En Bangladesh, NO HAY LIBROS DE TEXTO PARA LOS ROHINYÁS

Bangladés/ Diciembre 2015/Autor: Igor Barbero/Fuente: El País. Planeta Futuro

El número de niños rohinyás en Bangladesh es incierto y muy difícil de calcular por cuanto son una minoría musulmana, constituida por refugiados que no tienen identidad legal y están sometidos a la Ley de Extranjería.

Ante esta situación, los niños rohinyás no tienen la suficiente atención en el área de salud y educación.

Algunos de los niños van a la escuela con identidad falsa, lo que crea en ellos miedo de ser descubiertos, retirados de la escuela, arrestados y castigados por las autoridades. Diferentes organizaciones humanitarias están dispuestas a ofrecer una buena educación a estos niños, pero el gobierno, no lo permite.

Algunos maestros refugiados han ideado la alternativa de atender a dos o tres niños en alguna cabaña para enseñarles a leer y escribir con el apoyo de algunos particulares; estas improvisadas escuelas no tienen un programa, libros de textos, supervisiones; sólo cuentan con la ayuda de algunos y la disposición de estos maestros.

La opción más puntual para los niños rohinyás, es matricularse en algunas escuelas coránicas, llamadas madrazas que se constituyen en una verdadera ayuda por su condición de gratuitas; sin embargo son instalaciones muy precarias, sin electricidad, servicios sanitarios, no tienen ningún tipo de dotación, ni libros; ofrecen enseñanza muy básica de matemáticas y bengalí. La asistencia a la clase es después que el niño ha podido realizar algún trabajo que le permita colaborar con los gastos de su familia.

Las posibilidades de educación para estos niños son escasas, pues sólo abarca hasta los 10 años y ocurre en condiciones muy precarias. A partir de esta edad abandonan la escuela, se casan a temprana edad pues todavía el matrimonio infantil es una práctica que sirve también de apoyo económico para la familia que recibe una pequeña dote por parte de la familia de la niña.

Esta educación en las escuelas coránicas no preparan para el trabajo, no enseñan ningún oficio, sólo a rezar; unido a esto los rohinyás no tienen derecho al trabajo, lo que ocasiona en ellos temores, ansiedad, apatía y ansiedad.

Fuente de la noticia:

http://elpais.com/elpais/2015/08/18/planeta_futuro/1439896605_994329.html

Fuente de la Foto: 

elpais.com/elpais/2015/08/18/planeta_futuro/1439896605_994329.html

Editora:

Lourdes Catalina Velásquez de Urbáez. Doctora en Educación. Magister en Investigación de la Educación Integral. Maestrante en Educación Comparada. Especialista en Educación Integral. Licenciada en Educación Mención Dificultades de Aprendizaje y Licenciada en Pedagogía Religiosa. Actualmente Coordinadora del CNIE para el estado Monagas

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *