Mujeres al poder: dirigentas gremiales exigen el cupo femenino en la CGT y sus sindicatos. Argentina

Ellas conducen, son referentes gremiales y exigen el lugar que les corresponden tanto en las secretarías generales de sus sindicatos con también en la Confederación General del Trabajo (CGT), que a fin de año celebraría elecciones. La ley 25.674, que establece un mínimo de 30% de cupo femenino en las conducciones gremiales se promulgó hace 18 años y no se cumple.

Las luchas del feminismo en la Argentina que llenaron las calles por el #NiUnaMenos y el #8M exigiendo justicia y por todas las reivindicaciones de las mujeres y disidencias visibilizaron las desigualdades y las brechas entre hombres, mujeres y disidencias en todos los ámbitos: uno de ellos el laboral y sindical. Fue justamente un 8 de marzo de 2003, en el Día Internacional de la Mujer, que se promulgó la ley 25.674, que establece un mínimo de 30% de cupo femenino en las conducciones gremiales, pero ya pasaron 18 años de la entrada en vigencia de la normativa y hasta ahora son escasas las excepciones en las que se cumple.

«Hoy tenemos cada vez más claridad de las injusticias y desigualdades que existe aún con una ley vigente que no se cumple. Lamentablemente estamos llenos de ejemplos en los que al momento de la discusión de los lugares de poder son los hombres que toman esos puestos», remarcó la secretaria general de La Bancaria seccional Buenos Aires (que abarca 60 entidades bancarias de Ciudad, Gran Buenos Aires y parte de la Provincia), Alejandra Estoup, en diálogo con Gestión Sindical.

Alejandra Estoup, secretaria general de la Bancaria Buenos Aires
Alejandra Estoup, secretaria general de la Bancaria Buenos Aires, integra la Corriente Federal que conduce Sergio Palazzo

Muy pocos sindicatos cumplen la ley

Es que, según los último registros oficiales que maneja el Ministerio de Trabajo de acuerdo un relevamiento elaborado hace tres años en 26 organizaciones, solo se cumple con la ley de cupo en cuatro sindicatos. La ley establece un piso mínimo del 30 por ciento en las listas electorales internas de los gremios y un porcentaje de delegadas en las negociaciones colectivas de trabajo. Abarca a los sindicatos, uniones y confederaciones, por lo cual se tendrían que aplicar desde un gremio hasta la CGT.

La secretaria general del Sindicato de Viales, Graciela Aleñá, es una de las mujeres que tiene un cargo jerárquico en su sindicato. La dirigente gremial admite que falta mucha presencia de mujeres en los puestos de decisión y deja a la vista que no se cumple el cupo femenino en la mayoría de los sindicatos.

«Creo que tiene que ver con que la mayoría de los sindicatos son naturalmente hombres, sin embargo existen muchos en donde existe un gran porcentaje de mujeres y aún así sus dirigentes son hombres«, analizó Aleñá en diálogo con este medio.

En este sentido, la secretaria general de Viales hizo un llamado a que en estás elecciones se cumpla el cupo femenino en virtud de todo lo que lograron las mujeres en todos estos años de lucha y por sobre todo en defensa de los trabajadores.

«Primero hay que darle el lugar a las mujeres que venimos trabajando hace muchos años en el sindicalismo y también porque las mujeres tenemos un fuerza particular», agregó.

Graciela Aleñá, secretaria general del Sindicato de Viales
Graciela Aleñá, secretaria general del Sindicato de Viales, es referente dentro del moyanismo

Las dirigentas sostienen que la estructura sindical Argentina está atravesada como todos los aspectos de la vida por la cultura patriarcal. Coinciden que ser mujeres y dirigentas de sus gremios tiene el doble de esfuerzo que el que tiene un hombre. «Aún está estructurado que las mujeres deben ocuparse de los cuidados del hogar y los hijos, algo que nos sigue condicionando como mujeres ya que todo está pensando y amoldado al sistema patriarcales», sostuvo Alejandra Estoup de la Bancaria.

La deuda pendiente del cupo femenino en la CGT y los gremios

«¿Por qué no tenemos la misma participación que los hombres dentro del gremialismo?», se interroga Andrea Aranda, secretaria general del Sindicato de Choferes Particulares. «Es una deuda pendiente en el mundo del trabajo en donde debemos realizar una tarea de concientización entre los compañeros para que se respete esta conquista que tanto nos costó a las mujeres en el gremialismo», respondió Aranda en una entrevista a Gestión Sindical.

«Debemos hacer valer nuestros derechos y defender lo conseguido, se lo debemos a nuestras compañeras, pero sobre todo a la memoria de Eva Perón, que tanto hizo en pos de la igualdad entre los hombres y las mujeres de nuestra Patria», enfatizó la gremialista.

En este marco, la CGT tiene un desafío este año en la renovación de sus autoridades y es cumplir por primera vez el cupo de 30% de mujeres. Actualmente, solo dos mujeres encabezan secretarías del consejo directivo sobre 24 cargos en el Consejo Directivo de CGT ellas son: Sandra Maiorana, que dirige Salud y proviene de la Asociación de Médicos, y Noemí Ruiz, en Igualdad de Oportunidades y Género y es de la Asociación de Modelos Argentinas.

Andrea Aranda, secretaria general del Sindicato de Choferes Particulares
Andrea Aranda, secretaria general del Sindicato de Choferes Particulares, es una integrante importante del Frente Sindical que conducen Hugo y Pablo Moyano

«Es el momento oportuno para que se respete el cupo femenino»

Ante la falta del cumplimiento del cupo femenino, las mujeres del gremialismo comenzaron a trabajar sobre la paridad de género. «Esto fue el disparador para que nos empecemos a juntar compañeras de distintas Organizaciones Sindicales, nos impusimos una agenda de trabajo y logramos que se cumpla entre otras cuestiones el Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) contra la Violencia y el Acoso Laboral, que sirvió para volver a plantear en el seno de la CGT mayor igualdad dentro del Movimiento Obrero», detalló Aranda.

«Entendemos que ahora es el momento oportuno para que se cumpla y se respete el Cupo Femenino, creo personalmente que los dirigentes de la Confederación General del Trabajo han tomado conciencia y no pueden ignorar esta realidad», se esperanzó la dirigenta quien concuerda con Estoup y Aleñá en que las luchas feministas marcaron un precedente para que las mujeres trabajadoras ocupen los lugares de decisiones en todos los ámbitos y por supuesto que en el sindical también.

Actualmente, el consejo directivo de la CGT está integrado por dos secretarios generales, Héctor Daer y Carlos Acuña, y 35 miembros (25 en el secretariado) y 10 en otras funciones.

Mujeres al poder: aquellas que llegaron a las secretarías generales de sus gremios

Lo cierto es que no son muchas, entre ellas se encuentra Noemí Ruiz, que es secretaria general en el Sindicato de Modelos, Lorenza Benítez, del personal de la Unión Personal Auxiliar de Casas Particulares; Carla Gaudensi, de la Federación de Trabajadores de Prensa. La diputada nacional Vanesa Siley, jefa de uno los gremios judiciales; Andrea Aranda, en el Sindicato de Choferes Particulares, y Graciela Aleñá, del Sindicato de Trabajadores Viales y afines.

El reciente informe de Ministerio de Trabajo elaborad en 2018, indica que las mujeres están a cargo del 18% de secretarías, subsecretarías o prosecretarías de los sindicatos, de las cuales, el 74% corresponden a áreas de igualdad, género o servicios sociales. Lo que deja a las claras que espacios de definiciones y discusiones sobre el futuro de las trabajadoras y los trabajadores siguen siendo ocupados por hombres.

«Tenemos expectativas que se cumpla la ley este año y por sobre todo que las mujeres trabajadores tengamos los lugares de poder y decisión que nos corresponden para seguir luchando por los derechos de las trabajadoras y trabajadores», coincidieron las referentes sindicales.

Fuente: https://gestionsindical.com/cupo-femenino-en-la-cgt-y-sus-sindicatos/

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.