Saltar al contenido principal

Latinoamérica: Convocatoria Financiación de Proyectos – Tinker Foundation

El programa de Subvenciones Institucionales de la Fundación Tinker busca apoyar cambios de políticas y prácticas que mejoren la vida de los latinoamericanos.

Monto de la subvención: US $ 50.000 y US $150.000 por año.

Duración máxima de los proyectos: 3 años.

Plazos:

  • Consultas: del 11 al 28 de enero.
  • Presentación de propuestas (solo con invitación): 24 de marzo.
  • Decisión final: junio 2021.

Favor de leer nota con información sobre los ciclos de solicitudes de 2021.

ÁREAS FINANCIADAS

La ayuda financiera de la Fundación cubre las tres áreas programáticas en las que la investigación, la innovación, la ampliación de modelos comprobados y el intercambio de ideas tienen el potencial de causar un impacto positivo significativo.

  • Gobernanza Democrática
  • Educación
  • Manejo Sostenible de Recursos

CÓMO INSCRIBIRSE

  1. Cuestionario de Elegibilidad: Este cuestionario nos permite establecer si su organización puede recibir apoyo de la Fundación.
  2. Carta Consulta: Las cartas consulta proporcionarán una breve descripción de la propuesta para el proyecto, así como una estimación del presupuesto del proyecto.
  3. Propuesta completa: Las propuestas completas deben incluir todos los aspectos del proyecto. Sólo serán necesarias si el proyecto propuesto se encuadra con nuestras áreas de interés.

CRITERIOS DE ELEGIBILIDAD

Tipo de organización

La Fundación Tinker subvenciona únicamente a organizaciones con fines de beneficencia, es decir, con situación fiscal de tipo 501(c)(3) en los Estados Unidos, o su equivalente si la organización está ubicada fuera de los Estados Unidos. Las organizaciones latinoamericanas no precisan ser de tipo 501(c)(3).

Enfoque geográfico

El proyecto debe enfocarse en los países de habla hispana de América Latina y Brasil, entre ellos:

  • Argentina
  • Bolivia
  • Brazil
  • Chile
  • Colombia
  • Costa Rica
  • Cuba
  • República Dominicana
  • Ecuador
  • El Salvador
  • Guatemala
  • Honduras
  • México
  • Nicaragua
  • Panamá
  • Paraguay
  • Perú
  • Uruguay
  • Venezuela

INFORMACIÓN ADICIONAL

Cooperación InternacionalDesarrollo Sostenible

Comparte este contenido:

#UNESCO : América Latina reporta sus avances hacia el logro de sociedades pacíficas, justas e inclusivas

Del 14 al 16 de junio de 2017, se llevará a cabo en Buenos Aires (Argentina), el Primer Taller Internacional de la Alianza Mundial para el Reporte del Progreso sobre Sociedades Pacíficas, Justas e Inclusivas, co-facilitado por PNUD, UNODC, y UNESCO.

America del Sur/Uruguay/Oficina de la UNESCO en Montevideo

Reconociendo la necesidad de formar nuevas alianzas para apoyar a los Estados Miembros a reportar el progreso alcanzado, la Alianza Mundial para el Reporte del Progreso sobre Sociedades Pacíficas, Justas e Inclusivas –una plataforma de cooperación presidida por Qatar, con la co-faciltación de los socios arriba mencionados- apoya en todo el mundo el trabajo coordinado, teniendo en cuenta las diferentes realidades, capacidades y niveles de desarrollo, respetando las políticas y prioridades nacionales.

En este marco, América Latina afronta el desafío – y aprovecha la oportunidad – que plantea la presentación de estos informes para reunir en Buenos Aires a más de 50 actores de alto nivel directamente involucrados en el tema.

La UNESCO asegurará la presencia de Guilherme Canela, Consejero Regional de Comunicación e Información, a cargo de la coordinación de la participación de la UNESCO en esta actividad, quien expresa al respecto: “El Objetivo de Desarrollo 16 es el objetivo de la buena gobernanza. Temas como el del Estado de Derecho Democrático y el acceso público a la información son centrales en la consecución de los demás Objetivos. Por lo tanto, esta actividad es de alta relevancia.” Participará también Mary Guinn Delaney, Asesora Regional de Educación en Salud y VIH de la Organización.

Para la UNESCO será, entre otros, la ocasión de la discusión de la Guía para poderes judiciales sobre la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible, con especial énfasis en el ODS 16, cuya elaboración ha estado a cargo del consultor Javier Benech. Se destaca también la participación especial del Dr. Sergio Palacio, Secretario General de la Red Iberoamericana de Escuelas Judiciales, entidad socia de la UNESCO en la implementación del ODS 16.

Otra de las contrapartes de la UNESCO que se hará presente en el Taller será el Centro Regional de Estudios sobre el Desarrollo de la Sociedad de la Información (Cetic.br) de Brasil, a través de la presentación de la Srta. Stefania Lapolia Cantoini, Analista de Informaciones del Centro.

Los participantes de diversos ministerios, de las oficinas nacionales de estadística, del parlamento, de la judicatura, del sector privado y de la sociedad civil – incluidos los medios de comunicación, el sector creativo y académico – podrán identificar sus respectivos papeles en la creación de la transformación que requieren la Agenda 2030 y el actual momento histórico.

La UNESCO y el ODS 16 en América Latina: acceso, libertad, transparencia y seguridad

En América Latina, con la reciente firma de Memorando de entendimiento en noviembre de 2016 entre la UNESCO y la Cumbre Iberoamericana de Jueces, el Sector de Comunicación de la Oficina Regional de Ciencias, ha ampliado el alcance de su iniciativa de creación de capacidad de alto nivel sobre libertad de información, acceso a la información pública, transparencia y seguridad de periodistas.

Con una intensa trayectoria de trabajo, desde 2015, el Sector de Comunicación de la Oficina Regional de Montevideo ha movilizado a más 5000 operadores judiciales de todo Iberoamérica.

Entre los recursos ofrecidos en este año 2017, se destacan el Curso Marco Jurídico Internacional de la Libertad de Expresión que irá hasta el 18 de junio próximo; elconcurso internacional de ensayos: “Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”, del cual se conocerá próximamente el ganador; y la Caja de herramientas de formación de formadores de jueces para Escuelas Judiciales, sobre libertad de expresión, acceso a la información pública, transparencia y seguridad de periodistas, que será lanzada a fines de junio.

Se suma a esto, la Guía para poderes judiciales sobre la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible, con especial énfasis en el ODS 16, cuya elaboración ha estado a cargo del consultor Javier Benech. La misma, que será sometida en el Taller de Buenos Aires, según se ha mencionada, será también uno de los próximos lanzamientos del Sector de Comunicación e Información.

Junto a la Red Iberoamericana de Escuelas Judiciales (RIAEJ), las iniciativas cuentan con el apoyo de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Open Society Foundations y el gobierno de Suecia.

América Latina a la cabeza del “ranking” mundial de leyes de acceso a la información: UNESCO se pregunta ¿qué ocurre con su implementación?

El taller será también la ocasión del lanzamiento, por parte del Sector de Comunicación e Información de la UNESCO de un nuevo ejemplar de su Serie Cuadernos de Discusión. Producidos por los principales expertos en cada tema, el objetivo central es ofrecer insumos para que tomadores de decisión y formuladores de políticas públicas puedan tener en cuenta distintos ángulos de los asuntos que están en el orden del día de la agenda internacional, siempre teniendo como eje conductor los estándares internacionales existentes.

En esta oportunidad, Bill Orme, destacado ex-periodista del New York Times, editor y consultor independiente especializado en el desarrollo de los medios y la comunicación estratégica, con larga experiencia en el apoyo del periodismo independiente a nivel internacional y campañas de promoción del desarrollo humano, nos presenta su trabajo: Acceso a la información: Lecciones de la América Latina.

Utilizando los testimonios de tres profesionales de la libertad de información involucrados en la conducción de la implementación de las leyes de acceso en tres complejos países latinoamericanos: Jacqueline Peshard (México), Juan Pablo Olmedo (Chile) y José Eduardo Elías Romo (Brasil), Orme introduce al lector en las complejidades de la implementación de estas políticas en el mundo real.

Entre otros, nos lleva a la reflexión sobre la interrelación entre el derecho de acceso abierto y eficaz del público a la información y la protección de los principios básicos de la Declaración Universal de Derechos Humanos, entre ellos la libertad de expresión. Por ejemplo, ¿Sabía usted que México ocupa el primer lugar en el Global Right to Information Rating del CLD? Sin embargo, tiene también la distinción desafortunada de ser el país más peligroso para periodistas en el hemisferio occidental. En los primeros meses de 2017, seis periodistas más fueron asesinados. En ningún caso hubo detenciones de los presuntos culpables.

¿Se está preguntando usted que ocurre en Brasil o en Chile? ¿O quizás cómo dialoga la región en estos temas con otros países? Entre cifras y experiencias el autor nos deja un conjunto de aprendizajes y buenas prácticas que invitan a la relectura profunda de estas leyes, a su cuestionamiento, a ampliar la búsqueda y participar del debate.

Acceder a la versión en castellano

Acceder a la versión en inglés

Fuente: http://www.unesco.org/new/es/office-in-montevideo/about-this-office/single-view/news/latin_america_progress_in_reporting_sdg_16_peaceful_just_a/

Comparte este contenido:

Domesticar la comunicación a favor del buen conocimiento y la gobernanza democrática

23 de diciembre de 2016 / Fuente: http://pcnpost.com/

Por: Rodrigo Arce Rojas

A despecho de lo que podríamos pensar en el mundo político, la mayor información que circula en los medios de comunicación no garantiza mejor conocimiento y menos la pureza de la verdad. ¿Pero qué es la verdad en medio de la vorágine de los dichos y contradichos? ¿Quién tiene la verdad? ¿Cómo es esa verdad?

La profusa información circulante en los medios crea la falsa ilusión que la verdad está conformada por aquello que se repite persistentemente (en prensa hablada y prensa escrita) sin necesariamente considerar la dosis de realismo y certidumbre. No importa, dicen los interesados en construir un sentido de la realidad, sentido además que se ajusta más a los intereses de los grupos de poder (de manera abierta o soterrada) que a los intereses legítimos de la sociedad como un todo solidario. Por ello el viejo adagio que dice: “miente, miente, algo queda” o la otra que dice “las mentiras repetidas terminan por convertirse en realidad”

El problema de fondo es que existe una guerra no declarada de comunicación en la que uno de los bandos (con propósitos políticos nefastos) diseña sesudas campañas comunicacionales para vender ideas disfrazadas de verdad y el otro bando (el democrático) ni siquiera se ha dado cuenta que está en guerra y es sujeto de un aluvión de mensajes distorsionados. Muchos terminan creyéndoselos, apropiándoselos, defendiéndolos y pregonándolos. Otros quedan presos de angustia o paralizados de impotencia pero sin atinar a respuestas certeras en tanto su reacción es más defensiva que propositiva y estratégica.

Esta guerra mediática no declarada se da en nombre de la libertad de expresión. El sujeto cree ser libre y autónomo pero no se ha dado cuenta que es una pieza más de un coro orquestado con director incluido pero no lo ve, no lo quiere ver y afirma orondo ser dueño de la verdad. Encima, descalifica ligeramente al otro, lo estigmatiza y lo hace aparecer como retrógrado, como desfasado de la realidad incuestionable de la teología del mercado.

¿Pero qué nos ha llevado a esta situación? Algunas explicaciones podrían ser: pensamiento reduccionista, acrítico, dicotómico, y simplificante. Preocupa la devaluación de la política, de la palabra. Se complementa con el espíritu egocéntrico, la cultura light de aprendizaje, la ley de máxima felicidad con el menor esfuerzo, el espíritu del sálvese quien pueda. Todo ello ha derivado en la cosificación, en la deshumanización, donde solo valen mis intereses, aquí y ahora. En ese marco prima la desconexión con el otro, con la naturaleza, con la democracia, con el valor de la palabra.

Agentes perversos por voluntad propia o de manera rentada empaquetan la realidad en memes y etiquetas para distorsionar la realidad. Otros usan los espacios formales y democráticos para manifestar sus despropósitos con aires de académicos, funcionarios o ciudadanos correctos. El hecho que la democracia te haya convertido en un representante no te vuelve necesariamente en una fuente digna de información y peor aun cuando solo estás pensando en términos de conveniencia política. El hecho que profeses la teología del mercado basado en el individualismo, el consumismo y el hedonismo no significa que todos vayan a comerse el mismo cuento. Un sector pensante de la sociedad y comprometido con los valores democráticos quiere creer que es posible la convivencia humana con base en el respeto, el diálogo y la solidaridad.

En este proceso de comunicación líquida como diría el filósofo y sociólogo Zygmunt Bauman, ya no interesan los argumentos, la consistencia, las evidencias como tampoco interesan los principios y valores, solo interesa la idea incisiva que daña al otro, lo aplasta, lo descalifica, lo denigra. El éxito comunicacional se mide por tanto no por lo que construyen sino por lo que destruyen. Lo peor es cuando te enorgulleces (y encima los felicitas) por los atropellos en nombre de los intereses políticos y defiendes lo indefendible maltratando la democracia, los principios, los valores, la equidad, la justicia y la sostenibilidad.

Por todo ello, se requiere que recuperemos el valor de la palabra, la deliberación, la investigación, el valor de las evidencias, el pensamiento crítico, la confianza en la sociedad empática con valores democráticos. Ser conscientes que existen poderosas fuerzas que tratan de moldear nuestro pensamiento y que tenemos capacidades para desarrollar pensamiento propio con apego a los principios por los que toda la humanidad ha luchado y seguirá luchando. Que las redes comunicacionales no sean para terminar enredados sino para construir verdaderas redes de sinergias, colaboración, construcción y sociedades sustentables.

Fuente artículo: http://pcnpost.com/rodrigo-arce-domesticar-la-comunicacion-a-favor-del-buen-conocimiento-y-la-gobernanza-democratica/

Comparte este contenido: