Page 1 of 54
1 2 3 54

Las escuelas en EEUU no son inmunes al aumento de los crímenes de odio

Los crímenes de odio en EEUU tuvieron un aumento considerable en el año 2022 respecto a períodos anteriores, según un informe divulgado por el FBI el lunes.

 

Las escuelas en Estados Unidos no se están librando del drástico aumento de los crímenes de odio que se ha extendido por todo el país.

Un nuevo informe publicado este lunes por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) encuentra que el 10 % de todos los delitos de odio en EEUU en 2022 tuvieron lugar en las escuelas, lo que las convierte en el tercer lugar más común ese tipo de delitos en el país.

Sólo los hogares (27 %) y las carreteras, caminos o callejones (16 %) registraron más delitos de odio.

El informe encontró que el número de delitos de odio denunciados en las escuelas (desde el preescolar hasta la universidad) ha aumentado constantemente desde 2020, cuando las autoridades registraron 500 delitos de odio en el sector educacional. En 2021, el número de infracciones escolares aumentó a 896 antes de alcanzar un máximo de más de 1.300 en 2022.

Esos aumentos se corresponden con lo que los funcionarios del FBI han descrito como un aumento preocupante de los delitos de odio en general: los datos más recientes muestran un récord de 11.643 incidentes en 2022, superando el récord anterior de casi 11.000 incidentes en 2021.

El informe es el primero de su tipo emitido por el FBI, y los funcionarios dicen que aún no está claro si emitirán informes adicionales sobre crímenes de odio en las escuelas en el futuro.

 

«El objetivo es llamar la atención sobre los datos y los casos de crímenes de odio en las escuelas, para dar posiblemente a otros la oportunidad de responder», dijo a los periodistas un funcionario del FBI, bajo condición de anonimato, según las reglas básicas establecidas por la oficina.

 

«[Esta] no es una situación en la que la oficina esté buscando tomar medidas inmediatas al respecto», añadió el funcionario. «Pero al proporcionar la información, creemos que esto les permite llevarlo a cabo a nuestros socios encargados de hacer cumplir «.

 

El informe, que analizó datos del período de cinco años que abarca de 2018 a 2022, encontró que el delito de odio más común fue la intimidación, seguido del vandalismo y la agresión.

 

Los delitos de odio más comunes fueron los delitos contra personas negras (12,6 %), seguidos de los delitos contra judíos (5,6 %) y los delitos contra lesbianas, gays, bisexuales o transgénero (2,6 %).

 

Los crímenes de odio contra musulmanes representaron el 0,5 % del total.

 

El informe del FBI también encontró que los crímenes de odio en las escuelas fueron más frecuentes en octubre, noviembre y diciembre, y casi un tercio de los crímenes de odio en las escuelas tuvieron lugar durante esos meses.

 

En general, el informe dice que más del 30 % de los niños que fueron víctimas de crímenes de odio durante el período de cinco años fueron victimizados en la escuela. Casi el 36 % de los delincuentes juveniles que cometieron delitos de odio los cometieron en la escuela.

 

Según datos del FBI, casi dos tercios de los delitos de odio denunciados tuvieron lugar entre preescolares, escuelas primarias y secundarias.

Fuente: https://www.vozdeamerica.com/a/escuelas-eeuu-no-inmunes-aumento-odio-/7462025.html

Comparte este contenido:

Dime cuánto mides y te diré quién eres (extrañas variables en el desempeño escolar)

Por: Andrés García Barrios

La formación por hileras y estaturas es parte de un conjunto de tácticas de control que dio comienzo a finales del siglo XVIII, cuando el filósofo alemán Jeremy Bentham desarrolló el concepto de panóptico, presente hasta la actualidad en prisiones, hospitales, y por supuesto, en escuelas.

Hace algunos meses prometí en este mismo espacio que escribiría sobre la relación de la pedagogía con el giro de las perillas en las puertas de los consultorios médicos. Era un chiste, claro está. Un chiste hecho sólo con la intención de reafirmar que la educación tiene que ver con todo lo que existe en este mundo. Sin embargo, en ese momento no imaginé que un día, entre mis artículos, vendría éste que escribo ahora, y cuyo título original podría ser parte de la misma lista que aquél: La estatura de los estudiantes como determinante de su desarrollo escolar. En este caso, no era un chiste.

El asunto empieza con la siguiente anécdota.

Hace no mucho me hallaba platicando con un par de amigos de la primaria en una reunión de generación escolar. Los tres rebasábamos el uno ochenta de estatura.

.─ ¿Se dan cuenta ─dijo uno de ellos, Gonzalo─ de que nosotros tres seguimos siendo amigos cercanos porque hace cincuenta y tantos años, el día en que entramos a la preprimaria, la maestra formó a nuestro grupo por estaturas, y nosotros tres quedamos hasta atrás de la fila, juntos?

Nunca lo había pensado. Gonzalo y Alan, el tercer amigo, fueron en efecto dos de los compañeros con los que mantuve más comunicación durante aquellos años de primaria y secundaria, y unos de los que más marcaron mi desempeño escolar. Conocí a sus familias, frecuenté sus casas y nuestra amistad tuvo que ver con casi todo lo que me ocurrió en el colegio en aquellos años.

Todo por ser altos.

El hecho de coincidir en las filas puede parecer azaroso, pero tiene su historia. Formar a los niños y niñas en hileras por estaturas no es sólo la útil ocurrencia de alguien. A todos nos parece lógico y hasta natural que la directora desee dominar con la vista a cada uno de los estudiantes; incluso sin problema podemos imaginar a nuestros ancestros primitivos recurriendo a esta tipo de estrategias al dirigir grupos. Pero no. Hasta donde entiendo, la formación por hileras y estaturas es parte de un conjunto de tácticas de control que dio comienzo a finales del siglo XVIII, cuando el filósofo alemán Jeremy Bentham concibió un modelo de prisión en el que los guardias ocupaban un puesto central desde el cual podían vigilar a los presos, ubicados en celdas a su alrededor. El concepto se llamaba panóptico y de ninguna manera fue algo trivial. Como modelo de prisión se llevó a la práctica escasas veces, pero como concepto de vigilancia y control materializó una mentalidad omnipresente en la época, la cual se extiende hasta nuestros días. Según el filósofo francés Michel Foucault el concepto/modelo de Bentham está presente en la sociedad moderna en prisiones, hospitales psiquiátricos, cuarteles y por supuesto, escuelas, pero también de forma oculta en todas nuestras concepciones del mundo (los foucaultianos actuales no vacilan en estudiar el fenómeno de Google y las redes sociales con este mismo enfoque, delatando la hipervigilancia a la que todos somos sometidos por un poder tan objetivo como interiorizado).

Suena exagerado (y seguramente lo es, como toda posición filosófica), pero al menos yo puedo aceptar la agudeza de este pensamiento con sólo imaginar lo siguiente: es el inicio del día en una primaria de gobierno como todas; la directora da un anuncio a niñas y niños, no desde un sitio central y en alto sino desde cualquier lugar del patio, a ras de piso, mientras los chavitos la escuchan, no formados en filas ni por estaturas sino acomodados a su antojo en pequeños o grandes grupos, de pie o sentados, dondequiera. Todos ellos están atentos, escuchando ─o al menos en silencio─, y cuando la maestra acaba de hablar, se encaminan a sus clases.

Fin de la fantasía.

En esta utópica imagen todo es igual a nuestras escuelas de hoy, salvo que en ella la directora no ha tenido a la vista a todos y cada uno de sus estudiantes; ahora bien, ese solo detalle es tan determinante que, para mí, sólo podría ocurrir en una sociedad por completo distinta a la nuestra: calles distintas, casas distintas, transporte distinto, personas relacionándose de maneras distintas, vistiendo incluso ropa diferente, y por supuesto, todo ello en tal contacto con la naturaleza que en sus ciudades proliferarían ventanas como la de ese edificio de la ciudad de México de la que emerge un árbol.

El orden escolar actual tiene sus fortunas, como la mía de haber coincidido con aquellos dos amigos. Pero no podemos negar que, a muchos estudiantes, la rigidez de “detalles” como el de las estaturas les afecta duramente. Hablo de “detalles” y por el momento sólo me estoy refiriendo a la planeación logística y dejando de lado otros órdenes más hondos que influyen en los satisfactores básicos de los niños (si la formación por estaturas determina tantas cosas, no quiero ni pensar las consecuencias de haber nacido en cierto medio social, de asistir a ciertas escuelas, de tener acceso a ciertos alimentos, de vestir de determinadas formas…).

Sin tener que entrar todavía en estas profundidades, puedo extenderme un poco y platicarles otra anécdota que deja ver cómo esto de la mirada panóptica crece hasta invisibles horizontes. Para hacerlo, es momento de comentar un rasgo del modelo original de Bentham, que no mencioné antes: resulta que en éste, las ventanas del puesto del vigilante están hechas de un material que le permite a él ver a los presos sin que ellos lo vean, e incluso sin que sepan si en realidad se encuentra en su puesto, observándolos, o si ha abandonado el lugar para irse a casa. De esa manera, el vigilante se convierte en una especie de mirada omnisciente que los presos interiorizan y que cargan siempre sobre sí (además, como el vigilante puede o no estar ahí físicamente, el panóptico significa un gran ahorro en sueldos de personal para la institución carcelaria).

Pues bien, mi segunda anécdota, que tiene que ver con esto, es la siguiente. Resulta que en mi escuela, como en tantas otras, los niños éramos divididos en grupos que se identificaban con letras, en mi caso AB y C. Todos sabíamos que los alumnos del A eran los más aplicados y mejor portados (puedo decir que en mi recuerdo eran también los más peinaditos); en el otro extremo, los del C éramos los más inquietos, los menos aplicados e incluso los menos dotados académicamente (y claro, los menos preocupados por permanecer peinados); los del B eran un nivel intermedio entre ambos. Está de más decir que cuando se trataba de concursos académicos entre los tres grupos, ganarles a los del A e incluso a los del B, significaba para los del C (o para mí, al menos) sobreponernos a una especie de humillación siempre latente.

Pues bien, no hace mucho tuve la oportunidad de platicar con uno de los directores de aquellos años. Para mi enorme sorpresa, me contó que los grupos siempre habían sido conformados al azar, sin que mediara ninguna característica personal en las decisiones: nada de mayor capacidad intelectual, ni medios sociales distintos, ni diferencias de comportamiento: ¡nada! Todo eso era ─me dijo─ una especie de mito que corría de forma inevitable entre los estudiantes y que los hacía autoclasificarse de esa manera, provocando conductas como las que describo.

¡Quién sabe cuántas cosas habrá determinado aquel “detalle” en nuestras vidas! Debo decir que todavía mantengo un chat de amigos con aquella generación, y en él aún aludimos a esas diferencias. Lo hacemos con humor, pero hay amigas y amigos que recuerdan, por ejemplo, su paso por el grupo A como una experiencia angustiante, de competencia feroz, depresión y estrés constantes. Por otra parte, si doy mi testimonio como alumno del C, debo confesar que no puedo dejar de asociar esta letra con ser flojo y un poco tonto (lo cual, por otra parte, siempre me abrió grandes oportunidades de diversión).  La mirada omnipresente del panóptico foucaultiano sigue de alguna forma dentro de mí.

*

¿Cuántas arbitrariedades como esas unen y separan a los niños? ¿Por cuáles caminos prestablecidos llegan a conocerse unos a otros, o a desconocerse? ¿Cuántos prejuicios operan para que decidan a quién quieren acercarse y a quién no, configurando no sólo el universo social que los acompañará por largo rato sino distorsionando el sentido mismo que tiene y tendrá en sus vidas el tomar decisiones? Una tercera historia personal me permitirá darles la vuelta a estas preguntas e intentar responderlas de forma positiva, buscando una salida a esas rutas inconscientes que determinan nuestras relaciones y comportamientos. Se trata de un ejercicio que un grupo de personas llevamos a cabo hace muchos años en una escuela de la Ciudad de México. Formaba parte de un amplio proyecto llamado Taller de Integración, que habíamos creado con la simple intención de apoyar la convivencia entre estudiantes de cuarto y quinto grados de primaria, y de explorar prácticas de comunicación e inclusión. Mediante charlas, juegos y dinámicas de grupo, aspirábamos a aportar nuevos canales de encuentro entre niños que se mantenían separados entre sí por motivos de los que ellos mismos no eran conscientes.

El ejercicio en cuestión consistía en trazar una raya al centro del aula, con los niños colocados en torno. Los maestros hacían una pregunta: “¿A quién le gusta la música?”, y en vez de decir “A mí”, los niños debían colocarse sobre la raya. Era una forma de crear efímeros grupos con quienes estaban unidos por esa característica. Si bien al principio las preguntas convocaban a un montón de niños a ir a la línea, poco a poco apuntaban hacia inclinaciones menos comunes (¿a quién le gusta pintar?, ¿a quién le gusta tener momentos de soledad?) hasta aludir a condiciones íntimas (¿quién ha perdido a un ser querido?, ¿quién siente enojo con frecuencia?). Los niños sobre la raya formaban ahora grupos más reducidos, y teníamos la esperanza de que algunos pudieran identificar coincidencias que los unían con compañeros que no eran sus amigos, o a los que rechazaban, o incluso con quienes tenían una relación de bullying. Recuerdo bien que una de nuestras principales dudas era hasta dónde podíamos llevar las preguntas sin violentar la intimidad de nadie.

Años después tuve la fortuna de ver repetido este ejercicio ─que, por cierto, no habíamos inventado nosotros─ en un experimento social en el que ocurría lo mismo, sólo que con mayor cantidad de gente, toda adulta. El objetivo era evidenciar las coincidencias que había entre habitantes de distintas zonas de una ciudad conflictiva. En un inicio los participantes formaban seis o siete grupos, unidos por edad o por medio social, no recuerdo. Comenzadas las preguntas, los grupos se iban disolviendo para formar otros con nuevas características (los que eran hijos únicos, los que habían perdido un hermano, etc). Resultaba conmovedor ver a toda aquella gente desplazándose por el gran salón para formar conjuntos con nuevas e inesperadas diversidades. De todo aquello tengo dos recuerdos entrañables: la imagen de un motociclista gigantón, vestido de cuero oscuro y con todo el cuerpo tatuado, agachándose para recibir el abrazo de una anciana de aspecto tímido y conservador, y llorando juntos por haber coincidido en no sé qué pregunta. La otra imagen conmovedora fue la de un chico que recorrió el escenario, él solo, para colocarse tímidamente al centro, único participante que respondía a la pregunta: “¿Quién de ustedes es bisexual?”

Creo que es un ejercicio que todos deberíamos hacer en nuestras comunidades. La educación que yo quiero lo incluye definitivamente. No sé a ciencia cierta si esta interacción puede abrir ventanas oxidadas en nosotros y hacernos pensar y actuar distinto. Quiero creer que la anciana y el motociclista nunca volvieron a ser los mismos después de aquel abrazo; que al verse uno reflejado en otro, ambos derrumbaron grandes prejuicios sobre sus diferencias. Quiero también pensar que alguno de nuestros estudiantes del Taller de Integración se dio la oportunidad de acercarse a algún compañero “desconocido” después del juego aquel. Quiero creer que dinámicas como ésta pueden abrir vías de solución a problemas, por ejemplo, al bullying, el cual presumiblemente opera cuando una persona no se quiere ver reflejada en otra.

Tal vez este ejercicio no sea suficiente para revelar a los participantes que llevan dentro de sí una mirada vigilante que los persigue y los induce a creer ciertas cosas. Para mí, bastaría con que les permitiera vislumbrar que nuestros atributos y experiencias están más repartidos de lo que creemos, y les dejara sospechar que los seres humanos estamos más unidos unos con otros que con ese deber omnisciente que se la pasa vigilándonos.

Quisiera, en última instancia, volver al inicio de este texto y pararme frente a aquellos niños de mi preprimaria para gritar con voz tierna y firme: ¡Rompan filas! Algunos de ellos se quedarían con sus amigos recién conocidos, pero otros seguramente se irían a rondar por ahí, atraídos por una mirada, una sonrisa o una estatura diferentes.

Todos se sentirían súbitamente libres. En nuestro mundo hipervigilado, eso resultaría un respiro insondable.

Fuente e Imagen: https://observatorio.tec.mx/edu-news/el-modelo-panoptico-en-las-escuelas/

Comparte este contenido:

La medida en las escuelas de Nueva York que tiene que ver con los migrantes

 

En algunos distritos se reportaron acciones discriminatorias que violarían una ley; por lo tanto, se hizo un llamado enérgico para ajustarse al marco legal, en medio de la profunda crisis migratoria que vive la Gran Manzana.

En Nueva York se vive una crisis migratoria, debido a que la cantidad de solicitantes de asilo recién llegados superó la capacidad de las autoridades de alojarlos. Entre estos migrantes se encuentran también familias con niños que habrían sido discriminadas en algunos distritos mientras realizaban el proceso de inscripción en las escuelas. En respuesta, el lunes, funcionarios estatales advirtieron que cualquier política que se establezca para bloquear o dificultar la matriculación de estos menores podría terminar en demandas y multas.

La Ley  indica que todos los neoyorquinos tienen derecho a la educación pública y consideran así a cualquiera que viva en el estado, esto incluye a los menores entre 5 y 21 años, entre ellos los inmigrantes. De acuerdo con The New York Post, esta advertencia que hicieron la fiscal general, Letitia James, y la comisaria de Educación, Betty Rosa, es porque se descubrieron algunas prácticas discriminatorias, como el pedido de una identificación de votantes para quienes deseen inscribir a sus hijos.

La ley busca evitar que se discrimine a los migrantes en las escuelas de Nueva YorkTODD HEISLER – NYTNS

En declaraciones retomadas por el medio citado, dijeron: “La Oficina del fiscal general y el Departamento de Educación del Estado aprendieron recientemente que algunos distritos tienen políticas que hacen que sea difícil o imposible para los no ciudadanos, estudiantes indocumentados y las personas que alquilan sus casas sin un contrato de arrendamiento formal poder inscribirse”.

Entre algunas de las prácticas que ambas funcionarias expusieron, se encuentran el requisito de que un estudiante tenga al menos 30 días viviendo en su residencia. “Todos los líderes escolares y de distrito deben seguir cumpliendo fielmente con su deber de aceptar y proporcionar servicios de apoyo educativo a estos estudiantes y a sus familias”, señaló Rosa en el comunicado.

En diversas zonas de Nueva York, hay inquietud sobre este tema, sobre todo por cómo estas nuevas llegadas aumentarán las listas de inscripción escolar. No obstante, las autoridades escolares deberán regirse bajo los lineamientos de esta ley.

Alejandro Mayorkas negó que la administración Biden no hiciera lo suficiente para aliviar la crisis migratoria en Nueva York
Alejandro Mayorkas negó que la administración Biden no hiciera lo suficiente para aliviar la crisis migratoria en Nueva YorkAP

Enfrentamiento entre Nueva York y el presidente Joe Biden

Esta advertencia ocurrió luego de que la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, atribuyera parte de la responsabilidad por la crisis migratoria al presidente, Joe Biden, pidiéndole hacer más para ayudarlos. Previo a eso, el alcalde de la ciudad, Eric Adams, había reprochado que la gobernadora no fuese lo suficientemente lejos en su llamado al primer mandatario.

Por su parte, el lunes, la administración Biden rechazó las críticas y citó dos docenas de áreas donde la ciudad puede fortalecer sus operaciones de migrantes. El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, mencionó los problemas estructurales y operativos encontrados en una evaluación de la ciudad a partir del 7 de agosto. “Incluyen la gobernanza y la organización de las operaciones de los migrantes, incluidas las cuestiones de autoridad, estructura, personal y flujo de información”, destacó en declaraciones obtenidas por Politico.

Fuente: https://www.lanacion.com.ar/estados-unidos/la-medida-en-las-escuelas-de-nueva-york-que-tiene-que-ver-con-los-migrantes-nid29082023/

Comparte este contenido:

La Batalla De Los Libros De Texto Gratuito

Por: Roberto González Villarreal, Lucía Rivera Ferreiro, Marcelino Guerra Mendoza

Los Libros de Texto Gratuitos (LTG) para el ciclo escolar 2023-2024 han empezado a llegar a las escuelas. Justo después de un año interminable, con les, los y las maestras exhaustas tras semanas de haber entregado calificaciones, soportando temperaturas altísimas, trabajando con estudiantes igualmente agotados y para rematar, asistiendo a un Taller Intensivo de actualización confuso y aburrido.[1]

Por si fuera poco, justo antes de salir a un “receso” (se llamaban vacaciones hace algunos años) de tan solo diez días, inició la fase más agresiva de la batalla de los Libros de Texto. Insistimos: la fase más agresiva, por el tono, por la enjundia, por la multiplicidad de acciones, agentes, iniciativas, tácticas y técnicas utilizadas. Cuando todos regresen a clases, nos encontraremos en La Madre de Todas las Batallas educativas.

¿Por qué decimos esto? Desde el año pasado lo estamos viendo. No reconocerlo es una insensatez. Suponer que el campo educativo, el curricular, los libros de texto, los programas de estudio, las escuelas, son arenas exentas de conflictos, de política, de diferencias, es una tontería.

¡Ninguna educación es ajena a la política! Por algo muy, pero muy simple: en la escuela hay relaciones, se forman sujetos que van a vivir en sociedad; que están integrados y se integrarán, de diferente modo, a la vida en común: a la polis.

La organización escolar, los contenidos, los métodos, los instrumentos, las instalaciones, el financiamiento, todo, todo eso se reglamenta, se define, se vigila, se organiza políticamente. Lo sabemos de toda la vida, lo vemos todos los días, pero he ahí que la hipocresía disciplinar intenta imponer una visión aséptica de la educación.

Si, lo decimos claramente: los primeros que reclaman la autonomía pedagógica, la tecnología educativa, quienes insisten en que la didáctica es una ciencia alejada de la política, la ética, la moral, las opresiones y los conflictos, son los que reclaman poseer la verdad; es decir, los que se comportan como poseedores del conocimiento pedagógico, ¡hacen política, pura y dura, pero reclaman que lo suyo solo es expertease!

Claro: para reclamar el terreno, quedarse solos y solas, operando abiertamente sobre el sistema educativo, algo a lo que estaban muy acostumbrados. Como monopolistas, pero en nombre de la verdad, que es solo el subterfugio del poder.

Tuvieron éxito durante mucho tiempo. De repente, el BM, La UNESCO y la OCDE, académicos del CIDE, la FLACSO, incluso de la Ibero y del DIE, fueron dueños y señoras del saber y la tecnología pedagógica. En eso se formaron les, las y los maestros, así se diseñaron las escuelas y todas las reformas educativas de los últimos 30 años.

Hoy, cuando se ha elaborado una crítica a la pedagogía hegemónica, a sus planes y saberes, a sus epistemologías y efectos ( y ya hemos dedicado muchas páginas a reconocer, pero también a criticar eso), los expertos y las expertas que se codearon con y sirvieron las autoridades educativas de Zedillo a Peña Nieto, con Esteban Moctezuma como hilo continuador, lamentablemente abrazado por la IVT; los que elaboraron las narrativas del fracaso escolar y la alternativa de la calidad como la única salida posible, como si fuera un adjetivo, y no un operador de gestión; los que diseñaron la Alianza por la Calidad de la Educación y luego la reforma del Pacto por México e incluso hegemonizaron la reforma constitucional de la IV T; todos ellos y ellas están escandalizadas, reclaman los contenidos pedagógicos, el respeto a la ley (los cínicos que aprobaron la reforma constitucional de 2012 en 10 días y menos de 24 horas en el Senado) y, en el colmo: la ausencia de ideología en la educación básica.

Pero no reclaman solamente, al modo de críticas y reflexiones. Para nada, están inmersos en los combates cotidianos. Disputan las percepciones en las redes sociales y en eventos mediáticos; emprenden campañas de rechazo digital; descalifican a las autoridades educativas; incitan negativas; se coluden con las oposiciones; circulan, apoyan y justifican las acciones judiciales: en pocas palabras, entraron al combate.

Esto es lo primero que hay que entender: lo que sucede alrededor de los LTG no es una discusión académica, es una arena de combate, no didáctico ni pedagógico exclusivamente, sino político. Porque no se trata de modificar algunos aspectos técnicos o editoriales; algunas expresiones inadecuadas; algunas secuencias incoherentes; tampoco de reponer procedimientos y consultar a algunas autoridades y sectores. No se trata de eso. Lo han dicho claramente, en los juzgados, en los medios y en las redes sociales: se trata de rechazar los LTG, la fase actual de la negativa al Marco Curricular y Planes de Estudio de Educación Básica 2022.

Lo dijeron desde un principio, cuando interpusieron el amparo contra la prueba piloto, en octubre del año pasado; lo dicen ahora con los nuevos amparos a la impresión, la distribución y el uso de  los libros de texto; lo reiteran en el rechazo que circula en las redes socio-digitales.

Así que hay que reconocerlo abiertamente, sin tapujos y sin eufemismos: nos encontramos en una batalla; la batalla de los libros de texto, en medio de una guerra educativa, la guerra por las mentes y los corazones de los  niños, niñas y adolescentes (NNA) en tiempos de la IV Transformación Nacional.

De eso se trata: de educar para la vida en común, con los conocimientos, habilidades, destrezas, técnicas, formas de hacer, de relacionarse, de convivir, de concebirse a uno mismo, a los grupos, a la naturaleza, a los animales: ¡a la vida en común!

¿Cómo decir semejante cosa, cómo decir que es una guerra? ¡Es Pedagogía, es Educación!, dirán muchos, y muchas, poniendo la cara y haciendo los gestos de la señora que reclamaba en Los Simpson¡Pero es que nadie va a pensar en los niños![2] Fuera hipocresías: descalifican, lanzan anatemas, interponen mil y un amparos, emprenden rechazos, ¿con qué cara podrían decir que no es una batalla?

Ahora bien, ¿qué tipo de guerra es ésta? ¿Quiénes participan en ella? ¿Cómo, con qué y para qué?

Quien todavía se muestre escéptico a concebir así el dilema actual de los LTG, solo hay que recordarle la reforma educativa de Peña Nieto, violenta como no ha habido otra. Una reforma que no solo fueron cambios constitucionales, legislativos, administrativos y presupuestales, sino sobre todo, un conjunto de intervenciones violentas sobre la cognición social, sobre los cuerpos y mentes de les, las y los profesores, sobre las comunidades y los pueblos (¿Acaso se ha olvidado Nochixtlán o a la policía rodeando las sedes de evaluación?).

La imposición de la Reforma Educativa de Peña Nieto estuvo precedida por una guerra cognitiva. No recordaremos aquí las concepciones de Desportes sobre las guerras posmodernas, basadas en las percepciones y las cogniciones;[3] pero de que se recurrió a todo para descalificar al magisterio con premeditación, alevosía y ventaja, no hay duda. Solo hay que recordar el documental de Loret de Mola y Juan Carlos Rulfo: De panzazo.

Y luego no quedó ahí, las manifestaciones de rechazo fueron reprimidas, se encarcelaron a dirigentes, asesinaron maestros, arrasaron pueblos. Esa fue una guerra en toda la línea, usando triquiñuelas legislativas y judiciales, utilizando al ejército y la policía, al poder judicial, desde jueces locales hasta la Suprema Corte, a los medios de comunicación, todo esto y más.

Fue una guerra que los neo-liberales ganaron pronto y perdieron después, aunque no del todo, a juzgar por lo que ocurrió con la reforma constitucional de AMLO, calcada de la iniciativa Mantiene, Mejora e Innova, defendida por la bancada del PRIANRD más MC, del brazo de Romero Hicks.

Por ahora, la guerra por la educación de las nuevas generaciones todavía no se expresa en movilizaciones, mucho menos en violencia física; se desenvuelve en el campo de las percepciones, del activismo socio-digital y, sobre todo, judicial. No hay, como con Peña Nieto, violencias físicas, ni el ejército saca a los profesores de los hoteles para llevarlos a las evaluaciones, ni despedidos, ni muertes, ni heridos, ni encarcelados, ni comunidades arrasadas. ¡Nada de eso! Solo descalificaciones, rechazos en las redes, campañas y amparos. Muchos amparos. Una y otra vez.

Los y las contrincantes

Los participantes de hoy siguen siendo aquellos y aquellas expertas de antes y de ahora, Marx Arriaga y algunas funcionarias de la SEP, algunas juezas y magistradas, la Unión Nacional de Padres de Familia y otros grupos de ultraderecha, partidos políticos y representantes populares, además de maestros y maestras.

Los teatros de la guerra

Por lo pronto, la batalla de los LTG se desenvuelve en el campo de la cognición social y, sobre todo, judicial. Faltará ver si aparecen otras batallas para configurar un escenario de guerra más amplia, como lo fue la reforma de Peña Nieto.

Las razones del conflicto

Ahora bien, ¿cuáles son las críticas de quienes se oponen a los LTG de la IV T?  Hay varias, y es necesario identificarlas para comprender la dinámica de la conflagración.

Se pueden identificar, por lo pronto, ocho propósitos, no necesariamente contradictorios. A veces aparecen juntos, otras veces son específicos.

  1. Las que se detienen en las incoherencias, inconsecuencias y fallas didácticas y disciplinares. Es el caso de quienes han puesto la atención en los problemas en la enseñanza de las matemáticas y los idiomas.
  2. Las que llaman la atención sobre los contenidos, como la diversidad familiar en los libros de primer año; las menciones a las guerrillas de los años setenta; entre otras.
  3. Quienes cuestionan la pertinencia de los contenidos por la edad de los estudiante.
  4. Las que critican los procesos de toma de decisiones, la legitimidad procesal y participación de padres de familia y autoridades educativas.
  5. Los que llaman la atención sobre los contenidos ideológicos y “no científicos”.
  6. Los que lamentan la poca importancia al lenguaje y las matemáticas.
  7. Los que insisten en la ilegalidad de unos libros de texto sin que se presenten los programas de estudio.
  8. Quienes impugnan la falta de “metodologías pedagógicas”.

Hay críticas que son concretas, como la de las secuencias disciplinarias; críticas que se pueden atender y seguramente tienen sentido y son importantes. Sin embargo, las más significativas, las que han recibido más atención no solo en la prensa o en las redes, sino sobre todo en los juzgados, son las críticas compuestas, las que se entremezclan unas con otras y tienen propósitos claros: rechazar los libros, impedir que se impriman y bloquear su utilización.

Los objetivos finales

Este es el fondo del asunto. Lo demás son naderías. La clave es el bloqueo, el rechazo y la negativa. Y no solo a los libros, ese es el momento actual; también al temido momento de que circulen y el PE 22 empiece a aplicarse en las escuelas del país. Esa es la cuestión de fondo; lo demás son tácticas, técnicas, instrumentos, armas de esta guerra por la educación en el país.

La UNPF lo ha dicho sin cortapisas, como suele hacerlo: esta reforma ¡No!, porque  el contenido es ideológico y no científico; porque no son pertinentes para la edad de los NNA; porque el Estado no se debe de meter en cuestiones de moralidad y de creencias; porque son los padres los que deciden qué se enseña, cómo, cuándo y por quién.

Todo está aquí. Los argumentos de los expertos y las expertas, que no por casualidad son los desplazados de las reformas neo-liberales, son el material adyacente al argumentario central de la UNPF: una educación que ponga en el centro las relaciones de dominación y las sustituya por formas de inclusión e igualdad, de diversidad y reconocimiento de las diferencias, NO es científica, es ideológica.

¿Qué significa? Simple: la escuela debe reproducir todas las desigualdades convertidas en sentido común, desde el lenguaje, hasta los géneros, las etnias, las clases y las corporalidades. Todo radica en eso: mantener la licencia para oprimir, para discriminar, para convertir a los estudiantes en lo que han venido aprendiendo durante décadas: sujetos neo-liberales.
El discurso pedagógico y las reformas educativas neoliberales han sido funcionales a la derecha, pues eluden y fomentan la realidad de la opresión y la convierten en responsabilidad de uno mismo. Por eso, entre expertos y expertas pedagógicas y los fachos de la UNPF hay vasos comunicantes, por eso actúan juntos pero por separado, para que no se confundan, aunque estratégicamente se enlacen.

La SEP en su laberinto explotador

Todo eso es lo que no hay que perder de vista en la batalla de los LTG, tan solo un momento de la guerra por la educación nacional. Por eso sorprende, y choca, que la SEP en lugar de enfrentar esto como se debe, en el campo adecuado, que es el de los maestros y las comunidades, haya obligado al personal docente a seguir un calendario interminable, forzado a ir en un fin de semana insensato, mantenerlo en un Taller infame, en lugar de reconocer la situación actual de los maestros, sus ideas y sus valores, para que acompañen un plan que presuntamente se propone dar un giro radical a la enseñanza nacional.

Este es un tema insoslayable, porque de nada servirán los planes y los programas si no son sentidos, reconocidos como justos y necesarios por un magisterio que los desconoce o no los quiere usar, o peor: los rechaza. Ya empezamos a ver la profundidad que ha alcanzado la narrativa facha y neoliberal de “La escuela instruye, el hogar educa”.

Eso es totalmente falso; la escuela educa porque en ella se dan relaciones, y cuando estas son inequitativas, lo que promueven es la discriminación y la violencia; cuando se enseña, por ejemplo, con saberes y valores patriarcales, en cualquier momento, en cualquier ejercicio, en cualquier tarea, solo se está reproduciendo la opresión. Así que no vengan con tonterías como que eso no se enseña en la escuela, ¡es la escuela la que lo reproduce!

Por eso preocupa que no se enfrenten directamente todos esos discursos vanos, pero profundamente interesados, “de la ciencia sí y no la ideología en la escuela”; que sea una jueza, ¡sí una jueza!, la que va a determinar si hay contenidos ideológicos y no científicos en el PE 22.  Es un absurdo, sería como decir que la educación democrática, la que lucha contra los fanatismos y las ignorancias, no es científica.

Pues sí: es ideológica, porque la democracia no resulta de una ciencia, sino de una voluntad y un ethos, es un trabajo y una utopía que los oligarcas y los tiranos nunca aceptarán.

Por eso también hay pedagogías autoritarias y hasta esclavistas, porque digámoslo claro, la educación está orientada, tiene finalidades, y son esas las que hoy están a prueba después de 30 años de educación neoliberal.

El asunto quedaría ahí, en un eterno combate entre dos bloques, conservas contra progres dirían por ahí, si no fuera porque la impericia política, la inconsecuencia pedagógica y la falta de profundidad teórica-política del Plan de Estudios 2022, no le estuvieran haciendo la cosa fácil a los fachos.

Esa es la otra dificultad del momento actual. En lugar de convocar a una reforma radical, que inevitablemente generará tensiones, para lo cual se debe contar y convencer  a  les, los y las maestras, la SEP las oprime, agota y empobrece. Sí: a las mismas que deberán luchar contra las opresiones y convocar a nuevas formas de vida y relación.

Tamaña incoherencia puede llevar al traste lo que apenas se perfilaba como interesante en los LTG y todo el PE 22.

Sobre esto volveremos.


[1] Sí, con todos los pronombres, aunque se enojen. Pero ¿por qué se enojan?, es solo reconocer lo diverso. Lo diverso, lo que existe, algo tan simple como la autonomía personal.

[2] https://www.youtube.com/watch?v=JOv50lXO14g

[3] Desportes, V. (2007). La guerre probable. París, Francia: Económica.

Fuente de la información: https://insurgenciamagisterial.com

Comparte este contenido:

España: Se publica la investigación sobre la segregación escolar en Valencia que provocó una larga campaña contra sus protagonistas

Seguramente, cuando el Consejo Escolar Municipal de Valencia se planteó la necesidad de conocer los efectos de la zona única de escolarización en la ciudad para decidir qué hacer al respecto, nadie se planteó qué podría llegar a pasar una vez que, por mor de que la Conselleria no tenía evidencia de ningún tipo, se contrató a la Universidad de Valencia y al equipo de José Manuel Rodríguez, para que realizara una investigación sobre el tema.

Varios años después de una persecución política y mediática que terminó, como tantas cuestiones en este país, en los tribunales también, el producto de la investigación ha visto la luz estos días en forma de libro. Un volumen de más de 500 páginas en las que se intentan dar las claves del impacto de la zona única educativa en la ciudad, principalmente, en cómo la segregación escolar se ve potenciada, principalmente, por la existencia de la red de centros privados concertados.

José Manuel Rodríguez, codirector de la investigación junto a Laura Martínez Junquero y Borja de Madaria ha sido el responsable de la presentación del libro en un acto organizado en el Centro de Cultura Contemporánea Octubre de la ciudad de Valencia.

“El distrito único es un elemento como política que contribuye a la segregación”

Según ha explicado, los primeros capítulos se dedican a explicar las diferentes dimensiones que influyen e impactan en la educación como son la libertad de elección de centro y su impacto en la segregación; las relaciones entre familia y escuela y los procesos de cierre social; la idea de meritocracia y cómo hace que las clases privilegiadas vean sus privilegios como producto directo de sus méritos.

En lso siguientes capítulos se pueden encontrar aportaciones de importantes sociólogos de la educación como Javier Murillo (UAM), Julio Carabaña (UCM), Sheila González (UAB) o Xavier Bonal (UAM), cuyos textos intentan contextualizar la segregación. Como explicaba Rodríguez, “el elemento que más contribuye a la segregación es la doble red”, pública-concertada, puesto que esta última tiene un papel “determinante” en la segregación del estudiantado en función de diferentes variables como los ingresos o el origen nacional.

Cynthia Martínez: “Apostar por la escuela pública mejorará los niveles de segregación escolar en poco tiempo”

En los siguientes capítulos, ya se entra en materia de la propia investigación. En los primeros compases, la investigación cualitativa en la que se contó con la comunidad educativa formada por el Consejo Escolar Municipal de la ciudad, así como el testimonio de familias valencianas. Según explicó Rodríguez, su testimonio les ayudaron a comprender qué había ocurrido en Valencia y, después, los resultados cuantitativos de la investigación les sirvieron para explicar los testimonios de las y los informantes.

Sobre la investigación cuantitativa, Rodríguez destacó la dificultad de acceso a determinados datos. “Los datos que nos dio la Conselleria fueron muy deficientes, aseguró el investigador, y todavía esperamos que contesten una solicitud desde 2019. No perdemos la esperanza de que lleguen”. bromeó.

Esta parte del libro contiene ocho capítulos en los que se analizan diferentes datos relativos a la educación. Desde la inversión de recursos, a su distribución entre las dos redes. También sobre escolarización y zonificación, oferta educativa en las etapas obligatorias entre pública y concertada, etc.

Rodríguez destacó algunas ideas de dichos capítulos. Ideas como la desigual inversión entre redes; cómo se ha soslayado al Consejo Escolar Municipal como órgano de participación de la ciudad que, en los últimos 32 años solo ha presentado un informe anual, salido de la investigación del grupo de la Universidad de Valencia de Rodríguez. El informe determina, además, que la zona única de escolarización no está justificada por ninguna prueba de que mejore nada, aunque sí genera mayor segregación escolar que impactan en las oportunidades del alumnado de origen extranjero especialmente. “La escuela valenciana, aseguró el investigador, no incluye las diferencias”, por lo que es necesario, dijo, implementar otro tipo de políticas educativas.

Mapa escolar de Valencia, segregación y caza de brujas

Rodríguez habló de los capítulos más cualitativos en los que se desarrollan temas como la representación social de la educación desde el punto de vista de las familias o el Consejo Escolar Municipal. Unas representaciones en las que aparecen conflictos que enfrentan la libertad de elección con la equidad; la titularidad  de los centros concertados; la zonificación de proximidad o el distrito único de escolarización.

Esta parte del volumen se cierra con 18 etnografías escolares que permiten, asegura el investigador, entender la naturalización de las diferentes culturas escolares.

La tercer y última parte del libro, según explicó Rodríguez, está dedicada a la persecución que el grupo investigador y su equipo sufrieron durante años por estar elaborando esta investigación. Decidieron que la mejor manera de combatir la persecución que sufrieron pro producir conocimiento científico era, precisamente, generar más conocimiento sobre las estrategias que se utilizaron contra ellos.

Desde el punto de vista de este investigador, quienes estuvieron en esta campaña fueron la patronal de la escuela concertada, el PP valenciano y el periódico Las Provincias, en una estrategia que “articulaba formas clásicas del franquismo con la persecución política y nuevas formas salidas del bolsonarismo, basadas en el lawfare”.

En cualquier caso, sale a la luz un libro producto de un importante trabajo de investigación. Importante e incómodo, no solo para quienes llevaron a cabo esta estrategia de desprestigio y criminalización, sino incluso para quienes habían solicitado la propia investigación. Como recordó Rodríguez en la presentación, no hubo en su momento, cuando se presentaron resultados de la investigación, representación de la administración educativa, ni del Consejo Escolar Municipal, en manos del PSOE, ni de la Conselleria, gobernada en su momento entre Compromís y el PSOE.

The post Se publica la investigación sobre la segregación escolar en Valencia que provocó una larga campaña contra sus protagonistas appeared first on El Diario de la Educación.

Comparte este contenido:

Conservadores religiosos envalentonados presionan para restringir el aborto en África, Después de la caída de Roe

Los esfuerzos para legalizar y hacer que los abortos sean más seguros en África se vieron afectados cuando la Corte Suprema de los Estados Unidos puso fin a las protecciones federales al aborto hace un año . En cuestión de días, el presidente de Sierra Leona, Julius Maada Bio, declaró que su gobierno despenalizaría el aborto “en un momento en que los derechos de salud sexual y reproductiva de las mujeres están siendo anulados o amenazados ”.

Pero algunas organizaciones estadounidenses activas en África se animaron, especialmente en países mayoritariamente cristianos. Uno es Family Watch International, una organización conservadora cristiana sin fines de lucro cuya postura anti-LGBTQ+, actividades contra el aborto y “intenso enfoque en África” llevaron a su designación como grupo de odio por parte del Southern Poverty Law Center.

En abril, Family Watch International ayudó a desarrollar una reunión sobre “valores familiares y soberanía” en las oficinas presidenciales de Uganda con legisladores y otros delegados de más de 20 países africanos. El director de la organización en África también aboga por que su país, Etiopía, revoque una ley de 2005 que amplió el acceso al aborto.

“Es como si nos hubiéramos quitado los guantes”, dijo en una entrevista Sarah Shaw, jefa de defensa de MSI Reproductive Choices, un proveedor internacional de servicios de salud reproductiva con sede en el Reino Unido.

En un discurso de septiembre ante la Asociación Africana de Abogados, la presidenta de Family Watch International, Sharon Slater, alegó que los países donantes estaban intentando una «recolonización social sexual de África» ​​contrabandeando el aborto legal junto con la educación sexual y los derechos LGBTQ+.

“Los activistas por los derechos sexuales saben que si pueden capturar los corazones y las mentes de los niños de África y adoctrinarlos y sexualizarlos, capturarán a los futuros abogados, maestros, jueces, políticos, presidentes, vicepresidentes y más, y así capturarán el corazón mismo de África”, afirmó Slater.

A su discurso en Malawi asistió el presidente del país, exlíder del movimiento Pentecostal Asambleas de Dios.

Después de presionar a los legisladores de la nación del sur de África para que no consideraran un proyecto de ley que habría permitido el aborto en determinadas circunstancias, el grupo católico estadounidense Human Life International dijo a sus partidarios en marzo que “gracias a ustedes, Malawi está a salvo del aborto legal”.

La Unión Africana reconoció hace dos décadas el derecho al aborto en casos de violación e incesto o cuando la vida de la madre o del feto está en peligro o la salud mental o física de la madre.

Un número creciente de países tienen leyes de aborto relativamente liberales. Benin legalizó el aborto menos de un año antes del fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos, aunque Nigeria, el país más poblado de África, permite el aborto solo para salvar la vida de la madre.

Los expertos africanos dicen que los eventos en los EE. UU. podrían revertir los avances en la disponibilidad de procedimientos de aborto seguro, especialmente porque el gobierno de los EE. UU. es el mayor donante mundial de asistencia internacional para la salud reproductiva.

Dichos cambios podrían afectar profundamente la vida de las mujeres en edad reproductiva en el África subsahariana, donde se estima que el 77% de los abortos, o más de 6 millones al año, no son seguros, dijo el Instituto Guttmacher, una organización internacional de investigación y política con sede en Nueva York, dicho en 2020.

Los abortos inseguros causan el 16% de las muertes maternas en la región del África subsahariana de la Organización Mundial de la Salud, dijo la agencia de la ONU el año pasado, “con variaciones entre países dependiendo del nivel de restricciones al aborto”.

Los opositores al aborto son especialmente francos en África Oriental, donde los países luchan públicamente con el tema del embarazo adolescente pero ofrecen poca educación sexual y acceso a abortos legales en circunstancias limitadas.

Un proyecto de ley de salud sexual y reproductiva presentado en 2021 aún está siendo debatido por la Comunidad de África Oriental, cuyos países miembros incluyen a Burundi, Congo, Kenia, Ruanda, Sudán del Sur , Tanzania y Uganda. Algunas organizaciones católicas y otras conservadoras han criticado una sección que permitiría a una mujer interrumpir un embarazo en casos de violación, incesto o peligro de salud.

A principios de este año, el Consejo Protestante de Ruanda ordenó a todos los establecimientos de salud administrados por sus instituciones miembros que dejaran de realizar abortos, aunque la ley ruandesa los permite en ciertos casos.

“Tenemos una narrativa anti-derechos muy fuerte”, dijo Brenda Otieno, coordinadora de investigación de Kisumu Medical and Education Trust en Kenia, durante un seminario web el martes sobre los efectos globales de la decisión de la Corte Suprema de EE. UU.

Los proveedores de servicios de aborto a menudo son acosados, dijo Otieno, y hace un año, Kenia aprobó una política nacional de salud reproductiva que prestaba poca atención a los servicios de aborto seguro.

En Uganda, un organismo de control de derechos dijo que el tema del acceso al aborto es tabú, y que los defensores enfrentan discriminación, incluso cuando algunas mujeres recurren a la automutilación.

“Hemos visto a varias personas perder la vida”, dijo Twaibu Wamala, director ejecutivo de Uganda Harm Reduction Network.

El aborto es ilegal en Uganda, aunque puede ser llevado a cabo legalmente por un trabajador médico autorizado que determine que un embarazo pone en peligro la vida de la madre. Pero muchos médicos, por temor a las complicaciones médicas, solo ofrecen atención posterior al aborto que puede ser demasiado costosa o llegar demasiado tarde para salvar la vida de una mujer.

En Etiopía, los trabajadores de la sociedad civil han pedido al gobierno que investigue lo que temen que sea una nueva tendencia: menos instalaciones de salud pública que practiquen abortos y más mujeres que busquen atención después de abortos inseguros.

Los grupos que se oponen al aborto en la segunda nación más poblada de África son en su mayoría incitados por extraños y “consideran la decisión de la Corte Suprema como un combustible para ellos”, dijo Abebe Shibru, director de MSI Reproductive Choices en Etiopía.

Fuente: https://www1.cbn.com/mundocristiano/el-mundo/2023/july/conservadores-religiosos-envalentonados-presionan-para-restringir-el-aborto-en-africa-despues-de-la-caida-de-roe

Comparte este contenido:

Argentina: Paro de docentes universitarios

En la continuidad del plan de lucha puesto en marcha por la CONADU HISTÓRICA habrá cese de actividades entre el lunes 17 y el sábado 22 de abril, en las Universidades Nacionales, ante la falta de respuestas por parte del gobierno frente al reclamo por la reapertura de la paritaria salarial.

A su vez, ante las amenazas de descuento de los días de paro por parte del rectorado de la UNCuyo, el Plenario de Secretarías Generales se reunió en la Universidad Nacional de Cuyo (Mendoza) el miércoles 19 de abril para manifestar su solidaridad con la docencia nucleada en Fadiunc.

Los principales reclamos de los docentes universitarios son: ¡Reapertura ya de la paritaria! ¡Basta de ajuste sobre los salarios!; Ningún salario por debajo de la inflación; No al impuesto a las ganancias sobre los salarios; Respeto del 82 % y 85% móvil en las jubilaciones; Programa de regularización para docentes ad honorem y contratados; Garantía salarial para ayudantes de segunda; Revisión del nomenclador y recomposición del cargo inicial.

En este marco la Asociación Gremial Docente de la Universidad de Buenos Aires emitió el siguiente comunicado: “Cuando a principios de marzo, las direcciones burocráticas de Conadu y Fedun firmaron una paritaria exprés tras sólo dos reuniones, la asamblea de AGD UBA y el Congreso de Conadu Histórica denunciaron la entrega y llamaron a organizar un plan de lucha con acciones de visibilización, movilización a los rectorados y paros. Incluso se sumaron otras ocho asociaciones que rechazaron el acuerdo firmado por su federación.

Estaba claro que nuestro salario seguía en caída libre. El índice del costo de vida de febrero no fue del 3% como fabulaba Massa sino más del doble. Frente a una inflación sin control, las tres cuotas del “acuerdo”, extendidas hasta junio (de 16%, 7% y 7%), eran y son un ajuste.

En esta semana, la Fatun -la federación que agrupa a los no docentes nacionales y que firmó una paritaria similar- anunció que fueron convocados por el Ministerio de Educación y los rectores para reabrir la negociación.

En poco menos de un mes se dan cuenta de que los incrementos aceptados se disolvieron en el aire.

¡Teníamos razón! Y la razón nos la empiezan a dar forzados por la crisis inflacionaria y por las medidas de fuerza que desplegamos en colegios y universidades.

Exigimos la reapertura de la paritaria docente pre y universitaria; un aumento del 30% ya; ningún salario por debajo de la línea de pobreza; salario para ad honorem; abajo el impuesto al salario; fondos especiales para las destruidas obras sociales; derogación del nuevo reglamento de Dosuba; pago inmediato de la deuda del Fonid.

Inmediata devolución de los descuentos a los docentes del Carlos Pellegrini y del Nacional Buenos Aires. Parar es un derecho y se muestra una vez más que tiene sentido.

Del 17 al 22 de abril, tenemos que ir con todo al paro en la UBA y en todo el país hasta arrancar la reapertura de la paritaria y conquistar nuestros reclamos”.

A su vez detallaron los motivos de la semana paro: “Sigue el deterioro de nuestros salarios. El incremento que percibimos en marzo no puede disimular que la última oferta salarial de 30% en cuotas no acumulativas será devorada por la inflación. Una inflación que no es del 3% que soñaba Massa sino de 6,6%, más del doble. Y la de marzo se calcula en torno a 7% (7,7%). (…) Sigue el deterioro de nuestra obra social. Profundizado por un nuevo reglamento que deja afuera de la atención de la salud a lxs futurxs jubiladxs docentes y no docentes, y a lxs docentes ad honorem”.

“Frente a las medidas de protesta y repudio, las autoridades de la Universidad de Cuyo se lanzaron a amenazar con el descuento por los días de huelga a lxs docentes preuniversitarixs. En Córdoba solicitaron la conciliación obligatoria. En la UBA, el secretario de Media y las rectoras del Pellegrini y el Nacional Buenos Aires fueron más allá: directamente aplicaron descuentos a lxs docentes. Golpean el salario y atacan el derecho de todos los derechos: el derecho a la huelga. Repudiamos estas amenazas, exigimos la devolución inmediata de todos los descuentos y las vamos a enfrentar con una fuerte y masiva campaña en todas las universidades. Por lo pronto, lanzamos un petitorio al que llamamos a firmar masivamente por docentes, personalidades de la cultura, los DD HH, las organizaciones sindicales, sociales y políticas y el movimiento estudiantil”, agregaron.

Preuniversitarios de la UBA reclaman por deudas y descuentos salariales 

Los docentes de la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini y del Nacional de Buenos Aires, que dependen de la Universidad de Buenos Aires, se encuentran en estado de alerta frente a los descuentos salariales dispuestos por las autoridades en respuesta a una medida de fuerza adoptada por los docentes de esas instituciones y que se llevó adelante el mes pasado.

Se trató de un paro de alcance nacional, convocado por la Conadu Histórica y reafirmado por asambleas docentes de ambos establecimientos. Entre los reclamos que motivaron este paro, los docentes denunciaron deudas salariales de cuatro meses en el pago del Fondo Nacional de Incentivo Docente y la modificación del reglamento de la obra social Dosuba que deja sin cobertura a los futuros jubilados. También exigían la reapertura de la negociación salarial con el ministerio de Educación, tras una paritaria del 30% a la que consideraron insuficiente.

En este marco, los y las docentes difundieron un petitorio en defensa de su derecho de huelga, además de una carta abierta a las familias de las escuelas para informar sobre esta grave situación.

Los profesores afirman que desde ambas rectorías y desde la UBA no dan respuesta a la deuda salarial y ni a su pedido respecto de la obra social, al mismo tiempo que mantienen los descuentos que afectan sus salarios y atentan contra su legítimo derecho de huelga.

Festival por los docentes despedidos de Musicoterapia 

Se realizó el martes 18 en la sede de la Facultad de Psicología de la UBA, ubicada en Independencia 3065 de la Ciudad de Buenos Aires. La jornada, se dio en el marco de la semana de paro nacional de Conadu Histórica en el que se exige la reapertura de paritarias para los docentes universitarios.

El festival contó con el cierre de Acorazado Potemkin, además de grandes artistas sorpresa.

Además de la incorporación de los docentes despedidos de la Carrera de Musicoterapia y la reapertura paritaria, en esta semana de lucha que lleva adelante Conadu Histórica se rechaza el quite de los días de paro a docentes preuniversitarios y se exige la recuperación de la obra social Dosuba.

Cipayo: El vicerrector de la UBA recibió a la número dos del Departamento de Estado

El viernes 14 de abril, la subsecretaria de Estado, Wendy Sherman realizó una conferencia en la Facultad de Ciencias Económicas a propósito de los «200 años de las relaciones entre Estados Unidos y Argentina» acompañada por el embajador en Argentina, Mark Stanley. Fueron recibidos calurosamente por el vicerrector de la UBA y diputado nacional de Cambiemos, Emiliano Yacobitti.

La mandataria declaró que “la Argentina puede salir adelante si los ciudadanos soportan el dolor a corto plazo”.

El vicerrector rescató de la conferencia que «el debate y la exposición de ideas resulta relevante y prioritario a la hora de educarnos». Lo hizo en una facultad donde las autoridades vienen de reformar recientemente de forma inconsulta el plan de estudios de la Lic. en Economía, eliminando la materia Geografía Económica del ciclo obligatorio, una de las pocas materias críticas al extractivismo y su impacto socioambiental.

No solo en lo ideológico, sino también en lo material, el Rectorado viene de votar, con el apoyo del peronismo y La Cámpora, el recorte a las obras sociales de los docentes. Un ajuste que profundiza la precarización de la educación en una Universidad sostenida mayormente con docentes no pagos bajo la figura de «ad honorem».

Esta visita se da en el marco del pedido del ministro Sergio Massa, de relaciones estrechas con los EE UU, de «auditoría» de la FCE UBA a su medida que obliga a pesificar la tenencia de bonos en la Anses, ante los públicos repudios de las organizaciones de la tercera edad. Una medida a favor de la sed de dólares de bancos y especuladores.

Ejemplos como el anterior cada vez se replican más y con mayor frecuencia. El año pasado el gobierno del Frente de Todos sugirió usar las universidades para controlar planes sociales. A esto hay que sumarle los múltiples negocios y convenios con empresas multinacionales contaminantes como Monsanto y la Facultad de Agronomía, Shell con la Facultad de Exactas, Santander Río con la Facultad de Económicas, etc.

Hay dos modelos de universidad en disputa. Una está al servicio de los yanquis, el FMI y las multinacionales. Otra al servicio de la clase trabajadora y los sectores populares.

Cobran a estudiantes de la UNT para inscribirse y rendir exámenes 

La bronca crece entre los estudiantes de la Facultad de Veterinaria, Agronomía y Zootecnia de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT). Este año comenzó con la noticia de que deberían pagar un bono de $2.500 para ser dados de alta en el SIU Guaraní y poder inscribirse para rendir. Veterinaria da un primer paso arancelando la posibilidad de ser estudiante.

La exigencia del “bono” es completamente arbitraria y rompe con la gratuidad. Las agrupaciones de la Facultad, Franja Morada y Mivaz, son la correa de transmisión de estas exigencias, no han denunciado vía ningún medio esta situación. También se informó que a los estudiantes que no puedan pagar, deberán hacer una encuesta “explicando” su situación económica.

Ya en varias facultades de la UNT suenan las alarmas de los estudiantes que por diferentes vías son obligados a pagar bonos. En la Facultad de Derecho, por ejemplo, para poder estar en algunas comisiones muy sobrecargadas, se paga. Ahora en Veterinaria para poder aparecer en el sistema.

En momentos de ajuste a la educación pública donde surgen voces que desde la derecha plantean arancelamiento y terminar con la Universidad pública, es más importante que nunca pelear por el acceso irrestricto a las universidades. La universidad es una de las áreas que más presupuesto viene perdiendo en los últimos 8 años, si contamos el ajuste de Macri y el de Alberto y Massa ahora. La Universidad podría perder en total un 46 % del presupuesto, vía recortes e inflación. Hay que pelear porque cesen estos intentos de las autoridades y por mayor presupuesto educativo.

La UNLP recorta el derecho al aborto 

En la Dirección de Bienestar Estudiantil de la UNLP funciona una Consejería de Salud Sexual y Reproductiva, donde se brindan servicios de salud varios a les estudiantes universitaries. En esta Consejería se implementó el servicio de acceso al aborto, que consta de una ecografía pre-aborto, el acompañamiento, la medicación y una ecografía post-aborto. Todo esto de manera gratuita para cualquier estudiante de la UNLP.

Sin embargo, desde la Campaña Nacional por el derecho al aborto legal seguro y gratuito Regional La Plata denunciaron que en las últimas semanas han tomado conocimiento que desde la gestión de esta secretaría se dio la orden de quitar la ecografía postaborto, que es fundamental para asegurar la eficacia del procedimiento.

Además, explicaron que la UNLP posee un ecógrafo propio que está fuera de servicio y no se está considerando el arreglo del mismo. «Al día de hoy no se puede acceder a un turno por formulario virtual y si se solicita por redes te mandan al servicio de salud de la provincia sin hacer la correcta derivación, (que es con historia clínica y asegurándote la atención)», explicaron las activistas.

Agregaron: «a efectos prácticos la UNLP no garantiza el derecho al aborto. Sabemos que estas situaciones para las personas que vienen a estudiar a la UNLP son complejas, por lo general no tienen obra social, no conocen los centros de salud ni cómo funciona el servicio de salud provincial; a esto se suma el colapso que existen en los hospitales provinciales ya que el presupuesto y la cantidad de profesionales que se dedican a este servicio no aumentó a pesar de haberse aprobado la ley ya hace más de dos años». Continuaron: «hace más de un año que no tenemos noticias de avance del proyecto que la Facultad de Ciencias Exactas y el ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires anunciaron sobre investigación y producción de mifepristona, droga que es recomendada por la OMS para reducir el dolor y aumentar la eficacia de la práctica médica con misoprostol de interrupción. Nos preocupa que estas situaciones sean parte de una política de recorte presupuestario de la UNLP donde la variable de ajuste sean los derechos de les estudiantes».

Finalmente, el lunes 17 realizaron una manifestación en el Rectorado, calle 7 entre 47 y 48, para reunirse con la Dirección de Bienestar Estudiantil y realizar un pedido de informe sobre las garantías de acceso al derecho al aborto de les estudiantes de la UNLP.

Paro docente por 96 horas y movilización en Santa Cruz por apertura de paritarias

En el Congreso Provincial de ADOSAC realizado el lunes 17 de abril, decidió profundizar las medidas de fuerzas para esta semana y para la próxima.La apertura inmediata de paritarias es el principal reclamo de la docencia, para superar los salarios de pobreza que perciben. El gobierno provincial de Alicia Kirchner, y el Concejo Provincial de Educación afirman que deberán esperar para una nueva negociación hasta el mes de junio.

Para la docencia esperar hasta junio es demasiado tiempo, porque ven cómo se deteriora constantemente su poder adquisitivo. Es por eso exigen un aumento salarial, acorde a la Canasta Básica Total de la Patagonia. Se calcula que dicha CBT ronda en 250.000 pesos aproximadamente, según datos INDEC.

De no haber respuestas favorables, habrá 120 horas de paro a partir del lunes 24 de abril, con más movilizaciones, volanteadas en las rutas y otras actividades que visibilicen la lucha docente.

La semana anterior hubo marchas de padres autoconvocados en localidades como El Calafate, Caleta Olivia, Piedra Buena, Pico Truncado y Río Gallegos, haciendo responsable de lo que ocurre al gobierno provincial y anunciando más movilizaciones e invitando a que se sumen más familias.

Otros puntos agregados en el comunicado del Congreso Provincial de ADOSAC son: 

    Repudiar el carácter persecutorio del comunicado oficial emanado desde el CPE sobre el descuento de días, aduciendo falta injustificada a los docentes que se pliegan en adhesión a las medidas de paro adoptadas por nuestro sindicato, máxime teniendo en cuenta el carácter alimentario que el salario posee en plena contradicción de un gobierno que reivindica las huelgas de 1921 desde la retórica, pero en la práctica las condena.

    Exigir a CTERA la convocatoria de un paro Nacional en apoyo a las provincias que aún siguen en conflicto.

    Juicio y condena ejemplar al femicida de nuestra compañera Jesica Minaglia.

    Justicia para Facundo Díaz (prohibido olvidar).

    Aparición con vida de Marcela López.

    Desprocesamiento inmediato para nuestros compañeros Gabriela Ance, Diego Barrionuevo, Claudio Wasquin y Juan Manuel Valentín. Luchar no es un delito. No a la judicialización de la protesta social en Santa Cruz.

Paro docente en Chubut por la absolución de Estela Juárez 

La Asociación de Trabajadorxs de la Educación de Chubut convocaron para el viernes 14 de abril a un paro provincial docente en repudio al inicio del juicio contra la docente Estela Juárez. Se trata de la ex secretaria general de la regional suroeste de Atech, a quien se la criminaliza por haber participado del corte de la Ruta 26, camino a los yacimientos de Pan American Energy, realizado en 2019 en el medio del gran conflicto docente y estatal, que atravesaba la provincia y que aún sigue sin resolverse. Exigen además que abran las paritarias, ya que les maestres no llegan a fin de mes, y advertir la mala liquidación de más de mil salarios.

En aquel conflicto, los docentes y estatales reclamaban por el pago de sus salarios en tiempo y forma, por mayor presupuesto educativo para garantizar el normal funcionamiento de las escuelas en cuanto a lo edilicio, partidas escolares para limpieza, copa de leche, comedor, oficina.

“En 2019, la realidad provincial se puede definir como caótica en cuanto al abandono que el Estado hizo sobre todos los trabajadores públicos. Estábamos atravesando una gravísima situación económica y social como resultado de una política que respondía -responde- a los requerimientos del FMI y no a las necesidades de los habitantes de la provincia”, relató la propia Estela Juárez.

Un nuevo paro de 72 horas en Córdoba 

La asamblea que reúne a los departamentos de toda la provincia votó el lunes 10 el rechazo a una oferta del Gobierno que no contempla las demandas del pliego de reivindicaciones. Fueron 18 los departamentos que rechazaron la propuesta y sólo 8 la aceptaron. Además, se lanzó como medida de lucha un nuevo paro, esta vez de 72 horas desde el miércoles 12 hasta el viernes 15. Con estos tres días de paro se acumularán siete días con medidas de fuerza en total desde el comienzo del año lectivo. También, se anunció una movilización en la capital provincial para el jueves 13.

Un par de horas después de finalizada la asamblea, la Provincia presentó al ministerio de Trabajo un pedido de conciliación obligatoria y la conducción de UEPC anunció que sería aceptado.

El gobierno de Schairetti que busca proyectarse nacionalmente como un buen gestor, se encuentra complicado por un conflicto que no puede cerrar ya que la burocracia sindical de Uepc se encuentra sobrepasada por las bases. Eso incluyendo a la propia base celeste (agrupación de la conducción), que se niega a aceptar una oferta salarial que mantiene los salarios docentes por debajo de la línea de pobreza.

Frente al anuncio del dictado de la conciliación obligatoria por parte del ministerio de Trabajo de la Provincia en el conflicto docente, Laura Vilches, Legisladora y concejal (MC) por el Frente de Izquierda y actualmente docente, señaló: “estamos ante una medida totalmente autoritaria por parte del gobierno de Schiaretti. Frente a un reclamo masivo de la docencia en toda la provincia que exige no cobrar salarios de pobreza, responde aumentando el autoritarismo y la arbitrariedad para impedir que realicemos el paro de 72 horas votado en el día de hoy. Busca acallar un reclamo legítimo que tiene un gran apoyo social en la provincia.”

Para finalizar, Vilches señaló: “estamos viviendo un gravísimo ataque al derecho a huelga en la provincia. Primero nos realizaron descuentos por los días de paro: en mi caso fueron de $23.000, y hay casos de descuentos de 30.000 o 40.000 pesos. El mismo gobierno que ya nos atacó de esta manera para hacernos desistir de nuestras medidas de lucha, ahora impone la conciliación con el mismo objetivo. Inclusive si lo pensamos desde su propia imposición, toda conciliación obligatoria debería retrotraer el conflicto a cero, es decir, deberían devolvernos lo que nos descontaron por los días de huelga; pero el gobierno tampoco anunció eso. Por eso rechazamos esta conciliación, exigimos que UEPC haga lo propio y a la CGT Córdoba que convoque a un paro provincial en defensa del derecho a huelga. Las escuelas, docentes autoconvocados y agrupaciones opositoras, llamamos a continuar la lucha y convocamos a movilizarnos este martes a las 18:30 desde Illia y Chacabuco.»

Plenario por una lista de unidad de las escuelas y la oposición

El sábado 15 de abril en el Colegio Taborín (Av. Sabattini 359) se realizó el segundo plenario de construcción de la Lista de Unidad de las escuelas y la oposición para debatir y construir un programa para un nuevo sindicato.

“Fuera Monserrat” es el sentimiento profundo que miles de trabajadoras y trabajadores de la educación de Córdoba, hartas de la conducción del sindicato que viene avalando el ajuste de los gobiernos provincial y nacional.

El descontento del año pasado se ha profundizado y extendido en el presente año con acciones autoconvocadas desde las escuelas, zonales, carpa blanca, semaforeadas, protestas en las rutas, peajes en toda la provincia, además de paros y enormes movilizaciones. En la gran marcha del 23/3 comenzaron a construir la unidad con salud y llegaron a otros trabajadores como la Coca Cola que se solidarizaron, a estudiantes de UNC que impulsaron un fondo de lucha, a familias de la Asamblea por Trabajo y Vivienda que difundieron las reivindicaciones en sus barrios.

En evidente crisis, la “conducción” de UEPC no puede conducir las escuelas, ni las asambleas de delegadxs de Capital y en gran medida las del interior provincial para cerrar un acuerdo con el gobierno provincial. Lxs docentes no soportan más una dirigencia gremial que defiende el ajuste, salarios y condiciones de trabajo cada vez más terribles. Exigen a la CGT y la CTERA paro provincial y nacional.

En el camino de conformar una nueva lista de unidad para recuperar UEPC es fundamental acordar un programa que genere entusiasmo al proponer un sindicato diferente, con plena democracia sindical.

Elección de delegades de Suteba

Se realizan esta semana en todas las escuelas de la provincia.

Las elecciones de delegades se dan en un marco donde aumenta la bronca y el descontento en las escuelas. Con inflación récord y una economía ordenada en función del pago de la deuda crece el malestar popular con un gobierno que ajusta y desilusiona a miles de trabajadores que lo creyeron una alternativa frente al macrismo y la derecha.

Kicillof, el gobernador estrella de Cristina, pretendió mostrar un inicio de clases con normalidad y hacer campaña con la educación, pagando pauta oficial sobre la extensión de la quinta hora en primaria. Pero el relato se deshizo rápidamente con la llegada de la ola de calor que mostró la grave crisis educativa en la provincia.

Desde abajo y por escuela, se fue poniendo en pie la organización junto a familias, estudiantes y auxiliares por condiciones para enseñar y aprender. Se realizaron asambleas, movilizaciones, cortes de calles y en algunos lugares se retomaron los comités de seguridad e higiene que surgieron en la pandemia por el control de las condiciones de salubridad e infraestructura. En toda la provincia confluyeron las escuelas en movilizaciones importantes, como en Bahía Blanca donde mil docentes marcharon por las calles de la ciudad.

En La Plata la Multicolor convocó a 800 docentes en el aniversario del asesinato de Carlos Fuentealba, 500 se movilizaron en la Matanza como parte de las medidas que vienen realizando distintas escuelas junto a la Multicolor con asambleas y cortes por condiciones de infraestructura, en Lomas fueron 400 los docentes que se movilizaron ante la falta de condiciones de la ola de calor y en Ensenada donde la Multicolor impulsó una asamblea de 400 compañerxs frente al municipio, junto con movilizaciones al Consejo Escolar y cortes en escuelas.

En Tigre decenas de escuelas vienen organizándose junto a las comunidades y se movilizan junto a la seccional recuperada del Suteba,. Compañeras de más de 50 escuelas se hicieron presentes en rechazo a la persecución y judicialización de Alfredo Cáceres y el Suteba Tigre.

Esta respuesta muestra que la resignación que nos propone la Celeste no convence y que hay fuerzas para poner de pie a la clase trabajadora desde las escuelas insertas en los barrios populares donde más golpea la crisis.

Las escuelas son el epicentro de la crisis social. Los pibes llegan con hambre, atravesados por las penurias de su vida cotidiana. Muchos jóvenes tienen que dejar de estudiar o trabajar mientras cursan el secundario.

Mientras ocurre todo esto, Baradel aplaude de pie en los actos oficialistas y parece el jefe de la campaña por la reelección de Axel Kicillof. Su agrupación Celeste, con un discurso “social” de cartón, desnuda una insensibilidad y una indiferencia feroz.

Nosotres tenemos que unirnos, hacernos fuertes desde abajo -sostienen desde la Multicolor-, para imponer a las conducciones sindicales un plan de lucha contra el ajuste, por presupuesto para salud, educación y vivienda. Por la universalización de un servicio alimentario en las escuelas nutritivo, becas, boleto educativo, que la jornada laboral docente sea de un cargo con salario igual a la canasta familiar para que podamos trabajar todes y enseñar mejor, esto implica generar cargos y terminar con la precarización. Queremos cuestionar esta educación de clase que nos enseña a obedecer, y discutir con la comunidad qué enseñamos y para qué enseñamos, poner en pie un Congreso pedagógico donde debatamos qué educación necesitamos.

Para fortalecer esta pelea, y reorganizar la oposición Multicolor en toda la Provincia, hay que extender la presencia de compañerxs combativxs en las elecciones de delegados de escuela. Participar con fuerza en las reuniones de delegados y asambleas para imponer a la burocracia medidas de lucha que no quieren tomar, desbordar los límites que Baradel y el FUDB se empeñan en imponer para sostener al gobierno y contener la bronca que hay en las escuelas. A su vez, tenemos que poner en pie espacios de coordinación provincial, con mandatos construidos desde abajo para impulsar la mayor participación de compañerxs y golpear con fuerza al gobierno.

El Gobierno de la Ciudad demolió una sede de un Centro de Educación Especial y se niega a reconstruirla

Por Martín Suárez

Mientras la comunidad educativa porteña reclamaba la institucionalización de estos Centros, el Ministerio decidió tirar abajo una sede. 

En los últimos años, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires profundizó el vaciamiento en todos los sectores de la educación, especialmente, en la educación especial. En diciembre del año pasado, el ministerio de Educación porteño que comanda Soledad Acuña, demolió la sede de un Centro Educativo Interdisciplinario (CEI) del distrito escolar 13. Estos espacios son instituciones que funcionan en los diferentes distritos escolares donde no hay Escuelas Integrales Interdisciplinarias. Los CEI coordinan a maestros y maestras de apoyo pedagógico que brindan atención en escuelas comunes de nivel inicial, primario y secundario. Casualmente, estos centros, se encuentran mayoritariamente en los distritos de la zona sur de la Ciudad donde el gobierno de Rodríguez Larreta se niega a construir Escuela Integrales Interdisciplinarias, en los distritos 7.º, 11.º, 13.º, 15.º y 19.º. Esto representa otro ajuste en educación especial, un sector que en los últimos años, sufrió persecución judicial, expropiación y fusión de edificios, y una baja sistemática en el presupuesto.

“Desde hace muchos años venimos luchando para que estos CEI se institucionalicen, es decir, transformarlos en una institución con sede propia, con un equipo de conducción, con planta orgánica funcional propia y que no dependa de una escuela, dado que actualmente los CEI que quedan no tienen presupuesto propio y tienen como coordinadora a una vicedirectora”, explica Jorge Godoy, secretario de educación especial de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-CTERA). Pese al reclamo sostenido de la comunidad educativa, la Ciudad no solo se negó a institucionalizar esos centros, sino que, en diciembre pasado, tiró abajo el CEI del distrito 13.

“Lamentablemente desde el área de especial no hay ninguna intervención para que la sede se reconstruya o para que se le asigne una nueva. Este es el verdadero interés que tiene el Ministerio de Educación de la Ciudad sobre el sistema educativo. Ellos hablan de inclusión, de trabajo en territorio, pero cuando tienen que invertir en lo territorial miran para otro lado. Lo mismo de siempre, puro marketing, mucho discurso, pero la inclusión real es un verso para este gobierno”, suma Godoy.

La propia cartera educativa reconoce la importancia de los CEI y destaca en su página web que “sus intervenciones están orientadas a evitar el fracaso escolar y la deserción en la escuela común, a acompañar y facilitar los procesos de inclusión educativa, así como a intervenir para mejorar las propuestas de enseñanza”.

“Los CEI se encuentran justamente donde no hay Escuelas Integrales Interdisciplinarias y casualmente son los distritos del sur donde se necesita mucha intervención en educación especial. Esta demolición que hizo el Ministerio de Educación se inscribe en el contexto de hacer desaparecer la educación especial. Demoler el espacio es de alguna manera, tanto desde lo real como desde lo simbólico, una demostración de eso”, agrega el docente e integrante de la comisión directiva de UTE y termina, “es por eso por lo que este viernes a las 12:00, vamos a realizar un abrazo al lugar donde se encontraba el CEI, en calle Basualdo al 3100”.

Un vaciamiento constante sobre educación especial

En la Ciudad hay apenas 56 instituciones de Educación especial, insuficientes frente a la alta demanda de vacantes todos los años. Pero no se crean más lugares. Durante su primer mandato, el jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, mantuvo prácticamente congelado el presupuesto para el área, e incluso bajó su incidencia sobre el presupuesto total de Educación del 3,7% al 3,6% en su segunda gestión. Desde hace 9 años dejaron de enviar a las escuelas especiales los libros de texto, de literatura y materiales didácticos que recibían estudiantes de inicial y primario. Lo mismo con los materiales específicos para estudiantes ciegos y sordos, como textos en braille, en lengua de señas Argentina español, máquinas Perkins para escribir en braille o las hojas especiales.

En los últimos diez años, la modalidad de Educación Especial en CABA tuvo cinco directoras, y la mayoría no provenía de este ámbito educativo. Según varios especialistas, esto genera que las políticas educativas para el sector hayan sido escasas o nulas, y la sensación desde nuestra gestión es siempre un ‘volver a empezar’. Las y los docentes del sector tiene que volver a explicar una y otra vez a funcionarios y asesores qué es lo que hacen en las escuelas. Una lógica que, evidentemente, impacta en la tarea diaria y en el fortalecimiento de la modalidad.

El antecedente de Macri

El ajuste en Educación Especial parece ser una marca del PRO. Cuando era presidente, Mauricio Macri quitó los fondos destinados a las prestaciones privadas, donde asisten unas 30.000 personas con discapacidad. Se desentendió del manejo del programa Incluir Salud y descentralizó su presupuesto en las provincias. La inversión mensual en el área de institutos privados era de 700 millones de pesos y otros 150 millones para abonar las prestaciones de pensiones no contributivas. Pero las prestaciones corrientes y complementarias se dejaron de abonar en 2017 y 2018. En su momento, Carlos Alberto Muñoz, presidente de la Asociación de Institutos Educativos Privados Especiales, aseguró que no podían “afrontar las obligaciones elementales: la educación inclusiva solo tiene éxito con recursos humanos adecuados y presupuestos acordes. El tiempo perdido no se recupera, sobre todo en esta población tan vulnerable”.

Importante movilización rechaza la persecución sindical a Alfredo Cáceres y al Suteba Tigre 

Cientos de docentes, organizaciones de trabajadores y referentes de izquierda se hicieron presentes en la convocatoria de SUTEBA Tigre, ante la citación del Juzgado de Paz al miembro del Consejo Ejecutivo Seccional y Congresal, acusado falsamente por violencia de género cuando acompañaba el reclamo por condiciones seguras en el marco de la ola de calor, realizado por las docentes de la EP39.

Desde las 8:00, se hicieron presentes en las puertas del Juzgado de Paz de Tigre docentes de más de cincuenta establecimientos del distrito, en repudio a la falsa denuncia llevada adelante por el equipo directivo de la escuela primaria nº 39 cuando Alfredo Cáceres, como parte de la comisión directiva de SUTEBA Tigre, acompañaba a las docentes que se organizaban por condiciones en plena ola de calor.
Dicha denuncia fue desmentida por las docentes de la institución y desestimada por el equipo técnico interdisciplinario del juzgado interviniente. Luego de estos hechos, con una investigación en curso, la policía bonaerense hostigó e irrumpió en la seccional con el único objetivo de intimidar.

La movilización concluyó en la sede de la Jefatura Regional de Inspección a donde los docentes llevaron sus reclamos. Participaron delegaciones de trabajadores de la zona, como los choferes de la 60, que vienen enfrentando los ataques del gobierno con los violentos allanamientos ordenados por Berni y Kicillof. Estas acciones, como el hostigamiento policial que sufrió la seccional de SUTEBA, incurren en una clara práctica anti sindical, por medio de la judicialización de los conflictos laborales, sobre los cuales las fuerzas de seguridad se montan para perseguir a las organizaciones de trabajadores.

También llevaron su solidaridad Jorge Medina de MadyGraf, luego de haber votado el apoyo en su asamblea. Participaron trabajadores del Frigorífico Rioplatense, de la alimenticia Mondelez-Pacheco que se encuentran peleando contra los despidos de 300 trabajadores, contra un acta flexibilizadora que impone aumento del ritmo de trabajo. También estuvieron auxiliares de Ate Tigre,telefónicos, del neumático Lista Roja-SUTNA y trabajadores desocupados del FOL. Acompañaron la movilización referentes de la izquierda como Romina del Plá y Vilma Ripoll, sumado a decenas de referentes y organizaciones sindicales y políticas que enviaron su adhesión y solidaridad.

El amplio arco de repudio y solidaridad junto a la movilización es una primera respuesta contra la judicialización y persecución a las organizaciones de lucha, contra el intento de disciplinar e impedir la organización de las maestras de la escuela por mejores condiciones de trabajo. Las docentes que tomaron la palabra en la jornada expresaron la realidad de la mayoría de las escuelas del distrito y la Provincia, y como se vienen organizando junto a las comunidades como contaron desde la secundaria 22 y 14. Esta última sufre también la persecución, encarnada por la inspectora Zoilo que sancionó a su director Julio González por suspender las clases en la ola de calor y quién sufre descuentos en su salario.

Lo que quieren acallar con estas medidas es la realidad de las escuelas y la desinversión de décadas, que Kicillof pretende maquillar para la campaña electoral.

Docentes repudian el intento de amedrentamiento de la Infantería de Jujuy en el CEDEMS 

En la mañana del sábado 15 de abril, en la sede del Centro de Docentes de Enseñanza Media y Superior (CEDEMS), la Comisión Directiva convocó a su primera reunión informativa. Antes de comenzar, la Infantería de la provincia de Jujuy, ingresó al sindicato para amedrentar a quienes se organizan por sus derechos.

Una forma de apretar a la nueva Comisión Directiva de un sindicato recuperado que viene reclamando frente a los salarios de pobreza, por condiciones laborales y por la educación pública, donde hay múltiples problemas edilicios, no hay comedores, ni transporte para que todos puedan estudiar. El gobierno no da respuesta a ninguno de los reclamos, pero en todos sus discursos, Gerardo Morales, dice que la educación es lo primero.

En Rosario marchan docentes contra la violencia 

El martes 11 los docentes reclamaron con una marcha tras los dos nuevos ataques desatados contra escuelas de la zona norte de la ciudad de Rosario. El lunes 10 las escuelas José Mármol, de Larrea al 300 bis, y Rosa Ziperovich, de avenida Sabin al 1100, permanecieron sin actividad después de que sus edificios fueran baleados durante la madrugada del sábado. En ambos casos, los delincuentes dejaron también un mensaje amenazante.

Bajo las consignas de “Basta de Violencia” y “Basta de Balaceras a las Escuelas”, los docentes de escuelas públicas se concentraron a media mañana del martes 11 en la plaza San Martín para pedir que se ponga fin a los episodios de intimidación pública que en las últimas semanas tienen como blanco a los edificios escolares. También participaron familias con niños pequeños que acuden a diferentes instituciones.

Desde la delegación Rosario de Amsafe se decidió desobligar a los alumnos en las últimas dos horas del turno mañana y las primeras dos del turno tarde, a partir de las 10:30 y hasta las 14:30, para que los maestros puedan participar de la manifestación.

Entre los testimonios, la vicedirectora de la primera de las escuelas baleadas el fin de semana, José Mármol N° 84, relató que “es muy triste la situación que nos tocó y nos toca vivir, es un enfrentamiento entre bandas que afectan a los chicos y chicas que vienen a la escuela, a un lugar que es seguro”, en relación a la balacera.

“Las escuelas que fueron atacadas cumplen una función muy importante en lo social, en nuestro caso tenemos una población escolar muy grande, son 650 alumnos, tenemos un comedor escolar y lo que quieren hacer es sombrar el miedo y no vamos a ceder”, expresó ya que la institución es un lugar de refugio, de aprendizaje y de juego para los chicos.

La vicedirectora aclaró que el miércoles las clases se retomarán de forma normal.

Ana Rosario, directora de la escuela 84, contó que por parte de la seguridad les ofrecieron tener un patrullero en la puerta y ella dijo: “Esa no es la solución” y siguió: “Los gobernantes no saben resolver esto”.

Por otro lado, dos docentes, una de arte y otra de educación física de la escuela 6055 de barrio Ludueña explicaron que no sufrieron balaceras pero sí son víctimas de robos constantemente. “Estamos en barrio Ludueña y esta convocatoria además de docentes debería ser para toda la comunidad, cada vez somos más vulnerables. Las paredes ya no contienen a los alumnos”, expresaron.

La profesora de arte a modo de ejemplo contó que los niños naturalizan la violencia. “Plasman en sus dibujos balaceras”, y no hay que naturalizarlo bajo ningún punto de vista. Y siguió: “No se puede salir a jugar, a tomar mate en la vereda”.

La otra docente siguió: “No podemos dejar que esto suceda, no podemos ser indiferentes, no vemos salida. Entendemos que es una forma de negociar y una muy negra, con las infancias”, por los mensajes mafiosos.

Las docentes fueron firmes con su mensaje: “Con las escuelas no”, sentenciaron.

Juan Pablo Casiello, titular de Amsafe aseguró que el miércoles 12 a las 9:00 el ministro de Seguridad, Claudio Brillone, se comprometió a tener una reunión con el gremio docente.

Desde Sadop acompañaron la movilización con el Cuerpo de Delegados, pero sin desobligar a los alumnos.

Con les niñes no, con les docentes tampoco

Por Natalia López

Después de las masivas movilizaciones de docentes de inicial en Echeverría, fortalezcamos la organización desde abajo, por un protocolo integral de intervención en denuncias de abuso. 

En las últimas semanas se dieron dos movilizaciones masivas autoconvocadas de docentes de nivel de inicial de Esteban Echeverría, frente a las situaciones que se replican de denuncias de abuso sexual infantil en jardines públicos y agresiones a docentes.

Esto ocurre en varios distritos. En la mayoría de los casos, quedan archivadas o se verifica que los hechos no ocurrieron. Sin embargo, producen un daño hacia quienes son acusadxs sobre el cual no existe ningún acto reparatorio, al mismo tiempo que la vulneración hacia lxs niñxs que han manifestado indicios de abuso sin que se investigue su origen.

De las movilizaciones a la Jefatura Distrital participaron también delegados y agrupaciones de izquierda que conforman la Multicolor de Suteba (la Marrón, Docentes en Marcha, Tribuna Docente, la Roja, la Naranja). Estuvo ausente la conducción Celeste de Suteba (aliada al gobierno de Kicillof), que está dando la espalda a los reclamos. Lxs docentes no recibimos ninguna respuesta a los reclamos más que el ofrecimiento de una reunión.

Para sumar a las propuestas para seguir organizándonos, desde La Marrón ponemos a disposición para debatir la necesidad de un protocolo y recursos para prevención y actuación, con algunas medidas que se vienen debatiendo en las seccionales recuperadas por la Multicolor de Suteba así como también entre compañeras del nivel inicial.

Por un protocolo integral para el abordaje de situaciones de denuncias de ASI en jardines: 

Medidas preventivas: 

*Aplicación efectiva de la ESI (Educación Sexual Integral) con capacitación en servicio sobre el abordaje de situaciones de ASI (Abuso Sexual Infantil). Creación de equipos especializados dentro del marco del Estatuto Docente, que incluya el trabajo con las familias. Que la ESI sea un espacio curricular en las escuelas.
*Ampliación de los cargos de EOE para todas las instituciones de nivel inicial. Garantizando un equipo por turno y por escuela, cuya actuación es requerida para el abordaje y detección de situaciones de ASI.
*Creación de cargos de Preceptora en todos los jardines, y pareja pedagógica. Esto ayudaría no solo en materia pedagógica, sino de cuidados.
*Acondicionamiento de infraestructura para contar en todos los jardines con aulas y espacios “vidriados” en el nivel inicial y primario que permitan la visualización de todos los espacios educativos, y espacios amplios comunes. Construcción urgente de las escuelas y Polos Educativos faltantes para terminar con el hacinamiento.
*Jornadas institucionales para tratar estos temas y reuniones plenarias de los cargos de base de todos los jardines con la Jefatura Distrital.
*Incluir en la paritaria docente, la discusión sobre una normativa particular para el tratamiento de estas situaciones

Por un protocolo de actuación que resguarde los derechos de los niños y docentes: 

*Urgente creación y aplicación de un protocolo de resguardo claro y rápido para dar curso a las denuncias de presunciones de abuso, donde tanto las y los niños o jóvenes y las familias puedan canalizar su denuncia, y llegar a la verdad y justicia.
*La Guía de Orientación para la Intervención en Situaciones Conflictivas es insuficiente, y hace recaer la denuncia frente a una presunción de ASI en las instituciones escolares, lo cual no contribuye a los lazos comunitarios y expone a la docencia. Las denuncias debe realizarlas la DGCyE, a través de autoridad competente.
*La exigencia de que continúen las investigaciones en aquellas situaciones donde se comprobare la inocencia del docente, para garantizar el resguardo y justicia para los niños.
*Creación de una unidad especializada de la DGCyE con especialistas, abogados, etc., que demuestren la intervención de las autoridades educativas, y eviten el mecanismo actual por el cual se pone en primer lugar la presunción de culpabilidad. Asimismo, que se encarguen del correcto tratamiento del tema con la comunidad afectada por la situación.
*Patrocinio legal financiado por el Estado, para docentes sobre los que pese una acusación y frente a la defensa en relación a agresiones enmarcadas en el caso.
*Que se cumplan con las garantías procesales para salvaguardar los derechos y la integridad de lxs niñxs y de lxs trabajadores de la educación.
*Ante la falta de encuadre para la separación del docente mientras dure el proceso penal (se suelen aplicar artículos que no corresponden), creación de una figura específica de “resguardo frente a situaciones de conflicto” que no implique presunción de culpabilidad y garantice la continuidad salarial, así como la pronta reincorporación al finalizar el proceso si resulta desestimada la denuncia, archivada o resulta absuelto.
*Garantizar al niñx/s el resguardo de sus derechos y la posibilidad efectiva de continuar su trayectoria en otra institución si lo solicitara.

Frente al hostigamiento mediático, y las denuncias archivadas o que se demuestran inconsistentes, exigimos actos reparatorios: 

*Cese del hostigamiento mediático a docentes por denuncias que no han sido probadas. Los medios masivos que deformen la información y el tratamiento de los hechos exponiendo a niñxs y acrecentando la violencia hacia trabajadores, deberán realizar una reparación pública y efectiva.
*En el caso de docentes que sufrieran agresiones físicas o a su patrimonio, las acciones legales correspondientes deberán correr a cuenta de la DGCyE, para preservar al docente y no generar mayor enfrentamiento entre la institución, les trabajadores y la comunidad.
*Cobertura por parte de la ART de la totalidad del personal afectado, tanto física como emocionalmente. Cobertura de los daños al personal fuera del ámbito laboral, pero que guardan relación con las denuncias que hubieren ocurrido.

Por la organización de la comunidad educativa: 

*Para seguir organizándonos, necesitamos asambleas para debatir y decidir cómo continuamos, cómo llegamos también a las familias que apoyan nuestros reclamos y defienden la educación pública.
*Impulsar la formación de comisiones para tratar estos casos en los sindicatos.

¿Cuál es el trasfondo social y por qué la política no es ajena?

Las situaciones de violencia que se desencadenan hacia docentxs y auxiliarxs, no son casuales: están fogoneadas desde los grandes medios de comunicación, en el tratamiento que les dan a las denuncias. También en los ataques a lxs docentes, desde el gobierno y la derecha que buscan sembrar la idea de que todos los problemas de la educación pública son responsabilidad de lxs trabajadorxs de la educación y que todo se resuelve con los chicos en las aulas, no importa en qué condiciones. Son ellos los principales responsables de enfrentar a docentes y familias.
¿Quién conoce mejor que nosotrxs lxs docentes la situación de las familias y lxs niñxs que todos los días asisten a nuestras escuelas? Muchos sin zapatillas, sin útiles, sin haber siquiera desayunado o cenado, habiendo dormido hacinados en viviendas precarias. En las escuelas no solo desempeñamos una función pedagógica, sino que cada vez son más las funciones que recaen en las aulas, sin personal, sin infraestructura, sin recursos.

Cuanto más avanza la pobreza, que ya supera el 40%, más emergen los problemas sociales. Y el lugar donde se expresan es en las escuelas. Las resoluciones de la DGCyE son insuficientes mientras las denuncias por abuso van en aumento de mano de la miseria social con el ajuste económico que está aplicando el Frente de Todos, y que Cambiemos y Milei quieren continuar.

Es por esto que peleamos por el cese de la violencia hacia docentes junto a pelear por infancias que merezcan ser vividas: libres de violencia, de abuso y de pobreza. Para esto son necesarias medidas de fondo, y los recursos necesarios para eso tienen que salir de los que se llenan los bolsillos a costa de la miseria de millones, los grandes empresarios, banqueros y sojeros. Por eso creemos que tenemos que luchar también por el aumento del presupuesto educativo en base al no pago de la deuda al FMI, para que puedan tomarse estas medidas y todas aquellas que se necesitan para invertir en una educación pública gratuita y de calidad, por vivienda y acceso a la salud para todas las familias de nuestras escuelas.

Carla Rivero, primera directora trans de Argentina

Por Maby Sosa

Después de 28 años como docente, Carla Rivero es la directora de la Escuela Nº79 “República del Paraguay” de Tiro Suizo, zona sur de Rosario (Santa Fe). 

En la infancia, cuando jugaba con sus amigas, Carla se convertía en una directora de escuela. Soñaba con ocupar ese rol. Tras 28 años de recorrido en la educación pública, desde esta semana Carla cumple su sueño en la Escuela Nº79 “República del Paraguay” de Tiro Suizo, zona sur de Rosario (provincia de Santa Fe). Y hoy es la primera directora trans del país.

Carla Valeria Rivero llegó al cargo por una licencia que se renueva mes a mes, y podrá acceder a través de un concurso. En su escritorio ya puso a disposición todo el contenido de Educación Sexual Integral para que lxs docentes lo usen en sus clases, pero también para que lo consulten cuando sea necesario. Después de leer los comentarios en las redes sociales, luego de una nota periodística que le hicieron hace unos días, se dio cuenta que todavía falta mucho camino para recorrer.

“Sigue habiendo una mirada inquisidora, acusadora. Porque sigue estando mal visto y porque hay una especie de acusación indirecta a pesar de muchos avances”, dice Carla, minutos antes de salir hacia una manifestación.

Docencia y transición

Carla lleva 28 años de vida docente. Se recibió en 1996 y comenzó a ejercer al año siguiente en la escuela de Villa Gobernador Gálvez como docente de Matemáticas. Allí comenzó también su transición. Ella se reconocía Carla, pero en los papeles figuraba el nombre asignado al nacer. «Imaginate que no me podían decir Carlos porque ya tenía unos pechos gigantes, entonces me empezaron a decir Carli», se ríe.

“Quedó Carli durante muchos años hasta que llegó la Ley de Identidad de Género. Ahí es cuando al personaje que yo había construido pude darle la legalidad, pero recién en 2012. Habían pasado muchos años, no fue tan rápido”, cuenta la docente.

“Sin Ley de Identidad de Género quedaba todo dentro de un marco personal. No teníamos nuestro nombre, era un fantasma, no teníamos legalidad y no teníamos cómo llamarnos. Siempre fui Carla Valeria, pero para el sistema yo no existía, era Carlos Alberto. Fue la comunidad donde transicioné la que me dio la posibilidad de sentir comodidad. En esa escuela donde trabajé 20 años construí un poco de la esencia de lo que soy”, agrega.

Carla dice que es crucial hablar de Educación Sexual Integral para no retroceder en los derechos que el colectivo travesti trans alcanzó en las últimas décadas. “Ayuda mucho a la infancia y a todas las adolescencias trans. Hace 25 años esto ni siquiera se podía pensar”, expresa.

Carla cuenta que cuando hizo su transición no existía la ESI y andaba con cautela a la hora de hablar con lxs estudiantes. “Hace 20 años teníamos que tener cuidado, todo podía ser malinterpretado. Se hablaba desde un lugar personal y no curricular, por eso insisto en la aplicación de esa ley. En aquel momento, para hablar de educación sexual teníamos que pedir una autorización a los padres. Y las clases se limitaban a la genitalidad y el aparato reproductivo”.

La primera docente trans en los ´90

Cuando comenzó en la docencia, a fines de la década del 90, Carla fue noticia.

Se escribieron algunos artículos periodísticos donde se destacaba que era la primera docente trans. Recuerda esos años como “una época de muchas luchas”. En el país había sólo tres personas trans que ejercían la docencia. Y en Santa Fe había sólo tres personas trans con trabajo formal: una amiga de Carla que estaba en el área de salud, otra conocida dentro de las fuerzas de seguridad y ella en educación.

En 2015 la trasladaron a la Escuela Cabecera N° 53: “Ramón F. García”, en la ciudad de Esquina, Corrientes. Allí se encontró con situaciones de maltrato por parte de la directora. “Sentí la discriminación en forma personal y como una cuestión acusadora”.

Durante una reunión de padres de tercer grado la mujer se refirió a Carla de manera despectiva y discriminatoria. La frase fue grabada por la mamá de un alumno y gracias a eso, pudo denunciarla ante el INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, Xenofobia y Racismo).

“Se avanzó mucho. Pero para las personas trans sigue siendo complejo habitar todos los lugares sociales de cualquier ciudadano. En los 90, si bien había terminado la dictadura militar, no nos podíamos sentar en un bar. No podíamos ir a bailar adonde tuviéramos ganas. Había un montón de cuestionamientos desde lo social, lo político, y desde las fuerzas de seguridad que nos detenían. Hoy verme en un lugar así, después de tantos años, me alegra”.

El foco: garantizar la educación

En su regreso a Rosario, en 2021, Carla se encontró con algunas puertas abiertas, entre ellas la posibilidad de coordinar el bachillerato trans de Rosario. “Es un espacio que habitamos y que construimos en base al amor, la ternura”. Ese trabajo la ayudó, dice, a plantarse dentro de la escuela y a no perder de vista el objetivo: garantizar la educación de niñxs, adolescentes y adultxs.

“El sentido de todo esto es ése. Y me voy a enfocar en eso: garantizar la educación. Con todo lo que implica, con todas las fallas que tiene el sistema educativo que es bastante viejo y retrógrado. Habría que actualizarlo. Las escuelas públicas que tanto queremos o que tanto sostenemos se nos caen. Hay poca inversión, donde la infraestructura a veces es precaria. Los docentes sostenemos la escuela. ¿Y eso cómo se sostiene? Con amor. Es la única manera”.

Carla renueva mes a mes este cargo de directora, al que podrá acceder fácilmente gracias a su recorrido en la escuela. En este tiempo, insiste en que lo principal es lograr transversalizar la ESI en la escuela y participar activamente para disminuir la violencia contra las diversidades sexuales.

ESI es trabajar en el cuidado y el afecto

La docente afirma que, una vez llegada al cargo de directora le resulta imposible no tener una mirada retrospectiva de su carrera. También de la sociedad y sobre todo del ámbito educativo.

“Los cambios de paradigmas son culturales. Hay gente que sigue pensando que somos personas degeneradas, que es anti biológico. Cambiar esa mirada cuesta. Pero vamos dando pasos hasta que llegue el momento en que todo se transforme”, reflexiona Carla.

“La ESI no es hablar del aparato reproductor masculino o femenino. La ESI es trabajar en el cuidado del cuerpo, la prevención, el afecto. Debe darse desde lo transversal y en todas las áreas. Porque un cuerpo trans dentro de una institución pública está resistiendo un montón de cosas. Educar es la única manera de erradicar toda esta cuestión de odio y de violencia”.

Orgullo y libertad

Desde muy chica quiso ser maestra, pero también sacerdote. “Tenía un traje de cura y daba misa. Cuando me quisieron llevar al seminario, creo que tenía 11 años, mi mamá se opuso. Y hasta el día de hoy se lo agradezco”, dice entre risas.

“No cuestiono nada de lo que tenga que ver con la fe, tengo otra mirada sobre la Iglesia. Soy creyente, pero hay cosas que cuestiono a la institución”, afirma.

Creció entre papeles porque su mamá trabajaba en una oficina. “Tengo una madre que nunca me ha cuestionado. Una mujer muy buena que estudió hasta tercer grado pero que tuvo la visión de dejarme ser libre. Eso siempre se lo agradezco”, agrega. “Soy una persona abierta, muy libre. A algunas personas trans les molesta hablar del pasado o no les gusta decir el nombre que tenían. Yo no tengo problemas con esas cosas y lo planteo porque siempre lo viví desde un lugar de felicidad. Todas mis etapas las viví desde la felicidad y desde el orgullo. Porque si yo tengo que contar cómo fue mi vida anterior a ser trans fui una persona feliz, como fue mi vida después de ser trans”.

Fuentes: La Izquierda Diario, Red Eco Alternativo, Tiempo Argentino, Presentes, Resumen Latinoamericano, Prensa Obrera, elciudadanoweb.com

Comparte este contenido:
Page 1 of 54
1 2 3 54