Page 1 of 8
1 2 3 8

UNESCO: El Ministerio de Educación e Investigación de Noruega aumenta su apoyo al programa educativo

El Ministerio de Educación e Investigación de Noruega aumenta su apoyo al programa educativo

Por tercer año consecutivo, el Ministerio de Educación e Investigación de Noruega (MoER) aumenta su apoyo financiero al programa educativo de la UNESCO. Junto con una contribución de 1,5 millones a UNESCO-COI, el apoyo de este año de 3,5 millones de coronas noruegas (415.000 USD) es la mayor contribución financiera para el programa de educación que Noruega haya asignado nunca fuera de las contribuciones anuales señaladas, lo que demuestra la capacidad del Ministerio. compromiso continuo con el ODS 4 y el ODS 14.

El enfoque específico de la contribución de Noruega es mejorar las políticas, los planes y las oportunidades de aprendizaje para ampliar la inclusión en la educación de las poblaciones vulnerables, con especial atención a las personas con problemas de aprendizaje, incluidas las discapacidades, y a las poblaciones afectadas por crisis.

Por ejemplo, y gracias al apoyo financiero del MoER noruego y al apoyo técnico de la Agencia Noruega para el Aseguramiento de la Calidad en la Educación (NOKUT), incluso de otros donantes que contribuyen al enfoque mencionado anteriormente a través de un Programa de Donantes Múltiples, la implementación del El Pasaporte de Cualificaciones de la UNESCO para Refugiados y Migrantes Vulnerables (UQP) está en proceso. El UQP se lanzó por primera vez en Zambia en 2019, lo que resultó en los primeros UQP emitidos a refugiados que carecen de documentación de educación superior y calificaciones de secundaria superior.

En octubre de 2021, la implementación en Zambia se reanudó después del levantamiento de las restricciones sanitarias, con 45 candidatos de UQP del asentamiento de refugiados de Meheba actualmente evaluando sus calificaciones por evaluadores de credenciales de NOKUT y la Autoridad de Calificaciones de Zambia (ZAQA), con el apoyo del ACNUR, el Comisionado para los Refugiados y el Ministerio del Interior y Seguridad Interior de Zambia.

A partir de 2021, el programa también se está implementando en Irak , y la UNESCO está invitando a más Estados Miembros a unirse al programa para ayudar a los refugiados y migrantes vulnerables a acceder a una educación superior oa encontrar un trabajo relevante, mejorando así su autosostenibilidad y dignidad.

Puede encontrar más información sobre la UQP aquí: https: //en.unesco.org/themes/education-emergencies/qualifica …

Fuente de la Información: https://en.unesco.org/news/norway-ministry-education-and-research-increases-its-support-education-programme

 

Comparte este contenido:

Estudio: Ingresos, educación y mortalidad por insuficiencia cardíaca. Noruega

La asociación entre ingresos y mortalidad fue casi lineal.

Gradientes socioeconómicos de la mortalidad tras la hospitalización por IC en un país con cobertura sanitaria universal Gerhard Sulo, Jannicke Igland, Simon Øverland, Enxhela Sulo, Jonas Minet Kinge, Gregory A. Roth y Grethe S. Tell J Am Coll Cardiol Heart Fail. 8 de octubre de 2020 (11) 917–927

Introducción

La prevalencia de insuficiencia cardíaca (IC) ha aumentado a nivel mundial. Se espera que este aumento continúe) debido al envejecimiento de la población, la mejora de la supervivencia después de la mayoría de las afecciones cardíacas y las tendencias crecientes de obesidad y diabetes mellitus.

En 2012, Hawkins et al. señalaron la existencia de gradientes sociales en la incidencia y la prevalencia de la IC, mientras que la evidencia sobre los gradientes sociales en la mortalidad fue menos consistente, con algunos estudios confirmando y otros no demostrando su presencia.

Los problemas metodológicos que podrían haber contribuido a la falta de coherencia incluyen el uso de medidas a nivel de área en lugar de medidas a nivel individual para la posición socioeconómica (SEP), tamaños de muestra pequeños, cohortes seleccionadas de alto riesgo o grupos de edad estrechos. La mayoría de los estudios analizaron resultados a corto plazo (30 días y hasta 1 año) que no permitieron el tiempo suficiente para que operaran los mecanismos relacionados con la SEP.

El sistema sanitario de Noruega se caracteriza por una cobertura universal con una prestación de servicios predominantemente pública. Todos los residentes noruegos tienen derecho a acceso completo a la atención médica, independientemente de su edad, sexo, raza y situación laboral.

Los copagos por servicios de salud tienen un tope de 2460 coronas noruegas (NOK) (aproximadamente $ 246 dólares estadounidenses) al año, y se aplican medidas adicionales para las personas con capacidades laborales y de salud reducidas de forma permanente. A pesar de esta cobertura universal y el bajo copago de los servicios médicos, todavía existen gradientes sociales en los resultados de salud en Noruega.

La educación y los ingresos se utilizan a menudo como indicadores de SEP. La educación captura los activos relacionados con el conocimiento de una persona, se establece durante la edad adulta temprana y sigue siendo relevante durante toda la vida. Por el contrario, los ingresos se relacionan con los recursos materiales y pueden influir en la salud a través de la capacidad de una persona para comprar productos y servicios que mejoran la salud. La compleja interacción entre los 2 está mal descrita, especialmente en lo que respecta a la IC.

Para avanzar en el conocimiento sobre el tema, analizamos los efectos independientes y combinados de la educación y los ingresos sobre la mortalidad a largo plazo en una cohorte nacional de pacientes hospitalizados con IC incidente en Noruega entre 2000 y 2014.


Resumen
Objetivos

Este estudio exploró la asociación entre la posición socioeconómica (SEP) y la mortalidad a largo plazo después de la primera hospitalización por insuficiencia cardíaca (IC).

Antecedentes

No está claro en qué medida la educación y los ingresos, individualmente o combinados, influyen en la mortalidad de los pacientes con IC.

Métodos

Este estudio incluyó a 49.895 pacientes, de 35 años o más, con una primera hospitalización por IC en Noruega entre 2000 y 2014 y los siguió hasta la muerte o el 31 de diciembre de 2014. La asociación entre educación, ingresos y mortalidad se exploró mediante modelos de regresión de Cox, estratificados por sexo y grupo de edad (35 a 69 años y 70+ años).

Resultados

En comparación con los pacientes con educación primaria, aquellos con educación terciaria tuvieron menor mortalidad (cociente de riesgo ajustado [HR]: 0,89; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,78 a 0,99 en hombres más jóvenes; HR: 0,57; IC del 95%: 0,43 a 0,75 en mujeres más jóvenes; HR: 0,90; IC del 95%: 0,84 a 0,97 en hombres mayores y HR: 0,87; IC del 95%: 0,81 a 0,93 en mujeres mayores).

Después de ajustar por las diferencias educativas, los hombres más jóvenes y mayores y las mujeres más jóvenes en el quintil de ingresos más alto tuvieron una menor mortalidad en comparación con aquellos en el quintil de ingresos más bajos (HR: 0,63; IC del 95%: 0,55 a 0,72; HR: 0,78; IC del 95%: 0,63 a 0,96 y HR: 0,91; IC del 95%: 0,86 a 0,97, respectivamente).

La asociación entre ingresos y mortalidad fue casi lineal.

No se observó asociación entre ingresos y mortalidad en mujeres mayores.

Diferencias sexuales en etiología, expresión clínica y tipo de IC

  • En los hombres, la IC fue más a menudo de origen isquémico, con FE reducida y con mayor frecuencia presentó síntomas típicos.
  • En las mujeres, las afecciones subyacentes de la insuficiencia cardíaca con mayor frecuencia incluían afecciones de evolución lenta y menos fulminantes, como hipertensión, obesidad, diabetes) o anemia.
  • La forma dominante de IC en las mujeres fue la diastólica, con FE conservada.
  • Las mujeres a menudo estuvieron infrarrepresentadas en los ensayos clínicos, lo que condujo a una comprensión insuficiente de los mecanismos implicados y a una eficacia del tratamiento de la IC insuficiente.
  • Esto también se reflejó en la falta de estrategias de tratamiento específicas por sexo para la IC en las guías internacionales.
  • Las dificultades para reconocer los síntomas y diagnosticar la IC en las mujeres, así como las incertidumbres con respecto a la eficacia del tratamiento, pueden llevar a una mayor influencia de los patrones relacionados con la conducta (captados por la educación) en los resultados de la IC.
  • Otras posibles explicaciones incluyen el hecho de que los ingresos y la educación pueden captar comportamientos relevantes para la salud en diferentes grados en hombres y mujeres, o que el conjunto de factores de riesgo que operan junto con la educación y los ingresos son diferentes entre sexos.
  • La falta de una asociación entre los ingresos y la mortalidad entre las mujeres mayores podría estar relacionada además con una mayor carga de comorbilidades y el hecho de que residían con mayor frecuencia en hogares de ancianos, donde, debido a acuerdos colectivos, los ingresos personales podrían no desempeñar un papel importante.
Conclusiones

Utilizando una población no seleccionada de pacientes hospitalizados con IC incidente, encontramos que la educación y los ingresos se asociaron de forma independiente e inversa con la mortalidad a largo plazo. Cuando se combinan, los ingresos fueron decisivos entre los hombres.

Entre las mujeres más jóvenes, la educación superior o los ingresos más altos se asociaron con una menor mortalidad. En las mujeres mayores, se observó una menor mortalidad solo entre aquellas con educación superior y mayores ingresos.

Los gradientes de mortalidad observados en un país con atención médica universal y copagos bajos como Noruega deberían impulsar más estudios para identificar los factores responsables de estos gradientes.

A pesar del sistema de salud universal bien organizado en Noruega, la educación y los ingresos se asociaron de forma independiente con la mortalidad en pacientes con IC en un patrón claro específico por sexo y grupo de edad.

Fuente: https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=97130
Comparte este contenido:

Así han abierto los colegios en Alemania, Noruega y Finlandia

Europa/13 Agosto 2020/https://www.niusdiario.es/

  • Renania del Norte-Westfalia, el Land más poblado de Alemania, celebra su vuelta al cole este miércoles

  • Lo hace después de que otros cinco Länder hayan hecho lo propio en medio de un interminable debate sobre cómo hacer frente a la COVID-19 en las aulas

Este miércoles vuelven a abrir tras las vacaciones de verano las escuelas de Renania del Norte-Westfalia (oeste germano). Es una vuelta al cole masiva. A dos millones y medio de alumnos les espera allí una “nueva normalidad” escolar en la que la mascarilla es obligatoria.

En Renania del Norte-Westfalia, que gobierna el presidente conservador Armin Laschet, se ha optado por instaurar antes de la vuelta al cole la obligatoriedad de la mascarilla incluso en las horas de clase. La decisión del Ejecutivo de Laschet, al que muchos reprochan aquí su gestión laxa frente al coronavirus, llama la atención porque en ninguno de los otros estados en los que ya se ha vuelto al cole es obligatoria la mascarilla en las horas de clase.

En realidad, el país de Angela Merkel todavía debate cómo afrontar un curso 2020-2021 que, como el anterior, estará marcado por la COVID-19. Así, en Berlín, Brandeburgo, y Schleswig-Holstein, tres Länder que tenían su vuelta al cole el lunes, hay que utilizar la mascarilla en las instalaciones de los centros pero no durante las clases.

La semana pasada, la ciudad-estado de Hamburgo y el Land de Mecklemburgo Pomerania Occidental eran los primeros en llevar a cabo el descrito como “experimento” que supone volver a abrir las escuelas cinco días a la semana para los escolares en plena pandemia. Tampoco en estos dos Länder es obligatorio llevar la mascarilla en horas de clase.

Está previsto que, a medida que se abran las escuelas en el país de Angela Merkel, se forme un paisaje escolar heterogéneo en lo que respecta a la lucha en las aulas contra el coronavirus. La evolución de la enfermedad en cada estado suele servir de explicación para explicar estas diferencias regionales.

Renania del Norte-Westfalia, por ejemplo, es el Land que encabeza la lista de Länder en número de infectados. Según los datos del Instituto Robert Koch (RKI), la agencia federal para la prevención y control de enfermedades, esta región del oeste alemán presentaba el martes 52.175 casos desde que comenzó la pandemia. De los 966 nuevos casos registrados el lunes en todo el país, 413 procedían de allí.

Por otro lado, en Mecklemburgo Pomerania-Occidental se han contado apenas 943 casos desde el inicio de la pandemia, según las cuentas del RKI. Ese estado alemán es el menos golpeado por la COVID-19.

Ante la falta homogeneidad en la vuelta al cole alemana hay quién ha calificado la situación de “test de estrés para el federalismo educativo”, de acuerdo con los términos utilizados en declaraciones al Frankfurter Allgemeine Zeitung por el diputado socialdemócrata Ernst Dieter Rossmann. Él es de los que pide “claridad” a los estados federados frente a la pandemia en esta vuelta al cole.

Primeros cierres de escuelas por COVID-19

La disparidad de medidas en unos Länder respecto a otros invita a la incertidumbre. También lo hace que en la primera semana de la vuelta al cole en Mecklemburgo Pomerania-Occidental ya se haya registrado el cierre temporal de dos escuelas por haberse confirmado un par de casos de coronavirus.

En Berlín, el martes ya había ocho personas de una escuela del distrito de Neukölln en cuarentena por un caso positivo de COVID-19 en un centro escolar. Se trata de un padre que había estado en contacto con esas ocho personas al contribuir a las tareas previas preparativas del centro para el nuevo curso escolar.

En Berlín precisamente se habían hecho notar los padres de los alumnos los días previos de la vuelta al cole pidiendo a través de la organización que los representa frente a las autoridades escolares el hacer obligatorio llevar mascarilla en clase y poner a disposición de menores y profesores más capacidad para hacer tests. Por su parte, desde las escuelas iban más allá. Pedían más medidas de higiene y destinar más recursos económicos a la limpieza de las aulas.

Temor a un gran “caos”

Señalados están los responsables de los Länder en materia escolar y de educación. “Es molesto que los responsable no hayan utilizado las vacaciones de verano para sensibilizar y preparar de manera fiable las clases en tiempos de coronavirus”, decía el presidente del Consejo Federal de Padres, Stephan Wassmuth, al diario Welt tras darse a conocer los cierres de las dos escuelas de Mecklemburgo Pomerania-Occidental.

A finales de julio, Heinz-Peter Meidinger, presidente de la Asociación Federal de Profesores, avisaba de la posibilidad que que la vuelta al cole acabe en un “gran caos”. En su organización, según sus términos, se temía “una fase de incertidumbre” en las escuelas. El marco de medidas de higiene propuesto por los Länder no parecían satisfacer a Meidinger, algo que no ha impedido la vuelta al cole.

Tampoco lo ha evitado el escepticismo que existe entre la población y que señalan algunas encuestas. Por ejemplo, un sondeo del dominical Bild am Sonntag previo a la vuelta al cole señalaba que sólo un 49% de la población consideraba que los centros estaban preparados para la vuelta a la normalidad. Eso sí, el 79% estaba de acuerdo en afirmar que era importante ese regreso a la actividad normalizada de las escuelas.

Sin “semáforo noruego”

En esa vuelta al cole no existe, en cualquier caso, algo parecido al “semáforo” impuesto en mayo en las escuelas de Noruega por iniciativa del Instituto para la Salud Pública de ese país nórdico, según informa la edición noruega de The Local.

Desde mayo, las escuelas noruegas pueden estar bajo luz verde, amarilla o roja. La verde les permite desarrollar su actividad con normalidad. La luz amarilla implica tomar medidas de distanciamiento social y de higiene, mientras que con la luz roja se reduce el número de estudiantes por clase y se pueden tomar decisiones individuales sobre horarios.

En Alemania, el debate sobre la preparación de las escuelas o acerca de si ha de ser o no obligatoria la mascarilla en clase parecen no tener fecha de caducidad. A todos los efectos, lo que se impuesto es esta constatación: “el encuentro personal es indiscutiblemente de especial importancia en el éxito del aprendizaje”. Así lo ha dicho al Frankfurter Allgemeine Sonntag la ministra alemana de para la Educación, la conservadora Anja Karliczek.

Esta defensa de las clases presenciales está en parte justificada por los datos negativos que arrojan los estudios sobre la experiencia de la reapertura de los colegios tras los cierres temporales decretados en marzo.

El Homeschooling no basta

Un estudio reciente del prestigioso instituto IFO publicado hace unos días señalaba que, durante el periodo de Homeschooling al que se recurrió en Alemania, “el tiempo que los niños dedicaron al trabajo escolar a diario durante la pandemia del coronavirus cayó de las 7,4 horas al día [de la escuela, ndlr.] a 3,6 horas al día”.

Esos días de Homeschooling pusieron de relieve en Alemania que el país no está todo lo preparado que muchos desean para poner en marcha el aprendizaje a distancia. Con este tipo de aprendizaje, de hecho, hay un segmento social – el de las familias menos favorecidas –, al que no se llega por medios tecnológicos. “A éstos alumnos no se llega lo suficientemente bien con formatos de aprendizaje digital”, según ha reconocido Karliczek.

En este contexto, los hay en Alemania que miran ahora más que nunca los ejemplos nórdicos, donde no parece haber sido especialmente traumático el paso de enseñanza presencial a enseñanza en línea en tiempos de coronavirus. Pero incluso en Finlandia, que pasa por ser un modelo internacional en materia de educación reconocen la importancia de las clases presenciales.

Ya lo decía allá por el mes de marzo a la televisión pública alemana ARD Jaako Salo, del sindicato de profesores fineses: “Uno no puede olvidar que los niños en edad escolar son muy diferentes. Cuando uno les da deberes, el desafío es que puedan trabajar de manera autónoma. Pero en toda clase los hay que necesitan ayuda de forma continua”.

Está por ver si en Alemania, en caso de volver al escenario de Homeschooling ante una eventual segunda gran ola de contagios, mejora el rendimiento del pasado curso escolar.

Fuente: https://www.niusdiario.es/internacional/europa/debate-alemania-sobre-como-abrir-escuelas-colegios-medio-pais-abiertos_18_2993295225.html

Comparte este contenido:

DINAMARCA-NORUEGA El modelo de financiación de estudiantes de Noruega no es la respuesta, según un estudio

Europa/Noruega/Universityword.com

Akademikerne , la Confederación Danesa de Asociaciones Profesionales, ha estado investigando el sistema de financiación estudiantil noruego y su impacto en la movilidad social de la educación para ver si tiene un sesgo social incorporado y si los hallazgos podrían ser útiles para informar la reforma de financiación de la educación superior. en Dinamarca.

«El modelo de financiamiento estudiantil noruego es el conejo del sombrero al que los políticos daneses se refieren cuando piden cambiar el modelo danés de financiamiento estudiantil», dijo Akademikerne a los medios, cuando presentó su investigación el mes pasado.

Tanto Dinamarca como Noruega introdujeron un esquema de apoyo financiero para estudiantes de educación estatal después de la Segunda Guerra Mundial, pero el esquema SU danés hoy otorga una parte significativamente mayor de él como una subvención no reembolsable, mientras que el modelo noruego se basa principalmente en un préstamo, con reembolso de una parte de la financiación condicionada a que el alumno siga el programa de estudios y apruebe los exámenes en el plazo previsto.

Los estudiantes daneses en 2019 recibieron DKK6,166 (US $ 918) en subsidios por mes, mientras que los estudiantes noruegos solo recibieron DKK3,242 (US $ 482). En total, un estudiante danés recibe DKK 9.321 por mes en apoyo SU por mes, mientras que un estudiante noruego recibe DKK 8.105.

El debate actual en Dinamarca se centra en la cuestión de si cambiar la proporción de donación / préstamo aumentará la inequidad social en el reclutamiento para la educación superior en un momento en que el gobierno socialdemócrata en Dinamarca, Akademikerne y el Ministerio de Finanzas, entre otros, están monitoreando estadísticas tendencias para vigilar de cerca el reclutamiento en educación superior.

Akademikerne dice que las personas en Dinamarca que apoyan el modelo noruego de financiamiento estudiantil afirman que si un país como Noruega puede tener una SU basada en préstamos, esto también debe ser factible para Dinamarca.

Stina Vrang Elias, directora del grupo de expertos danés DEA, por ejemplo, ha pedido reiteradamente reformas, porque la SU danesa está absorbiendo más y más fondos públicos.

“Si el gobierno quiere recortar fondos en educación superior, tiene una mejor opción en sus manos que recortes pesados ​​en los presupuestos de las universidades. Hoy, usamos tanto dinero en financiamiento estudiantil como lo usamos en las inversiones totales en el sector de educación superior, DKK14.7 mil millones versus DKK14.8 mil millones. En el período 2006 a 2016, los costos de la subvención SU aumentaron de DKK8.7 mil millones a DKK15 mil millones ”, dijo Vrang Elias.

La asesora principal de Akademikerne , Birgit Bangskjær, dijo a University World News : «El nuevo estudio comparativo de los países nórdicos parece muy interesante, pero para el debate danés sobre si reformar o no el sistema de apoyo estudiantil, el efecto sobre la movilidad social en la educación es crucial».

Implícito en el debate está la creencia de que el sistema noruego no tiene un sesgo social, dijo Bangskjær. «Dado que esto se encuentra en el corazón del debate político danés, la pregunta es si el sistema noruego tiene un sesgo social tan integrado».

Impacto negativo

Los datos encontrados en la investigación de Akademikerne indican que un mayor énfasis en un sistema basado en préstamos tiene un impacto negativo en los patrones de movilidad social en Noruega.

Por ejemplo, se ha vuelto más difícil para la población joven noruega con padres de bajos antecedentes educativos completar una educación superior desde las reformas de apoyo financiero para estudiantes noruegos en 2002, que otorgaron una mayor proporción del apoyo como préstamo.

«Los estudiantes noruegos de padres con antecedentes educativos más bajos están usando significativamente más tiempo trabajando junto al estudio en comparación con sus colegas estudiantes de padres con educación superior», encontró la investigación.

Comparando la cohorte de estudiantes que comenzaron sus estudios en 1998 con la cohorte de 2010, la investigación encontró que en el grupo de 1998 entre aquellos con padres con educación inferior, el 43% no había completado su título ocho años después de comenzar, mientras que en el grupo de 2010 esto había aumentado al 52%.

Además, cuanto menos rico sea el origen familiar de los estudiantes noruegos, más necesario será que el estudiante lo encuentre para trabajar junto con el estudio. Esto significa que los estudiantes noruegos de entornos menos ricos están estudiando a tiempo parcial, lo que también es la razón principal de su mayor tasa de deserción, según el informe.

Sin embargo, los estudiantes de familias con altos antecedentes educativos han mejorado su nivel educativo desde 2002.

«En base a esto, no es sorprendente que Dinamarca tenga un rendimiento significativamente mejor que Noruega en lo que respecta al nivel de educación de la población: el 65% de la población danesa alcanzará durante su vida un título de educación superior en comparación con el 46% de los noruegos población ”, decía el informe.

“Y la tasa de finalización del primer título de educación superior es del 47% en Dinamarca en comparación con el 38% en Noruega. Además, el 22% de la población en Dinamarca de 30 a 34 años tiene una maestría hoy en comparación con el 17% en Noruega ”, dijo el informe.

El hallazgo plantea la interesante pregunta de por qué Noruega, con cuatro décadas de ingresos petroleros, no ha cambiado a un modelo en el que haya una mayor proporción de subvenciones.

Queda por ver si el nuevo gobierno danés dirigido por el Partido Socialdemócrata buscará reformar el sistema SU. La comparación noruega que Akademikerne está haciendo ahora es parte del debate en curso sobre si las reformas danesas de SU beneficiarían a la educación superior danesa.

Los costos de la vivienda se comen el financiamiento

Paralelamente a la investigación danesa, la Unión Nacional de Estudiantes en Noruega o NSO publicó una nota diciendo que los costos de vivienda están consumiendo una parte cada vez mayor de los fondos para estudiantes recibidos del gobierno.

Según las cifras de Statistics Norway, los costos de vivienda han aumentado significativamente en 2019. En promedio, un apartamento de una habitación ahora cuesta NOK7,890 (US $ 887) por mes y en Oslo el costo es NOK8,930.

«Como consecuencia del aumento de los precios de la vivienda, los estudiantes se ven obligados a pasar más tiempo trabajando junto con sus estudios y, por lo tanto, dedican menos tiempo a sus estudios», dijo el presidente de la OSN, Marte Øien.

“Un estudiante recibe NOK11,020 por mes. Un estudiante en Oslo tendrá NOK2,090 para vivir cada mes y un estudiante en el resto de Noruega NOK3,130. Los estudiantes tienen que priorizar entre el trabajo y los estudios y sabemos que para muchos esto significa no tener éxito con sus estudios ”, dijo Øien.

Comparte este contenido:

NORUEGA Gran aumento de fondos para estudiantes del Sur Global

Europa/Noruega/universityworldnews.com

El Ministerio de Asuntos Exteriores y el Ministerio de Educación e Investigación de Noruega se comprometerán el próximo año a aumentar enormemente los fondos para un programa de cooperación académica y movilidad estudiantil con los países en desarrollo.

El financiamiento para el programa NORPART se incrementará a NOK70 millones (US $ 7,7 millones), un aumento de casi NOK30 millones desde 2019, según el diario Vårt Land (Nuestro país).

La medida fue bien recibida por rectores, profesores y organizaciones estudiantiles.

Invierte parcialmente una decisión en 2016 de finalizar el Plan de Cuotas de Noruega, que durante el período de 1966 a 2016 financió 1.100 becas estudiantiles del Sur Global cada año.

Incluso el Príncipe Heredero de Noruega, Haakon Magnus, había intervenido, solicitando la restitución de fondos para académicos de países en desarrollo.

El ministro de Desarrollo Internacional, Dag-Inge Ulstein, en På Høyden , la revista de noticias de la Universidad de Bergen, dijo recientemente que durante una visita a Fiji este verano, el Príncipe Heredero le preguntó por qué Noruega no podía aceptar más estudiantes del Sur Global.

En broma, Ulstein le dijo a Dag Hellesund de På Høyden que, dado que el Príncipe Heredero había lanzado el balón a su cancha, no podía decepcionar a la monarquía. Luego filtró las noticias un mes antes de que se publicara el presupuesto del gobierno de que el programa NORPART se fortalecería significativamente.

Ulstein dijo que el programa se impulsaría cada año hasta que 100 estudiantes por año de los países elegibles pudieran ser financiados a través del programa NORPART. Este programa se basa en un acuerdo de colaboración entre una institución acreditada en un país elegible y una institución acreditada en Noruega.

El anuncio del programa se publica en las páginas web de la Agencia Noruega para la Cooperación Internacional y el Mejoramiento de la Calidad en la Educación Superior (DIKU), que lo administra.

Unos 39 países son elegibles para enviar solicitudes, junto con una institución noruega.

Jan Tore Sanner, ministro de educación e integración, dijo que el programa ahora también financiará a estudiantes del Sur Global que se gradúen en Noruega, mientras que anteriormente solo financiaba partes de títulos en la universidad de origen.

«El programa también funcionará para aquellos estudiantes que regresen a sus países de origen al graduarse», dijo Sanner. Una de las principales críticas al Plan de Cuotas fue que financió a los estudiantes para estudiar en Noruega y no regresaron a sus hogares para contribuir al desarrollo de su país después de la graduación.

Bajo ese esquema, cada estudiante presentó su solicitud por su cuenta, mientras que bajo NORPART deben ser seleccionados por una institución asociada en el Sur, lo que hace que sea más probable que consigan un trabajo en la institución de origen al graduarse.

El esquema de cuotas se había perdido. Tan recientemente como el 23 de octubre, Johanne Sundby, profesora de medicina de la Universidad de Oslo, escribió en Uniforum , la revista web de la Universidad de Oslo, sobre su inquietud al ver «priorizar la colaboración y el desarrollo de capacidades con los países más débiles».

Ella dijo: “Hemos perdido el programa de subvenciones NORAD [Agencia Noruega para la Cooperación al Desarrollo] y el Esquema de Cuotas y ahora casi no vemos estudiantes africanos en nuestros programas para estudiantes con enseñanza de inglés.

«Los programas que fomentan la cooperación concreta de investigación orientada en común entre las universidades en el Sur y los medios de investigación en el Norte han sido erosionados y sustituidos por una cooperación universitaria más general», agregó.

Hans Fredrik Grøvan, presidente del Partido Demócrata Cristiano en el parlamento y miembro del comité de educación parlamentaria, dijo a University World News que el esquema de cuotas para estudiantes de países en desarrollo se modificó en 2016 para aceptar estudiantes de países BRICS, de ingresos medios países, como el principal grupo objetivo.

«El cambio que ahora está vigente para el presupuesto del gobierno de 2020 es que se ampliará para incluir también a estudiantes de los países más pobres del mundo, al sur del Sahara».

Agregó: «Este es un cambio importante que contribuirá a desarrollo de competencias en los países más pobres y esto es la ayuda al desarrollo en su mejor momento.

«Además, los estudiantes que ahora pueden obtener sus títulos en Noruega enriquecerán el ambiente estudiantil en Noruega con sus diferentes antecedentes y los diferentes desafíos que enfrentan en sus países de origen». El

profesor Ole Petter Ottersen, rector del Instituto Karolinska en Suecia y El ex rector de la Universidad de Oslo, dijo a University World News que agradeció la decisión.

“Fui muy crítico con el cierre del esquema de cuotas. Esta fue una decisión política que se basó en la falta de comprensión de la gran importancia de la riqueza de perspectivas que se deriva de la colaboración con los países de bajos ingresos y la inmensa importancia de que compartamos el impulso de innovación de estos países.

“Considero un imperativo moral incluir a todos los países de nuestra comunidad académica. Es un movimiento impresionante del Partido Demócrata Cristiano haber logrado esto ”. El

profesor emérito Rune Nilsen, del Centro de Salud Internacional de la Universidad de Bergen, quien trabajó con el Plan de Cuotas durante tres décadas, dijo a University World News que fue muy Un buen desarrollo siempre que se cumplan cuatro condiciones:

  • • Que los estudiantes provengan de instituciones asociadas en los países pobres.
  • • Que serían aceptados en títulos en Noruega o en títulos conjuntos.
  • • Que serían aceptados en prácticas de doctorado ordinarias y no en proyectos independientes financiados externamente.
  • • Que los estudiantes sean encontrados en campos académicos e incluidos como socios en grupos de investigación que sean lo suficientemente grandes y con una buena posición académica.

“No estoy seguro de que estos principios básicos para el esquema de cuotas se entiendan e incluyan adecuadamente en el nuevo programa. Pero si lo son, eso es muy bueno ”, dijo Nilsen.

Fuente: https://www.universityworldnews.com/post.php?story=20191105132543942

Comparte este contenido:

NORUEGA Los extranjeros superan a los noruegos en productividad académica

Europa/Noruega/universityworldnews.com

Los ciudadanos extranjeros ahora están superando a los noruegos en productividad académica, en solicitudes de cátedras y en los números que ocupan puestos de doctorado en Noruega en comparación con los noruegos que estudian un doctorado en el extranjero.

La revista de investigadores Forskerforum ha publicado una lista de los 50 investigadores de las instituciones noruegas que producen los llamados «puntos de publicación» (después de una fórmula que premia a las universidades por la importancia de la revista en la que aparece la publicación de un investigador). De estos, 29 no nacieron en Noruega.

El primero de la lista es Filippo Berto, quien fue reclutado para una «cátedra internacional» en la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología (NTNU) de la Universidad de Padua en Italia. Aproximadamente una cuarta parte de todos los investigadores en Noruega son extranjeros, pero en esta ‘lista más productiva’ el 58% son extranjeros.

Un segundo artículo en la misma edición de septiembre de Forskerforum encontró que la mayoría de los solicitantes para puestos de profesor en universidades noruegas ahora provienen del extranjero. En el período 2016-18, el porcentaje de extranjeros que solicitaron un puesto de profesor en Noruega fue de 54% en promedio, y en tres universidades: la Universidad de Oslo, la Universidad de Bergen y NTNU, el porcentaje fue del 70%.

Estos resultados se encuentran en la NIFU (Instituto Nórdico de Estudios en Innovación, Investigación y Educación) informe “carreras académicas atractivo? Solicitudes, contratación y movilidad en el sector universitario noruego ”.

La revista universitaria NTNU, Universitetsavisa , publicó estadísticas sobre el número de ciudadanos extranjeros que realizan un doctorado en Noruega en comparación con los noruegos que hacen un doctorado en el extranjero, que encontró que 10 veces más extranjeros realizan un doctorado en Noruega.

Al preguntar por qué tantos extranjeros realizan estudios de doctorado en Noruega, el Director General del Consejo de Investigación de Noruega, John-Arne Røttingen, dijo que el sistema de financiación para los puestos de doctorado en Noruega es muy favorable en comparación con otros países porque se les paga un salario completo.

«Pero Noruega tiene un gran desafío en el hecho de que los buenos estudiantes de maestría noruegos ahora apuntan a una carrera en negocios o industria que está mucho mejor pagada en comparación con los salarios universitarios para doctorados», dijo Røttingen.

Guro Lind, presidente de la Asociación Noruega de Investigadores, dijo que la ministra de Investigación y Educación Superior, Iselin Nybø, debería elaborar algunas propuestas para presentar al parlamento medidas para que las carreras de doctorado sean más atractivas para los estudiantes noruegos.

Fuente: https://www.universityworldnews.com/post.php?story=20190911134037454

Comparte este contenido:

DINAMARCA-NORUEGA-SUECIA Movimientos sin precedentes de las universidades para abordar los ODS de las Naciones Unidas

Europa/Dinamarca/

La Universidad del Sur de Dinamarca ha hecho de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas el enfoque principal de su plan estratégico, mientras que en Suecia, 36 universidades han firmado un marco climático en apoyo del acuerdo de París 2016 sobre el clima, y ​​en Noruega, el Bergen Summer. La escuela de investigación está abordando cómo la investigación podría impactar en las políticas para un futuro sostenible. 

La junta ejecutiva de la Universidad del Sur de Dinamarca (SDU) anunció el 17 de junio la mayor transformación en la historia de la universidad, y decidió que los 17 SDG de la ONU se convertirían en el punto focal para el trabajo de la SDU como universidad.

Niels Thorborg, presidente de la junta de la SDU, dijo que los 17 ODS deben abordarse: «La pobreza extrema y el hambre a nivel mundial y la reducción de la desigualdad y la lucha contra el cambio climático están claramente vinculados y requieren un esfuerzo integrado para lograr resultados duraderos». 

SDU lanzará 17 nuevos programas de maestría de un año, uno para cada uno de los 17 ODS. Un día introductorio para todos los estudiantes nuevos tendrá como objetivo principal los SDG y, a partir de 2020, SDU organizará un festival juvenil denominado «Nuestras metas globales». 

Este es un movimiento radical de SDU cuando se tiene en cuenta que las maestrías de un año son una opción relativamente nueva en las universidades danesas, según lo informado por University World News., y aún no se han establecido en el mercado laboral, que tradicionalmente ha exigido maestrías de dos años, y que todavía tiene una demanda limitada de licenciaturas. 

El vicecanciller de la SDU, Henrik Dam, dijo que este movimiento tendrá «un efecto extenso en toda la forma en que manejamos nuestra universidad». SDU tiene 4,000 empleados y 28,000 estudiantes y ofrece 170 programas educativos diferentes. 

El objetivo de los ODS es:

  • • Abolir la pobreza y el hambre en el mundo.
  • • Reducir las desigualdades.
  • • Asegurar una buena educación y una mejor salud para todos.
  • • Ralentización del cambio climático.
  • • Proporcionar un crecimiento económico más sostenible.
  • • Promover la paz, la seguridad y una fuerte asociación internacional.

SDU ahora está promoviendo estos objetivos activamente en programas de investigación y educación y en la difusión pública de la universidad. 

Fundado en investigaciones en curso.

Ejemplos de investigaciones en curso que abordan los ODS son investigaciones que se centran en vacunas en países industrializados y en desarrollo; tecnología de drones; reducción de sustancias químicas disruptoras endocrinas; Guías de composición de ‘mentes juguetonas’ para los diálogos filosóficos relacionados con cada uno de los 17 ODS; Reciclaje y re-extracción de material eléctrico.

Desde el verano de 2019, SDU invitará a estudiantes y empleados a participar en un foro abierto de intercambio de ideas e iniciativas, donde se han propuesto 12 ideas de este tipo. Estos son, por ejemplo, cambiar a coches eléctricos; menos uso de plástico; mejor clasificación de residuos; reducción de fluoruros; la ‘universidad sin papeles’; e igualdad de género. 

Las universidades respaldan el marco climático

Mientras tanto, una colección de 36 universidades y colegios suecos ha creado un marco climático combinado que sirve como base para las estrategias climáticas individuales, con el objetivo de estar en línea con el límite de calentamiento global de 1.5 grados centígrados del Acuerdo de París para el año 2030. Este ambicioso plan apunta tanto a reducir las emisiones directas como a aumentar la participación en cuestiones relacionadas con el clima social.

En un llamado a las universidades suecas, los tomadores de la iniciativa en KTH Royal Institute of Technology y Chalmers University of Technology escribieron: “El último informe del panel internacional sobre el clima del IPCC [Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático] subraya la seriedad del cambio climático y Ahora es una cuestión de urgencia para abordar esto. El informe muestra que el calentamiento de 1.5 ° C tendrá graves consecuencias y que éstas aumentarán considerablemente con el calentamiento de 2 ° C.

“Al mismo tiempo, los compromisos que los diferentes países han hecho hasta ahora llevan a un calentamiento de al menos 3 ° C durante este siglo y luego continúan calentándose. Para que el calentamiento se mantenga bajo 2oC y con un esfuerzo por 1.5oC, en línea con los compromisos del Acuerdo de París, las emisiones globales deben reducirse en aproximadamente un 50% por década para que podamos alcanzar la neutralidad climática en la mitad de Este siglo y, a partir de entonces, logran emisiones de CO2 negativas. 

Las instituciones de educación superior tienen un papel central que desempeñar en los esfuerzos para combatir el cambio climático, dice la declaración. “Tenemos una tarea importante que contribuir a través de nuestra enseñanza e investigación, pero también necesitamos reducir el impacto de nuestras propias operaciones.

“Las instituciones de educación superior que han firmado este marco consideran que el clima es un problema futuro crucial y priorizado. Estas directrices identifican una serie de áreas clave para el impacto climático de las instituciones de educación superior. Incluyen ejemplos de medidas que pueden tomar las instituciones de educación superior. 

“Dependiendo de las circunstancias locales, diferentes instituciones de educación superior pueden elegir enfocarse en diferentes áreas clave. Las pautas incluyen las áreas clave de educación, investigación y colaboración, pero también áreas relacionadas con las actividades del campus, viajes, compras, etc. ”

Por iniciativa de Chalmers University of Technology y KTH Royal Institute of Technology, 36 universidades suecas han firmado el «marco climático» según el cual cada institución establecerá una estrategia climática destinada a limitar el aumento de la temperatura mundial a 1.5 ° C para 2030. 

Esto El acuerdo marco es una respuesta al Acuerdo de París 2016 para reducir los gases de efecto invernadero en un 50% durante la próxima década. Las instituciones de educación superior que han firmado el marco «consideran que el clima es un tema crucial y priorizado». 

Se comprometen a hacer lo siguiente:

  • • A través de la educación, la investigación y el compromiso externo, ayudar a la sociedad en su conjunto a lograr objetivos establecidos.
  • • Trabajar para reducir nuestro propio impacto climático en línea con el compromiso de la sociedad, como se expresa en los acuerdos nacionales e internacionales. 
  • Sobre la base de las condiciones específicas de su institución de educación superior, establezca objetivos de gran alcance para el trabajo relacionado con el clima y también asigne recursos para que podamos alcanzar estos objetivos y realizar seguimientos.
  • • Comunicar claramente su trabajo relacionado con el clima para inspirar y difundir el conocimiento a otras organizaciones y miembros de la sociedad.

El marco climático, en particular, aborda la forma en que las instituciones de educación superior contribuyen a las emisiones de gases de efecto invernadero, incluso por parte de los miembros del personal que viajan en avión y solicita medidas para reducir dichos viajes. También se ha preparado una guía de 13 páginas para el acuerdo. 

El profesor Stefan Bengtsson, presidente de la Universidad de Tecnología de Chalmers, dijo que las universidades se encuentran entre las instituciones más grandes de Suecia y que deben tomar en consideración los resultados de la investigación sobre el cambio climático que han producido y abordar los cambios de comportamiento que ahora podrían ser necesarios. 

Sigbritt Karlsson, presidente de KTH, dijo que no es posible dejar la responsabilidad de tomar medidas a las generaciones futuras. «Tenemos que actuar ahora en varios niveles simultáneamente», dijo.

Bergen Summer Research School

Al otro lado de la frontera, en Noruega, el 17-27 de junio de Bergen acoge la Escuela de Investigación de Verano de Bergen , con los estudiantes de doctorado preguntando: “¿Cómo le enmarcar su investigación para hacer un impacto en las políticas para un futuro sostenible” 

Es una empresa conjunta de la Universidad de Bergen, la Escuela de Economía de Noruega, la Universidad de Ciencias Aplicadas de Noruega Occidental, el Instituto Chr Michelsen y el Centro de Investigación de Noruega (NORCE). 

La Escuela de Investigación de Verano de Bergen es un seguimiento del papel de las universidades para abordar los ODS de las Naciones Unidas , como lo describe Dag Rune Olsen, rector de la Universidad de Bergen, en University World News .

La Escuela de Investigación de Verano de Bergen da la bienvenida a 100 candidatos de doctorado para tomar uno de los seis cursos selectos de nivel de doctorado, todos basados ​​en algunos de los mejores grupos de investigación de Bergen, y cada uno de ellos aborda importantes desafíos globales. Los recursos naturales, la salud, la pobreza, la migración, el idioma y la cultura son algunos de los temas recurrentes de la experiencia que participan en la escuela de investigación de verano.

Fuente: https://www.universityworldnews.com/post.php?story=20190628113242102

Comparte este contenido:
Page 1 of 8
1 2 3 8