Page 1 of 3
1 2 3

El futuro de la educación, ¿desde dónde pensarlo?

Por: Blanca Heredia

 

“Pensar” el futuro suele consistir en proyectar hacia adelante lo conocido. Dicho de otra manera: prolongar los patrones que observamos en el pasado, ponerles algunos adornos y llamarle a eso “futuro”. En educación, en tiempos recientes por ejemplo, lo usual, ha sido pensar que el futuro será uno en el que la tecnología cobre más y más importancia.

La mayor parte del tiempo operar de esta manera, funciona. Funciona, pues el grueso de la realidad y los lentes con los que la percibimos permanece más o menos constante. Las continuidades de fondo hacen que imaginar el futuro como una simple proyección de lo que ya conocemos o podemos anticipar resulte bastante sensato.

Desde que llegó a nuestras vidas el COVID-19, sin embargo, han cambiado tantísimas cosas y podrían cambiar tantas otras, que pensar el futuro como mera prolongación del pasado ya no me parece tan sensato. No me lo parece, pues cuando tantas piezas se mueven en la realidad objetiva y, al mismo tiempo, en las coordenadas de sentido desde las cuales miramos la realidad objetiva, es muy posible que los patrones conocidos nos resulten insuficientes para atisbar los contornos de nuestros futuros posibles.

En un contexto como el actual, considero que pensar en serio sobre el futuro requiere empezar por preguntarnos desde dónde abordamos tal empresa en un doble sentido. Primero, a partir de cuáles variables clave y, segundo, desde cuáles supuestos. En ambos casos, se trata de explicitar nuestras premisas y, con ello, abrir la posibilidad de problematizarlas a fin de estar en condiciones de poder nombrar y aprehender lo nuevo y lo desconocido.

Para el caso del futuro de la educación (como de tantas otras cosas), lo primero es identificar cuáles factores son los más importantes para imaginar futuros posibles. Al respecto, el primer elemento a tomar cuenta, en el contexto presente, es la duración de la pandemia. Es decir, la extensión del periodo de tiempo entre el inicio de la pandemia y la fabricación/disponibilidad masiva de la vacuna y/o el tratamiento. Si hay vacuna, digamos para octubre de 2020, no es previsible que el cambio provocado o acelerado por la pandemia en educación o en cualquier otro ámbito sea sistémico y profundo. Si hay vacuna en tres o cinco meses, las cosas volverán –con pequeñas variaciones y grandes costos acumulados– al estado en el que se encontraban y a la trayectoria por la que iban antes del estallido de la pandemia. Por otra parte, si la vacuna y/o el tratamiento contra el COVID-19 toma dos años o más, es muy posible que las transformaciones y rupturas con el pasado conocido pudieran ser mucho más profundas e irreversibles.

En términos de las variables a considerar para pensar el futuro de la educación escolarizada, la duración de la pandemia es claramente lo más importante. Pero, hay otros factores a tomar en cuenta (incluso si apareciera la vacuna mañana). Uno de ellos, es la prioridad que previsiblemente tendrá la educación para el gobierno en la post-pandemia, tanto en términos de atención política como de recursos públicos destinados a esta. En ambos casos, lo más probable es que sean menores que en el pasado. Ello, traerá conflictos importantes sobre cómo asignar esa atención y esos recursos mermados. El conflicto en cuestión abrirá oportunidades para replantear prioridades. En ausencia de potencia imaginativa y capacidad para organizar grandes números de voluntades en torno a esta, sin embargo, lo más probable es que prevalezcan en ese conflicto los actores e intereses más vocales y mejor organizados de siempre.

Además de identificar las variables clave a considerar para pensar productivamente las formas posibles del futuro, la tarea de imaginar el futuro pasa por preguntarnos desde cuáles supuestos analíticos, conceptuales y valorativos abordamos esa tarea. ¿Inquirimos sobre el futuro de la educación asumiendo que los sistemas educativos nacionales son algo inmutable, o comenzamos por historizar “la escuela” y por contemplar la posibilidad de que (más pronto que tarde) esa forma particular de organizar socialmente la tarea de “educar” sea sustituida por otra distinta? ¿Pensamos el futuro de la educación desde la idea de que las maestras/os son los únicos encargados de impartirla o desde una visión en la cual la “función docente” se descompone en tareas diferenciadas (enseñar a leer, proteger, acompañar en la vida) a cargo de una variedad de actores individuales y colectivos? ¿Analizamos el futuro de la educación partiendo de que lo único importante son los aprendizajes cognitivos individuales (como llevamos varias décadas haciendo) o partimos de una visión más colectiva en la que lo prioritario en educación es la capacidad de una sociedad para transmitirle a las siguientes generaciones el acervo de conocimientos, habilidades y valores compartidos que requiere esa sociedad para sobrevivir en el tiempo?

Nos toca a los que nos dedicamos profesionalmente a “pensar”, hacernos todas estas y otras muchas preguntas. Especialmente ahora, en estos tiempos de pandemia tan corrosivos de las certezas de antes, tan desafiantes, y tan abridores de nuevas posibilidades.

Fuente: https://www.elfinanciero.com.mx/opinion/blanca-heredia/el-futuro-de-la-educacion-desde-donde-pensarlo  –

Imagen: https://pixabay.com/

Comparte este contenido:

La clausura del futuro

Por:  Leonardo Díaz

 

La prensa nacional se ha hecho eco de un estudio que muestra una situación preocupante para el futuro de la sociedad dominicana: la migración de su juventud cualificada.

Según los datos del estudio reseñados, entre otros, por el Listín Diario (https://listindiario.com/economia/2020/02/09/603524/republica-dominicana-entre-los-paises-con-mas-fuga-de-cerebros), República Dominicana tiene un índice migratorio de personas cualificadas de 6.8, en una escala del 1 al 10. Estos resultados, aunque constituyen una mejoría con respecto a hace unos trece años (8.3 en 2007), siguen mostrando una situación lamentable: República Dominicana se encuentra entre los países con mayor índice de “fuga de cerebros”, junto a países como Salvador, Honduras, Guatemala, entre otros.

El problema no consiste, per se, en la existencia de una circulación de personas cualificadas, sino en el hecho de que, en la mayoría de los casos, estos dominicanos capacitados no regresan, salvo de vacaciones, y tampoco somos receptores de una inmigración cualificada a gran escala para reemplazarlos.

La mirada economicista, usualmente reduccionista, no permite comprender en su magnitud por qué el país, a pesar de mantener un crecimiento económico sostenido durante décadas, se encuentra igualado, en el referido índice, con países de menor crecimiento económico.

Y por supuesto, el enfoque economicista se sitúa en el problema de los salarios. Es cierto que nuestro nivel salarial es irrisorio. Pero, como venimos sosteniendo desde hace tiempo quienes defendemos la evaluación de las sociedades en función del modelo del desarrollo humano, hay otros factores que hacen poco atractivo la permanencia de un joven talento en nuestro país una vez se ha cualificado en un país con alto desarrollo humano.

Las personas, en especial, los jovenes, tienen muchas expectativas. Sueñan con llevar a cabo proyectos personales que van más allá de un estatus económico, si bien la cultura actual en las sociedades occidentales reduzca el éxito y el bienestar a la posesión de bienes materiales.

Aún más, salvo raras excepciones, los seres humanos tienden a ser más exigentes con respecto a lo que esperan de las sociedades en función de su cualificación. En un país con alto desarrollo humano existen las oportunidades de acceder a unos bienes intangibles que enriquecen la experiencia humana y que, una vez disfrutados, quieren perderse.

Evaluadas desde el modelo del desarrollo humano  nuestra sociedad reprueba, se convierte en poco atractiva de cara al futuro. Dentro de ella, una persona cualificada observa que sus capacidades no le sirven para vivir con decencia. Percibe que el futuro se clausura, porque carece de las destrezas callejeras y matonescas para competir en los entornos de ascenso social; carece de apellido, de vínculos partidarios, de vocación por la adulación y el gansterismo.

Y si es una persona madura, no solo piensa en si misma, se preocupa por el futuro de sus hijos, de sus amigos, de sus conciudadanos. Por ello desea una educación de calidad y un sistema de salud que no comercialice con la vida humana de los más vulnerables. Aspira a tener gobernantes honestos, o que sufran las consecuencias si deciden no serlo.

Por esta situación, nuestro problema no se va a resolver cancelando las becas al exterior o reorientando la inversión educativa en beneficio de las universidades dominicanas. Estas medidas no atacan el problema. El mismo radica en una actitud pesimista ante la vida generada por condiciones sociales de injusticia acumulada. La cuestión no es meramente educativa, sino también, política. Debemos comenzar a transformar las condiciones de injusticia y malestar que produce esa percepción de futuro clausurado.

Fuente: https://acento.com.do/2020/opinion/8782049-la-clausura-del-futuro/

Imagen:  https://pixabay.com/photos/luggage-suitcases-baggage-bags-933487/

Comparte este contenido:

Educación para el futuro

Por: Brenda Sanchinelli

Inicia el ciclo escolar  2018 y es necesario reflexionar como país sobre la importancia de la educación primaria en la vida de un ser humano, entendiendo que los niños son el futuro y quienes llevarán las riendas de nuestra nación  en unas cuantas décadas.

Este aspecto no puede seguirse posponiendo ni un día más, porque es justamente en los primeros años de vida donde se construyen los fundamentos de la identidad, una base afectiva segura y un buen desarrollo cognitivo.

Si el Estado no ofrece a sus niños la oportunidad de estudiar en una escuela de calidad, entonces, después, no nos asustemos de ver que miles de nuestros jóvenes optan por adherirse a las maras, buscando un grupo a donde pertenecer y sentirse aceptados, en lugar de ser hombres y mujeres de bien, que se transforman a través de la educación.

El país se encuentra estancado porque la niñez no está recibiendo educación planificada de acuerdo a modelos avanzados y con estándares internacionales, que los preparen para los retos del futuro; simplemente aquí no existen las condiciones mínimas de calidad, seguridad y salubridad para que las escuelas puedan realizar una labor docente aceptable, no digamos eficaz.

Una de las grandes deficiencias es que la mayoría del presupuesto asignado a educación es invertido en salarios y gastos de funcionamiento, quedando entonces muy pocos recursos para atender la infraestructura, libros de texto y refacciones escolares nutritivas. Finalmente quienes salen perdiendo son los niños.

Este sindicalista Joviel Acevedo le ha hecho un daño irreparable a la niñez de Guatemala. Es deplorable ver el estado de los centros educativos, sobre todo en el interior de la república, que se mantienen en una total precariedad, y no solo los edificios, sino la actitud de algunos directores y maestros mediocres a quienes les importa muy poco realizar su trabajo eficientemente. Incluso ya hay muchas denuncias contra maestros, por abuso sexual. ¿Cómo es posible esto?

El ambiente escolar es un factor muy importante dentro del aprendizaje, y además un gran recurso pedagógico. La niñez merece maestros capaces, una nutritiva refacción escolar, aulas confortables y limpias, no digamos contar con equipo tecnológico, laboratorios y canchas deportivas. Los recursos existen, pero la voluntad política de cambiar las cosas no se ve por ninguna parte.

Es inadmisible que aún se esté trabajando sobre guías curriculares inoperantes y obsoletas, sin tomar en cuenta que estamos ya en el siglo XXI, con necesidades educativas que han evolucionado.

Es muy importante discutir sobre la actualización de las guías curriculares y contenidos de materias que se ajusten a las necesidades reales de la preparación que debe tener un profesional competitivo a nivel mundial. Es decir, los niños deben aprender un segundo idioma como el inglés, un buen nivel de computación, matemáticas, contabilidad, física e idioma español.

Estas materias se dan con flojera y solo por salir del paso para llenar ciertas horas o requerimientos, pero se enseñan a un nivel bajísimo, al punto de que cuando los alumnos llegan a la universidad, ni siquiera saben cómo integrar o derivar una ecuación matemática, mucho menos presentar un reporte técnico con buena redacción y sin faltas ortográficas.

Es impresionante ver el grado de ignorancia con que se gradúan alumnos de diversificado, ya sea en una escuela pública o un colegio privado marca “patito”, que cobra mucho, pero enseña poco. Y el Mineduc no controla los cobros excesivos y abusivos de los colegios privados.

El mejor regalo que Guatemala puede darle a un niño es la oportunidad de obtener una educación competitiva. De otra manera nuestro país nunca progresará

Fuente del articulo: http://www.prensalibre.com/opinion/opinion/educacion-para-el-futuro

Fuente de la imagen: https://www.google.co.ve/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&cd=&cad=rja&uact=8&ved=0ahUKEwi4vY_FqNPYAhVsg-AKHWnjCuUQjRwIBw&url=http%3A%2F%2Fwvw.nacion.com%2Fln_ee%2F2009%2Fdiciembre%2F16%2Fopinion2195974.html&psig=AOvVaw3AXSR-QmQCixWFJu3lVarg&ust=151587713

Comparte este contenido:

A pesar de los avances, 180 millones de niños se enfrentan a un futuro más sombrío que el de sus padres, según UNICEF

22 de noviembre de 2017 / Fuente: https://www.unicef.org/

Las actividades que se celebrarán en el Día Mundial de los Niños en más de 130 países servirán de plataforma para que los niños expresen sus preocupaciones y para defender a los niños más desatendidos

Según un análisis realizado por UNICEF con motivo del Día Mundial de los Niños, uno de cada 12 niños de todo el mundo vive en países donde su futuro será peor que el de sus progenitores, a pesar de los progresos que se están logrando a nivel mundial.

Según el análisis, 180 millones de niños viven en 37 países donde tienen más probabilidades de vivir en situación de extrema pobreza, dejar de ir a la escuela o morir a causa de la violencia, que los niños que vivían en esos mismos países hace 20 años.

“Mientras que la generación anterior ha sido testigo de una mejora sin precedentes en la calidad de vida de la mayoría de los niños del mundo, parece mentira que una minoría olvidada de niños haya quedado excluida por causas ajenas a ellos o a sus familias”, aseguró Laurence Chandy, Director de Datos, Investigación y Políticas de UNICEF.

UNICEF conmemorará el Día Mundial de los Niños, que señala el aniversario de la adopción de la Convención sobre los Derechos del Niño, con actividades internacionales en las que los niños se harán cargo de las funciones de los adultos, además de la celebración en más de 130 países de otros actos y acontecimientos para los niños que tienen como objetivo ofrecerles una plataforma que les ayude a salvar las vidas de otros niños, a luchar por sus derechos y a desarrollar su potencial.

“La esperanza de cada padre y madre, sin importar su origen, es brindar a sus hijos más oportunidades que las que tuvieron ellos de jóvenes. En este Día Mundial de los Niños, debemos prestar atención a la cantidad de niños que, sin embargo, encuentran con cada vez menos oportunidades y expectativas de futuro”, añadió Chandy.

Tras evaluar las posibilidades que tienen los niños de escapar de la pobreza extrema, obtener una educación básica y evitar morir de forma violenta, el análisis de UNICEF revela que:

• El porcentaje de personas que viven con menos de 1,90 dólares al día se ha incrementado en 14 países, entre ellos Benin, el Camerún, Madagascar, Zambia y Zimbabwe. Este aumento se debe, principalmente, al malestar social, los conflictos o el mal gobierno.

• Las matriculaciones en la escuela primaria se han reducido en 21 países, entre ellos Siria y Tanzania, debido a factores como las crisis económicas, el crecimiento rápido de la población o los conflictos.

• El número de muertes de niños menores de 19 años a causa de la violencia se ha incrementado en siete países: Iraq, Libia, República Centroafricana, Sudán del Sur, Siria, Ucrania y Yemen, todos ellos escenarios de los peores conflictos.

• En cuatro países (República Centroafricana, Sudán del Sur, Siria y Yemen) se produjo una reducción en más de una de las tres esferas evaluadas, mientras que Sudán del Sur ha experimentado reducciones en las tres.

“En una era de rápidos cambios tecnológicos que generan enormes beneficios en la calidad de vida, es terrible que cientos de millones de niños vean cómo su propia calidad de vida disminuye, lo que les produce una sensación de injusticia a ellos y de fracaso a quienes los cuidan”, destacó Chandy. “No es de sorprender que sientan que no se les escucha y que consideren que sus futuros son inciertos”.

Una encuesta paralela, llevada a cabo por UNICEF en 14 países con niños de entre 9 y 18 años, y publicada también hoy, pone de manifiesto que los niños están muy preocupados por las cuestiones que les afectan a ellos mismos y a otros niños: la violencia, el terrorismo, los conflictos, el cambio climático, el trato injusto que se les da a refugiados y migrantes y la pobreza.

Estas son las conclusiones más importantes de la encuesta:

• Al preguntarles cómo se sienten cuando se toman decisiones que afectan a los niños de todo el mundo, la mitad de los niños de 14 países denuncian sentir que no se respeta su derecho a decidir.

o Los niños de Sudáfrica y el Reino Unido son los que más sienten esta falta de respeto por sus derechos, con un 73% y un 71%, respectivamente, que aseguran que jamás se les escucha o que sus opiniones no cuentan para nada.
o Los niños de la India son los que se sienten más empoderados: un 52% de ellos considera que se les escucha, que pueden ayudar a su país y que sus opiniones pueden influir en el futuro de su país.

• Los niños de los 14 países consideraron el terrorismo, la educación precaria y la pobreza como las cuestiones más importantes contra las que los dirigentes deberían tomar medidas.

• En estos 14 países, la violencia contra los niños resultó ser la mayor preocupación: un 67% aseguró estar muy preocupado. Los niños del Brasil, Nigeria y México son los más preocupados por la violencia que afecta a los niños: un 82%, un 77% y un 74%, respectivamente, aseguraron estar muy preocupados por este asunto. Los niños del Japón son los que menos suelen preocuparse: menos de una cuarta parte de los niños encuestados (23%) dicen estar muy preocupados.

• Los niños de los 14 países sienten la misma preocupación por el terrorismo y la educación precaria: un 65% de todos los niños encuestados están muy preocupados por estos temas. Los niños de Turquía y Egipto son quienes más preocupados están por el terrorismo, que les afecta personalmente: un 81% y un 75% respectivamente. Por el contrario, los niños de los Países Bajos son quienes menos preocupados están de que el terrorismo les pueda afectar directamente (tan solo un 30% muestra preocupación). Los niños de Brasil y Nigeria son los más preocupados por la educación precaria o la falta de acceso: a más de 8 de cada 10 niños les preocupa que esto afecte a los niños de todo el mundo.

• Alrededor de 4 de cada 10 niños de los 14 países están muy preocupados por el trato injusto que se les da en todo el mundo a los niños refugiados y migrantes. Los niños de México, Brasil y Turquía son los que más suelen preocuparse por el trato injusto que se da a refugiados y migrantes en todo el mundo: casi tres de cada cuatro niños mexicanos dicen estar preocupados, seguidos de más de la mitad de los niños de Brasil y Turquía. Alrededor de un 55% de los niños de México sienten preocupación porque esto les pueda afectar personalmente.

• Casi la mitad de los niños (45%) de 14 países no confía en que los adultos o los dirigentes mundiales tomen buenas decisiones en favor de la infancia. Brasil cuenta con el porcentaje más alto (81%) de niños que no confían en sus dirigentes, seguido de Sudáfrica, con un 69%. Los niños de la India son quienes más confían en sus dirigentes: tan solo un 30% no confía en ellos.

• Barack Obama, Cristiano Ronaldo, Justin Bieber y Taylor Swift son algunas de las personas a las que más niños invitarían a sus fiestas de cumpleaños: el expresidente de los Estados Unidos se encuentra entre los primeros cinco en 9 de los 14 países. Ver la televisión ocupa la primera afición elegida en 7 de los 14 países.

El Día Mundial de los Niños es un día “para los niños y de los niños” en el que niños de todo el mundo se tomarán el mando de las funciones más destacadas de los medios de comunicación, la política, los negocios, los deportes y el entretenimiento, con el fin de expresar sus preocupaciones sobre las cuestiones en las que deberían centrarse los dirigentes mundiales, así como de manifestar su apoyo a millones de otros niños que se enfrentan a un futuro poco esperanzador.

“El Día Mundial de los Niños consiste en que se nos escuche y se nos dé voz y voto sobre nuestro futuro. Nuestro mensaje es claro: tenemos que alzar nuestra propia voz y, cuando lo hagamos, el resto del mundo nos debe escuchar”, declaró Jaden Michael, activista de 14 años y defensor de los niños con UNICEF.

#####

Notas a los editores

Los 37 países en los que las expectativas para los niños están disminuyendo en al menos un aspecto clave son: Benin, Bolivia, Camerún, las Comoras, Côte d’Ivoire, Djibouti, Guinea Ecuatorial, Eritrea, Guatemala, Guyana, Guinea-Bissau, Jordania, Iraq, Islas Marshall, Islas Salomón, Kiribati, Líbano, Liberia, Libia, Madagascar, Malí, Micronesia, Palau, Paraguay, República Árabe Siria, República Centroafricana, República de Moldova, República Unida de Tanzania, Rumania, Saint Kitts y Nevis, Sudán del Sur, Tonga, Ucrania, Vanuatu, Yemen, Zambia y Zimbabwe. Si desea conocer más detalles, haga clic aquí.

Para llevar a cabo la encuesta, UNICEF trabajó con Kantar y Lightspeed para hacer un sondeo entre más de 11.000 niños de 9 a 18 años procedentes de 14 países acerca de sus preocupaciones y su actitud sobre cuestiones que afectan a todo el mundo. Los temas de preocupación fueron: el acoso, los conflictos/la guerra, la pobreza, el terrorismo y la violencia contra los niños. Los países encuestados fueron: Brasil, Egipto, Estados Unidos, India, Japón, Kenya, Malasia, México, Nueva Zelanda, Nigeria, Países Bajos, Reino Unido, Sudáfrica y Turquía.

Acerca del Día Mundial de los Niños

Si desea obtener más información sobre el Día Mundial de los Niños, sírvase visitar: https://www.unicef.org/world-childrens-day/

Fuente noticia: https://www.unicef.org/spanish/media/media_101525.html

Comparte este contenido:

Mejor sociedad pero con un futuro incierto: así vemos el cambio generacional

Maria Zuil

Condiciones laborales precarias, vivienda por las nubes y ocio variado y barato. Así ven los lectores de El Confidencial la situación actual comparada con la de generaciones anteriores, según las conclusiones de la encuesta publicada en el reportaje ‘Soy mileurista, ¿pero realmente vivo mejor que mis padres?’. En total 2.923 personas de todas las edades han aportado sus respuestas durante esta semana.

Precariedad, el mal laboral de nuestro tiempo

De los nacidos antes de 1945 –la llamada generación silenciosa– a los que solo conocen el mundo a partir de 1995 –los Z–, predomina un gran consenso en la mayoría de las cuestiones. Es el caso de la situación laboral actual, sobre la que el 69% de los lectores considera que es ahora más precaria que en su generación o en la de sus padres, aunque son sobre todo son los ‘babyboomers’ los que más se decantan por esta valoración (73%). Los más jóvenes, los que tienen ahora menos de 22 años, se dividen más entre la precariedad y el paro como principales problemas.

“La retribución y condiciones de trabajo son mucho peores que en los tiempos con sindicatos más fuertes, convenios con subidas reales, gente movilizada….” considera un zaragozano de la generación X (nacidos del 65 al 80). “Los empresarios han aprovechado la crisis para bajar los salarios y hay menos oportunidades para los que están empezando: el bucle infinito de prácticas”, razona una millennial de Madrid.

Muchos lectores señalan también que la precariedad se da más en trabajos cualificados y que el mantra “si no eres tú, ya vendrá otro” sirve de excusa para empobrecer las condiciones laborales. Según algunas respuestas, la inmigración o la incorporación de la mujer al trabajo han empeorado las condiciones por el incremento de la demanda de puestos de trabajo.

El 16,4% considera que el paro es ahora más alto que en generaciones anteriores, pero sobre todo son los más jóvenes los que tienen esta percepción (el 39% de los nacidos después de 1995). En el otro lado, también hay quien piensa que en la actualidad hay más puestos de trabajo –el 5,1% de la generación X– sobre todo por la creación de nuevas profesiones, y que hay menos precariedad –el 9,6% también de los X–. “Hay más variedad y se puede optar por trabajar en toda Europa”, explica un ‘babyboomer’ de Ciudad Real que considera que “la situación es mucho mejor que hace 40 años, falta un poco de visión positiva en los jóvenes”.

La situación es mucho mejor que hace 40 años, falta un poco de visión positiva

Pero también hay quien cree que la situación no ha cambiado, como este alicantino del Baby Boom: “En 1986 en España el paro era del 21% y en mi primer trabajo me pagaron el sueldo mínimo más 500 pelas (3 euros que ahora serían más o menos 20)”. Según el último dato, el desempleo actual se sitúa en el 17%.

Vivienda inaccesible

En el aspecto en el que más unanimidad hay entre generaciones es en el encarecimiento de la vivienda, tanto de alquiler como de compra. Sobre todo los de la generación X y Millenial –aquellos en edad de comprar o alquilar actualmente– creen que es más alta en la actualidad que en la de sus padres.

“Actualmente el mercado siente que la crisis ha pasado y 2017 es el año en el que los precios de la vivienda vuelven a subir, por consiguiente, los alquileres también”, opina una madrileña ‘millennial’ que se volverá a casa de sus padres para poder ahorrar, y añade en este sentido: “El problema está en que la oferta variada [de ocio] ha provocado que los jóvenes tengamos un ritmo de vida desenfrenado, así que no ahorramos. A ver en qué estamos en 20 años, no quiero ni pensarlo…”.

La gran mayoría de las respuestas apuntan a la especulación y al ‘boom’ inmobiliario como causantes de la situación actual pero también a Airbnb o a la concentración de la población en las ciudades. Además creen que la subida del alquiler se debe al descenso de la oferta de pisos y a lo innacesible de las hipotecas.

Actualmente el mercado siente que la crisis ha pasado, y 2017 es el año en el que los precios de la vivienda vuelven a subir

Sin embargo, también hay quien piensa que el alquiler no ha variado (7,7% de los encuestados) o que ha bajado la venta (3,3%), como este barcelonés nacido antes de 1945: “A igualdad de precio –incluido el efecto de la inflación– los pisos de 1950 eran de pésima calidad respecto a los actuales: mal aislamiento térmico y acústico, calidad de materiales, falta de ascensor…“

Avances sociales con riesgo de retroceder

A nivel social, es llamativo que cuánto más joven es el encuestado, más mejoría a nivel social percibe. Mientras que los nacidos antes de 1945 consideran que se ha avanzado mucho en un 64%, esta cifra aumenta al 77% o al 85% en ‘millennials’ y ‘postmillennials’. De igual manera un 11% de la generación silenciosa, criada entre dos guerras mundiales y una gran depresión, cree que “seguimos igual” frente a solo el 3% de los nacidos a partir del 2000.

Son numerosos también los comentarios que apuntan a que, a pesar de los grandes logros sociales que se consiguieron en las últimas décadas, últimamente se está retrocediendo en algunas cuestiones: “Se ha avanzado si lo comparamos con el 86, pero en cuanto a derechos sociales estamos retrocediendo y esa pérdida afectara a nuestro futuro y el de nuestros hijos…”, apunta esta ‘millennial’ de Madrid.

“En los años 70/80 había una generosidad que se ha perdido, la gente pensaba más en los demás. Salías en pandilla sin un duro, y si alguien llevaba 100 pesetas TODOS teníamos 100 pesetas”, cuenta un ‘babyboomer’ de Valencia. “Cuando alguno se enteraba de un curro nos avisábamos unos a otros: ‘Oye, que en tal sitio necesitan gente para descargar, 15 pesetas la hora…’ Y allá que íbamos todos. Ahora es una guerra sin cuartel ni piedad, todo de tapadillo y que no se enteren, no vayan a chafártelo… Teníamos carencias, pero la alegría que se respiraba y la confianza que teníamos en nosotros mismos y en el futuro se ha quedado por el camino”.

Ocio: más opciones gracias a internet

En cuanto al ocio, casi la mitad de los lectores considera que ahora es más variado, y el 33% que es más barato, frente al 16% que opina que se ha encarecido. Entre los motivos, la tecnología en general e internet en particular, pero también el abaratamiento de los viajes y el aumento de la oferta, que incrementa la competitividad.

Los nacidos a partir de 1995 son los que más creen que la diversión se ha encarecido comparado con sus progenitores. “Antes la gente se relacionaba socialmente mucho menos desde el consumismo. Ahora el ocio está muy mercantilizado y dirigido a ese consumismo que podríamos llamar materialista”, dice este ‘millenial’ de Badajoz, que se incluye dentro de esa manera de disfrutar del ocio.

Teníamos carencias, pero la alegría que se respiraba y la confianza en nosotros mismos y en el futuro se ha quedado por el camino

Futuro incierto

De cara a lo que está por venir, el 80% de los lectores cree que el futuro de la generación actual es menos halagüeño que el que tuvieron otras generaciones, otra percepción que aumenta a medida que más joven es el encuestado. Los nacidos a partir de 1995 ven difícil su futuro en un 82% frente al 75% de la generación silenciosa.

“La economía no va a mejorar porque la hipoteca estrangula la economía familiar y anula el gasto”, considera este madrileño de la generación X. Otros apuntan además al fin de las pensiones o a la pérdida de valores como causas de un porvenir difícil, sobre todo para los que tengan menor formación. “Se puede vivir mejor o peor según cada circunstancia, pero ahora tenemos un futuro mucho más incierto. Antes tenían décadas de crecimiento por delante y un país sin deuda y en expansión. Todo eso ahora ha desaparecido, menos la deuda”, señala otro lector. Desde un lado más crítico con el pesimismo reinante, algunos apuntan a que es una cuestión de perspectiva, como este ‘millenial’ de Madrid: “Como hijos de la abundancia tenemos un rasero mucho más exigente, pero las perspectivas son parecidas”.

Fuente del articulo: https://www.elconfidencial.com/espana/2017-07-29/encuesta-generaciones-millennial_1422391/

Fuente de la imagen: https://www.ecestaticos.com/imagestatic/clipping/657/290/6572900741ae25b4153b6405bbc097f9/mejo

Comparte este contenido:

Xavier Kirchner: “Las TIC permiten la heterogeneidad en clase”

08 de noviembre de 2017 / Fuente: http://blog.tiching.com/

Xavier Kirchner

Fue el precursor de la introducción de las TIC en el aula a través del programa EduCAT1x1. ¿Cómo nació la idea?
Durante la etapa en la que fui director de segundo nivel en el centro de I+D de Telefónica en Barcelona, muchas de las personas con las que trabajaba, en su mayoría jóvenes, eran precursores de lo que hoy llamamos nativos digitales: tenían la capacidad de hacer muchas cosas en paralelo. Fue cuando tomé conciencia de que se debía potenciar esa habilidad y de que la educación no podía seguir siendo lineal como hasta entonces.

Y, de la idea al hecho, ¿qué pasos siguió?
Me reuní con el Consejero de Educación en aquel momento, Ernest Maragall, y le propuse iniciar un proyecto para avanzar en la implementación de la educación digital. Además, la coyuntura era favorable: en primer lugar, la idea tuvo muy buena acogida entre la comunidad educativa; en segundo lugar, ya existía la posibilidad de acceder a netbooks económicos; en tercer lugar, habían nacido iniciativas para poner al alcance de los profesores libros de texto digitales; y, por último, el Ministerio de Educación había puesto en marcha el programa Escuela 2.0, que permitió invertir en infraestructura y llevar wifi a las escuelas. Todo ello facilitó el nacimiento de EduCAT1x1.

Debió de haber dificultades…
Podría nombrar muchas, pero la más grande vino de la mano de la conectividad de las escuelas, que fallaba mucho y que costaba arreglar porque había varias empresas responsables de garantizarla. No había un ente único que se encargara de extremo a extremo de la conectividad y esto dificultaba encontrar y solucionar los problemas.

¿Estamos preparados para asumir el reto de introducir la tecnología en el aula?
Sí, porque la tecnología digital está en la vida de todos. Todo el mundo está colgado de un smartphone, usa una tablet o un ordenador. No hay una brecha digital que deje a los ciudadanos fuera del sistema. En el caso de Cataluña, hay una oferta editorial importantísima y las escuelas tienen ya la infraestructura adecuada. El único problema que había antes es que no existían los recursos para introducir la tecnología digital de forma fácil para los docentes.

Desde su experiencia, ¿cómo deben convivir los recursos educativos analógicos y los digitales?
Quien mejor lo puede decir son los docentes. Son quienes pueden decidir cómo educar a los alumnos, porque los conocen y conocen la situación en la que viven. Y para ello deben tener la libertad para combinar los recursos analógicos y digitales.

¿Cree que la digitalización es la clave para personalizar el aprendizaje de los estudiantes?
La educación personalizada es un objetivo pedagógico presente desde siempre: no hay dos alumnos iguales. Pero, teniendo en cuenta el contexto en el que se encuentra la escuela occidental hoy, con alrededor de 20 o 30 alumnos por docente, con horarios… es imposible. Los medios digitales facilitan que el profesorado pueda elegir cuáles son los mejores recursos para combinar la estrategia docente con la estrategia de aprendizaje del alumno.

¿Cómo?
El mundo digital permite la heterogeneidad dentro de la clase, porque mientras yo estoy sentado en un pupitre viendo los números primos en un módulo educativo básicamente visual, a mi lado mi compañero los estudia mediante un módulo básicamente explicativo. Y nuestro profesor, en lugar de explicar a todos a la vez qué son los números primos, puede estar pendiente de qué problemas tenemos. Esto es un sueño que con métodos analógicos era sólo posible si tienes un profesor particular, pero no con un profesor por cada 30 alumnos.

Viendo que no hace tanto esta imagen era impensable, se hace difícil predecir el futuro.
Sí. Sin embargo, se intuye por dónde va a ir, porque hay una tendencia que está entrando con mucha fuerza: la educación basada en recomendaciones de filtrado colaborativo. Se trata de un sistema que tiene dos vías: una que viene determinada por la información sobre las necesidades del alumno, que el sistema recaba mediante sus ejercicios y evaluaciones; y otra viene determinada por la actividad y preferencias mostradas en redes sociales. Así, mediante los recursos educativos adaptados y la posibilidad de recomendaciones individualizadas, se puede llegar a fomentar muchísimo la educación personalizada.

Fuente entrevista: http://blog.tiching.com/xavier-kirchner-las-tic-permiten-la-heterogeneidad-en-clase/

Comparte este contenido:

Argentina: ETec, la escuela secundaria con vistas al futuro y la tecnología

29 octubre 2017/Fuente:losandes /Autor:GUÍA EDUCATIVA DE CUYO

Durante 2017 se dio inicio a las actividades de la denominada ETec, una innovadora escuela secundaria que propone dar un salto hacia la educación del futuro, con el sello de la excelencia educativa, calidad pedagógica y tecnología de punta.

En este exitoso primer año transcurrido, la ETec ha logrado consolidar un gran crecimiento personal y social entre sus estudiantes, caracterizado por el respeto a la diversidad y la participación activa de la familia en las actividades educativas.

Proyecto pedagógico

La institución plantea la formación integral de sus estudiantes, con un fuerte componente en el área de las Ciencias y la Tecnología, con dos títulos: Técnico en Electrónica o Técnico en Informática Profesional y Personal.

Bajo la premisa de una formación integral en valores como la responsabilidad, la conciencia ética y la solidaridad, la ETec estimula la promoción de conductas de sostenibilidad de los recursos naturales y el deporte, poniendo a disposición de sus jóvenes un polideportivo y un gimnasio. Además ofrece una formación especial para presentarse a rendir exámenes de inglés internacionales.

La educación y la tecnologíaa

En los últimos años hemos presenciado una revolución tecnológica que ha modificado nuestra vida cotidiana y por consiguiente, la forma en que enseñamos y aprendemos. A su vez, la necesidad de aptitudes tecnológicas, se extienden a todo tipo de profesiones. Según la revista Forbes “se estima que el 65% de los niños que entren a la primaria este año, terminarán trabajando en puestos que aún no existen”. Todo indica que educar mirando al futuro es -hoy como ayer- el gran desafío.

Por este motivo, la ETec impulsa un novedoso proceso de enseñanza-aprendizaje, a través de sistemas educativos adaptados a los nuevos desafíos laborales y sociales, en el que el aprendizaje se da a través de la tecnología. Esto se ve reflejado con la incorporación de aulas digitales, notebooks individuales, talleres de electrónica, ciencias básicas, ciencias naturales e informática.

Numerosos estudios han revelado que la estimulación y motivación aumenta al integrar tecnologías durante el aprendizaje.

La ETec está ubicada en calle Perito Moreno 2397, Benegas, Godoy Cruz. Y para más información pueden ingresar en http://etec.um.edu.ar

Fuente de la noticia: https://losandes.com.ar/article/view?slug=etec-la-escuela-secundaria-con-vistas-al-futuro-y-la-tecnologia

Fuente de la imagen: https://d1bi2srgse3uhl.cloudfront.net/uploads/2017/10/image59f22815022bd.jp

Comparte este contenido:
Page 1 of 3
1 2 3