Page 1 of 4
1 2 3 4

Estudiante en apuros por la incapacidad de aumentar las tarifas del equipo universitario

África/Kenia/23-09-2022/Autora: SARAFINA ROBERTO/Fuente: www.kbc.co.ke

Un estudiante de 19 años de los asentamientos informales de Mukuru kwa Njenga en Nairobi está muy preocupado por la posibilidad de perder su admisión a la Universidad de Pwani.

Titus Kimeu, quien recibió una invitación para estudiar la Licenciatura en Ciencias en la institución, dice que es posible que se la pierda después de sus esfuerzos por criar a Ksh. La tarifa de 24,000 no se materializó.

Primogénito de una familia de tres, y con una madre soltera, Kimeu recurrió a la venta de helados, además de otros trabajos de baja categoría, en un intento de ganar algo de dinero para facilitar sus aspiraciones académicas.

Dice que perdió a su padre, que era el sostén de su familia, en 2005, lo que dificultó que su madre pudiera satisfacer sus necesidades diarias. Dice que la difícil situación lo empujó a vender helados, para al menos recaudar dinero para comprar alimentos y pagar el alquiler.

Kimeu, quien está pidiendo ayuda para perseguir sus sueños, indicó que solo pudo completar su educación secundaria gracias a los simpatizantes que se ofrecieron como voluntarios para pagar sus cuotas escolares.

De acuerdo con una carta de admisión en su poder, se espera que se presente en la escuela el 26 de septiembre de 2022 o antes.

Fuente e Imagen: https://www.kbc.co.ke/student-in-distress-over-inability-to-raise-varsity-fees/

Comparte este contenido:

México: Foro-Encuentro de Trabajadores. La ofensiva contra los trabajadores en el sexenio de la “Cuarta Transformación”

Presentamos a continuación una breve síntesis de los temas sobre los que dialogaron trabajadoras y trabajadores de diversos sectores en el Foro-Encuentro del pasado 23 y 24 de julio.

Como se comenta en esta nota, después de inaugurado el evento, los más de cien asistentes se dividieron en mesas de trabajo para dialogar sobre los cinco ejes temáticos planteados: 1. TMEC y reforma laboral, 2. Precarización, despidos, carestía y derecho a la salud, 3. Democracia sindical y derecho a la sindicalización, 4. Mujer trabajadora y movimiento de mujeres, 5. Educación, arte y cultura.

TMEC y reforma laboral

Sobre el TMEC, se discutió que es un Tratado en beneficio de las grandes empresas trasnacionales, basado en la relación económica asimétrica de México con Estados Unidos y Canadá, el cual no ofrece ningún beneficio para las y los trabajadores, sino que busca favorecer al imperialismo, gracias al aprovechamiento de la mano de obra barata y de los recursos naturales de nuestro país.

Así, el gobierno de AMLO decretó la reforma laboral más reciente en el año 2019, que no surgió de una verdadera consulta a las y los trabajadores, sino en consonancia con el TMEC, en acuerdo con los grandes empresarios y las burocracias sindicales. Reforma que propicia una mayor intromisión del Estado en la vida interna de las organizaciones obreras, trastoca el derecho laboral como derecho social y limita el ejercicio del derecho de huelga.

Precarización, despidos y carestía

De tal modo que, tanto en el sector público como en el privado, las patronales están llevando a cabo un ataque en toda la línea contra la clase trabajadora. Los empleos que se han generado con la reactivación económica -luego del confinamiento provocado por la pandemia- son en su mayoría precarios. La precarización, gracias a la continuidad del outsourcing y de diversas formas de contratación precaria, alcanza a múltiples sectores de trabajadorxs, afectando principalmente a las y los más jóvenes.

Los sindicalizados también resienten el ataque a sus contratos colectivos de trabajo, mientras que las y los jubilados padecen la devaluación de sus pensiones, al ser calculadas en UMAS. Más allá de los aumentos al salario mínimo, se mantienen los topes salariales para la mayoría de las y los trabajadores en activo, lo que en los hechos significa que continuará la pérdida de su poder adquisitivo, ante el mayor aumento de la inflación en las últimas décadas. Lo cual, para poder enfrentarlo, plantea la necesaria unidad entre sindicalizados y no sindicalizados, trabajadores de base y precarios, del sector público y privado, etc.

¿Sindicatos independientes o recuperación de los sindicatos?

En el Foro-Encuentro se dio una importante discusión sobre la cuestión sindical. Si bien se reconoció que ha habido sectores que han buscado enfrentar al charrismo sindical mediante la conformación de “sindicatos independientes” -como el Movimiento 20-32 en Matamoros que dio lugar al SNITIS, o las y los trabajadores de GM Silao que con su voto consiguieron que la CTM perdiera la titularidad del CCT y conformaron el SINTTIA-, también se planteó que eso no se tradujo automáticamente en lograr la democracia sindical, pues ésta no puede reducirse al voto secreto para cambiar de dirigencia cada tanto sino que exige la organización desde abajo y la independencia de las patronales, de las instituciones del Estado y de los partidos del régimen.
La discusión sobre la opción de conformar nuevos sindicatos independientes o luchar por recuperar los sindicatos existentes de manos del charrismo sindical, quedó abierta.

Mujeres trabajadoras y movimiento de mujeres

Respecto a las mujeres trabajadoras se reconoció que son mayoría en sectores como salud, educación y otros. No obstante, siguen padeciendo la discriminación y la violencia, cuyas causas son estructurales y su expresión más brutal son los feminicidios pero se expresa también en la precarización laboral, situación que no ha cambiado por contar con más mujeres gobernantes o legisladoras que no representan a las trabajadoras.

Son quienes pertenecen a las disidencias LGBTTI+ quienes más padecen la discriminación y la violencia, al no conseguir trabajo por su identidad u orientación y sufrir los crímenes de odio. Por lo que se consideró que unir las demandas de las mujeres y de las disidencias con las de los demás sectores oprimidos y explotados fortalece la lucha de la clase trabajadora en su conjunto, lo que implica combatir también el machismo dentro de las organizaciones y lugares de trabajo, pues estas conductas nos dividen y favorecen a los patrones.

Educación y cultura

Sobre educación se denunció que aspectos fundamentales de la reforma educativa neoliberal impuesta por Peña Nieto se mantienen en el actual sexenio. Como los bajos salarios, que no se revirtieron con el reciente aumento inferior a la inflación que se otorgó al magisterio; el régimen laboral de excepción para ingresar y promoverse en el servicio docente, con los exámenes de la USICAMM; la precariedad en la que laboran los docentes interinos, los de programas como el PRONI, los de PILARES o los asesores del INEA, entre otros. Esto empeorará en el caso de las escuelas de horario extendido, donde se pretende que las madres y los padres de familia contraten directamente a los docentes por 60 pesos la hora.

En cuanto a los contenidos, la pretendida transformación educativa planteada con el nuevo marco curricular para la educación básica ha sido diseñada sin la participación de las y los maestros, lo que se contradice con su supuesta orientación comunitaria.

En el caso de la educación media superior también se padece la falta de presupuesto, la precarización y el ataque a los contratos colectivos de trabajo, como denunciaron lxs compañerxs del SUTIEMS; además, sigue habiendo cesados por enfrentar la reforma educativa de EPN, como es el caso de casi 100 docentes del Colegio de Bachilleres del Estado de Jalisco.

En la educación superior se mantienen los exámenes de selección, filtros excluyentes y discriminatorios con los que se justifica la insuficiente inversión en el sector, ahora legalizados por la Ley General de Educación Superior. Así como continúan las estructuras autoritarias que benefician a una casta de funcionarios y académicos con salarios millonarios mientras miles de docentes de asignatura tienen contratos eventuales y sueldos miserables que incluso no les pagan a tiempo, como sucede en la UNAM, la ENAH-INAH y muchas otras instituciones. La demanda de autonomía de la comunidad de la UPN intenta ser acallada con hostigamiento y represión.

El gobierno federal prometió crear 100 nuevas universidades, pero las llamadas “Universidades del Bienestar Benito Juárez” (UBBJ), junto a otras como el Instituto Rosario Castellanos, no alcanzan ni al 1% de la matrícula de este nivel educativo.

En el caso del sector cultural, se denunció la degradación de los programas de cultura comunitaria por la falta de presupuesto y la precarización extrema de sus trabajadores, que son utilizados para múltiples tareas ajenas a sus funciones y proselitismo político.

Frente a ello, se consideró clave lucha, mediante la organización desde las bases, por la democratización del SNTE y de los demás sindicatos del sector educativo y cultural que se han burocratizado, para transformarlos en herramientas de lucha; así como la unidad entre docentes, estudiantes, madres y padres de familia para luchar por un aumento al presupuesto educativo, en defensa de la educación pública y por plenos derechos laborales para todas las trabajadoras y trabajadores de la educación y la cultura.

Esto fue parte de los planteamientos que se discutieron en un ambiente fraterno y participativo durante la primera jornada de este Foro-Encuentro, acerca de algunos de los problemas fundamentales que nos aquejan como clase trabajadora.

Fuente de la información e imagen: https://www.laizquierdadiario.mx

Comparte este contenido:

Paraguay: OTEP-A cuestiona al MEC por precarizar la educación

https://www.lanacion.com.py

El secretario general de la Organización de Trabajadores de la Educación-Auténtica (OTEP-A), Gabriel Espínola, cuestionó ayer martes al Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) por la precarización de la educación con la eliminación de rubros destinados a funcionarios de apoyo.

“Es más compleja la situación porque el Ministerio de Educación, cuando se divulga el decreto de mayor participación de los docentes, no realiza un programa para que eso se produzca. Se precarizó la educación porque no hay el docente apoyo”, lamentó el secretario de la OTEP-A en comunicación con la radio 1020 AM.

Mencionó que anteriormente la carga de las calificaciones en la web le correspondía al personal de apoyo de las instituciones, como secretarios, vicedirector o coordinador pedagógico, pero que actualmente ya no se cuenta con dichos rubros al ser eliminados por el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC).

Espínola indicó que en el mes de noviembre del 2021, el Ministerio de Educación sacó una resolución en la que se estipulaba que los docentes debían cargar las notas de sus alumnos a una web, a causa de la eliminación de los rubros destinados a funcionarios de apoyo, fomentando supuestamente la precarización.

“Desde noviembre está la resolución, ¿pero qué hizo el MEC para eso? Estos trabajos lo realizaba anteriormente un secretario, secretaria, orientadora y se está precarizando la educación. Por más de que se tengan celulares o la notebook, no significa que el docente pueda manejar correctamente, y no se prepararon los docentes para usar la tecnología”, agregó.

Comparte este contenido:

Escuelas de Tiempo Completo, neoliberalismo educativo

LA JORNADA

 

«Escuelas de Tiempo Completo, neoliberalismo educativo»

Lev M. Velázquez Barriga.

08/05/2022

 

Los proyectos pedagógicos y curriculares del neoliberalismo no se implementaron por separado: a través de la carrera magisterial se formó al docente competitivo y dócil a las pedagogías del capital. El Consejo de Participación Social, el Proyecto de Escuelas de Calidad, las Escuelas de Tiempo Completo (ETC), la Escuela al Centro y al CIEN desarrollaron las medidas gerenciales de administración de la precariedad, organización empresarial y privatización escolar.

 

Las evaluaciones estandarizadas y/o paramétricas fortalecieron la noción de crisis de la educación pública estatal para facilitar la rectoría de los organismos privados, finamente llamada gobernanza, sobre los cambios hacia la mercantilización de las escuelas, el currículo y los libros de texto; así como los recortes directos a la membresía de la nómina docente o su precarización a través de reformas excepcionales, fuera de las protecciones de las leyes laborales.

 

A diferencia de las ETC y siete años antes de que éstas fueran implementadas con Felipe Calderón en 2007, las Escuelas Integrales de Educación Básica (EIEB) iniciaron con un horario de jornada ampliada, pero no fungieron como centro de aterrizaje de este conjunto de políticas del neoliberalismo educativo, ni exaltaron como cualidad virtuosa el horario extendido para facilitar a las empresas que los trabajadores desempeñaran su jornada laboral, mientras sus hijos permanecían por más tiempo en las escuelas.

 

Las EIEB de la CNTE partieron de la necesidad de romper con las falencias y reduccionismos del currículo, centrado en la parcialización del conocimiento en disciplinas (materias) que impedía la comprensión de un mundo cada vez más complejo; cosificador (reduciendo a cosa) del ser humano como un portador de competencias transferibles al ámbito fabril, de la empresa y el mercado, para potenciar la reproducción de capital y la ampliación de la ganancia, en una sociedad caracterizada por el hiperconsumo.

 

Las EIEB implementaron un modelo de formación holística y de concepción multidimensional del ser humano; qué debía incluir cotidianamente varios dispositivos de aprendizaje en diferentes momentos de formación: académica, artística, tecnológica, lúdica, espiritual no religiosa, para la cultura física y deportiva, trabajo solidario y cooperativo, cuidado del cuerpo y el medio ambiente, toma democrática de decisiones, vinculación y transformación comunitaria (barrio, colonia o comunidad). La jornada ampliada se dio como necesidad de un proyecto pedagógico integral y no por una demanda economicista para favorecer la incorporación de hombres y mujeres a la vida laboral.

 

Cada dispositivo de aprendizaje: planeación no enciclopédica ni con base en el currículo prestablecido sino situada y a partir del contexto comunitario global; talleres diversos; comedor escolar y comunitario; huerto; asamblea de niños; asamblea comunitaria; proyecto productivo y sustentable; mística libertaria (sensibilización, no racionalización, política de la realidad) y aulas hexagonales, tiene un impacto sobre el currículo que lo modifica o le imprime otros contenidos; además, construye nuevas relaciones políticas simétricas, soberanía popular, seguridad y autonomía alimentaria (sin trasnacionales en la tienda escolar), justicia social y cognitiva (saberes ancestrales y populares), democracia protagónica, trabajo para el bien común sin explotación humana ni de la naturaleza, sentido de pertenencia de clase y de una sola humanidad planetaria sin distinción de raza, horizontalidad del espacio físico para el aprendizaje en el aula.

 

Las ETC reprodujeron cada paso en el manual del modelo gerencial; instrumentaron el currículo monocromático de formación en competencias y de estudiantes simplificados a su dimensión económico productiva; asimilaron la rendición de cuentas de las examinaciones estandarizadas; promovieron la eliminación de los dobles turnos y fueron el punto de referencia de la escuela al centro para el fallido intento de Aurelio Nuño por concentrar a las poblaciones rurales hacia centros de producción fabril y tecnológica, pretendiendo eliminar 100 mil escuelas de la zona rural o multigrado.

 

La Escuela es Nuestra (LEEN) del gobierno de la 4T, ya era la implementación del Sistema de Administración Escolar Descentralizada y Autonomía Presupuestaria, que la Nueva Gestión Pública exaltó, luego de la caída de la economía estatizada y socialista, como el triunfo de la organización empresarial sobre las instituciones públicas; sin embargo, sus nuevos lineamientos en donde se incluye a la ETC, nos dejan a un paso más cercano del gerencialismo implementado como Escuela Concertada en España; subvencionada en Chile, y Chárter en EU, donde se liberalizaron los recursos públicos para desfinanciar la oferta y los asignaron a la demanda, que da a los administradores económicos del servicio educativo la facultad de decidir sobre el salario o recontratación de los maestros. Las consecuencias han sido similares: mayor precariedad docente en lo laboral y salarial, sistema competitivo entre las escuelas, reproducción de las desigualdades en el derecho a una buena educación, cada vez menos escuelas públicas y mayor participación de las familias para solventar el desfinanciamiento de la oferta.

 

Los nuevos lineamientos de LEEN y la ETC son el asidero perfecto que el neoliberalismo educativo necesita para reproducir el currículo colonial, clasista, patriarcal, punitivo, competencial, conductista, meritocrático, eurocéntrico, inhumano y racista del que dice tomar distancia el marco curricular 2022; pero, también lo es el sistema para la carrera de las maestras y maestros. Sin el sustento de las muchas experiencias territoriales de la educación popular, la eliminación de la meritocracia docente y otra formación en las pedagogías de la emancipación social, el nuevo currículo, lamentablemente tienen un futuro incierto.

 

*Doctor en pedagogía crítica

Fuente de la información: https://www.jornada.com.mx/2022/05/08/opinion/011a2pol

Comparte este contenido:

CAED: rostros de la precarización y la simulación

Por: Sabina Itzel Hermida Carrillo*

La SEP está violando la ley y vulnerando el derecho a la educación de miles de adolescentes y jóvenes.

Los Centros de Atención a Estudiantes con Discapacidad (CAED), son un proyecto educativo surgido de la necesidad y urgencia de que personas con discapacidad tengan acceso a la educación media superior; se trata del único servicio a ese nivel, dirigido a este vulnerado sector de la población.

Lamentablemente, hablar de CAED es hablar de precarización para estudiantes y maestros; más de 10 años después de su creación, la Secretaría de Educación Pública (SEP) sigue negándose a formalizar el servicio, a ofrecer las condiciones mínimas para que los estudiantes ejerzan su derecho a la educación y a reconocer a maestras y maestros como trabajadores de la educación al servicio del Estado. Cada ciclo escolar, CAED está sujeto a la buena voluntad de la SEP, carece de certeza presupuestal y  mantiene maestros y maestras sin sueldo por varios meses.

Mientras el Artículo 3° de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece la gratuidad de la educación, los alumnos de CAED deben pagar un aproximado de $70 por cada examen realizado para acreditar una materia; evaluaciones que no están adaptadas ni adecuadas a sus necesidades específicas de aprendizaje y condenan a alumnos al fracaso constante y a pagar el examen hasta que logran acreditarlo.

Aunado a la problemática de las evaluaciones, se suma la carencia de instalaciones propias, adecuaciones curriculares, infraestructura accesible, materiales adaptados y otras herramientas; de tiflotecnología, libros en Braille, macrotipo y microtipo, tableros de comunicación, pictogramas, etcétera, ni hablamos, simplemente no existen.

La incertidumbre laboral de maestras y maestros, el nulo reconocimiento a su experiencia y dedicación, la violación constante a sus derechos laborales y la nula voluntad de la SEP para formalizar su situación resulta ofensiva después de años de lucha.

Ante una problemática que se repite año con año, es pertinente recordar lo establecido en el Artículo 7, Fracción II, inciso d de la Ley General de Educación, que a la letra dice:

 “Establecerá la educación especial disponible para todos los tipos, niveles, modalidades y opciones educativas, la cual se proporcionará en condiciones necesarias, a partir de la decisión y previa valoración de los educandos, madres y padres de familia o tutores, personal docente en su caso, por una condición de salud”.

Es decir que ante la negativa a formalizar y transformar los CAED, y ante la falta de otro servicio de Educación Especial a nivel medio superior, la SEP está violando la ley y vulnerando el derecho a la educación de miles de adolescentes y jóvenes que ven obstaculizada su trayectoria escolar y truncadas sus expectativas profesionales.

Lo anterior no parece preocupar ni al Estado ni a las instituciones educativas, tampoco parece preocupar mucho a las organizaciones de personas con discapacidad más poderosas e influyentes; la problemática de CAED podría pasar desapercibida si no fuera por sus alumnos, maestros y padres de familia quienes llevan años protestando y exponiendo sus demandas a quien quiera escucharlas.

El 3 de febrero pasado, la diputada federal Norma Aceves García, presentó un punto de acuerdo en la Cámara de Diputados para exigir que se regularicen las condiciones laborales de los maestros de CAED, esperamos que la respuesta sea la esperada.

Es así como en épocas de inclusión, nuestro sistema educativo sigue sin asumir su responsabilidad con la educación de las personas con discapacidad, sigue simulando y aumentando las brechas de desigualdad, discriminación y rezago educativo; porque para la SEP, todos los derechos no son para todas las personas.

Solución YA a la problemática de CAED.

* Colectivo Educación Especial Hoy

Fuente de la información e imagen: https://www.yotambien.mx

Comparte este contenido:

México: Con muestras, critican en el MUAC sistemas de violencia

Por: René Chargoy

El Museo Universitario Arte Contemporáneo exhibe dos nuevas muestras: Maternar. Entre el síndrome de Estocolmo y los actos de producción, obras que hacen evidente la precarización y vulnerabilidad del trabajo reproductivo, y Atlas Western, videoinstalación de Chantal Peñalosa en donde se indaga sobre el lenguaje gestual del cine western y su migración a la cotidianidad.

En Maternar participan Helen Benigson, Chto Delat, Claire Fontaine, Lenka Clayton, Paulina León, Cristina Llanos, María Llopis, Irene Lusztig, Mónica Mayer, Maruch Méndez y Mariano Santiz, entre los 36 artistas que presentan 47 obras para conversar a través de ellas en torno a las formas de representación de la maternidad en el arte.

La idea es desnudar cómo se construye una visión patriarcal de la maternidad, lo mismo que cuestionar los relatos románticos del amor desinteresado, los cuales esconden un círculo de precarización del trabajo reproductivo.

Alejandra Labastida, curadora de la muestra junto con Helena Chávez MacGregor, sostiene que históricamente el arte que representa la maternidad se ha hecho bajo el sesgo de la mirada masculina. “Las madres que aparecen en él casi siempre son arquetipos de amor, sacrificio, entrega, fertilidad y, a veces, también locura”.

En entrevista dijo que la exposición colectiva es una revisión de cómo se ha trabajado el tema en los últimos 20 años, para lo cual se convocó a artistas de diferentes generaciones y latitudes, todos ellos con una perspectiva crítica. “El espectro es bastante amplio, contamos con obras que dan cuenta de las grandes violencias del sistema, el trabajo reproductivo, el aborto, la quita de custodia y violencia a las familias migrantes, por ejemplo”, explicó.

La exhibición, que se puede apreciar en las Salas 1, 2 y la Terraza Sur del museo hasta el 12 de junio de 2022, se integra por instalaciones, pinturas, fotografías, videos, documentación de intervenciones y performances, así como letreros neón.

Videoinstalación

En Atlas Western, Chantal Peñalosa, artista visual originaria de Tecate, Baja California, expresa la temporalidad y la experiencia de habitar en la frontera. Se compone de un video de 14 minutos grabado en las ruinas de un set cinematográfico conocido como Cine Pueblo, en el que se recrean escenas estereotípicas de las películas del género del Oeste pero con la ausencia de cuerpos.

El proyecto incluye una serie de obras escultóricas conformadas por los espacios negativos que se producen al adoptar las poses de los personajes en los filmes. Ella utiliza la codificación de esas corporalidades y movimientos a partir del sistema de notación Laban, que funciona para recordar las posturas y posiciones de las distintas partes del cuerpo en una coreografía.

En entrevista, expuso que Cine Pueblo, ubicado a las afueras de Tecate, fue construido para atraer capital estadunidense aprovechando su cercanía con Hollywood. Se edificó a finales de los años 70 y coincide que en ese momento el género entra en declive. Ya no se filma nada a gran escala, como se había pensado originalmente, sólo algunas cuantas escenas, pero quedaron los restos del lugar.

“Desde niña tenía una cierta relación con este espacio. Había algo que se me quedó muy grabado y era ver una ciudad en medio de la nada, lo que me resultaba algo espectacular. Hace tiempo regresé y pensé muchas cosas, en la idea del set como un espacio que se construye para simular una realidad y en el que ciertas narrativas suceden.”

Peñalosa concreta un proyecto visual que funciona como una metáfora. La suya es otra manera de representar la frontera. Resulta ser una exploración a partir de las nociones sobre el tiempo en el que se amalgama lo desapercibido, la idea de lo fantasmal, el paisaje y el cuerpo pensados en determinados espacios políticos y sociales.

La obra, curada por Amanda de la Garza, directora del MUAC, se exhibe en la Sala 3 hasta el 27 de marzo. Forma parte del programa de revisiones que hace el museo universitario a la producción de artistas jóvenes con el fin de propiciar una plataforma de exploración para las nuevas generaciones.

Maternar…

Fuente de la información e imagen:  Gaceta UNAM

Comparte este contenido:

Reflexión. La salud mental, un derecho laboral que debe defender el magisterio

Por: Rosa García *

El magisterio mexicano vive momentos de alta presión laboral, producto de la precarización en aumento y la degradación de sus vidas con la pandemia y la crisis económica, pero principalmente las mujeres.

Hace pocos días, algunos medios de comunicación informaron que una maestra de primaria intentó arrojarse del balcón de la escuela donde laboraba en la colonia Escandón, en la alcaldía Miguel Hidalgo, producto de una crisis nerviosa. Y aunque la noticia se viralizó explicando que la maestra fue atendida rápidamente por servicios médicos, a ciencia cierta se desconocen los motivos que provocaron tal crisis.

No obstante, y sin intentar hacer conjeturas sobre la vida personal y laboral de una docente, ni utilizarlo de forma oportunista como muchos medios amarillistas, como maestra que ejerzo la docencia en una escuela primaria, no quiero dejar de comentar a nuestros lectores lo que vivimos en nuestro sector, particularmente las mujeres, y cómo se fueron recrudeciendo las condiciones y los padecimientos desde el inicio de la pandemia.

Por muchxs es bien conocido que la docencia se ha vuelto un trabajo cada vez más esclavizante y estresante para los y las maestras desde que empezó la pandemia, la carga de trabajo ha aumentado terriblemente y ahora, en la presencialidad, se siguen duplicando las jornadas laborales, pues debes de atender a tus alumnos tanto en lo presencial como a distancia, atender a padres y madres de familia, planificar clases, elaborar el material didáctico, rúbricas de evaluación, múltiples e innecesarios documentos que piden las autoridades educativas, mejoras en las escuelas como pintura, arreglos de muebles y limpieza, además de los cursos de la SEP; aunque seguramente olvido algunas otras tareas.

Pero, la gran mayoría de estas actividades solemos hacerlas después de la jornada laboral, ocupando muchas horas que, obviamente, no nos son pagadas pues no se reconocen como parte de nuestra jornada de trabajo ni como horas extraordinarias, y lo peor es que si no cumplimos con estas labores se nos sanciona con actas administrativas, extrañamientos, etc.

Además se le suman las labores del hogar, que como sabemos son interminables, la atención de los hijos para aquellas que son mamás, e incluso, con los salarios tan paupérrimos y la inflación que no cesa, no alcanza para llegar a fin de quincena y muchxs profesorxs tenemos otro trabajo a contraturno, ya sea fuera del hogar o en él, en ventas, encuestas, corrección de estilo y los malabares múltiples que cada unx de nosotrxs solo sabe.

Las cifras de la OCDE, tan solo en 2017, pueden evidenciar la precarización laboral descrita más arriba, ya que los y las maestras mexicanas ocupan entre el segundo y tercer lugar en el ranking de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos con más horas trabajadas por año, con récord de entre 500 y más de mil 100 horas trabajadas en ese período. Pero lo sorprendente de este dato es que, estas cifras, solo toman en cuenta las horas frente a grupo. Y, en materia de ingresos, estamos entre los ocho que menos dinero obtenemos a nivel de preprimaria y primaria, mientras que en secundaria, directamente no superan el promedio de la organización.

Ansiedad, estrés y suicidio al alza

Para las y los trabajadores ya es un hecho que las condiciones de vida cada vez son peores, derivadas de la crisis sanitaria y la crisis económica. De acuerdo con datos publicados en una nota de Forbes (revista especializada en el mundo de los negocios y las finanzas), el aumento de los casos de ansiedad en la población a partir de la pandemia llegó a cifras de hasta el 14%”, mientas que en años anteriores solía aumentar del 5 al 7%.

Además, otras cifras alarmantes en México son las relacionadas a los suicidios, que arrojan que en 2019 hubo 7,223, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). En este tema, es de especial importancia el efecto del suicidio en las y los jóvenes, ya que se proyecta que a causa de la pandemia por COVID-19 se incrementaron las tasas de suicidio con énfasis en este sector de la población, más que en adultos mayores. Al respecto, el mismo organismo indica que, en el primer semestre del 2020, el suicidio fue la tercera causa de muerte en los grupos etarios de 10 a 24 años de edad.

La salud mental debe ser considerada como un derecho laboral

En una nota del diario El Sol de México de este año, se afirma que entre 2020 y 2021 el Gobierno federal redujo 81.6 por ciento los recursos destinados a los estados para atender la salud mental de la población. En el extremo, hay 12 entidades que este año no cuentan con recursos de la Federación para hacer frente a trastornos como depresión, ansiedad y esquizofrenia, entre otros.

Aunque el regreso a clases, según Delfina Gómez y AMLO, lo impusieron por la salud mental de los alumnos y de las mujeres, bien sabemos que las escuelas no cuentan con este servicio ni muchos otros, y esta falta de asistencia y contención resalta mucho más en momentos donde las familias trabajadoras han sufrido pérdidas irreparables por el Covid-19, pero también considerando que durante el aislamiento la violencia machista y sexual, para estos dos sectores en particular, se elevó como jamás antes.

Ante esta realidad que ya no puede ocultarse con discursos, los maestros y las maestras junto con las madres de familia debemos empezar a organizarnos para mejorar nuestras condiciones laborales y de vida, entre ellas nuestra salud mental y emocional; para que cada escuela cuente con profesionales en el tema, como psicólogos y psiquiatras que ayuden en este fundamental aspecto. Pero también para exigir juntos un aumento en el presupuesto educativo, así como para el sector salud y salarios que alcancen para cubrir todas las necesidades de una familia trabajadora.

Fuente de la información e imagen:  https://www.laizquierdadiario.mx

Comparte este contenido:
Page 1 of 4
1 2 3 4