporcionan una abundancia desproporcionada de alimento y refugio para criaturas que no existen en ningún otro lugar.

Si los consumidores los demandan, los viveros transportarán cada vez más estas especies ribereñas, y la presencia de tales plantas en el jardín proporcionará una mezcla heterogénea para muchos animales, incluidas no solo las mariposas y sus parientes, sino también pájaros coloridos como tangaras, currucas y víreos que dependen de artrópodos fomentado por estas plantas.

Sin duda, los robles tolerantes a la sequía son geniales, pero otros árboles nativos que necesitan un poco de agua, como las especies locales de sauce, álamo y arce, también mantienen un caleidoscopio de vida; arbustos como avellana , cornejo y azaleas nativas combinan exóticas con flores primaverales y colores otoñales ardientes.

Estas plantas verdes dependen de algo de agua durante todo el año, aunque, lo que es más importante, no más agua que la variedad de ornamentales exóticos que actualmente dominan nuestros jardines y paisajes. Con un poco de agua, prosperarán y sostendrán mucha más naturaleza que los exóticos estériles que han reemplazado.

En conclusión, tu jardín ideal

El jardín ideal ofrecería una combinación de plantas nativas tolerantes a la sequía y algunas especies que necesitan un poco más de agua, brindando un festín de opciones para los pequeños huéspedes y los más grandes que vendrán a comerlos. Incluso comenzar lentamente ayuda: una sola onagra en una olla en un balcón es una parada de descanso para las abejas hambrientas; pero todos deberíamos optar por tantos nativos como sea posible, y a medida que más criaturas se acerquen a compartir nuestros patios, estaremos haciendo que la naturaleza, y todos nosotros, sea un poco más saludable.

En gran parte del planeta, especialmente en las regiones más secas, el invierno es la temporada de siembra y podríamos aprovechar al máximo las cuarentenas de COVID-19 para hacer algo positivo por la naturaleza y por nosotros mismos.

Por Daniel Rubinoff. Artículo en inglés

Fuente de la Información: https://www.ecoportal.net/temas-especiales/tu-jardin-salvar-la-biodiversidad/

Comparte este contenido:

Madre Tierra en tiempos de pandemia

Madre Tierra en tiempos de pandemia

Fuentes: Rebelión

Desde 1970, la comunidad internacional celebra el Día Mundial de la Tierra. Y, a partir del 2009, la ONU, a propuesta del gobierno indígena de Bolivia, estableció el 22 de abril como el Día Mundial de la Madre Tierra.

El concepto de Madre Tierra supera la concepción cartesiana (moderna) de la Tierra como un recurso o natura inerte para satisfacer necesidades humanas. El concepto de Madre Tierra, no sólo reconoce la cualidad de sujeto y portadora de derechos a la Tierra. Sino, también nos evoca nuestra condición de hij@s de la Tierra en comunidad con los otros seres.

Nos recuerda nuestra dependencia existencial de la Tierra como fuente (de Ella venimos) y como destino (hacia Ella vamos). Incluso nuestra identidad como Tierra que somos. No únicamente porque corporalmente estamos compuesto de elementos químicos que preexisten en la Tierra, sino porque en la medida que hacemos auto conciencia inmersos en la Tierra, somos tierra que siente, tierra que llora, tierra que piensa, que sufre y se regenera.

Esto no es ninguna elucubración metafísica. Es únicamente una básica constatación real, muy a pesar de las doctrinas antropocéntricas (modernas) y teológicas celestiales. A mis padres, cuando fallecieron, los reincorporamos al vientre fecundo de la Madre Tierra, y Ella los re acogió para que continúen conviviendo con nosotr@s, conspirando contra la muerte y construyendo el Buen Vivir. Es lo que vemos y sentimos.

¿Qué mensaje nos está dejando la Madre Tierra con esta pandemia del COVID19?

Aunque no se sabe con certeza el origen del virus COVID19, por su carácter desconocido, se asume que proviene de otro ecosistema que no es el cuerpo humano. En este sentido el mensaje parece ser: “Respete los ecosistemas. No los destruyas, ni manipules más de la cuenta. Cultiva con mesura”.

Después de cinco siglos continuos de la modernidad prepotente (varón blanco, montado en su razón y su maquinaria), un imperceptible e impredecible virus exógeno humilla en el planeta al arrogante antropocentrismo moderno. El mensaje parece ser: “Los humanos, por muy modernos que sean, no son dueños, ni tienen el control total de lo que les rodea. La ciencia no es exacta, ni es capaz de predecir la conducta de agentes externos”.

Viendo a millones de ciudadanos libres desesperados, encarcelados en sus domicilios urbanos, y a muchos campesinos intentando volver hacia sus comunidades rurales empujados por el instinto de la sobrevivencia, otro mensaje para el ser humano parece ser: “Vuelve a la Tierra. Sin comida, ni agua, no puedes sobrevivir a ninguna pandemia. Tu sustento cotidiano viene de la Tierra no del supermercado”.

Nos duele que COVID19 se lleve, sobre todo, a los adultos mayores, dejando a la juventud huérfana de referentes socioculturales, pero con la posibilidad de reinventar un mundo diferente al mundo moderno pre COVID19. ¿Será que la Madre Tierra busca despejar a las siguientes generaciones de los promotores, depositarios o transmisores de las tradiciones de desarrollo no amigables con la comunidad cósmica y humana?

Otra de las lecciones que nos deja parece ser: “El destino de la humanidad es la comunidad, colectividad. Mas no el individualismo acumulador”. En tiempos de pandemia, la filosofía neoliberal está de rodillas en sociedades capitalistas. Está demostrado que el interés privado no había sido el mejor proveedor de servicios y ni de bienes que prometía.

Es más, los países capitalistas (EEUU., Unión Europea) que acusaban de “malos” a los países de tendencia socialista están estupefactos viendo cómo aquellos “malos” como Cuba, China, Rusia, Venezuela, son los que mejor cooperan y ayudan al mundo a enfrentar la pandemia. “COVID19 está desnudando la perversidad de los supuestos buenos. Y mostrando la benignidad/solidaridad de los supuestos malos”.

Autor:  Ollantay Itzamná

Fuente de la Información: https://rebelion.org/madre-tierra-en-tiempos-de-pandemia/

Comparte este contenido:

Libro: Una luz para la educación rural

Por: BID Mejorando Vidas. 

El acceso a la energía tiene un impacto multidimensional en el desarrollo socioeconómico al mejorar la productividad, la educación y la salud. Este estudio analiza el impacto del programa “Luz para todos” implementado en escuela rurales e indígenas de Brasil, y arroja datos importantes sobre acceso a energía.

Este estudio:

Muestra cómo la tasa de deserción escolar se redujo hasta un 27% en escuelas que obtuvieron electricidad.

Confirma que el programa implementado en Brasil ha tenido éxito en la reducción de la tasa de deserción escolar.

Destaca que la electrificación rural mejora el acceso a una educación de calidad y tiene un retorno rápido y eficaz.

Fuente del documento: https://cloud.mail.iadb.org/futuro-brillante

Comparte este contenido:

Las escuelas rurales son idóneas para ser feliz

Por: Ros Baena.

1. Organización a la carta.

Para ello buscamos transformar la organización, metodología y la relación con el alumnado, donde los horarios sean flexibles para que el aprendizaje globalizado e interdisciplinar se den en el aula.

Y  cualquier conocimiento que esté relacionado con otro que a su vez desarrolle uno nuevo, sea puesto en marcha, sin importar si está pertenece a una asignatura u a otra.

2. Eje central el alumnado.

Donde se respeten los ritmos del alumnado, acompañando cada proceso y donde su interés sean el motor del proceso de enseñanza aprendizaje.

3. Aprendizaje en pluralidad de metodologías.

Donde se plantea que cada método tiene un momento y que todos suman y aportan al currículo prescriptivo. Teniendo muy presente técnicas como:

  • El Aprendizaje cooperativo.
  • Destrezas de pensamiento.
  • Inteligencias múltiples.
  • Estimulación que respete los tiempos.
  • Metacognición y evaluación compartida.
  • Comunidades de aprendizaje.

4. Evaluación formativa y desde las artes.

“Es más competencial, global y enriquecedor” donde la puntuación numérica no sea el indicador con más peso de la evaluación y dando la oportunidad a la creatividad, que sabemos, por la práctica diaria, que desarrolla el pensamiento crítico, la experimentación, la resolución de conflictos…

IMG_91425. Cambio de estructura de tiempo y espacios.

Recogidos desde la Institución Libre de Enseñanza que priorizaba la eliminación del espacio aula como único lugar de aprendizaje.

Donde sea el entorno el que aporte mucho de los espacios para la adquisición de las competencias.

El niño y la niña sienten en la naturaleza y en los espacios abiertos, la oportunidad idónea para el desarrollo armónico de los sistemas nerviosos, inmunitarios y endocrinos; optimiza los procesos de aprendizaje, etc ( como recoge Clemente Calvo- Muñoz, medico naturalista en su distintas investigaciones) además de movilizar emociones positivas.

6. Diversidad de edades en las aulas.

En eso las escuelas rurales llevan muchísimos años de ventaja, demostrando que distintas edades dentro de un mismo grupo clase ha hecho del aprendizaje colaborativo y del alumno-tutor un funcionamiento natural y espontáneo de las mismas.

En ellas, podemos observar de primera mano, los beneficios de  la teoría de Zona de Desarrollo Próximo de Vigotsky.

7. Implicación de profesorado y familias.

Se reconoce que para la construcción de una escuela participativa y democrática es imprescindible la participación activa y normalizada de las familias, para “juntos llegar a donde jamás hemos ido”.

No se trata solo de mantenerles informados, ni de verles como una parte más de la comunidad, como se ha hecho hasta ahora. La idea es eliminar esa visión y porque no, la palabra “parte” que como bien dice la RAE, es el elemento, fracción o cantidad que resulta de dividir un todo. Lo que buscamos es que dejen de ser una fracción para que seamos un todo y acompañemos a la vez el desarrollo de sus hijas e hijos.

El cómo hacerlo, es donde estamos investigando y construyendo, en esta humilde escuela.

IMG_90808. Mejora de la convivencia.

Donde el ambiente familiar y cercano hace fluir una convivencia positiva, para ello se le da tanta importancia al ser como al hacer.

Aquí las prácticas de atención plena como el yoga, la meditación, etc son actividades cotidianas e integradas en el quehacer de la escuela.

9. Profesorado con visión holística.

Un profesorado que ve imprescindible la reflexión de su práctica docente como una necesidad para crecer, avanzar y acompañar.

Donde no se plantea ser unicornio transmisor de conocimientos y entiende que tiene derecho a aprender cada día y a aceptar la equivocación como parte del aprendizaje.

10. Escuela como organización abierta y feliz.

Es un eje fundamentar para interactuar y transformar la realidad sin esperar al mañana.

Parte de la idea que la transformación debe ser cotidiana y con actos sencillos.

En definitiva una búsqueda para sumar y construir una escuela para el ser-feliz.

Fuente de la reseña: https://www.miaceduca.es/el-porque-creemos-que-las-escuelas-rurales-son-idoneas-para-ser-feliz/

Comparte este contenido:

Entrevista a José Yorg: “Fui un maestro rural con método de enseñanza bilingüe. Castellano – guaraní”

Noticia.  Opinión Ciudadana  27 de Febrero de 2019

Refirió el reconocido docente José Yorg que “con gran satisfacción leí en los medios comunicacionales que un equipo de investigación de la Facultad de Humanidades de la UNNE, desde el año 2001, estudia los usos del guaraní y el castellano en contextos escolares y comunitarios de la provincia de Corrientes”.

“Doblemente complacido -prosiguió Yorg- al saber que tales experiencias se realizan en dos escuelas rurales del departamento de San Luis del Palmar, Corrientes, ciudad donde me recibí de Profesor, y por tanto, conozco la idiosincrasia de ese pueblo laborioso y generoso que me acogió”.

Señaló Yorg que “instintivamente, al desempeñarme en las campiñas formoseñas, en zonas guaraníticas, establecí un puente bilingüe que me permitió un dialogo pedagógico formidable”

DISCURSO DE PROHIBICIÓN DEL GUARANÍ

“Al igual que el equipo de investigadores de la Facultad de Humanidades de la UNNE, que llevan adelante la experiencia, tropecé con discursos de resistencia y prohibición del guaraní por parte de directivos, pero con mucho tacto y respeto pude demostrar que el método ayuda a desinhibir y enriquece el horizonte cultural del educando”, comparó Yorg.

LENGUAJE CULTURAL

Puntualizó el educador que “Debemos tener en cuenta que el guaraní es una lengua riquísima en su estructura gramatical y en su vocalización y además es utilizado para designar especies animales y vegetales científicamente”.

“Constituye el guaraní en la región un vehículo transmisor de cultura e historias, por ejemplo, mi bisabuela, correntina, de San Luis del Palmar, al igual que muchas familias, se vieron obligadas a emigrar con todas sus pertenencias a Paraguay, producto de esas oleadas de conflictos políticos entre Autonomistas y Liberales correntinos, eso explica que, tanto en Paraguay como en Corrientes, existan familias del mismo apellido y origen”, concluyó Yorg.

Fuente: https://www.diariopinion.com.ar/noticias/2019/02/10/25337-yorg-fui-un-maestro-rural-con-metodo-de-ense%C3%B1anza-bilinge-castellano–

Comparte este contenido: