Saltar al contenido principal

Puerto Rico: Educación abrirá 115 escuelas para la educación presencial A partir del 10 de marzo.

El Departamento de Educación abrirá 115 escuelas para recibir a estudiantes de manera presencial a partir del 10 de marzo, informó este jueves la designada secretaria, Elba Aponte Santos.

Detalló que el 1 de marzo reabrirá los planteles para los preparativos que realizan los maestros en sus salones de clases, que incluiría los trabajos de dividivir sus alumnos en dos grupos. Mientras, del 3 al 5 de marzo se realizarán los adiestramientos requeridos por el Departamento de Salud al personal para que las escuelas puedan ser precertificadas como aptas para abrir. Durante estos días de preparación, los estudiantes de las 115 escuelas seleccionadas no tendrán educación virtual.

“Los estudiantes comenzarán a llegar a las escuelas de manera paulatina y escalonada, empezando el miércoles, 10 de marzo, en horario especial”, anunció Aponte Santos en una conferencia de prensa realizada en la escuela Inés María Mendoza, en Caimito, San Juan.

Según el listado que proveyó Educación, 13 de estas escuelas están ubicadas en la región de Arecibo, 16 de Bayamón, 27 de Caguas, 26 de Humacao, 14 de Mayagüez, tres de Ponce y 13 de San Juan.

Cabe destacar que la mayoría de las escuelas de la región sur están afectadas por los terremotos. Pero, más allá de esta limitación, gran parte están en pueblos están vetados por el Departamento de Salud para abrir, ya que el nivel de contagio de COVID-19 es alto.

De hecho, la funcionaria explicó que Educación tenía listas 136 escuelas para comenzar en esta primera etapa de recibir a los niños de manera “gradual y parcial”. Sin embargo, 21 de los planteles están en los municipios de alto nivel de transmisión del virus, por lo que no se les permitiría abrir.

“De igual forma, si hay municipios que esa semana se incorporan los niños y sale en rojo, automáticamente continuarían a distancias”, informó la secretaria, al hacer referencia a las normas impuestas por Salud.

¿Cómo será el regreso a clases?

Son 30,000 estudiantes los que tendrían derecho a regresar a clases presenciales de un total de 276,413 que tiene Educación. Además, se activarían entre 7,000 a 10,000 maestros para trabajar presencial.

La funcionaria no pudo estipular cuántos de estos estudiantes o maestros verdaderamente acudirían a las escuelas en esta primera etapa en que se retoma la educación presencial desde que empezó la pandemia en marzo de 2020. Dijo que los maestros tienen derecho a acogerse a licencias sin sueldo. Prevé que las peticiones comiencen a realizarse a partir de la próxima semana.

“Yo me quiero dirigir a los padres”, sostuvo, al enfocarse en lograr que los alumnos lleguen a las escuelas dado a que para los maestros habría disponible personal sustituto.

“Como madre, comprendo que pudiéramos tener alguna inquietud. Es razonable y es comprensible. No obstante, por eso hemos establecido que esta fase va a ser de forma voluntaria. Nos estamos moviendo a una transición histórica, ya que nuestros niños llevan tiempo sin asistir a las escuelas. Pero, no obstante, esta oportunidad de que puedan sentarse, de forma flexible, en una transición de forma escalonada, es lo que va a devolver la confianza a sus mismos niños del proceso educativo. Por eso, hemos establecido un horario especial, porque sería la primera vez que nuestros estudiantes y nuestros maestros van a insertarse al ambiente educativo con una mascarilla”, manifestó.

Los estudiantes que acudan a la escuela, serán divididos en dos grupos de hasta 100 menores. Cada grupo asistirá dos veces en semana a tomar clases presenciales en un horario que se limitaría a tres o tres horas y medias por día. Por ello, la secretaria prevé que cada plantel recibiría unos 200 alumnos semanales.

Subrayó que los estudiantes que comenzarían su regreso a clases presenciales en esta primera etapa son solo los que asisten al Programa de Educación Especial, lo que cursan los grados de Kínder a tercero, así como los estudiantes de duodécimo grado, que están próximos a graduarse.

Explicó que cada escuela debe estar a cargo de identificar a los estudiantes que regresarían a la escuela de la manera presencial y dividirlos en los dos grupos. No tendrán que usar su uniforme.

También indicó que, si el estudiante presenta síntomas al llegar, el padre, la madre o el encargado deberá llevar al menor al hogar o si los síntomas se presentan en la escuela, será movilizado al área de aislamiento donde será atendido por enfermeros escolares. Estos profesionales de la salud recibieron adiestramientos para atender los casos.

“Nuestro mensaje para cada familia es que el niño debe ir con su mascarilla”, afirmó.

Pero, acto seguido, aclaró que las escuelas tendrán mascarillas para proveer a los menores y a su personal.

Aponte Santos indicó que, “diariamente, el personal escolar deberá cumplir con el protocolo del Departamento de Salud, que empieza con la toma de temperatura en el transporte escolar y luego en la entrada del plantel”.

Insistió en que cada escuela debe seguir las normas de distanciamiento físico, lavado de manos y uso de la mascarilla para evitar los contagios.

“Es mantener ese compromiso de seguir auto cuidándonos, de seguir tomando todas las medidas preventivas, no podemos bajar la guardia”, insistió.

La designada secretaria de Educación aceptó que esta etapa será un proceso de adaptación. Por ello, insistió que la agencia dirigirá la fase “de forma ordenada y segura”. De hecho, advirtió que, si surgen percances, harían cambios de inmediatos para cuidar la salud de todas las personas de las escuelas.

“Nada es perfecto, pero nosotros vamos a hacer todos los ajustes y todas las medidas preventivas para hacer esta reapertura una segura”, puntualizó la funcionaria.

Aponte Santos informó que los padres que quieran conversar con los maestros o conocer las medidas tomadas para evitar los contagios por coronavirus, deberán solicitar una cita. Serían concedidas en la medida en que el maestro pueda recibirlos.

Por otro lado, la secretaria indicó que Educación está “trabajando para poner las escuelas con internet en todos los salones”.

Sin embargo, aceptó que los maestros que reciban a los estudiantes de manera presencial no podrán atender de manera virtual a aquellos que se queden en sus hogares. Informó que se le enviaría trabajos o vídeos por la plataforma de Teams de manera sincrónica. También habló de la posibilidad de que otros maestros, como los del curso de Estudios Sociales, se haga cargo de atender a los niños que se queden en el hogar.

A la pregunta de si todos los estudiantes serían pasados de grado, como ocurrió para el inicio escolar del 2020, Aponte Santos reveló que la agencia prepara una prueba diagnóstica para darla a los estudiantes y decidir el proceder.

En general, la designada secretaria se mostró “muy satisfecha” con el plan trazado para lograr el reinicio de las clases presenciales.

Mientras, la secretaria de la Gobernación, Noelia García, destacó que “hoy es un gran día para la educaicón de Puerto Rico y la de nuestros niños”.

Reveló que el gobierno de Pedro Pierluisi se prepara para lograr la reapertura de todas las escuelas para agosto próximo.

“Esta es una oportunidad de integrarse poco a poco a la normalidad”, puntualizó.

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.