Coronavirus y la vuelta a clases en Italia: los maestros “frágiles”, un nuevo problema

Este martes, volvieron al aula los chicos con previas. El lunes 14 será el regreso pleno. Pero no habrá docentes suficientes.

Este martes comienza un mes difícil en Italia. En particular
se vive un tanto caóticamente el comienzo del año escolar que debe reiniciarse se forma completa el lunes 14, con el regreso a las aulas de ocho millones de alumnos primarios y secundarios (más los universitarios) tras seis meses de pandemia y cuarentena.

Las fechas no son precisas porque varias de regiones han decidido abrir las escuelas el miércoles 23, después que se hayan consumado en el fin de semana anterior las elecciones políticas para elegir las autoridades regionales y 50 millones de italianos decidan un referéndum para disminuir el número de senadores y diputados.

Movilizar millones de bambini, adolescentes, estudiantes universitarios, junto con otros dos millones de maestros profesores y empleados, en un país que ha sufrido una pandemia trágica con más de 35 mil muertos (y la cuenta sigue), mezclando todo con las enconadas controversias políticas, ha sido una decisión francamente equivocada que le puede costar caro al gobierno del primer ministro Giuseppe Conte.

Coronavirus en el Mundo: las fotos de la vida en la pandemia por la enfermedad del COVID‑19

Mirá también

Coronavirus en el Mundo: las fotos de la vida en la pandemia por la enfermedad del COVID‑19

Muchos problemas no han sido resueltos y agregan buenas cuotas de incertidumbre al tema que más conmueve a millones de familias. No está claro aún si los alumnos de más de seis años pueden quitarse la mascarilla cuando se sientan en su banco o no. La ministra Lucia Azzolina dijo que sí, el comité técnico científico prefiere que se dejen puestos los barbijos, salvo cuando deben intervenir.

Estudiantes secundarios en el primer día de clases en una escuela en Milán. Foto: EFE

Estudiantes secundarios en el primer día de clases en una escuela en Milán. Foto: EFE

El tema no es banal porque el más importante científico-gurú, el microbiólogo Andrea Crescenti, de la Universidad de Padua, respondió a un pregunta quemante. ¿Cuántos alumnos pueden estar contagiados y no lo saben?

Crescenti, que hasta ahora nunca se equivocó, dijo que calculaba que “el 2-3% de los ocho millones podría estarlo”. Una cifra enorme de más o menos doscientos mil que podrían difundir la epidemia entre la estudiantina.

Contagios en escuelas

A alimentar la alarma, dos escuelas fueron cerradas en los últimos tres días tras haber iniciado su año escolar con anticipación. El más grande es el Instituto de Vergano con casi dos mil alumnos que estudian materias técnicas y humanistas.

Una profesora resultó positiva al coronavirus y seis alumnos que habían estado en contacto con ella fueron de inmediato puestos en aislamiento.

El Instituto de Verbano, en el Piamonte, es gigantesco y sigue funcionando en el llamado programa de recuperación de los alumnos que están en retardo con la instrucción.

Estudiantes sentados con bancos separados entre sí. Foto: EFE

Estudiantes sentados con bancos separados entre sí. Foto: EFE

El instituto británico Saint George en Roma debió cerrar las puertas después que cinco estudiantes de los niveles superiores resultaron positivos a los hisopados nasofaríngeos. También once profesores no pasaron el test serológico. El instituto debe ser sanificado y recién esta semana se sabrá qué hacer.

Las regiones de Friuli, Cerdeña, Puglia, Valle de Aosta, Calabria y Abruzzo ya decidieron postergar la apertura al menos una semana. Basilicata y Campania discuten y no son las únicas.

La provincia de habla alemana autónoma del Alto Adige decidió contracorriente el regreso anticipado a las aulas el lunes próximo, porque en el norte italiano hay que evitar el frío extremo del invierno alpino.

Las medidas de seguridad que indican respetar una distancia de al menos un metro entre los alumnos, reducen la capacidad de las aulas y el gobierno adquirió dos millones y medio de bancos para un solo alumno.

El problema es que muchos no estarán listos hasta el mes próximo. Las escuelas han recuperado muchos espacios, incluso utilizando los gimnasios y hasta laboratorios.

Pero no es suficiente y la situación costará eliminar en muchos lados la enseñanza a tiempo completo. Al menos hasta que se logre expandir miles de escuelas a nuevos espacios que están siendo preparados en otros edificios.

Bancos libres en una escuela en Italia. Foto:EFE

Bancos libres en una escuela en Italia. Foto:EFE

El problema del espacio tiene un contorno casi dramático en el transporte público. Los micros están reducidos por las medidas antipandemia al 70% de espacio.

La solución ha sido aumentarlo al 85%, pero el presidente de la Emilia Romania, Stefano Bocccini cree que para evitar el caos serían necesarios 20 mil micros más y 31 mil choferes, números declarados “insostenibles”.

El transporte público es una de las grandes incógnitas en este comienzo dificil del año escolar.

Faltan maestros

El Ministerio de Educación anunció el nombramiento de 80 mil nuevos docentes primarios y secundarios. Pero el gran shock lo han causado inesperadamente los llamados “docentes frágiles”.

El 55% de los maestros y profesores tienen más de 50 años de edad y después de seis meses en cuarentena muchos no se atreven a afrontar el peligro de contraer el coronavirus que puede costarles la vida.

Son miles los que están presentando recursos para ser eximidos del retorno. Presentan certificados de sus enfermedades que en los primeros meses de la pandemia han costado la vida a miles de ancianos. Cáncer, sufrimientos cardíacos, diabetes, problemas respiratorios, patologías del sistema inmunitario y otras enfermedades.

Muchos docentes tienen más de 50 años y enfermedades preexistentes. Foto: EFE

Muchos docentes tienen más de 50 años y enfermedades preexistentes. Foto: EFE

Decidir caso por caso llevará tiempo para reemplazarlos Algunas estimaciones prevén que deberán ser convocados al menos 250 mil suplentes, en un proceso que retrasará el año lectivo.

“Esta es una tempestad casi perfecta”, lamenta la dirigente escolástica del Véneto Carmela Palumbo, una de las regiones donde es más fuerte la presión de los maestros y profesores “frágiles” que podrían no resistir al contagio de Covid-19. “Hemos recibido centenares de cartas de docentes que piden ser exonerados del servicio”.

En Salerno, cerca de Nápoles, en la región se acumulan ya tres mil pedidos. Las autoridades se sienten con las manos atadas: no tienen otro remedio que declarar enfermos y mandar a casa a los maestros y profesores que sean declarados inhábiles por los médicos del Sistema Sanitario Nacional.

El ministro de Salud, Roberto Speranza, cree que “es realista” probar ahora planificar la didáctica a distancia. El experimento ha funcionado bien después que desde el comienzo de la epidemia y durante varios meses decenas de miles de alumnos y profesores dieron y recibieron el aprendizaje a través de Internet.

La ministra de Instrucción Pública, Lucía Azzolina, escribió una carta a maestros y profesores felicitándolos por el esfuerzo realizado a través de la red y estimulándolos a continuar.

“El que comienza será un duro año escolástico. Pero saldremos adelante. Con los datos en la mano puedo asegurar que en Europa nadie se empeñó tanto como nosotros en la experiencia.”

Fuente: https://www.clarin.com/mundo/coronavirus-vuelta-clases-italia-maestros-fragiles-nuevo-problema_0_HuQd7DYBt.html

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.