Argentina: Nuevo traspié para la educación: los gremios docentes votaron no arrancar las clases

América del sur/Argentina/ 25  Febrero 2017/Fuente: Clarín

Una vez más la pelea política volvió a imponerse y unos 12 millones de alumnos de todo el país podrían no arrancar las clases el 6 de marzo, como estaba previsto. Cuando casi todas las miradas estaban puestas en Provincia y Ciudad donde se iban a producir negociaciones salariales claves, los protagonistas terminaron siendo los dirigentes de Ctera, el principal gremio a nivel nacional, alineado con la opositora central CTA. Sonia Alesso, su secretaria general, junto a Roberto Baradel (Provincia) y Eduardo López, (Capital) anunciaron un paro de 48 horas en las escuelas de todo el país, en reclamo de la apertura de las negociaciones nacionales, que este año fueron disueltas por el gobierno de Mauricio Macri.

Tras el anuncio de Ctera, los otros cuatro gremios con representación nacional (SADOP, CEA, AMET y UDA) se sumaron al paro de 48 horas. Los cuatro forman parte de la CGT unificada, aunque en distintas corrientes internas: SADOP está alineada con el bancario Sergio Palazzo, la UDA con la conducción de la CGT, la CEA es kirchnerista y AMET independiente.

La convocatoria. Los representantes de Ctera, ayer, durante el anuncio de la huelga que afectaría a unos 12 millones de alumnos en todo el país los próximos 6 y 7 de marzo.

“Lo que pedimos es que se cumpla el artículo 10 de la Ley de Financiamiento Educativo (de 2006), que establece que el Ministerio de Educación debe reunirse con los gremios nacionales para convenir el salario mínimo docente, entre otras cosas”, le dijo a Clarín Eduardo López.

La reunión a la que hace referencia es la que se conoce como “paritaria nacional” y que este año Bullrich decidió disolver bajo el argumento de que la Nación no administra escuelas, que los salarios deben discutirse en la provincias y que el básico docente ya quedó establecido en un 20% por arriba del salario mínimo vital y móvil, por una cláusula firmada en la última paritaria nacional. Ayer, el Ministerio de Educación Nacional no quiso hacer declaraciones.

De este modo, lo que había empezado como una discusión por números, porcentajes y cuánto van a cobrar los maestros, se transformó en un debate de quién y cómo se negocia. Para el Gobierno la decisión de trasladar la negociación a las provincias ayuda a tomar decisiones en cada distrito, ya está tomada “y es irreversible”. Los gremios, por su parte, interpretan que se les niega el derecho a establecer un piso.El anuncio del paro provocó una situación extraña en la sede del ministerio de Educación de la Ciudad, donde la ministra Soledad Acuña estaba discutiendo salarios con los 17 gremios porteños. Los participantes se enteraron de la medida allí mismo, en medio de esa negociación.

El gobierno porteño ofreció un aumento 18% repartidos en 10% en marzo y 8% en octubre, con una cláusula gatillo que se activa en caso que la inflación que mide el IPC Ciudad sea superior a esos porcentajes. Los gremios rechazaron la propuesta, por considerarla “insuficiente”.

“Un joven de 22 años que recién comienza va a ganar $13.000 de bolsillo por 4 horas. Es decir que, si hace 8 horas, obtendrá $26.000, un buen salario para un inicio de carrera”, dijo a Clarín Javier Tarulla, subsecretario de carrera docente. Los gremios, en cambio, afirman que con esos porcentajes perdieron poder adquisitivo.

Fuentes del gobierno de la Ciudad manifestaron su malestar por el paro nacional decretado, que hace peligrar el inicio de clases en la Ciudad. “Por primera vez el paro se define antes de que se termine de negociar la paritaria. Los gremios tienen que priorizar a los chicos a los que educan”, dijeron fuentes oficiales porteñas.

Fuente:http://www.clarin.com/sociedad/nuevo-traspie-educacion-gremios-docentes-votaron-arrancar-clases_0_S1x2xZaFx.html

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.