Declaración de Peter Salama, director regional de UNICEF en Oriente Medio y África del Norte, sobre el ataque a hospitales en Alepo

AMMAN, 8 de junio de 2016

“Todo el mundo debería cuestionarse su humanidad cuando los bebés tienen que ser sacados de sus incubadoras por los ataques a hospitales.

UNICEF confirma que tres instalaciones médicas han sido atacadas hoy en Alepo en un intervalo de tres horas. Los hospitales Al-Bayan y al-Hakeem -a una distancia de 300 metros respectivamente-, y la clínica Abdulhadi Fares, situados en la parte oriental de la ciudad fueron atacados.

El hospital de Al Hakim, un centro apoyado por UNICEF, es uno de las pocas instalaciones sanitarias que todavía proporciona servicios pediátricos. Este es el segundo ataque contra el hospital.

Este patrón devastador de la guerra en Siria parece no tener medida.

Los últimos cinco años de guerra han traído tragedias diarias a millones de personas en Siria. Los niños, incluidos bebés de pocos días de edad, han resultado heridos y han perdido su vida mientras recibían atención sanitaria. El personal médico ha resultado herido y ha fallecido mientras hacía su trabajo.

Cientos de instalaciones médicas que proporcionan cuidados vitales a miles de personas han sido dañadas o destruidas. Tan solo en las dos últimas semanas, seis centros de salud fueron atacados en el país.

Sin duda, esto debe agitar la ‘brújula moral’ del mundo. ¿Cuánto tiempo más vamos a permitir que los niños de Siria continúen sufriendo así?”.

Fuente:http://www.unicef.org/spanish/media/media_91457.html

Imagen tomada de: http://cdn1.img.mundo.sputniknews.com/images/105929/86/1059298632.jpg

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.