La educación de vacaciones

Argentina / 21 de enero de 2018 / Autor: Osvaldo Olmo Gómez / Fuente: Diario de Cuyo

La realidad es que la educación es sin lugar a dudas el continente donde vienen a ella todos. Es el ámbito donde se entrecruzan seres que solo tienen en común la franja etaria a la que pertenecen. Hoy el ámbito donde se ejerce esa educación, que nos convoca a escribir, es distinto a aquella donde se aplicó la Ley 1.420, promulgada el 8 de julio de 1884. Esa norma estructura la educación argentina dándoles a la misma tres características básicas e incólumes, es obligatoria, gratuita y laica. No fue menor el revuelo que levantó esta legislación, el tiempo dará a Sarmiento, su ideólogo, la razón. Fue admirada por diseñadores educativos y políticos de otros países, tomándola como base para legislaciones similares. Por aquel entonces, durante la presidencia de Roca, las condiciones del país eran otras, el porcentaje de población con educación era menor al 8% pero el carácter revolucionario de la norma determinó que al centenario de la patria (1910) ese porcentaje ínfimo se haya elevado casi al 70% de la población del país con instrucción educativa.

Hoy la realidad es otra, los avances ocurridos en la TIC ha cambiado por completo la realidad. Mientras que por aquel entonces decir libro significaba bibliotecas cerradas con estanterías abarrotadas de libros, hoy acceder a textos se realiza desde el IPod, es decir cabe en la palma de nuestras manos.

Decir que los derechos de los niños y jóvenes han cambiado es un error, actualmente esos derechos están siendo respetados, afirmo esto porque los derechos del hombre siempre fueron los mismos, en tanto que el respeto por ellos no. Esta es solo parte de una realidad bastante más compleja, son dos aspectos que la comunidad educativa debe asumir.

“En vacaciones, con calor o lluvia, es necesario capacitarse y capacitar, el conocimiento está en nuestras manos en forma de pantalla”. 

Es conocido el video donde se aprecia la educación en Finlandia, un trabajo documental dirigido por Michael Moore de muy interesante información. En detalle se puede apreciar que aquella educación es totalmente sin barreras, humanizantes, integral con tutores generalizantes, basadas en juegos de diversión diseñados mediante estrategias didácticas para que el alumno alcance los conocimientos y los pueda, ya no aprender sino aprehender, asir, como una acción que infiere adquirir una capacidad y/o habilidad para nunca más dejarla arrumbada en la biblioteca mental.

La imagen de aquel docente autoritario que moldeaba miles de ladrillos iguales para esa pared social, imágenes de las metáforas de la canción The Wall del grupo británico Pink Floyd, ha quedado vetusta y enmohecida, hoy la realidad es dinámica, no sirve de nada la rigidez y el autoritarismo.

Se hace necesario que la educación tenga una apertura sin temores para aquellos que la dirigen. Se hace necesario parar la educación como el continente donde deben ser activados los sueños de quienes la transcurren.

En vacaciones, con calor o lluvia, es necesario capacitarse y capacitar, el conocimiento está en nuestras manos en forma de pantalla. No existe futuro sin educación, no existe país que avance sin pueblo educado. El tiempo de ese cambió es el hoy, es urgente.

Fuente del Artículo:

https://www.diariodecuyo.com.ar/columnasdeopinion/La-educacion-de-vacaciones-20180115-0078.html

Fuente de la Imagen:

Las 10 mejores Aplicaciones educativas (gratis) para aprender en vacaciones

Comparte este contenido:
Osvaldo Olmo Gómez

Osvaldo Olmo Gómez

Profesor de Enseñanza Media.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *