500 años, los usos de la historia

Por: Luis Hernández Navarro

La Plaza de Colón, en Madrid, es el corazón emblemático de la ultraderecha española y de sus fantasías de recuperar la grandeza imperial perdida. En ella realizan sus movilizaciones los simpatizantes de Vox y del Partido Popular. En lo que fue un tremendo varapalo simbólico, hasta allí llegaron, el pasado 13 de agosto, los siete integrantes de Escuadrón 421 del EZLN y unos 2 mil 500 insumisos europeos.

Ese día, Vox dio fe de su colonialismo incurable en un tuit. Tal día como hoy de hace 500 años, una tropa de españoles encabezada por Hernán Cortés y aliados nativos consiguieron la rendición de Tenochtitlan. España logró liberar a millones de personas del régimen sanguinario y de terror de los aztecas. Orgullosos de nuestra historia, dijo.

Pero, ni ese exabrupto ni otros, impidieron que los rebeldes internacionalistas les clavaran, ese día, las banderillas a los herederos ideológicos de Francisco Franco y a los nostálgicos españolistas. Cinco siglos después de la invasión castellana-leonesa, andaluza, extremeña y manchega un barco con la delegación zapatista a bordo, cobijada por una multitud proveniente de muchas latitudes, surcó las calles asfaltadas de la capital del reino, desde la Puerta de Sol hasta la Plaza de Colón, haciendo la conquista al revés. Y, como si se tratara de un desmentido al tuit de Vox (y a todos los que se identifican con él en ambos lados del Atlántico), una inmensa manta anunció: No nos conquistaron (https://bit.ly/37O0umf).

Ya antes, al desembarcar en el puerto de Vigo el pasado 22 de junio, los zapatistas habían renombrado Europa como Slumil K’ajxemk’o tierra insumisa.

Inoportunos, con la Plaza de Colón como escenario, los integrantes del Escuadrón 421 tomaron la palabra. “Vivir –dijeron– no es sólo no morir, no es sobrevivir. Vivir como seres humanos es vivir con libertad. Vivir es arte, es ciencia, es alegría, es baile, es lucha.”

“Así nos traen, día y noche, queriéndonos domar, buscando domesticarnos. Y nosotros, pues resistiendo. Toda la vida y generaciones completas resistiendo, rebelándose. Diciendo ‘no’ a la imposición. Gritando ‘sí a la vida’. No es nuevo, es cierto. Podríamos remontarnos cinco siglos atrás y la misma historia.”

Al explicar el propósito de su expedición en aquellas tierras, señalaron: pensamos y sabemos que no somos los únicos que luchamos, que no somos los únicos que vemos lo que está pasando y va a pasar. Nuestro rincón del mundo es una pequeña geografía de lucha por la vida. Estamos buscando otros rincones y queremos aprender de ellos.

Para rematar el rumbo de su misión, tras señalar al capitalismo como responsable de los males que padece la humanidad y naturaleza, pidieron a sus contrapartes: “Cuando un día cualquiera, alguien les pregunte ‘¿a qué vinieron los zapatistas?’, juntos podremos responder, sin pena para ustedes y sin vergüenza para nosotras, ‘vinieron a aprender’. 500 años después, las comunidades zapatistas vinieron a escucharnos”.

La movilización zapatista en Europa marca un giro en las luchas y el discurso de los pueblos originarios de América Latina y en los usos del pasado. Más allá del lamento y la denuncia, lejos del victimismo inmovilizante, sin renunciar a llamar a las cosas por su nombre, en la perspectiva de un nuevo internacionalismo, apuesta a la construcción de redes desde abajo y a la izquierda con quienes luchan contra el capitalismo.

Hace 42 años, en La nueva presencia política de los indios: un reto a la creatividad latinoamericana, Guillermo Bonfil documentó cómo los indios del continente tienen voz propia, pese a que los europeos colonizadores y las burguesías nativas se empeñan en negarla. Seguimos soñando con naciones homogéneas, con una sola cultura, una lengua, una raza, a pesar de ser sociedades formadas por pueblos diversos, escribió.

Según el antropólogo, en los proyectos de los pueblos indios expresados a través de las organizaciones políticas étnicas recién creadas (comienzos de los 70) ha estado implícita su resistencia secular. Sin embargo, hay algo novedoso en ellas: una ideología política orientada al cambio de las sociedades latinoamericanas y no sólo a la preservación de los propios grupos étnicos. Estas organizaciones –señaló– tienen en común la decisión de los pueblos indios de actuar como unidades políticas diferenciadas.

Bonfil describió las ideas-fuerza de este emergente pensamiento político indio. Por ejemplo, la continuidad histórica de los pueblos y la convicción de que no hubo conquista, sino invasión. Ante ella, el indio ha resistido y luchado. De manera que, el imperialismo y el colonialismo son la forma de ser de la civilización occiden­tal, no un momento de su trayectoria histórica.

Un programa así, reivindica –según él– retomar el hilo de la historia, no para volver al pasado y quedarse allí. Se trata de actualizar una historia colonizada, liberarla y construir sobre ella; poner fin a un capítulo, cerrar el paréntesis, dar vuelta a la hoja y seguir adelante. Desde esta perspectiva, este ejercicio es un poderoso llamado hacia el futuro.

Sin dejar de lado la herencia de este pensamiento, el zapatismo cambia de terreno la lucha y el discurso indígena, y pone como núcleo de su propuesta la lucha por la vida en el marco de un proyecto anticapitalista, y el tejido de una comunidad trasnacional de todos los extemporáneos a partir de caminar preguntando. No sólo lo proclama, sino que pone manos a la obra. Ese es el sentido profundo de la movilización del pasado 13 de agosto.

Twitter: @lhan55

Fuente: https://www.jornada.com.mx/2021/08/17/opinion/017a2pol

Imagen:  brian261 en Pixabay

Comparte este contenido:

Invasión

Por Miguel Lorente Acosta | Feminismos

Estamos invadidos, pero no de migrantes, sino de machistas…


Ahora que tenemos cerca la imagen de lo ocurrido en Ceuta, imagínense que la convivencia en democracia se desarrollara de manera pacífica bajo el marco de los Derechos Humanos, y que cada día, no uno de manera puntual, sino todos los días, se produjera un asalto a los límites de esa convivencia por parte de 11.000 machistas violentos que vivieran al margen de esas referencias, y que muchos de ellos, en lugar de tener que trepar por la valla de las leyes y las normas, entraran tranquilamente a través de las puertas que les abre la ultraderecha con su discurso negacionista y la crítica a las medidas dirigidas contra la violencia de género.

Pues eso que parece lejano y ajeno a nuestra realidad es lo que ocurre si tenemos en cuenta los más de 4 millones de hombres que cada año ejercen algún tipo de violencia contra las mujeres (Macroencuesta 2019), y los dividimos por los 365 días del año. 

Cada día 10.958 machistas dan el salto de la violencia de género y agreden a alguna mujer, de los cuales 6.000 lo hacen sobre su pareja o expareja. Y todo ello sucede ante la pasividad de una sociedad que espera a que alguna de las agresiones sea grave o mortal para pedir que se “expulsen” a esos agresores, y que se refuercen las “vallas de la convivencia” con la “alambrada de la Igualdad”.

Pero no ocurre. En violencia de género no hay expulsiones en caliente ni en frío de los agresores, sino que rápidamente obtienen los papeles de la normalidad y el pasaporte de las justificaciones para ocultar la realidad e intentar recuperar los espacios que la Igualdad ha ido liberando de machismo. Es parte de su estrategia para mantener las referencias de una sociedad androcéntrica que en lugar de ponerle límites a quienes abusan de su poder injusto y usan la violencia, colocan el alambre de espino y concertinas alrededor del cuerpo y la vida de las mujeres para que no se salgan de sus roles y espacios.

No es casualidad que los mismos que no quieren ver el factor humano en las crisis migratorias, sean los que no ven el factor inhumano que hay en la violencia contra las mujeres. Al final, la coherencia de los postulados del machismo, hoy enarbolados por la ultraderecha con la complicidad y pactos de la derecha, se refleja en la definición de sus enemigos, que ha situado en el multiculturalismo con su ataque las personas extranjeras migrantes, y en el feminismo con toda la violencia y críticas contra las políticas de Igualdad y a las mujeres.

Sus miedos son nuestros sueños, sus fantasmas nuestros objetivos y su sinrazón nuestra razón. No me preocupa lo que intenten conseguir, sé que no lo van a lograr, lo que me preocupa es el daño que van a causar hasta que la sociedad sea consciente de que no se puede vivir sin Igualdad, como no se podía vivir sin Libertad, Justicia y Democracia y se vivió durante 40 años por la imposición de unos pocos. Hoy, los mismos que añoran aquellos tiempos, son los que no quieren que se viva en Igualdad.

La realidad social no es el resultado de las decisiones políticas, sino la consecuencia de la transformación social que ha ido evolucionando desde el principio de la humanidad bajo los anhelos, los sueños y las aspiraciones de las personas de todo el planeta en cualquier momento de la historia. Siempre ha habido elementos facilitadores para esos cambios, y ataques y obstáculos contra ellos, pero los ideales humanos los han superado hasta llegar al momento actual. Y continuarán a partir de hoy con independencia de las políticas.

La política tiene la responsabilidad de ayudar a esa transformación para que sea armónica, justa y universal, por eso es esencial que haga desaparecer el elemento que más injusto, parcial e interesado puede hacer cualquier cambio, que es la desigualdad impuesta por un modelo androcéntrico para que sea cual sea el cambio, siempre se traduzca en privilegios para los hombres a costa de limitación de derechos para las mujeres.

La sociedad está invadida por el machismo y sus machistas, pero el territorio de la Igualdad cada vez es mayor, y los límites para quienes no quieran convivir en paz y democracia más claros, no por vallas y alambradas, sino por ideas y valores.


Fuente: https://miguelorenteautopsia.wordpress.com/author/miguelorenteacosta/

Comparte este contenido:

Boaventura de Sousa Santos: «parece inminente la invasión de Venezuela por parte de los Estados Unidos, un acontecimiento gravísimo, violento, ilegal y cruel»

America/Venezuela/08/04/2020/Autor: César Pérez Navarro/Fuente: tercerainformacion.es

  • Pronunciamiento de Boaventura de Sousa Santos sobre la peligrosa situación en que se encuentra Venezuela en lo que parecieran ser preparativos imperialistas hacia una intervención militar.

  • Sousa Santos crítica además las ambigüedades del gobierno de España y la posición nefasta de la Unión Europea.

En un momento en el que el mundo entero coloca el foco sobre la pandemia del Covid-19, diversas voces denuncian los movimientos militares por parte de EE.UU. contra Venezuela. El doctor en Sociología del derecho por la Universidad de Yale y catedrático jubilado se suma a estas advertencias bajo el pretexto de «maniobras militares» en la frontera de Venezuela con Colombia. A la par, menos de una semana después de que el Departamento de Justicia de Estados Unidos acusara por narcotráfico al presidente Nicolás Maduro poniendo precio a su cabeza al más puro estilo del viejo oeste americano, también a una decena de altos funcionarios o exfuncionarios de este país, el gobierno de Donald Trump anunció el pasado miércoles el inicio de una «operación antinarcóticos» ampliada que ha supuesto el aumento significativo de fuerzas militares en el Mar del Caribe, cerca de la costa de Venezuela. Estas «maniobras» incluyen barcos de guerra, aviones espía y miles de tropas.

La misión del contingente sería reducir la entrada de drogas ilegales en EE.UU. y el soporte financiero que provee al «régimen corrupto», o «los fondos necesarios para realizar sus actividades malignas», en palabras del asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Robert O’Brien.

El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, acusó al ejecutivo Trump de desviar la atención de la crisis del coronavirus y de atacar a Venezuela con infamias y amenazas. Las últimas cifras de la pandemia se dispararon en EE.UU. 337 mil casos confirmados a día de hoy y casi diez mil fallecidos por Covid-19. El país norteamericano -con un sistema sanitario costoso, privatizado e ineficaz- se convierte en el epicentro mundial de la enfermedad. La Administración Trump ha suspendido los vuelos procedentes de Europa durante un mes. El presidente ha declarado la emergencia nacional para combatir el virus y ha ampliado hasta el 30 de abril las medidas contra el Covid-19.

En este contexto tiene lugar el despliegue militar tras las citadas acusaciones por narcotráfico. «Sabemos que esto es un pretexto, como fue un pretexto la invasión de Iraq», afirrma Sousa Santos, que añade que «las Naciones Unidas han demostrado reporte tras reporte que el problema de las drogas viene de Colombia, no de Venezuela, que tiene un papel muy marginal en el comercio de la droga. El 90% de la cocaina pura llega a los Estados Unidos desde Colombia, esto no tiene nada que ver con la guerra de las drogas».

El reconocido intelectual en el área de las ciencias sociales señala el «declive de la economía de EE.UU. frente a China» y la «guerra por el petróleo entre Rusia y Arabia Saudita», que hizo caer el precio del petróleo. En este contexto, apunta a la necesidad urgente por parte de Estados Unidos de acceder al petróleo y a las otras riquezas naturales de Venezuela, y «por eso es la invasión, no es otra cosa».

El Gobierno ruso también ratificó su rechazo a las maniobras políticas de EEUU contra Venezuela, en medio de la lucha que enfrenta el país suramericano por el Covid-19. “Washington intenta aprovechar la situación del covid-19 para golpear definitivamente a Venezuela”, comentó la portavoz de la Cancillería rusa, Maria Zajarova, en alusión a las acusaciones de narcotráfico contra el Ejecutivo venezolano. Zajarova consideró totalmente ilógicos los argumentos para lanzar la mayor operación antidroga conocida en los últimos 30 años con el supuesto propósito de castigar a infractores, aunque su aliado Colombia sea el mayor productor y distribuidor de estupefacientes en el mundo. “La idea del golpe de Estado en Venezuela continúa fija en la mente de muchos políticos en Estados Unidos”, expresó la portavoz rusa, quien también repudió el bloqueo de la ayuda del Fondo Monetario Internacional a Venezuela y el acoso hacia altos funcionarios del Estado venezolano, incluyendo al Presidente de la República.

Por su parte, la Unión Europea estimó este viernes que el plan de Estados Unidos sobre un gobierno de transición en Venezuela sin el presidente Nicolás Maduro ni el opositor Juan Guaidó “va en la línea” de una solución pacífica promovida por el bloque. En una declaración en nombre de los 27 países de la UE, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, tomó nota “positivamente” del nuevo plan de Estados Unidos y “con interés” la parte correspondiente a su política de sanciones.

Sin embargo, el criterio de la ONU respecto a las sanciones contra Venezuela es el mismo: «atentan contra los derechos humanos de personas inocentes». Naciones Unidas ha advertido en diversas ocasiones que la coerción, ya sea militar o económica, nunca debe usarse para buscar un cambio de gobierno en un Estado soberano, sino que se debe fomentar un diálogo constructivo para encontrarle solución a la crisis en Venezuela.

Sousa indica como primordial la cercanía de elecciones presidenciales en EE.UU. y conluye su alegato llamando a presionar a los gobiernos latinoamericanos para que «no intervengan en esta locura», sino que apoyen a Venezuela. Por último, insta al estado español a posicionarse de manera firme contra esta intervención: «pienso que es necesario poner una presión enorme sobre España para que tenga una posición distinta, y no la haya unanimidad en la Unión Europea».

Fuente e imagen: https://www.tercerainformacion.es/articulo/internacional/2020/04/06/boaventura-de-sousa-santos-parece-inminente-la-invasion-de-venezuela-por-parte-de-los-estados-unidos-un-acontecimiento-gravisimo-violento-ilegal-y

Comparte este contenido:

Puerto Rico: Invasión de 30 familias “destruye” proyecto vocacional de Educación

28 de Enero 2018/Fuente: El Vocero /Autor: 

El secretario auxiliar de la secretaría de educación ocupacional y técnica del Departamento de Educación (DE), Héctor Joaquín Sánchez, reveló que la invasión a los terrenos de la escuela vocacional agrícola José B. Barceló de Adjuntas por parte de 30 familias ha “destruido” los planes agrícolas del plantel.

“Se apropian de los productos agrícolas que allí se cosechan y hasta la toma del agua para las 30 familias proviene de la escuela “, dijo, e indicó que la agencia paga el agua que consumen.

Las expresiones del funcionario se dieron ayer en una audiencia pública de la Comisión de Educación y Reforma Universitaria del Senado sobre la resolución 116, de la autoría del senador Luis Berdiel, que ordena realizar una investigación sobre el funcionamiento, condiciones físicas y ofrecimientos académicos de la Escuela Vocacional Agrícola José B. Barceló de Adjuntas.

Ante las declaraciones de Sánchez, el presidente de la Comisión de Educación, Abel Nazario, fijó una fecha para una audiencia ocular con varias agencias y visitar casa a casa a las familias “con la intención de que entiendan que ante el irreversible daño a la escuela, y ante su acción ilegal, esto no les exime de pagar sus servicios básicos de agua y luz”, señaló.

“El 3 de febrero estaré allí y citaré al Departamento de Obras Públicas, de Vivienda, la representación del DE, el Secretario de Agricultura, y los senadores del distrito de Ponce, así como el representante, el alcalde de Adjuntas y el Departamento de la Familia”, indicó.

La escuela vocacional, que alberga a 80 estudiantes, mantiene “una grave situación de ilegalidad por parte del exdirector de la escuela, el cual fungió entre 2002 al 2007”, dijo Sánchez. Según relató, este vendió y arrendó lotes que pertenecían a la escuela “entre muchas más decisiones ilegales que concluyó con la destitución del mismo y un referido al Departamento de Justicia y la Oficina de Ética Gubernamental”.

“Durante más de dos décadas esta zona fue invadida y como hay niños y familias allí necesitamos la intervención de todos los componentes”, indicó.

La Escuela Vocacional lleva operando desde el 1974 para jóvenes y adultos desde los 16 años de edad.

Se ofrecen cursos agrícolas como hidroponía, horticultura orgánica, salud animal, floricultura y corte y soldadura.

Fuente de la noticia: http://www.elvocero.com/educacion/invasi-n-de-familias-destruye-proyecto-vocacional-de-educaci-n/article_f75a22ba-0384-11e8-9620-73b01392ac2b.html

Fuente de la imagen: https://bloximages.newyork1.vip.townnews.com/elvocero.com/content/tncms/assets/v3/editorial/f/56/f565

Comparte este contenido:

Australia: Universities under fire over British ‘invasion’

Ocenanía/Australia/Marzo 2016/Fuente: www.thewest.com.au/Autor: Bethany Hiatt

Resumen: Dos importantes universidades del oeste australiano, Curtin y Murdoch, han generado una controversia nacional a raíz de una directriz asumida por estas instituciones en la que indican que el arribo de los británicos a «Australia no se resolvió pacíficamente, fue invadida, ocupada y colonizada»

Two WA universities are being unnecessarily inflammatory by telling staff and students it is more appropriate to refer to Australia as being invaded instead of settled, Aboriginal Affairs Minister Peter Collier says.

Guidelines for acceptable Aboriginal terms adapted by Curtin and Murdoch universities say: “Australia was not settled peacefully, it was invaded, occupied and colonised.”

Curtin University’s document says: “Describing the arrival of the Europeans as a ‘settlement’ attempts to view Australian history from the shores of England rather than the shores of Australia.”

Murdoch University said saying Australia was founded in 1770 or 1788 “denies a respectful place for indigenous Australians”.

“Aboriginal and Torres Strait Islander people were in Australia long before Captain Cook arrived, hence it was impossible for Cook to be the first person to ‘discover’ Australia,” it says.

“The use of the word discovery is not value-neutral and works to discount and disregard Indigenous knowledge systems.”

The documents were based on a Cultural Diversity and Inclusive Practice toolkit developed by Flinders University in Adelaide.

Mr Collier, who is also Education Minister, said the term “invasion” could create more friction.

“While I acknowledge some Aboriginal people prefer the term ‘invasion’, its enforced use within educational institutions could be unnecessarily inflammatory and may be counterproductive to long-lasting reconciliation,” he said.

“In the 21st century, it’s essential we engage in genuine reconciliation between Aboriginal and non-Aboriginal Australians.”

A Murdoch spokesman said its guidelines provided the historical background and social context that all staff and students were encouraged to consider when discussing issues relevant to Aboriginal and Torres Strait Islander people.

Curtin’s Centre for Aboriginal Studies director, Marion Kickett, said the terms provided guidance on what was acceptable but were not enforced.

Edith Cowan University pro-vice-chancellor equity and indigenous Colleen Hayward said ECU did not direct staff or students to use terms such as invasion or settlement because it wanted to encourage students to think critically.

“What we would do is help students to explore why it is that some people would feel like it is invasion and some would feel like it was settlement… and how can we work with people finding middle ground so that everyone is looking to a future that we’re building together,” Professor Hayward said.

A spokeswoman for the School Curriculum and Standards Authority said WA school syllabuses use terms such as colonisation and settlement rather than invasion.

Fuente de la Noticia: https://au.news.yahoo.com/thewest/wa/a/31218994/unis-under-fire-over-british-invasion/

Fuente de la Imagen: https://s.yimg.com/ea/img/-/160331/b88118125z.1_20160330232658_000_gisgomla.3_1-1bfnsfc.jpg?x=656&sig=Vi8iY3alX9GSDQYUVNNaOg–

 

Comparte este contenido: