España: En nuestro modelo, el profesor tiene tiempo para dedicárselo al estudiante

Europa/ España/Julio del 2016/Entrevista/ http://www.lavozdegalicia.es/

por: Sara Carreira

En su centro hay alumnos de 38 nacionalidades pero apenas existe absentismo ni abanpdono escolar

Cuando se habla de innovación pedagógica en España hay dos nombres que siempre salen en la conversación: Colegio Montserrat de Barcelona y Padre Piquer de Madrid. Este último es especialmente interesante porque está radicado en La Ventilla, Tetuán, donde Almodóvar rodó Carne Trémula en 1997, un barrio de infraviviendas que ahora está saneado pero en el que conviven inmigrantes de medio mundo. Y allí está el colegio Padre Piquer, de los Jesuitas, que hace 13 años cambió la educación.

Ayer, Pilar Soto, coordinadora de secundaria y bachillerato, yGregorio Casado, responsable de Orientación e Innovación Educativa, participaron en A Coruña ofreciendo talleres prácticos en un curso de la Uimp que organizó el Ministerio de Educación (a través del organismo de formación de profesores Intef).

-El Padre Piquer es un colegio de referencia en nuevas didácticas.

¿Cómo se les ocurrió romper con todo lo anterior?

-[Gregorio Casado] El detonante fue la necesidad de cambiar. Aprovechando la oportunidad de que se iban a hacer dos aulas nuevas donde había una cafetería, le pedimos al director que nos diese 15 días para presentarle un proyecto. En él tratamos de resumir un sentir de muchos años, que era que la escuela en la que estábamos no nos gustaba por muchas razones. Y teníamos un principio claro desde el comienzo: los alumnos no van a salir de la clase. Veníamos de una tradición que los alumnos empezaba a salir a desdobles, apoyos… un sistema que al final segrega. Y eso lo tuvimos claro. Y cuando ya decidimos eso, cambió todo. Nos dimos cuenta que debían ser aulas en las que tenía que haber más de una tarea, multitarea, para adaptarse al ritmo de cada alumno. Entonces, ya vimos que un solo profesor no podía afrontarlo y nos dimos cuenta que tenían que ser tres, cuatro profesores… y fuimos construyendo un proyecto.

-[Pilar Soto] En el curso 2003-04 empezamos con dos aulas en una, dos primeros (los otros dos, no) y contratamos a una empresa externa para que nos hiciera el seguimiento.

-Después de trece años, ¿cambiaron muchas cosas?

-[G. C.] Ha habido cambios, pero la esencia es la misma. Y la mayor es que la diversidad es el elemento central de nuestro trabajo. No es solo una cuestión de diversidad: en nuestro colegio la hay 38 nacionalidades, pero al final en cada colegio hay 30 niños diferentes (por edades, gustos, intereses, familias…) y hay que ser capaces de darles respuestas a todos y a cada uno.

-[P. S.] Ese fue el compromiso. Si los sacas te pierdes lo mejor de la escuela, que son los alumnos. Lo que pase, que pase en el aula y que pase entre todos. Y entorno a eso, da igual trabajar por proyectos, con Flipped…

-¿Qué ratios manejan de abandono o fracaso?

-[P. S.] No hay abandono ni ausencias. Los alumnos quieren venir a clase. Todos los días vienen, aunque no todos a primera hora. El alumno es el protagonista, el que decide, aunque no todo, claro. Pero los delegados lo son de verdad, aportan cosas. Y además evalúan a los profesores.

-[G. C.] Seguro que algún niño se habrá ido, pero me costaría muchísimo decir si fueron dos o tres… porque más no.

«Solo este curso han pasado por el colegio 645 profesores de toda España»

En Padre Piquer dan cursos de formación a profesores, atienden a compañeros de otros colegios de Jesuitas -los de Cataluña estuvieron tres años- y reciben visitas de todo tipo, además de llevar su modelo a los congresos. Las cifras que barajan son sorprendentes: «En el curso que acaba de terminar han pasado por el colegio 645 profesores de toda España, llevamos ponencias a 25 congresos y recibimos al menos 70 visitas».

-Y todo con el aplauso de los padres.

-[G. C.] Fue algo que cuidamos mucho. Al principio, todos los padres tuvieron la oportunidad de no estar, porque como no todo el colegio se transformó a la vez… La sorpresa fue que los 60 padres quisieron estar y a partir de ahí los que no habían estado quisieran sumarse. Al año siguiente tuvimos que montar todo primero, que no era nuestro plan…

-[P. S.] Las personas que más críticas podían ser son los padres de niños que van bien. Desde el punto de vista curricular, no es un colegio ni un modelo que esté pensado para eso, sino para otros contenidos que no aparecen en el boletín de notas. Pero una de estas madres nos dijo: «Da igual al colegio que hubiese ido mi hija, porque siempre sacaría buenas notas, pero era individualista, competitiva, y el cambio que he visto en mi hija compensa».

-Los «buenos» alumnos tradicionales también les apoyan.

-[G. C.] Le preguntamos a una de esas alumnas brillantes qué le gustaba del Piquer, pensando que hablaría de los ordenadores… pero se quedó pensando y dijo «lo mejor que tiene es que siempre hay un profesor que te puede dedicar tiempo». Hemos construido un modelo en el cual los profesores tienen tiempo para atender a sus alumnos.

 

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es/noticia/sociedad/2016/07/15/modelo-profesor-tiempo-dedicarselo-estudiante/0003_201607G15P28994.htm

Fuente imagen :http://www.lavozdegalicia.es/sc/165x/default/2016/07/14/00121468525741347951595/Foto/.jpg

Foto : Paco  Rodríguez

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.