Page 1 of 16
1 2 3 16

Instalarán un observatorio astronómico en la Antártida para estudiar planetas extrasolares

El equipo será montado en la base Belgrano II, la más austral de los emplazamientos argentinos en el continente, para detectar exoplanetas y otros cuerpos menos accesibles desde otras latitudes.

Un telescopio automatizado, que podrá operar remotamente desde Buenos Aires, será montado en la base antártica Belgrano II, la más austral de los emplazamientos argentinos en el continente, desde donde tendrá la posibilidad de detectar exoplanetas y otros cuerpos celestes que son de difícil acceso desde otras latitudes.

El montaje del «Observatorio Robótico Antártico Argentino» -tal su nombre- es parte de una cooperación entre el Instituto Antártico Argentino (IAA), el Instituto de Astronomía y Física del Espacio (IAFE) y la Universidad Nacional de Hurlingham (Unahur). Estará orientado a realizar observaciones científicas de tipo fotométrico sobre diversos objetos del cielo nocturno.

El observatorio tendrá un telescopio con instrumentos necesarios para producir imágenes astronómicas de alta calidad y una infraestructura adecuada para albergarlos frente a las condiciones climáticas extremas.

Para albergarlo se construyó una cúpula que contará con sistema de motorización y automatización realizado en la Unahur; el observatorio estará apoyado sobre una base de hierro galvanizado, que ya está instalada en el suelo antártico.

El doctor en física e investigador del IAFE, Mario Melita, afirmó en diálogo con Télam que «las ubicaciones polares tienen ventajas importantes para la astronomía. En la Antártida hay regiones donde el régimen climático es de los más estables en el planeta, con muy poco viento, las bajas temperaturas disminuyen el ‘ruido’ en los detectores y de acuerdo a la latitud en la que nos paremos podemos disponer de seis meses de día y seis meses de noche».

Melita consideró «muy valiosas» todas esas condiciones para «estudiar un fenómeno astronómico como estrellas binarias o exoplanetas porque se pueden conseguir datos constantes durante un largo período de tiempo y no observaciones de ocho horas al día como se puede hacer desde posiciones más al norte».

Y sostuvo: «Este proyecto aprovecha la disponibilidad logística de Argentina para operar desde la base antártica Belgrano II que está ubicada a apenas 17 grados del Polo Sur, desde donde se puede monitorear la región del espacio visible desde allí con mucha regularidad, algo que para los observatorios ubicados más al norte es más complejo porque sus latitudes le dan menos tiempo de acceso».

El físico señaló que «esta iniciativa no busca solo avanzar en la observación astronómica, sino que también busca desarrollar la ingeniería necesaria para poder montar un observatorio que pueda operar en regiones más aisladas de la Antártida en las que no tenga personal para darle soporte técnico como sucede en Belgrano II».

«El observatorio que se va a montar en Belgrano II también es un modelo de pruebas para ver cómo tolera esta tecnología las condiciones climáticas de ese ambiente hostil, y en esta ubicación en particular su cercanía con la costa», resaltó.

En ese sentido, indicó que «en la campaña de verano de 2019-2020 fue montada allí la estructura metálica que servirá de base, este verano se va a trasladar a Belgrano II el edificio en forma de cúpula que protegerá al telescopio y el próximo verano llevaremos el telescopio y el resto de los sensores».

Las instalaciones estarn orientadas a realizar observaciones cientficas de tipo fotomtrico en el cielo nocturno

Las instalaciones estarán orientadas a realizar observaciones científicas de tipo fotométrico en el cielo nocturno.

«La dotación de Belgrano II va a ser la responsable del mantenimiento del edificio y revisar si efectivamente es lo suficientemente estanco y robusto, si los motores que deben mover la cúpula funcionan y si los burletes mantienen su estanqueidad bajo esas condiciones climáticas», detalló.

Melita contó que «el telescopio en sí es un equipo que nos lo dona el Instituto de Ciencias Astronómicas, de la Tierra y del Espacio (ICATE), un instituto del Conicet que hace astronomía en San Juan, y durante este año vamos a trabajar para adecuar los componentes electrónicos al frío antártico y en los sistemas necesarios para que en principio el observatorio pueda ser operado de manera remota desde Buenos Aires, pero con el objetivo de que en el mediano plazo pueda funcionar de manera robótica, eligiendo qué sectores observar o cuándo hacerlo en base a los parámetros que se le programen para cada investigación».

«Con la experiencia que nos de la operación de este observatorio en las condiciones climáticas de Belgrano II también esperamos sumar los conocimientos necesarios para un futuro observatorio que planeamos totalmente autónomo, para el cual todavía el principal desafío sigue siendo la provisión de energía; en un continente donde la gran mayoría de la energía se genera con combustibles fósiles entendemos para operar en un lugar remoto o aislado en el que además puede haber varios meses de noche, tenemos que pensar en desarrollos vinculados a la energía eólica», estimó

El investigador subrayó que «hasta donde tenemos conocimiento esta sería la tercera experiencia a nivel mundial de estas características, China ya tiene un observatorio que les permitió avanzar en varias investigaciones y ahora planea instalar en el corto plazo otros tres o cuatro similares, mientras que también hay un telescopio en la base Concordia que operan de manera conjunta Francia e Italia y también ha demostrado ser muy útil».

«Este observatorio nos va a dar más oportunidades de observar estrellas peculiares y sistemas exoplanetarios tomando como referencia lo que ya conocemos y los datos que aportan las misiones satelitales, por ejemplo la misión TESS. Esta ubicación nos permitirá producir datos con una base de tiempo similar a la que producen los satélites pero con un costo comparativo muchísimo menor», completó Melita.

La Base Belgrano II está ubicada en el Nunatak Bertrab, en bahía de Vahsel sobre la costa Confín en la Tierra de Cotas a unos 1.300 kilómetros del Polo Sur y a cerca de 5.000 de la Ciudad de Buenos Aires y a nivel internacional es la más austral asentada sobre tierra firme.

La región se caracteriza por tener cuatro meses de noche polar y cuatro meses de día, en la que las temperaturas pueden alcanzar decenas de grados bajo cero con vientos de hasta 200 kilómetros por hora.

Telam SE

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202112/579077-observatorio-astronomico-antartida.html
Comparte este contenido:

2022: el año del metaverso, el 5G y el robot con ruedas

Las empresas continuarán trabajando en la nube, para lo que tendrán que reforzar la seguridad de sus sistemas, pero también deberán adaptarse a la llegada de la cobertura 5G, el análisis de datos, la inteligencia artificial y, especialmente, prepararse para la inminente llegada del metaverso

Enrique Alpañés

Las predicciones tecnológicas suelen acertar el qué, pero raramente el cuándo. En 2008 Philip Rosedale promocionó un mundo virtual en el que, teóricamente, los ciudadanos iban a pasar la mitad de sus vidas. Este emprendedor estadounidense lo denominó Second Life, una comunidad digital en la que los usuarios podían realizar actividades con un avatar. Ahora se conoce como metaverso. En 1973, en plena crisis del petróleo, el físico estadounidense Jack Nilles propuso una idea atrevida para la época que bautizó como teletrabajo para reducir el consumo de gasolina. Medio siglo después el mundo lo puso en práctica. Las tendencias tecnológicas no entienden de calendarios. Y las transformaciones, que antes necesitaban años para asentarse, se consolidan ahora en meses. Héctor Ibarra, director gerente de Fjord, la agencia de diseño e innovación de Accenture Interactive, lo ve claro: “Si el cambio era una constante en nuestra vida, en los dos últimos años se ha acelerado de manera abrupta”.

Fjord propone en su informe anual de tendencias para 2022 que la transparencia, la conciencia, la confianza, la sensibilidad y, especialmente, la tecnología sean los conceptos que definan el próximo año. El mundo está cambiando y muchas de estas mutaciones ya protagonizaron 2021 y se consolidarán en 2022. Estas son las transformaciones que no deben perder de vista las empresas.

El metaverso más allá de Zuckerberg

Epic Games, creadores del videojuego 'Fortnite', controlan lo más parecido al metaverso que existe hoy.
Epic Games, creadores del videojuego ‘Fortnite’, controlan lo más parecido al metaverso que existe hoy.ISTOCK

El informe de Fjord señala que más allá de sus orígenes lúdicos, el metaverso parece destinado a convertirse en un espacio virtual en el que las personas y las marcas podrán interactuar, crear, consumir y ganar dinero. Esta última motivación pecuniaria es especialmente importante para Mark Zuckerberg. El dueño de Meta, empresa matriz de Facebook, Instagram y WhatsApp, ha apostado fuerte por el metaverso. En 2020 invirtió cerca de 18.500 millones de dólares en I+D, un 30% de sus ingresos. Ninguna compañía había invertido tanto en un solo proyecto. Además, hay que tener en cuenta que Zuckerberg suele acertar a la hora de apostar por nuevos sectores y plataformas. Aunque el directivo no ha señalado una fecha concreta para el lanzamiento del metaverso, las empresas deben empezar a prepararse.

No es el único en ver potencial en el metaverso. Gigantes como Epic Games, creadores del videojuego Fortnite, controlan lo más parecido al metaverso que hay en la actualidad. En esta plataforma no solo se juega, también se realizan conciertos (la última estrella en pasar por su escenario ha sido la cantante norteamericana Ariana Grande). Tim Sweeney, director ejecutivo de Epic Games, aseguró en una entrevista: “Ahora Fortnite es solo un juego, pero formulen esta pregunta otra vez dentro de 12 meses”. Desde entonces han pasado dos años.

Las grandes empresas están luchando por crear su metaverso y las pequeñas tendrán que trasladarse a este ecosistema. Con las compras digitales al alza y el sector del videojuego ganando protagonismo, todo parece indicar que el metaverso representará un nicho de negocio importante en el futuro. El informe de Fjord concluye que si quieren alcanzar el éxito, las marcas tendrán que comprender a sus clientes en este nuevo mundo virtual.

La importancia de la nube

La nube es una red enorme de servidores remotos conectados para funcionar como un único ecosistema.
La nube es una red enorme de servidores remotos conectados para funcionar como un único ecosistema.ISTOCK

Hace casi dos años que el teletrabajo se generalizó tras el estallido de la pandemia. Este acontecimiento marcó un punto de inflexión para una tecnología que llevaba años disponible, pero que no había demostrado toda su potencialidad: la nube. Este instrumento es una red enorme de servidores remotos que están conectados para funcionar como un único ecosistema. Permite guardar documentos en línea de la misma forma que antes se guardaban en un ordenador, creando una oficina virtual a la que todos los trabajadores de una empresa tienen acceso.

Muchas organizaciones ya utilizaban esta tecnología, pero la irrupción de la covid-19 la ha hecho imprescindible para casi todas, destaca Albert Agustinoy, profesor del máster de Propiedad Intelectual y Tecnologías de la Información de Esade. “Gracias a ella los trabajadores y colaboradores pueden seguir con su actividad en los momentos en los que la presencialidad no es posible”, puntualiza. Este modelo parece que se ha consolidado este año y se prevé que en 2022 se siga trabajando en la nube.

Más ciberseguridad

Los empleados pasan más tiempo en remoto y, generalmente, desde equipos menos seguros.
Los empleados pasan más tiempo en remoto y, generalmente, desde equipos menos seguros.

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) de España gestionó más de 130.000 incidentes de seguridad en internet durante el año 2020. Aún no hay datos para el año que acaba, ni previsiones para el próximo, pero todo hace pensar que las cifras continuarán al alza. Por este motivo, el 70% de las empresas aumentará su gasto en ciberseguridad en 2022, según el estudio Digital Trust Survey 2022 publicado por PwC.

“La seguridad informática es ya una prioridad para las compañías”, afirma Agustinoy. Este experto cree que el aumento de ciberataques es una de las consecuencias de trasladar el trabajo físico al entorno virtual. Los empleados pasan más tiempo en línea y mayoritariamente en remoto, desde equipos menos seguros. “Esto incrementa la posibilidad de que otros usuarios no autorizados accedan”, destaca. La única opción que tienen las compañías, por lo tanto, es aumentar el presupuesto en ciberseguridad.

Crece el protagonismo de la inteligencia artificial

Astro, el robot doméstico de Amazon.
Astro, el robot doméstico de Amazon.AMAZON

Los datos son tan útiles como los sistemas de inteligencia artificial (IA) que se utilizan para interpretarlos. En un mundo altamente tecnologizado se recoge diariamente mucha información que no se aprovecha. Las redes neuronales de IA pueden cambiar esto, dar sentido a enormes bases de datos y contribuir a tomar decisiones más eficientes. Josep Curto Díaz, director del máster de Inteligencia de Negocio y Big Data Analytics en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), cree que es el momento adecuado: “Por un lado, está la progresiva digitalización y la gestión de datos de clientes, empleados, procesos y productos. Cada vez hay más información y aumenta la necesidad de manejarla de forma eficiente. Por otro, las plataformas han evolucionado considerablemente para facilitar su adopción y su uso”.

Un robot de Glovo que hará repartos por Madrid.
Un robot de Glovo que hará repartos por Madrid.ANDREA COMAS

Amazon va a lanzar este año su robot doméstico Astro, similar a Alexa pero con ruedas y un sistema de inteligencia ambiental. Glovo está probando robots automatizados de reparto para que recorran las ciudades. Asistentes de voz como el mencionado de Amazon, Apple o el de Google continúan perfeccionándose. Sin embargo, esta tecnología va mucho más allá. Tiene aplicaciones revolucionarias en los ámbitos empresarial e industrial. Tanto, que apostar por ella ya no es una opción. Curto Díaz asegura que el año que viene se verán luces y sombras: “Siguen existiendo barreras internas, por ejemplo, en la calidad de los datos recogidos, que deben mejorarse, y aparecen aspectos legales que se deben valorar y que se están tratando en la futura regulación de la IA de la Comisión Europea”.

5G para todos

Esta tecnología empezará a mostrar su potencial en los próximos tres años.
Esta tecnología empezará a mostrar su potencial en los próximos tres años.ISTOCK

El 5G es una tecnología que muestra su potencial en la intersección con otros avances. Todas las tendencias mencionadas ampliarán su capacidad gracias al 5G. Esta nueva generación de conexión a internet mostrará su máximo potencial, sin embargo, en el llamado internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés). Lo revolucionario del 5G es su latencia (tiempo que tarda en transmitirse información). Esta tecnología lo reduce a un milisegundo, frente a los 20 o 30 segundos de las redes 4G.

El coronavirus ha provocado un retraso en la implantación del 5G, cuyo despliegue comercial real no comenzará hasta 2022. Por eso esta tecnología empezará a mostrar su potencial en los próximos tres años. La Comisión Europea ha aprobado el régimen de ayudas de 150 millones de euros para España a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), que busca dar apoyo al despliegue de infraestructuras para ofrecer cobertura móvil en todas las zonas de España, incluso en las que actualmente no tienen cobertura 4G. De esta forma se persigue acabar con la brecha digital y alcanzar los objetivos estratégicos de la Unión Europea relacionados con la transición digital.

Fuente: https://elpais.com/economia/estar-donde-estes/2021-12-22/2022-el-ano-del-metaverso-el-5g-y-el-robot-con-ruedas.html

Comparte este contenido:

Estudiantes del Tec campus Estado de México y del IPN, cerca de Marte

Por: Jocelyn Zavala

Universitarios mexicanos del Tec de Monterrey y del Instituto Politécnico Nacional (IPN) participarán en dos competencias de talla mundial, el Canadian International Rover Challenge 2021 y el University Rover Challenge 2022.

CONECTA

Para el equipo de Quantum Robotics, conformado por estudiantes del Tec de Monterrey campus Estado de México y del Instituto Politécnico Nacional, el planeta rojo está más cerca que nunca. El equipo conformado por 29 universitarios unió su pasión por la ciencia para diseñar, desde cero, un robot explorador (rover) que participará en dos competencias de talla mundial: el Canadian International Rover Challenge 2021 y el University Rover Challenge 2022.

En ambas convocatorias se busca que los estudiantes desarrollen un vehículo autónomo capaz de recorrer la superficie del planeta Marte, mismo que debe cumplir con características específicas que van desde asistir a astronautas con labores manuales como atornillar y desatornillar, hasta tareas más complejas como detectar la presencia de vida.

Roverto, nombre con el que los integrantes de Quantum Robotics decidieron llamar a su robot en homenaje al idioma español y la cultura mexicana, cumple con todos los requerimientos necesarios gracias a su diseño funcional.

¿Cómo nació Roverto?

roverto-robot-estudiantes-tec--ipn-a-marte.jpeg

El robot cuenta con un sistema de suspensión que le permite sobrepasar obstáculos que midan el doble del diámetro de las ruedas y posee una serie de garras en cuyas puntas se almacenarán muestras de la superficie del planeta para ser analizadas. Además, tiene un brazo mecánico con seis niveles de movimiento que le otorga la habilidad de sostener objetos pesados en diferentes posiciones e incluye sensores que pueden identificar gases tóxicos en la atmósfera.

Para lograr un vehículo con tales atributos, Quantum Robotics formó un equipo multidisciplinario de siete áreas: mecánica, electrónica, control, ciencias biológicas, telecomunicaciones, negocios y comunicación. “Roverto fue un trabajo en conjunto, las 29 personas del equipo somos quienes le damos vida. Sin cada uno de nosotros no sería posible haberlo creado”, señaló Michelle Sánchez, estudiante del Tec.

¡De México a Marte!

Y es que el rover que podría llevar el talento mexicano a Marte fue resultado de la perseverancia de los universitarios, quienes han logrado superar los obstáculos que se les presentan en el camino. “No ha sido un trabajo nada fácil, sobre todo con la pandemia. Pero el conocimiento de ambas instituciones nos ha permitido llegar lejos y representar orgullosamente al país en una competencia internacional”, añadió Alan Moreno, estudiante del Tec campus Estado de México.  “Somos muy privilegiados de poder formar parte de este equipo. He aprendido que los límites solo uno se los pone”, complementó Ulises Romero del equipo del Tec. “Queremos agradecer el apoyo del Tecnológico de Monterrey, campus Estado de México, en especial a los profesores Luis Manuel Díaz, Iván Escobar, Cesar García, Alberto Ordaz, Ana Laura Torres, Yamir Bandala y Josefina Castillo; así como a todos los patrocinadores que confiaron en nosotros”, agregó.

Es así como Quantum Robotics busca inspirar a otros jóvenes a involucrarse en la innovación y exploración espacial con la esperanza de que más mexicanas y mexicanos representen al país a nivel internacional. En los próximos meses se darán a conocer los resultados de las convocatorias, entonces sabremos si Roverto resultó seleccionado. Mientras tanto, el equipo de universitarios continúa preparándose y enfrentando los retos que conlleva seguir sus sueños.

¿Te gustaría apoyarlos a llegar a Marte? ¡Entérate cómo puedes hacerlo en sus redes sociales!

Instagram: @qrteam.cem 

Facebook: Quantum Robotics

Página web: https://qrteam.space/

Fuente e imagen: https://observatorio.tec.mx

Comparte este contenido:

Japón pondrá en 2022 un robot transformable en la Luna

La agencia espacial japonesa planea poner el año que viene un robot transformable en la Luna, con el propósito de preparar el despliegue de un futuro rover tripulado, que llegaría a nuestro satélite en 2029. Es parte de un ambicioso plan japonés de incursión espacial, que incluye misiones tripuladas permanentes en la Luna y luego en Marte.

Un pequeño robot transformable será colocado por la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) en la Luna durante 2022, preparando las condiciones necesarias para el desembarco de un rover tripulado en 2029. Las acciones marcan el progreso del plan japonés para dejar su huella en el espacio: piensa concretar misiones tripuladas permanentes tanto en nuestro satélite como en Marte.

Japón parece decidido a no quedar atrás en la incipiente «carrera espacial» del siglo XXI, protagonizada por Estados Unidos y China pero que también presenta esfuerzos y proyectos en desarrollo de Rusia, Europa, Canadá y Emiratos Árabes Unidos, entre otros países o grupos de naciones: para ello ha desarrollado un módulo de aterrizaje lunar y está trabajando en un rover.

Previamente, la agencia espacial japonesa ha encargado a una conocida marca de juguetes que desarrolle un pequeño robot transformable junto a otras empresas y universidades, para probar las condiciones del polvo en la Luna. Se trata de un diminuto dispositivo en forma de bola, que pesa solamente 250 gramos.

Según una nota de prensa, el artefacto lunar mide solamente 80 milímetros de diámetro previamente a su transformación. Será utilizado principalmente para estudiar las condiciones del regolito o «arena lunar»: se trata de una capa de materiales no consolidados que reposan sobre roca sólida y caracteriza a la superficie de la Luna.

Datos vitales

El análisis de estos aspectos es crucial para poner a punto la tecnología de conducción autónoma que empleará el rover presurizado con tripulación, que Japón llevará a la Luna en 2029. El robot transformable destinado a recabar estos datos será transportado por un módulo de aterrizaje lunar, que además contará con una cámara para tomar imágenes de la superficie de la Luna.

Los datos que se obtengan permitirán analizar el rendimiento del algoritmo de localización que utilizará el futuro rover tripulado, como así también el impacto de la «arena lunar» en su desenvolvimiento en la superficie del satélite terrestre. Sin embargo, esto sería solamente el comienzo de un plan mucho más ambicioso.

Japón piensa en los rovers tripulados presurizados como un elemento trascendental de apoyo a la exploración lunar humana, que según la agencia espacial del país oriental vivirá su apogeo en la década de 2030.

En los mismos buscará tener en cuenta condiciones como la gravedad lunar (que es una sexta parte de la existente en la Tierra), la accidentada y compleja geografía del satélite o aspectos como la radiación y la temperatura en la Luna. El objetivo es crear el escenario para que las misiones tripuladas permanentes sean más eficientes desde todo punto de vista.

Japón conquista el espacio

Pero la Luna no será el único destino de la «conquista» espacial japonesa: también planea concretar posteriormente misiones tripuladas permanentes hacia Marte, el planeta rojo hoy «dominado» por Estados Unidos y China. Su ambición no es nueva, ya que en 1998 había lanzado una primera sonda de observación a Marte, un artefacto de 535 kilos llamado Nozomi (Esperanza).

Para concretar estas misiones será crucial el desarrollo de rovers verdaderamente eficientes. Para ello, JAXA ha unido esfuerzos con la empresa Toyota para crear una nueva tecnología de movilidad lunar, que posteriormente se adaptaría a las características de Marte.

Bajo un nuevo concepto de «movilidad espacial», los vehículos se alimentarían mediante pilas de combustible, empleando métodos limpios de generación de energía. Además, tendrían una alta densidad energética para poder hacer frente a las duras condiciones ambientales y a la superficie de la Luna y Marte.

El robot transformable diseñado para estudiar la superficie lunar de la agencia espacial japonesa, que se enviaría a la Luna durante 2022. Crédito: JAXA/Tomy Company/Sony/Doshisha University.

Fuente: https://tendencias21.levante-emv.com/japon-pondra-en-2022-un-robot-transformable-en-la-luna.html

Comparte este contenido:

República Dominicana: UNESCO presenta kits robóticos al Ministerio de Educación que serán incorporados al sistema educativo

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), presentó al Ministerio de Educación, el funcionamiento de los kits robóticos que serán incorporados al sistema educativo en la enseñanza en ciencia.

“En continuidad con nuestra estrecha relación con la UNESCO en reconocimiento de todos sus aportes a la educación de la República Dominicana, de América Latina y en el mundo, hemos tenido un seguimiento a través del embajador Andrés L. Mateo y nuestra Comisión Nacional Dominicana para la UNESCO, para poder ampliar, profundizar y, sobre todo, eficientizar el sistema educativo y las relaciones que por muchos años han unido a nuestro país como parte del Sistema de las Naciones Unidas”, resaltó el ministro Fulcar.

Destacó que, “deseo mostrar el interés del gobierno del presidente Luis Abinader, para que estas relaciones entre el MINERD y la UNESCO se amplíen, se diversifiquen y sean cada vez más eficientes y productivas, por el bien de la educación, de nuestros estudiantes y la humanidad”.

Por su parte, el representante dominicano ante esa casa de las Naciones Unidas, Andrés L. Mateo, reiteró que, “la introducción de estos kits robóticos contribuirá a fortalecer nuestro sistema educativo, el estudio de las ciencias, y permitirá que el Ministerio de Educación extienda el programa de enseñanzas de la ciencia en los niveles primarios y secundarios, y en toda la tanda extendida del horario escolar”, garantizo el diplomático y también escritor dominicano.

En representación de la UNESCO, intervino, además, la directora general adjunta del Sector de Ciencias Naturales y Exactas, Shamila Nair-bedouelle, quien expresó el interés de la Organización en cooperar con el país con el programa en ciencia, puesto que la pandemia del Covid-19 ha afectado el sistema educativo.

Añadió que, “entendemos que el Programa Ciencia, Tecnología Ingeniería y Matemáticas (STEM) es vital para lograr estos objetivos, al mismo tiempo de que la robótica educativa se está convirtiendo en el próximo paso en la educación, debido a su carácter innovador y la experiencia práctica que ofrece a los estudiantes, haciéndolos más receptivos a los estímulos de aprendizaje”, ponderó la especialista.

El encuentro estuvo encabezado por el ministro de Educación, Roberto Fulcar y el embajador Andrés L. Mateo, delegado permanente de la República Dominicana ante la UNESCO, quienes estuvieron reunidos con los funcionarios del órgano de las Naciones Unidas de forma remota.

UNESCO presenta kits robóticos al Ministerio de Educación que serán incorporados al sistema educativo

Comparte este contenido:

La Cuarta Revolución Industrial: el gran reto de las universidades dominicanas

Por: Héctor Rodríguez Cruz

Ojalá que muy pronto podamos contar la historia de “conversión” a Universidad 4.0 de todas las universidades e IES del país.

Estamos frente a la Cuarta Revolución Industrial, una era que está borrando los límites entre las esferas físicas, digitales y biológicas, y transformando las relaciones productivas, económicas y comerciales, hasta modificar radicalmente nuestra forma de vivir, de trabajar, de estudiar  y de relacionarnos. ¡Afrontar los retos del futuro exige ver el mundo desde nuevas perspectivas!

En este escenario, el mayor reto de las más de 40 universidades e instituciones de educación superior del país consiste en ajustar/actualizar/convertir su visión y sus competencias institucionales de cara a la Cuarta Revolución Industrial (Revolución 4.0) como cambio disruptivo que trae desafíos para todos los sectores de la industria, del gobierno, de la educación y miembros de la sociedad.

El concepto de la Cuarta Revolución Industrial fue acuñado por  Klaus Schwab  en el contexto del Foro Económico Mundial del 2016, un acontecimiento que reúne anualmente en Davos, Suiza, un millar de personas capaces de influir en esas transformaciones como jefes de gobierno, empresarios, académicos,  científicos, líderes y emprendedores.

Schwab desarrolla su idea de la Cuarta Revolución Industrial en un libro con el mismo nombre y expresa así la dimensión de la misma: “Pensemos en la impresionante confluencia de avances tecnológicos que abarca amplios campos, como la inteligencia artificial (IA), la robótica, el internet de las cosas (IoT), los vehículos autónomos, la impresión 3D, la nanotecnología, la biotecnología, la ciencia de materiales, el almacenamiento de energía y la computación cuántica”.

Totalmente alineada con la Revolución 4.0, llegó  la Universidad 4.0. Nos encontramos, por tanto, frente a la “Revolución de las Competencias», que dará lugar a nuevas profesiones, a la modificación amplia de las existentes y la desaparición de muchas de ellas, así como a la formación de nuevas habilidades y competencias, determinantes en la empleabilidad de las personas.

En el marco de la Cuarta Revolución Industrial y de la Universidad 4.0,  las universidades e instituciones de educación superior deberán poner la mirada  en el  “Core work-related skills”, que presenta un perfil  de la mayoría de ocupaciones, consistente en una gama de combinaciones de 35 habilidades y competencias relevantes, además del conocimiento especializado específico de cada ocupación.

La Universidad 4.0 deberá reinventar la universidad tradicional y contemplar en sus programas otras competencias  que impactan de manera directa en la calidad del ejercicio de la profesión, tales como liderazgo, emprendimiento e innovación, curiosidad, pensamiento crítico, solución de problemas, ética, ciudadanía  y visión global.  Evitando definir los currículos en términos de competencias. Menos aún, si se especifican erróneamente mediante capacidades, ya que “una cosa es ser capaz y otra muy diferente es ser competente”.

La Revolución 4.0 ya entró en muchas universidades. ¡Y habrá de entrar en las universidades dominicanas!  Veamos algunas experiencias latinoamericanas. En Colombia, en el 2019 se dio una alianza entre el Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA Antioquia, la Universidad de Antioquia, UdeA, y Amazon, para formar a 2000 estudiantes en programas relacionados con Cuarta Revolución Industrial.

La Universidad CES de Medellín  desarrolla  nuevos programas en modalidad virtual como Ganadería de Precisión, Gestión de Big Data en Salud y Nanotecnologías para la Salud. La universidad EAFIT ofrece la Maestría en Ciencias de los Datos y Analítica. En la Universidad EIA, también de Medellín, ofrece la Especialización en Big Data e Inteligencia de Negocios.

En México, la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, ANUIES, que agrupa más de 200 universidades, en su Asamblea General del 2019 presentó el Modelo “ANUIES frente a la Cuarta Revolución Industrial”.

El Instituto Tecnológico de Monterrey a partir del 2019  estableció un currículo para todos los estudiantes, incluyendo los de primer ingreso, que incluye: Urbanismo Sostenible, Ciencia de Datos, Inteligencia de Negocios Vinculada a Big Data y Analytics, Transformación Pública, Innovación Educativa, Sistemas Digitales, y Nanotecnología. Carreras tradicionales como Contaduría o Arquitectura, integrarán materias de analítica de datos y tecnologías digitales.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en los últimos cinco años  ha creado más de 10 licenciaturas nuevas, como Neurociencias, Desarrollo Comunitario para el Envejecimiento, Física Biomédica, Materiales Sustentables, Negocios Internacionales, Ingeniería Ambiental, Tecnologías para la Información en Ciencias, Economía Industrial y Geociencias. Así como el “Centro de Ciencias de la Complejidad”, conocido como C3 y creado para  tender puentes entre las ciencias exactas, naturales, sociales y humanísticas.

En Chile, el Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (Cruch) realiza esfuerzos para la adecuación de las universidades chilenas a la 4RI. En Centroamérica, el Consejo Superior de Rectores, en el 2019  celebró en Costa Rica el Diálogo Regional  Centroamérica Digital en la Cuarta Revolución Industrial: Ciencia, Tecnología e Innovación al Servicio de la Región.

Aquí, bajo de Modelo “Triple Hélice”, universidades-empresas-gobierno cargan con la responsabilidad de promover y realizar la Cuarta Revolución Industrial en la República Dominicana. Ojalá que muy pronto podamos contar la historia de “conversión” a Universidad 4.0 de todas las universidades e IES del país.

Mientras esto sucede, invitamos a las comunidades académicas d educación superior a leer y debatir el libro “La Cuarta Revolución Industrial” de Klaus Schwab. Y si se animan,  que lo asuman como libro texto en todas las carreras. ¡Eso esperamos”.

Fuente: https://acento.com.do/opinion/la-cuarta-revolucion-industrial-el-gran-reto-de-las-universidades-dominicanas-8930680.html

Comparte este contenido:

Crean robots que reconocen y asisten a los enfermos

Nuevos robots entrenados en base a avanzadas técnicas de Inteligencia Artificial pueden convertirse en eficientes colaboradores en centros de atención médica y residencias de ancianos. Logran distinguir a las personas y seguirlas en un entorno concreto.

Una nueva generación de robots de asistencia social, capaces de distinguir a los enfermos y al personal de un centro de salud, acompañarlos en sus tareas diarias y participar en actividades sociales como juegos ya es una realidad, según un artículo publicado en Tech Xplore.

Se trata de una nueva plataforma robótica denominada Aether, que fue desarrollada a partir del esfuerzo de un grupo de investigación conformado por científicos y especialistas de la Universidad de Monash, JDQ Systems y la Universidad de Columbia Británica. El estudio fue publicado en arXiv.

La capacidad que poseen los robots para identificar y rastrear a las personas en un entorno determinado, siguiéndolas para prestarles la ayuda requerida, se debe a un nuevo modelo computacional y a técnicas de Inteligencia Artificial desarrolladas por los expertos.

Reconocimiento facial y algoritmo secuencial

Los científicos trabajaron para incorporar herramientas de reconocimiento facial, que permiten a los robots identificar a las personas pero sin seguir sus movimientos de forma permanente. Además, una serie de técnicas de seguimiento de personas anónimas permite a estos dispositivos robóticos de asistencia rastrear los movimientos de una persona sin conocerla.

Ambas habilidades se combinan cuando los robots son entrenados para seguir a personas específicas: logran determinar quiénes son y, al mismo tiempo, pueden rastrear sus movimientos. Esta capacidad combinada se obtuvo a partir de la integración entre el reconocimiento facial de última generación y un algoritmo secuencial especializado, que aplica un método computacional orientado a tareas complejas de clasificación.

El algoritmo tiene la ventaja de colaborar con el robot para que pueda superar múltiples escollos en su tarea cotidiana, como obstrucciones, una iluminación pobre o la recuperación de objetos perdidos. Al superar estos inconvenientes de la vida real, los robots de asistencia social se vuelven más confiables en sus movimientos.

Pruebas auspiciosas

La nueva plataforma se puso a prueba en cinco escenarios diferentes, con excelentes resultados. El robot Aether logró identificar, rastrear y seguir a las personas en cada entorno y realizar las tareas indicadas. Su actividad fue evaluada a partir de los datos de un sistema de captura de movimientos.

Los investigadores compararon incluso el rendimiento del robot con otras herramientas de reconocimiento facial y seguimiento de personas, comprobando que la nueva plataforma supera los estándares existentes.

En los experimentos realizados, los robots lograron con éxito efectuar distintas tareas, como acompañar al personal de un centro de salud a su próximo turno de trabajo o retirar a un enfermo de su hogar y acompañarlo hasta el centro asistencial.

Tecnología en avance permanente

Aether es un robot de servicio diseñado para ayudar a los residentes en hogares de ancianos o a pacientes en otras instalaciones de atención médica, pero que integra esfuerzos científicos que combinan los últimos desarrollos en Inteligencia Artificial y tecnología robótica.

Además, la nueva plataforma podrá ser utilizada por otros dispositivos similares que quieran optimizar sus capacidades en reconocimiento y seguimiento de personas para las tareas de asistencia.

Los nuevos robots de asistencia social podrán extender sus habilidades en el futuro y ser cada vez más autónomos. Los especialistas creen que en breve estos robots serán capaces de comprender los gestos sociales realizados por las personas, proveer entretenimiento a enfermos o residentes, realizar visitas de rutina en los centros de salud y hasta sostener conversaciones interesantes con los pacientes y el personal.

Según Wesley P. Chan, uno de los investigadores que lideró el estudio, “la principal misión de nuestro proyecto es permitir que los robots se conviertan en actores socialmente capaces y con un papel útil en la comunidad. De esta forma, podrán ayudar a mejorar la productividad y la calidad de vida de las personas”, concluyó.

Referencia

Autonomous person-specific following robot. Chan et al. arXiv (2020).

Foto:

El robot interactuando con las personas en el marco de una prueba. Crédito: Chan et al.

Fuente: https://tendencias21.levante-emv.com/crean-robots-que-reconocen-y-asisten-a-los-enfermos.html

Comparte este contenido:
Page 1 of 16
1 2 3 16