Una entrevista con Luis Miguel Bermúdez, Gran Maestro del Premio Compartir 2017

06 de diciembre de 2017 / Fuente: https://compartirpalabramaestra.org

Luis Miguel Bermúdez

Una charla con el docente que se llevó el máximo galardón otorgado por la Fundación Compartir. 

El 25 de mayo de 2017 Luis Miguel Bermúdez fue galardonado como el Gran Maestro del Premio Compartir 2017. Su propuesta fue la que convenció al Gran Jurado de que era el maestro a ser ejemplo nacional.

Desde Compartir Palabra Maestra hablamos con él sobre su reconocimiento, su labor docente después del certamen realizado por la Fundación Compartir y sus metas trazadas a futuro en materia educativa, profesional y humana.

¿Qué ha pasado desde entonces en su vida? ¿Qué ha cambiado? ¿Qué ha pasado en su colegio? ¿En su comunidad?

El mayor cambio ha sido a nivel profesional por el reconocimiento. Ha sido muy significativo que mi trabajo haya trascendido las puertas de la escuela influyendo en muchas diferentes instituciones de educación como de salud, en lo relacionado con prevención de embarazos tempranos. Me ha dado la satisfacción de poder mostrar la visión de los docentes de este siglo, que queremos transformar la realidad.

La institución educativa Gerardo Paredes, en donde trabajo, ha empezado a tener una nueva imagen y percepción ante su comunidad. Se está viendo como una institución líder, ejemplar. De hecho la revista Semana nos nominó al premio mejores líderes de Colombia 2017. Y la comunidad reconoce esto. La demanda de cupos se ha ampliado, pues son muchas las familias las que quieren que sus hijos estudien en este colegio, lo que muestra que cuando un buen trabajo se visibiliza empieza a haber una transformación.

¿Cómo ha sido su rutina desde entonces? Sabemos que ha participado en un sinnúmero de eventos en el país compartiendo su experiencia. Cuéntenos algo sobre estas participaciones. ¿En dónde se han realizado? ¿Cuál ha sido su aporte? ¿Qué es lo que más le preguntan, les inquieta? ¿Qué ha aprendido?

He participado en muchos foros y congresos. Lo más importante es que me han llamado para influenciar, para proponer para construir política pública en educación. Uno de los encuentros más significativos fue con el BID en un congreso en Cartagena al que me invitaron para participar sobre construir política pública para atraer a los mejores a la profesión docente. Estar ahí como ejemplo a seguir fue muy significativo. Y lo que más me llevo en el corazón es cuando se acercan personas que no conozco en las conferencias, a darme las gracias por lo que ha influenciado en ellos mi trabajo.

Lo que más me preguntan es como hice para influir en un tema tabú tan grande. Me preguntan sobre como es el currículo para replicarlo. Me preguntan sobre los padres de familia, como he hecho para soslayar las resistencias que históricamente se han generado en el entorno familiar en relación con la sexualidad. Me preguntan sobre cómo generar puentes entre la ciudadanía sexual y las creencias religiosas de las familias.

¿Que sigue en lo que resta del año? ¿Y que sigue para usted? ¿Para su comunidad?

Seguir ampliando la propuesta de trabajo y seguir visibilizándola en diferentes eventos para convertirla en un referente nacional de educación. Quiero contribuir a que cuando se quiera saber de educación llamen a quienes somos expertos porque estamos en el campo, en terreno, y no a un político o quienes están detrás de un escritorio pero nunca han estado en un aula escolar.

En cuanto a la comunidad, nuestra meta es convertirnos en el mejor colegio público de Bogotá, empezando por la localidad y luego trascendiendo a la ciudad y luego al país.

¿Cómo resumiría esta experiencia en pocas palabras?

Arrolladora. Era consciente de que iba a tener reconocimiento y compromisos, pero estos me han sobrepasado. También he tenido que toparme con personas que creen que porque trabajo con la comunidad  entonces les da derecho a exigir cosas que no. A veces al no estar preparado para exponerme a tantos medios, tenía temor. El gran rector del 2016 me dijo “siempre con los pies en la tierra”.

El Premio Compartir es una experiencia que se la recomiendo a todos y todas. El conocer gente, el viajar, es indescriptible. Aún estoy entendiendo y acoplándome a todo lo que me ha dado este premio. Todo queda ahí en mi memoria y en mi corazón.

¿Qué recomendaría /sugeriría al equipo de la Fundación Compartir?

Que sigan con el acompañamiento que hacen a sus galardonados que es fundamental y nos anima. El Premio Compartir está maduro para un reconocimiento internacional, por esto debería ser un referente por fuera. Esta marca no debería ser para Colombia sino para la región.

¿Qué diría a todos los maestros del país?

Que nosotros somos el cambio, pero necesitamos visibilizarnos. Necesitamos salir del aula y contar nuestro trabajo. No podemos permitir que otros no lo muestren porque siempre lo presentan de una manera tergiversada y amañada. Somos nosotros los que debemos visibilizarnos y buscar plataformas para mostrar nuestro trabajo. Eso es un deber de nosotros. Las nuevas tecnologías de la información son una magnífica herramienta para lograr esas plataformas para visibilizar y lograr el reconocimiento de nuestro trabajo. No esperar que otros lo hagan. Somos nosotros quienes tenemos que salir a mostrar nuestro trabajo.

Fuente entrevista: https://compartirpalabramaestra.org/actualidad/articulos-informativos/una-entrevista-con-luis-miguel-bermudez-gran-maestro-del-premio-compartir-2017

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *