López Obrador asegura que México sí continuará con la aplicación de la prueba PISA

 

La OCDE asegura que aún no ha recibido una comunicación oficial sobre la participación del país en la prueba de evaluación tras las informaciones que apuntan a su salida

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador ha asegurado este lunes que México continuará con la aplicación de la prueba PISA. “Sí, sí, no tiene por qué no continuar, (la prueba) todo lo que sea bueno para México. Si me dicen, va a continuar México tolerando la producción de las empresas extranjeras, digo no, pero si me dicen, va a continuar México permitiendo que se hagan pruebas para que mejoren la calidad de la enseñanza, digo sí”, ha dicho esta mañana durante su conferencia de prensa. Estas declaraciones las ha hecho luego de que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) manifestara por escrito su preocupación por la “posible suspensión” en México de la aplicación de la prueba de competencias del informe PISA. El organismo multilateral recuerda que el país ha sido uno de los “pioneros” del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes, que tiene el propósito de medir la calidad de la educación pública a través del rendimiento académico de los alumnos de secundaria, y asegura que aún no ha recibido información oficial al respecto.

Una investigación de la ONG Mexicanos contra la Corrupción señala que la organización no tiene constancia de que el país siga aplicando los exámenes de la primera fase de la próxima edición del estudio. Un alto funcionario de PISA ha asegurado que la Administración de Andrés Manuel López Obrador lleva meses sin transmitir los resultados de las pruebas. “Entendemos que el involucramiento de México en PISA está suspendido”, ha manifestado a la ONG. En América Latina solo Bolivia, Haití, Cuba, Nicaragua y Venezuela dieron la espalda al informe. Todos los demás países “participan o se preparan para participar en PISA”, recuerda la OCDE.

Desde que se puso en marcha la elaboración de estos informes, hace más de dos décadas, ningún Estado se ha retirado de este modelo de evaluación. “A lo largo de los años, la prueba PISA ha arrojado información invaluable sobre la calidad y la equidad de la educación en México y, quizá de manera más importante, ha enfocado la atención pública sobre la urgencia de mejorar las oportunidades educativas de las comunidades más marginadas”, valora el comunicado de la OCDE.

En 2018, tras la publicación del último informe, que se elabora cada tres años, la organización recogió que “los estudiantes mexicanos obtuvieron un puntaje bajo en el promedio OCDE en lectura, matemáticas y ciencias.” Es decir, “solo el 1% de los estudiantes obtuvo un desempeño en los niveles de competencia más altos en al menos un área” frente al promedio del 16% de los países que integran la organización. Al mismo tiempo, “el 35% de los estudiantes no obtuvo un nivel mínimo de competencia” frente a una media del 13%

El organismo considera todavía más grave que las informaciones sobre la salida de México se den en el contexto de la actual emergencia sanitaria. “Mientras la pandemia erosiona la educación y profundiza gravemente las múltiples deficiencias y desigualdades de los sistemas educativos en el mundo, este tipo de información se ha vuelto cada vez más crucial para asegurarse de que el futuro de los y las estudiantes y profesores que no se vea comprometido […]. No se puede mejorar lo que no se puede medir”, lamenta la OCDE.

Fuente: https://elpais.com/mexico/2021-05-03/la-ocde-muestra-preocupacion-por-la-posible-desvinculacion-de-mexico-del-informe-pisa.html

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.