Posición política de la CNTE (México) ante el inicio del año escolar

CNTE / OVE 22-08-2020

 

POSICIÓN POLÍTICA DE LA CNTE ANTE EL INICIO DEL CICLO ESCOLAR

EL GOBIERNO Y LA NUEVA NORMALIDAD.

La determinación de la Secretaría de Educación Pública (SEP) el 3 de agosto de 2020, en voz de Esteban Moctezuma Barragán y la complacencia de Andrés Manuel López Obrador, ratifica su política de continuidad neoliberal. La transformación de 4T, solo queda en el imaginario y en las políticas de los programas compensatorios paliativos ante la creciente pobreza en nuestro país sin resolver los problemas de fondo, es decir, ataca las consecuencias y no las causas.

A nivel internacional, chantajeado por el vecino país del norte, el gobierno mexicano, establece políticas migratorias parecidas al apartheid africano, fomentando el racismo ante la militarización de la frontera sur. Otra condición aceptada por el gobierno mexicano es la creación de una nueva reforma a las pensiones; donde el carácter neoliberal y privatizador se ratifica con los fondos de retiro en la iniciativa privada hablando de los bancos en su totalidad extranjeros ubicados en nuestro país, y por si fuera poco aceptar el chantaje de las televisoras, monopolios de la comunicación al ser rescatados y en consecuencia apoderarse de la educación pública.

La pandemia ha sido utilizada por el Estado para negar a los diferentes sectores de la población derechos elementales, sin embargo, la continuidad de los megaproyectos de muerte sigue con paso firme sin importar las negativas consecuencias sociales, económicas y ambientales hacia las comunidades y poblaciones afectadas. Como en otros tiempos se sigue cargando los costos de las crisis a la población y se continúa beneficiando a los empoderados económicamente, empresarios criollos y extranjeros. El ejemplo claro, son las contradicciones entre López-Gatell y Sheinbaum, quienes discuten si la capital de la república debe estar en semáforo rojo o naranja por la presión de los empresarios, finalmente, como siempre, gana el privilegio del que gozan los empresarios al reactivar la economía abriendo comercios sin beneficio social.

El inicio del Periodo escolar 2020-2021, impuesto de manera unilateral por Moctezuma, no hace más que aplicar las medidas de la reforma educativa de Peña Nieto: sustituir al trabajador de la educación de carne y hueso por la tecnología de la comunicación neoliberal; aplicar el currículo de mercado, reduciendo al estudiante a simple espectador sin elementos de reflexión ni cuestionamiento, sin interacción humana y destinado a bloquear su cerebro con los mensajes colonizadores de la televisión comercial.

CONSECUENCIAS LABORALES

En la última etapa de lucha la CNTE, pugnamos por la abrogación de la reforma educativa neoliberal, de alguna manera contuvimos las consecuencias de esta, derrotamos la evaluación punitiva y evitamos el despido de cientos de miles de trabajadores. En este gobierno no es tan latente el despido por la evaluación, sin embargo, el régimen de excepción laboral y la rectoría unilateral de la educación pública por parte del Estado, se vienen a agravar con las medidas en política educativa que en medio de la pandemia y de manera vertical implementará la SEP, para dar inicio al Periodo escolar 2020-2021.

La mayor consecuencia laboral del inicio del Periodo escolar sin duda el desplazamiento que hace la televisión del educador. Seguramente, con el pretexto de la educación a distancia se argumentará que no hace falta contratar maestros.

El anuncio que hace Moctezuma el día 17 de agosto de 2020, ante legisladores de ambas cámaras de las comisiones de educación, de que el programa “Aprende en casa II” seguiría aún después del regreso a clases presenciales, aunado a la declaración posterior en su conferencia vespertina donde insiste en las plazas temporales, lo que laboralmente trasgrede la ley que establece basificación de plazas en el término de seis meses un día de servicio, ratifica su decisión de reducir las plazas magisteriales en el país.

Otra consecuencia laboral sin duda, será en demérito del Sistema Educativo Nacional, puesto que la pandemia orillará a miles de trabajadores a adelantar su tiempo programado de jubilación y/o pensión por las enfermedades crónico- degenerativas propias de esta profesión, y el otro sector que siendo víctima de estas no podrá regresar a grupo, generándose en ellos una incertidumbre laboral.

CONSECUENCIAS PEDAGÓGICAS.

Las principales consecuencias de pasar largas horas frente al televisor necesariamente se traducirán en problemas de salud; como el sobrepeso e hipertensión arterial que son las más marcadas, sin dejar de lado las afectaciones mentales, depresión, ansiedad, trastorno por déficit de atención e hiperactividad y en ocasiones problemas de sueño, aunado a esto y otras consecuencias. La falta de elementos para la interacción entre estudiantes y educadores generará un desface en la construcción del conocimiento social y por tanto fomentará el individualismo.

El proceso de comunicación tan importante para la construcción del conocimiento, se trunca en una sola línea, al proclamarse la SEP como el emisor de los contenidos, la televisión como el transmisor y el estudiante como el receptor. En este modelo, el estudiante no tiene posibilidades de convertirse en emisor y transmisor porque del otro lado hay una impersonal tecnología a distancia y se rompe el diálogo.

Bajo el modelo de Educación a distancia, la SEP contradice los postulados de la Nueva Escuela Mexicana (NEM); al mencionar que será humanista, equitativa,

inclusiva y empática. La educación a través de un dispositivo como la televisión no promueve el humanismo, el análisis de la realidad, la empatía y como consecuencia excluye la presencia humana. A semejanza de las pruebas estandarizadas, tan socorridas en la reforma educativa peñista, ahora la educación se encuentra en ese formato, porque serán las mismas lecciones para millones de estudiantes, lo que anula el momento histórico de los contextos sociales, regionales y culturales de un país pluricultural y diverso como el nuestro.

Podríamos argumentar muchas implicaciones pedagógicas, sin embargo, la discusión y debate tiene que darse de frente entre los principales actores de la educación y generar consensos que fortalezcan el SEN, tan vilipendiado por todos los gobiernos.

CONSECUENCIAS SOCIALES, ECONÓMICAS Y POLÍTICAS.

La principal consecuencia en estos rubros fue lo que motivó jornadas de lucha intensas durante el periodo de la consolidación neoliberal y de gobiernos de extrema derecha; la privatización de la educación y la privatización del pensamiento.

Ha sido objetivo estratégico de los empresarios incursionar en la educación pública, para convertirla en negocio y que deje de ser un derecho social para convertirse en un servicio; el padre de familia con recursos económicos podría costear la educación de su hijo y el que no, quedaría excluido del derecho a la educación. La pandemia y la decisión del gobierno promovió esto; los padres de familia tuvieron que pagar internet, y adquirir equipos de cómputo o telefonía para que sus hijos recibieran clases para concluir el periodo escolar, en muchos casos salieron de casa para tratar de buscar internet público contradiciendo el slogan oficial de “Quédate en casa”. Por nuestra parte, como trabajadores de la educación tuvimos que poner de nuestros propios recursos para cerrar el periodo escolar con la responsabilidad que nos caracteriza.

La erogación de 450 millones de pesos para pagar el “servicio” que darán las televisoras a la educación pública, son elementos de la privatización. Antes de la declaración de la pandemia en México, expusimos al presidente en un documento las necesidades de las escuelas para enfrentar con mayor éxito la crisis sanitaria, al regreso a clases presenciales. Sin embargo, se prefiere rescatar a los empresarios que, a la escuela pública, ese monto bien podría servir para cientos de escuelas en estado de precariedad y no como un gasto público sin beneficio real para la educación en México.

PROPUESTA DE LA CNTE.

Nuestra propuesta y posición política es que las clases presenciales y el inicio del periodo escolar se debe dar de manera presencial, una vez dada las condiciones.

El inicio del periodo escolar impuesto por la SEP, en el modelo de Educación a distancia a través de un dispositivo como la televisión, como lo hemos señalado, traerá diversas consecuencias a los estudiantes, trabajadores de la educación,

madres y padres de familia por lo que, planteamos que, sin iniciar el periodo escolar, mantendremos comunicación estrecha con nuestros padres de familia y en la medida de lo posible con nuestros estudiantes. Crearemos alternativas pedagógicas y didácticas con cartillas y diversos materiales construidos por los propios educadores hasta generar las condiciones necesarias para un retorno a clases de manera presencial y los estudiantes tengan la posibilidad de construir, aprender e interactuar de manera colectiva y generalizada. En cuanto a las líneas de orientación curricular, construir orientaciones en temas de salud y alimentación en las escuelas y comunidades a partir de los contextos propios, para desterrar de las escuelas la comida chatarra e implementar la instalación de comedores escolares y comunitarios con los productos de las localidades y coadyuven al fortalecimiento del sistema inmunológico. Fomentar programas de ejercitación del cuerpo humano en clases de educación física.

Mientras esto ocurre, exigimos a las autoridades aprovechar el tiempo de la pandemia para atender las necesidades materiales de las escuelas, instalando filtros sanitarios de acuerdo al protocolo de la Secretaría de Salud. Un programa permanente de desinfección y oficinas escolares, en coordinación con autoridades de todos los órdenes de gobierno, para no cargar costos a los padres de familia.

Ante tal situación, precisamos, que para nosotros no hay “nueva normalidad”, estamos en una situación compleja como consecuencia de la mal llamada reforma educativa peñista y neoliberal que la actual administración no ha resuelto: aun mantenemos cesados, miles de compañeros y compañeras en régimen de contratación eventual sin garantías laborales y de seguridad social.

Por lo tanto, exigimos la reinstalación de la Mesa nacional de Diálogo y negociación, no solo para resolver los miles de pendientes que tenemos, sino para reflexionar sobre los nuevos temas y en consenso encontrar las respuestas.

Ciudad de México, 20 de agosto de 2020.

FRATERNALMENTE

UNIDOS Y ORGANIZADOS, ¡VENCEREMOS!

COORDINADORA NACIONAL DE TRABAJADORES DE LA EDUCACIÓN

Este es el documento original

CNTE. POSICION POLITICA ANTE EL NUEVO CICLO ESCOLAR

Comparte este contenido:

2 thoughts on “Posición política de la CNTE (México) ante el inicio del año escolar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.