Venezuela: Otras Voces en Educación (OVE) entrevista a Telémaco Figueroa, Coordinador de la FTUV Docente

Por: Portal Otras Voces en Educación

El Entrevistado es Telémaco Figueroa, docente universitario de la UPT de Paria “Luis Mariano Rivera”. Constituyentista en la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela. Coordinador de la Federación de Trabajadores Universitarios de Venezuela FTUV sector docente. En los últimos meses el Profesor Telémaco Figueroa se ha convertido en la figura más representativa de la comunidad universitaria que levanta su voz ante las presiones de la administración norteamericana contra Venezuela, pero también con planteamientos reivindicativos de los profesores y profesoras que laboran en las universidades del país. La FTUV sector docente está convocado a acciones gremiales para el lunes 21 de enero de 2019, razón pr la cuál el equipo editorial de Otras Voces en Educación (OVE) conversó con el dirigente magisterial venezolano.

OVE: ¿En tu condición de constituyente, cómo valoras la actual situación de Venezuela y sus repercusiones en la condiciones de trabajo de los docentes universitarios?

Telémaco: Agradecido con los colegas del portal de los educadores, Otras Voces en Educación (OVE), por esta oportunidad para poder dar a conocer el punto de vista que hemos venido sosteniendo.

Realmente es casi imposible separar la condición constituyente de la de dirigente sindical, en los términos de que allí estamos cumpliendo una función desde la óptica de los trabajadores. En la Asamblea Nacional Constituyente los trabajadores tenemos una perspectiva de lo que ha venido sucediendo en nuestro País e intentamos ejercer un papel protagónico y esclarecedor en el seno de este espacio.

Obviamente, eso tiene sus limitaciones. La Asamblea Nacional Constituyente es un cuerpo  colegiado donde confluyen diversos sectores de la sociedad organizada, del pueblo organizado.  Allí realmente no existen las condiciones ideales que nos permitan generar un debate amplio, profundo, donde podamos exponer de manera categórica la posición que tenemos sobre lo que ocurre en el país, desde la visión de los y las trabajadores(as).

Hay elementos que saltan a la vista, que son en líneas generales del conocimiento de la población y del pueblo y que forman parte de la diatriba que en este momento vivimos entre oposición-gobierno, gobierno-oposición con el pueblo participando, activando, desde la experiencia y el conocimiento que desarrolló con las enseñanzas del Presidente Hugo Rafael Chávez Frías. Eso si, insisto, hay elementos que están a la vista.

En primer lugar, nosotros no podemos bajo ninguna circunstancia, cualquiera sea nuestra condición, cualquiera sea nuestra responsabilidad o el papel que estamos jugando, desconocer que a este País, a esta República, a este pueblo, al pueblo de Bolívar, le han estado agrediendo desde el mismo momento en que asumió el gobierno el Presidente Chávez. Ha habido toda una etapa de agresiones de todo tipo: las guarimbas, golpe de Estado, paros nacionales, intentos posteriores de renovar las guarimbas, en fin, todo un conjunto de situaciones, de perturbaciones que la derecha venezolana ha venido desarrollando desde el mismo momento en el que se planteó el decreto con el llamado a una Asamblea Constituyente con el propósito de ir a la transformación profunda de nuestra República.  El sueño que se inicia en 1999 nos invita a la transformación, la búsqueda y la construcción de un nuevo país, más equilibrado, fundamentado en la justicia social, los derechos humanos.  Fundamentalmente más equilibrado en la distribución de la riquezas para el beneficio del pueblo.

Cuando el presidente Chávez impulsó el proceso constituyente, desde ese momento se ha generado, se ha gestado, todo un conjunto de situaciones conocidas y sufridas por nuestro pueblo, las cuales no podemos olvidar, ni hoy, ni mañana, ni nunca.

En el año 2013, una vez que se produce la ausencia física del líder de la revolución bolivariana, el presidente Nicolás Maduro tuvo que asumir  responsabilidades de conducción. Ya lo había hecho en primera instancia,  cuando en la gravedad de la enfermedad del comandante tuvo que asumir el interinato ante la ausencia en ese momento temporal. Luego, después del proceso electoral que en el abril de 2013 se llevó adelante y que permitió que fuera electo por el pueblo venezolano, como presidente para los próximos seis años, periodo que ahora terminó su primer mandato e iniciando un nuevo periodo en enero de 2018. Desde 2013, Venezuela ha visto acelerar todo un proceso de desestabilización, una guerra de carácter financiero, económico, una guerra psicológica contra nuestro pueblo, una guerra para sembrar la desesperanza, para buscar que nuestro pueblo pierda la fe en la revolución, una guerra que pretende por vía de las redes sociales, de los medios de comunicación nacionales y trasnacionales promover la falsa idea del fracaso de la revolución bolivariana, de la revolución socialista, del pensamiento chavista y de la revolución chavista.

La población venezolana, ha resistido en todos estos últimos años. Hay que ver lo que es vivir en las condiciones en las que hemos estado viviendo, de permanente asedio a nuestra patria por parte de la derecha nacional e internacional. A pesar de ello, de golpear nuestra economía, debemos reconocer todo el esfuerzo realizado por el gobierno del presidente Nicolás Maduro para minimizar el impacto de esta guerra económica en la población, a través del reforzamiento de los programas sociales. Ha habido una inversión sumamente importante en materia social visible en la estructura y ejecución de los presupuestos en estos últimos años. Esta inversión se ha sostenido e incrementado a pesar de la guerra financiera a nuestro cono monetario, a nuestra moneda, aún con la guerra  y el proceso de devaluación promovido a través de páginas como dólar today y, a través de las redes sociales que han impuesto todo un lobby digital para atentar contra nuestra moneda, contra el bolívar, aún  con la fuga de nuestra moneda, con la fuga de  las divisas y con todo el bloqueo de todo tipo económico. Ha resultado criminal contra los intereses de los mas humildes el embargo que se ha impuesto  sobre PDVSA, porque ello ha golpeado la capacidad operativa del gobierno en cuanto a compras de mercancías de interés social, pero también en términos de cobros en todos los procesos comerciales que se llevan adelante asociados a la industria petrolera.

El pueblo venezolano ha resistido, ha entendido, ha asumido de manera valiente, de manera consciente toda esa situación y ha respondido en cada uno de todos los llamados hechos por la revolución bolivariana, acompañado de manera decidida al presidente Nicolás Maduro.

Ahora bien, en este momento este proceso conspirativo se arrecia con una situación sui generis. Tenemos una oposición que estaba prácticamente desaparecida, que estaba al frente de una sola instancia de carácter legal como es la Asamblea Nacional, pero que es conocido por todos su situación jurídica de desacato, por incumplimiento de mandatos del Tribunal Supremo de Justicia, fundamentalmente en aquel caso de de los supuestos tres diputados quienes fueron electos de manera irregular, generando ello una desaprobación de ese proceso por parte del Consejo Nacional Electoral y posteriormente, por parte del propio Tribunal Supremo de Justicia

Esta Asamblea Nacional, controlada por la oposición ha generado una situación de hecho no conocida jamás. Nunca, en este país habíamos vivido algo similar, que la oposición pretendiendo utilizar la misma Constitución que negaron, la misma Constitución que rechazaron, sobre la cual pasaron y han violentado en distintos momentos, hoy pretendan utilizarla como escudo bajo la argumentación de supuestos vacíos de poder, bajo la argumentación de supuesta usurpación de poder, negando que el pueblo venezolano el 20 de mayo del año 2018 tuvo un proceso electoral que eligió al Presidente Maduro para un nuevo periodo.  Incluso las elecciones presidenciales de 2018 fueron realizadas con acuerdos suscritos con sectores de la misma oposición.

Ahora, la oposición pretende negar que participó atomizada con candidatos conocidos ya: Javier Bertucci, Henry Falcón, los cuales en plena culminación del proceso electoral, reconocieron que habían sido derrotados, reconocieron la victoria del presidente Nicolás Maduro quien obtuvo un 67% de la voluntad de un poco más de nueve millones de votantes que participaron en ese proceso electoral. Hoy pretenden entonces, amparados en la supuesta aplicación errada de la Constitución, pretenden utilizar la figura del vacío de poder, de la usurpación cuando aquí ni una ni otra cosa existe. Entonces, el Tribunal Supremo de Justicia basado en el 231 de nuestra Constitución resolvió que, al haber esa situación de hechos no previstos, pero ya conocida de desacato de la Asamblea Nacional, que el presidente Nicolás Maduro recurriera como en efecto lo hizo ante el Tribunal Supremo de Justicia e hiciera su juramento correspondiente.

La juramentación del Presidente Maduro generó el desconocimiento por parte del llamado Grupo de Lima, compuesto por alrededor de unos 14 países. Lamentablemente estos señores se colocaron a la cola del imperio norteamericano y han venido insistiendo en la misma jugada, desde el año pasado desde órgano llamado la O.E.A a través de la cabeza del señor Almagro.

Ante una situación como esa, no nos queda más en este momento que rechazar todas las pretensiones conspirativas de la derecha venezolana e internacional. Más allá de que los trabajadores, en este caso los trabajadores universitarios a los cuales represento, tengamos nuestras propias exigencias generadas por situaciones que suceden a lo interno del gobierno venezolano, por debilidades que puedan tenerse en la ejecución de las políticas y el ordenamiento del gobierno como tal, nosotros debemos insistir que rechazamos categóricamente las pretensiones de la derecha venezolana, de ese usurpador que desde la condición ahora también írrita de presidente de la Asamblea Nacional, pretende apoyado por los Estados Unidos y el Grupo de Lima, imponerse como presidente de esta República.

En consecuencia, ante situaciones como esas nosotros cerramos fila en apoyando al gobierno del Presidente Maduro. Más allá de los reclamos que tenemos como trabajadores, cerramos filas en defensa de la Patria. Nuestros reclamos que son reclamos de los trabajadores hacia el gobierno, hacia posturas, hacia las limitaciones y las observaciones que podamos tener al gobierno en lo particular, en lo concreto, nunca harán que volteemos la mirada hacia otro lado, ni como constituyentes, ni como trabajadores, ni como pueblo. Jamás ni nunca permitiremos que el imperio yanquee aun con su emboscada económica, con su bloqueo, con sus acciones, con sus pretensiones de aislarnos ante el mundo, con su guerra de tipo mediática que desarrolla contra Venezuela, jamás ni nunca vamos a permitir, como pueblo bolivariano, como pueblo chavista, como pueblo  heroico de siempre, que pueda imponerse la  bota yanky, que puedan imponerse traidores de la Patria. Los recursos de este país son de los venezolanos y lo vamos a defender así sea hasta con la vida de ser necesario.

OVE: Volviendo ahora sobre el tema universitario. Hay una situación de tensión por la publicación de la tabla salarial de los docentes universitarios de todo el país. ¿Cuáles son las causas de esta situación de inconformidad? La FTUV docente está llamando a un paro el día lunes 21 de enero de 2019, ¿Cuáles son las causas de esa convocatoria?

Telémaco: Si, efectivamente existe una incomodidad, una inconformidad en el seno de los profesores universitarios. En mi caso, yo soy vocero de los docentes, hay obreros, administrativos, existen otras federaciones sindicales, otros sectores organizados, nosotros somos parte de esa población de trabajadores universitarios que vienen resistiendo al efecto en los salarios de la actual situación del país.

Ha habido una fuga inmensa de docentes, ha habido una fuga inmensa de los trabajadores en general a propósito de los efectos de la guerra económica. Nosotros lo hemos planteado en diversos documentos que hemos presentado y hecho públicos. En el Ministerio de Educación Universitaria se han desentendido de ese planteamiento. Ratifico que lo hacemos en defensa de la universidad y del derecho constitucional que tiene el pueblo y la juventud al estudio; en defensa de esa universidad que cada día está más deteriorada, en defensa de esa universidad que se ha quedado estancada producto de algunas malas gestiones que se han impulsado desde el gobierno.

Yo les voy a decir con franqueza, tengo  la impresión que  ha pesar que en su momento comprendimos, entendimos y aceptamos, sin haber sido  consultados, la unificación del Ministerio de la Educación Universitaria con Ciencia y Tecnología y, a eso le incorporaron: Movilnet, CANTV y todas esas cosas de las telecomunicaciones, que quienes han asumido esta tarea no han estado a la altura de ese tamaño compromiso que se les dio. Al final habrá que hacer una revisión por lo grande, respecto a lo conflictivo, lo problemático, lo complejo que significa integrar el sector universitario con sectores tan disímiles.

Esa unificación  lo que condujo fue a la distracción de tareas, a la dispersión de esfuerzos, y a que no se colocara la atención suficiente al mundo universitario lo cual hace que ese sector convulsione de manera permanente. A ese sector que exige respuestas de manera permanente por los temas académicos, por los temas sociales, por los temas económicos, no se le dan respuestas oportunas.  Entonces, tenemos que en los últimos tiempos el sector universitario ha sido muy golpeado, lo cual, entre otros factores, ha generado todo un proceso de deserción diría yo. Esa migración de profesores universitarios que se está dando hacia otros países es alarmante, se nos están yendo nuestros propios profesionales. Tenemos conciencia que no es un fenómeno que nos afecte solo a nosotros sino que afecta a los distintos organismos. Cada quien está siendo afectado por estas migraciones pues al final de cuentas la gente que ha abandonado sus lugares de empleo en busca de otros rumbos, lo hace no necesariamente por estar en contra de la revolución, aunque algunos formen parte de las filas de la oposición.  La primera avanzada que abandonó al país, fue aquella que sintió que no pudieron tumbar a Maduro y por ello abandonaron al país, en este caso conformada  fundamentalmente por los más reaccionarios. Pero, otros grupos de profesionales intermedios que en estos últimos tiempos han partido, y lo han hecho ante la imposibilidad de poder mantenerse en la actual situación económica personal, ante la pérdida de esperanzas, ante la situación agonizante generada por no ver respuestas que satisfagan la situación económica. Muchos se van porque no encuentran un discurso de las autoridades del Ministerio de Educación Universitaria que les facilite una perspectiva esperanzadora respecto a que realmente la actual situación pueda mejorar, que la economía se recupere, de que pueda ser recuperada la universidad y de que pueda ser recuperado su situación particular y del núcleo familiar; por ello han estado optando por irse de nuestro país.

Estos planteamientos los hemos hecho nosotros y no han encontrado la suficiente receptividad para buscar salidas. En los momentos en los cuales hemos estado discutiendo, por ejemplo las convenciones colectivas, lo hemos estado insistiendo. Cuando discutimos la Tercera Convención Colectiva del sector universitario insistimos mucho en esta situación. Dijimos: o atendemos y resolvemos y le damos el valor suficiente al trabajo que realizan nuestros docentes y trabajadores del sector, desde el punto de vista económico o se nos van a quedar solas nuestras universidades y eso sería un atentado contra la sociedad, un atentado contra el pueblo y un atentado mismo contra la revolución. Esto sería atentar contra la revolución social que impulsó el presidente Chávez, quien hizo un esfuerzo sobrenatural en la materia, y siempre nos decía que no habrá revolución si no atendemos suficientemente a la educación. Chávez con hechos lo demostró, con todo el empeño, el ahínco que le puso para impulsar la educación en este país, ahora nos toca a nosotros estar a la altura de lo que implica la continuidad en esta materia.

Por tanto, esa situación viene presentándose. Nosotros en este momento tenemos una seria dificultad, porque ya para el año 2018 cuando discutíamos estas cosas con el Ministerio, antes de la aplicación del plan de recuperación económica, todavía no se vislumbraba una situación de hechos que resolviera esa situación. Las medidas tomadas por el Presidente Maduro el 20 de agosto de 2018 fueron importantes para intentar corregir el problema económico.

La gente lo entiende, que buena parte del deterioro de la capacidad adquisitiva del salario es el impacto de la guerra económica. Cuando no llegan los alimentos, las medicinas, con la hiperinflación, la gente entiende que eso está asociado con la guerra financiera que nos han impuesto desde Bogotá con la conspiración norteamericana. También hay un componente de corrupción por ello la gente entiende ese discurso bastante férreo que ha presentado el presidente Nicolás Maduro cuando habla de la corrupción y de la necesidad combatirla y no perdonar absolutamente a nadie.

La verdad es que el pueblo ha estado esperando que haya eficiencia como lo pide el presidente Nicolás Maduro en el ataque a la hiperinflación, un pueblo que está claro que la hiperinflación es producto de esa guerra económica a la final termina colocando su mirada hacia el gobierno.

Pero ya no basta con que me digas que todo el deterioro es producto de la guerra económica, ahora necesitamos que haya una respuesta contra esa guerra económica. El 20 de agosto con el plan de recuperación económica el pueblo venezolano realmente los trabajadores tomamos un aire con ese esfuerzo que hizo el presidente. Debemos reconocerlo y nosotros desde la FTUV Docente también lo reconocimos en ese momento.

Nosotros veníamos de un golpe muy duro ocurrido en el mes de junio, con una traición interna en el seno de los trabajadores, un acuerdo salarial sobre el sector universitario hecho muy al margen, muy fuera de las aspiraciones de los trabajadores, impuesto por el Ministerio del Trabajo y por el mismo Ministerio de Educación Universitaria, pero además con una traición interna en el seno de la federación de los trabajadores universitaria de Venezuela (FTUV) hecha por dos de sus dirigentes más importantes. 

Entonces, llegamos al plan de recuperación que afortunadamente fue un aire para el pueblo y para los propios trabajadores que permitió una recuperación en términos  del valor salario. Nuestro salario estaba prácticamente por el suelo. Era como el decir popular que señala que estábamos como el pecho de una culebra arrastrándose por el suelo. Así estaba nuestro salario antes del plan de recuperación y lo dijimos y lo reconocemos. Con el plan de recuperación hubo un aire, una recuperación de manera efectiva del salario, alcanzamos un promedio de 30 dólares mensuales, que si bien es insignificante respecto al salario latinoamericano era un respiro para nosotros.

Estamos en guerra económica, estamos en una agresión contra el país y eso lo entiende la gente, se resiste y seguimos resistiendo. Sin embargo, cuando llega el plan de recuperación económica y aparecen los precios acordados ese salario alcanzaba, pero no pasaron quince días y al desactivarse el gobierno, al no acompañar las instancias del gobierno al pueblo y al propio presidente Nicolás Maduro en ese listado de precios acordados con sectores empresariales ocurrió lo temido, y en dos meses se evaporó al piso de nuevo el salario de los trabajadores.

El mes de diciembre fue desastroso, fue grave, muchas expectativas en los anuncios presidenciales, muy poca celebración para culminar el año. Pero ello ocurre a  pesar de todo el esfuerzo que hace el presidente con los bonos de navidad, con  el bono de reyes. Realmente hay que reconocer que ha hecho un esfuerzo bastante importante para que nuestra población que está resistiendo pueda salirle al paso.

Bueno, hemos llegado al mes de enero del 2019. El presidente hace unos nuevos anuncios ante la Asamblea Nacional Constituyente. De esos anuncios el 60% eran encanjes al Banco Central de Venezuela para que los bancos no sigan haciendo negocios, para que los bancos no sigan manejando el recurso, el dinero y elevando ante el petro el valor del dicom y del valor del euro y del dólar en consecuencia.

Eso ha venido sucediendo. Y ello tiene repercusiones en los salarios. Nuestro salario mínimo está anclado en medio petro, estábamos en 4.500 bsS, con el último anuncio que hizo el presidente a finales de año, a la mitad de 9.000 que era el valor del petro- Ahora en enero de 2019, el presidente ha llevado el valor del Petro a 36.000 bolívares soberanos y en consecuencia el salario mínimo nacional queda con un equivalente a 18.000 bsS.  Nosotros comparándolo con el efecto inflacionario ocurrido antes del anuncio del mes de diciembre y ahora con el de enero, encontramos que los empresarios, los bachaqueros, los enemigos del pueblo se adelantaron como siempre se adelantan a las medidas y subieron de manera acelerada todos los precios.

Ha llegado el nuevo anuncio presidencial ante la Asamblea Nacional Constituyente. Estas cosas que anunció el presidente, los llamados que hizo el presidente, el Plan de la Patria que presentó el presidente, los esfuerzos para inyectar recursos, los anuncios sobre las obras sociales, sobre la pensión social, todo eso a pesar de la crisis y de las dificultades bienvenido sea. Pero cuando vemos el tema salarial entonces, nos encontramos con lo que ya te decía, 18.000bsS y con base a ese referencial pide ajustar las tablas y ordena cumplir con los trabajadores.

El gobierno desde el año pasado, desde el 20 de agosto, cuando aplicó el plan de recuperación, viene insistiendo y señalando que los trabajadores  están protegidos por el contrato colectivo, reconociéndose a los universitarios los beneficios contemplados en la III Convención Colectiva, así como a los trabajadores en general las convenciones colectivas. Nosotros hemos dicho que eso no es así.

Nosotros hemos dicho que necesitamos conversar con el Presidente, que necesitamos conversar con los actores, en este caso con Ricardo Menéndez, Ministro de Planificación, quien es quien presenta los lineamientos para la aplicación de las convenciones colectivas. Lo queremos hacer para que no sigan engañando al presidente diciéndole que están cumpliendo con las convenciones colectivas. No están cumpliendo con las convenciones colectivas bajo ningún concepto,  porque las convenciones colectivas son instrumentos legales de aplicación obligatoria y son un compromiso que adquieren los trabajadores con el gobierno y el gobierno con los trabajadores. Es un contrato social que se convalida, que se homologa que se hace ley, que es de obligatorio cumplimiento y eso no lo están cumpliendo porque la III Convención Colectiva de los trabajadores universitarios está suficientemente clara en lo que respecta a la construcción de las tablas salariales.

Si el presidente ordena,  entonces, es obligación del Ministerio de Educación Universitaria, es obligación del Ministerio del Trabajo y de la misma planificación sentarse  y sobretodo en estos tiempos cuando estamos hablando de diálogo, en estos tiempos cuando tenemos una situación económica, social y política bastante  delicada. Entonces, no podemos aceptar que ningún factor venga nuevamente en forma de reincidencia a sentarse en nombre de los trabajadores y el Ministerio del Trabajo con el látigo en la mano, con el hacha al hombro,  venir a humillar a los trabajadores y en este caso, a los trabajadores universitarios.

Nosotros hemos dicho esa no la pasamos más. Entonces, envuelven al presidente, los ministros engañan al presidente, se reúnen con empresarios que violentan los acuerdos, se vuelven a reunir con empresarios que vuelven a violentar los acuerdos. Sin embargo, con los trabajadores no hay reunión, se reúnen miles de veces y el presidente todos los días que puede; y eso es bueno, lo reconocemos y debe ser así, porque debe privilegiar por encima de todo la condición de la paz y en ese terreno nuestro presidente ha sido  líder de la paz

En fin, ante toda esa situación no se puede estar definitivamente engañado al Presidente o presentándole falsos escenarios, eso  es dejar solo al presidente, a nuestro presidente, al presidente de los trabajadores, al presidente con mayúscula. Con estas medidas anti populares desde algunos despachos lo que están haciendo es dejar solo al presidente de los trabajadores sin trabajadores y eso no es permitido para nosotros, los que somos parte de esta revolución forjada por el presidente Chávez y acompañada por el presidente Nicolás Maduro estamos en la obligación de alertar.  Porque a la final de cuentas eso es lo que se están haciendo con ese tipo de conducta, desde esos ministerios pretendiendo imponer a los trabajadores una política antipopular, una política que violenta los convenios colectivos que son de obligatorio cumplimiento.  Entonces, prácticamente lo que están forzando desde allí es una crisis mayor. Entonces, todo esto que están haciendo estos funcionarios de alto nivel pareciera ilógico, pareciera irracional, mucho más en este momento.

No puede ser que a pocos días del 23 de enero,  fecha que tienen preparada la derecha para las guarimabas y las cosas que están anunciando para la ejecución de sus planes y desconocer al presidente Nicolás Maduro, entonces venga un Ministro del Trabajo a lo bravo, como el propio bravucón, junto a un traidor de la clase obrera que todos conocemos, allí al frente de la nación, a dar una rueda de prensa donde se anuncian esas las escalas e inter escalas salarias de los docentes universitarios. Esto lo que ha provocado es volcar la ira de los universitario con esas tablas fraudulentas que no se corresponden con las aspiraciones de los trabajadores universitarios, que no se corresponden con lo que está planteado en nuestra Constitución Bolivariana. Pareciera ser que en el fondo son ellos los que están jugando a seguir generando malestar, pareciera ser que en el fondo son ellos los que están provocando la ira forzada de los trabajadores para  que se vuelquen contra el presidente.

Nosotros decimos: contra el presidente no vamos, al presidente lo vamos a defender a cuesta de nuestra vida como ya lo decía en anterior oportunidad, lo vamos acompañar los trabajadores en esa batalla que está pidiendo del acompañamiento contra la corrupción, contra la burocracia, contra la ineficiencia, en ese plan que tiene de recuperación de PDVSA, en ese Plan de la Patria que nos ha presentado para impulsar los próximos años Seguirá siendo nuestro presidente, lo vamos a defender y vamos a defender la Constitución, pero también estamos llamando a que el presidente nos escuche.

El presidente tiene muchos traidores en el gobierno, porque el presidente tiene muchos burócratas en el gobierno y porque el presidente con estas políticas antipopulares, lo están apartando de la clase trabajadora. Y un presidente sin pueblo y sin clase trabajadora entonces si es verdad que las cosas se pondrían muy mal. Así si de verdad podríamos perder todo o se nos iría de las manos esta revolución,  lo cual bajo ninguna circunstancia podemos dejar que ocurra.

Debemos estar siempre del lado del presidente, pero el presidente debe escucharnos a nosotros los trabajadores, sobre todo a los trabajadores que hemos estado resistiendo durante estos años y construyendo revolución desde los espacios universitarios, atendiendo a los llamados de la revolución y construyendo junto a la revolución. La burocracia universitaria no se puede imponer por encima del trabajador universitario.

OVE: ¿Cuál es la contraoferta de ustedes como Federación de los docentes  universitarios le hacen al ministerio de educación universitaria para resolver el problema salarial?

Telémaco: Creo que no se trata de contraoferta. La situación es clara, esto tiene que resolverse sobre la base del diálogo.  Pero el Ministerio de Educación Universitaria tiene que destrancarse, pero allí hay algunos actores a quienes históricamente los universitarios hemos estado esperando que el Presidente de la República les pase por encima en una aplanadora. Aspiramos a que esos señores los eche definitivamente al basurero del olvido, de la desidia, de la burocracia, de la indolencia, de la corrupción.

Nos referimos también a algunos actores históricos que han perturbado el desarrollo del Ministerio de Educación Universitaria Ciencia y Tecnología y consigo de la educación, no los voy a mencionar en este momento para no entrar en detalles que puedan perturbar lo que estamos intercambiando acá, pero tiene que haber una limpieza en ese ministerio.  Y allí  tiene que haber gente que tenga la noción suficientemente clara respecto a lo que desde allí se debe hacer, de cómo se debe dirigir a la Educación Universitaria con toda la responsabilidad que esto implica para el país, y para los pobladores, para la nación, para la revolución.

Entonces, no se trata de una contraoferta. Se trata de que se generen las condiciones necesarias y el Ministerio comience a reconocer que hay todo un conjunto de factores. Algunos que estamos en la revolución, que somos parte de la revolución, mientras que otros, que están en posiciones intermedias a veces inconfundibles, están acá o están allá, en el medio. Y por supuesto están los otros, que son parte de la derecha radical a ultranza, que no creen en nada sino que sencillamente lo que buscan es posicionarse del gobierno, esos son los actores que están en las universidades. Un mundo difícil, complicado, en unas universidades prevalecemos nosotros, en otras universidades somos minoría, ellos subsisten, nosotros subsistimos, ellos hacen su política gremial y su política nacional y nosotros hacemos lo que nos corresponde, nos chocamos y nos confrontamos, cada quien se pelea sus espacios, pero esos son los actores universitarios que existen.

Aristóbulo Istúriz se viene reuniendo con 17 federaciones sindicales, es posible que de allí no salgan acuerdos, pero se viene reuniendo. Hay reuniones que se han realizado a la vista de todo el mundo. Además, esas reuniones se están haciendo muy a pesar de que los educadores de educación básica, en una posición unánime a nivel nacional, sin que interfieran las diferencias de orden político o sindical existentes entre ellos, han estado durante todo el mes de diciembre y ahora en el mes de enero en la calle, reclamando lo que contractualmente les corresponde, que es válido, que es justo y que es necesario, además de comprensible. Entonces, Aristóbulo Istúriz como Ministro de Educación acaba de sentarse con los gremios; Ministro que recién se instaló, pero que cuenta con una experiencia ya del pasado, que también estuvo en ese ministerio con anterioridad.  Aristóbulo se sentó con todos y está conversando.

Ahora, ¿por qué no sucede lo mismo en el Ministerio de Educación Universitaria? ¿Por qué? Ah bueno, porque desconocen, porque se envalentonan, porque se creen los dueños de la verdad, porque engañan al Presidente y porque le generan un malestar a la revolución y a los revolucionarios que estamos en los espacios universitarios y además de ello, le hacen un daño a la revolución desde el Ministerio de Educación Universitaria.

Hay que revisarlos, porque estamos plenamente seguros que algo vamos a encontrar ahí, hay que revisar a cada uno de esos funcionarios, en que andan, en ese llamado de limpieza que ha hecho el Presidente de la República contra la corrupción. Hay que revisarlos porque dedicados a la universidad, dedicados a lo universitario, dedicados a engrandecer la revolución desde los espacios universitarios, en eso no están. Dedicados a acompañar al presidente Nicolás Maduro en los espacios universitarios, en eso no están, salvo asuntos de orden mediático, no están en eso. Lo decimos con toda la propiedad porque nosotros somos parte del diario en los espacios universitarios.

Entonces, no se trata de contraoferta, se trata en primer lugar de reabrir el diálogo, se trata en primer lugar que así como el presidente nos enseña que él a pesar de las agresiones está dispuesto a reunirse hasta con el imperio de ser necesario por la paz de los venezolanos, con la derecha las veces que tenga que reunirse, con los empresarios, esa lectura tienen que tomarla los ministros y en este caso el ministro de Educación Universitaria y su grupo de lugartenientes que tiene allí como viceministros y otros funcionarios. Tienen que entenderlo, deben entenderlo, están obligados a entenderlo porque si no lo hacen habrá una fuerza arrolladora de los trabajadores que les va a pasar por encima. Porque ellos allí son voceros de la revolución, no voceros individuales que han sido mandados allí para que después hagan lo que les venga en gana, no, no es para eso. Es para representar dignamente los valores de esta revolución, para representar dignamente al gobierno del presidente Nicolás Maduro, y dignamente aun cuando los acuerdos no estén a la vista. No humillar a los trabajadores, tratarlos dignamente significa escuchar a los trabajadores, la primera fuerza del presidente Nicolás Maduro; dignamente significa que hay que conversar con los trabajadores, que a los trabajadores no podemos pasarle por encima aun cuando no tengamos las herramientas a la mano, pero el trabajador necesita ser atendido, los dirigentes sindicales y las federaciones necesitan ser atendidos y eso no es lo que sucede.

Entonces, en dado caso la primera parte de la contraoferta es eso, que en el ministerio comiencen a respetar a los trabajadores, que haya funcionarios que desde el ministro para abajo entiendan el papel que están jugando, que entiendan cual es el trato que debe darse a los trabajadores y cuál es la responsabilidad que se tiene con la educación que no es lo que está sucediendo en estos últimos tiempos en el ministerio de Educación universitaria, eso es lo primero.

Lo segundo es que tienen que entender  es que, aun cuando no tengas el recurso; aquí no hay una declaración de estado de guerra, aquí estamos hablando de una guerra económica, pero no hay una declaración oficial de que estamos en un estado de excepción o un estado de guerra. Aquí seguimos, la democracia y el gobierno del país sigue su curso, ayer acabamos de aprobar un presupuesto en la Asamblea Nacional Constituyente, el presidente está en ejercicio, todo está andando a pesar de las agresiones y se están tomando las medidas necesarias, y hay dificultades, y hay problemas, y hay desasosiego y desesperanza y bueno.  Hay una situación que se entiende, que está sucediendo, pero aquí no hay una declaratoria de que estamos en un estado de guerra, aquí se dice que se está respetando la convención colectiva. Así lo dicen los distintos voceros, lo escuchamos a Ricardo Menéndez Ministro de Planificación, lo reitera cada vez que puede el Ministro del Trabajo Eduardo Piñate, lo dice nuestro propio Ministro Hugbel Roa, pero eso no es verdad.

Entonces, la premisa que tiene que estar presente es que tienen que reconocer que hay una convención colectiva del sector universitario y que se debe cumplir, y además esa convención colectiva tiene algunos lineamientos que no puede absolutamente ser negados.  Los derechos son progresivos, ninguna autoridad ni ningún gobierno puede pasar por encima de ellos salvo que sea en una situación súper especial, que no es la que está planteada, situación excepcional que sea aceptada por los trabajadores y por el propio pueblo, salvo unas condiciones de esas es otra cosa. Pero aquí sencillamente se trata de que el gobierno está diciendo que está reconociendo las convenciones colectivas, entonces que no que lo diga sino que lo asuma en la mesa, y que empecemos a revisar los criterios de nuestra III Convención Colectiva y comencemos a reconocer donde estamos fallando, porque con ese cuento de que todo está inmerso en los incrementos salariales, eso es falso.

Hay unas tablas salariales que el presidente ordenó revisar. Existen esas tablas salariales que indican lo que hay que hacer. Esas tablas salariales en el caso de los universitarios se  inicia desde los obreros. Ahora como tenemos una convención única, esa tabla salarial inicia en el primer nivel de los obreros y establece una relación y unas condiciones para los 7 niveles de obreros y, una separación entre escala entre cada uno de los niveles. De allí se desprende una relación posterior con los administrativos los cuales tienen unas inter-escalas cuyos criterios  están planteados claramente. Los criterios para establecer las escalas e inter escalas de la Convención Colectiva Única están escritos de manera expresa en la Convención Colectiva. Luego hay una relación directa entre los niveles de los administrativos con los niveles de los docentes universitarios. Los auxiliares docentes por un lado y los docentes desde el instructor hasta la categoría de titular. Cada uno de ellos están ahí con sus respectivas dedicaciones y sus propias inter-escalas entre dedicaciones. Todo eso está señalado allí,  que es un 13% entre cada una de las categorías. Cada categoría se sobrepone en un 13% a su predecesora. La subsiguiente se sobrepone a la anterior en un 13%. Eso está delimitado, eso claramente expresado está allí.

Entonces, una cosa es que no tengas, otra que no puedas. Una cosa es la guerra, una cosa es el embargo, una cosa es el problema financiero, una cosa es el plan de recuperación y otra cosa es que me tienes que reconocer que eso está allí, que existen unos criterios en la Convención Colectiva que son de obligatorio cumplimiento. Nadie puede venir con el cuento aquel, según lo expresó un Ministro por allí, que el obrero tiene que ganar igual que un profesional, no.

¿O qué? ¿Vamos ahora a plantearnos que todo el mundo sea obrero? ¿Vamos ahora a que nadie busque la forma de superarse? ¿Vamos ahora a que nadie invierta desde el punto de vista económico y social, por su formación, por superarse, por subir en los escalafones universitarios? ¿Dejamos los PHD? ¿Los desaparecemos? ¿Desaparecemos los profesores titulares? ¿Desaparecemos todo? ¿Pasamos a los docentes a ser obreros? Podemos hacerlo, no hay ningún problema, no tenemos mayores limitaciones al respecto, lo hacemos en nuestros hogares, lo hace la gente.

Pero eso es una cosa muy distinta al hecho de la profesionalización que cada quien realiza de manera particular, o en muchos casos con apoyo del mismo gobierno, por instrucción, por cooperación o por inducción del propio gobierno hace para la superación de orden profesional. Entonces, esto no se corresponde con lo que ahora se pretenda hacer en sentido contrario, estimo que sin la aprobación del Presidente de la República. El Presidente Maduro siempre ha reconocido el papel que juegan los profesionales para impulsar el desarrollo y la formación de nuestros jóvenes que son el futuro de la patria.

Entonces, tienen que reconocer que existe esa diferenciación. Si el gobierno pretende discutir sobre eso los discutimos en la cuarta convención, preparémonos para discutir en la cuarta convención. Si al gobierno le parece que se deben hacer algunos ajustes a lo que está contemplado en la III Convención Colectiva que en su momento lo hagan y estamos dispuestos a escucharlos y reflexionar al respecto, siempre y cuando no sea para desmejorar a los trabajadores. Si ese momento llega con la cuarta convención estaremos allí, analizando y discutiendo con el gobierno. Pero en este momento tenemos una tercera convención colectiva. Las discusiones que deban darse posterior se darán.

En su momento veremos cuáles son esas discusiones y cuáles son los acuerdos que al respecto se puedan hacer de los cuales nosotros decimos de antemano que cualquier acuerdo tiene que contar con la amplia base, con el apoyo de la gran mayoría de los trabajadores universitarios y nunca en detrimento de lo que hasta ahora se ha alcanzado desde el punto de vista académico, social y económico en nuestra convención colectiva, si es que nos toca estar en esos procesos de discusión

Llegar a esta III Convención Colectiva ha sido un esfuerzo colectivo, han sido luchas, en muchos casos nos han pasado por encima, hemos tenido que llegar a acuerdos forzados. En muchos casos realmente se ha hecho difícil, pero a la final es nuestra tercera convención colectiva firmada con el gobierno, homologada por el gobierno, por el presidente Nicolás Maduro, y por el Ministerio del Trabajo, la cual es de obligatorio cumplimiento para el Ministerio de Educación Universitaria Ciencia y Tecnología como ahora le decimos. Es de obligatorio cumplimiento.

Entonces, las premisas son dos: 1. diálogo, reconocimiento y respeto a la clase trabajadora y sindical y 2. reconocimiento a la convención colectiva. En función de eso nos sentamos a conversar, porque esa convención colectiva dice respecto a sus tablas salariales desde cuando inicia el primer nivel obrero y dice las inter-escalas que se deben aplicar y eso va corriendo por si solo en la medida en que colocamos el primer nivel y lo más bajo de todo esto.

Hay cuatro escenarios. El último escenario no los impuso el mismo Ministerio del Trabajo con la traición de algunos funcionarios, en el mes de junio de 2018. Fue el escenario de 4.75 salarios mínimos, ese fue el escenario que nos impusieron en un acuerdo a escondidas. Allí, antes de las vacaciones del mes de agosto, cuando estábamos en pleno conflicto nos lo impusieron y ordenaron y pagaron con 4.75. Ese es el escenario que conocieron los trabajadores por una imposición que les hizo el propio Ministerio de Educación Universitaria y el Ministerio del Trabajo con el apoyo de algunos funcionarios que hacen el papel de dirigentes en el seno de los trabajadores universitarios. Bueno, eso lo hicieron ese es el primer escenario.

El segundo escenario tiene que ver con unos incrementos y unas modificaciones que hizo el presidente Nicolás Maduro en ese mismo año, el primero en el mes de marzo, luego el 1ero de mayo, los cuales se  aplicaron a todas las tablas salariales y que en consecuencia corrió lo que denominamos como el arranque de la tabla.

Hay un escenario que es el mínimo, aquellos que por obligación y derecho les corresponde el de 4.75 salarios mínimos y luego los dos intermedios que fueron por decreto presidencial, que son de obligatorio cumplimiento también; salvo que de manera expresa se diga que no son de aplicación.

Bueno, esos tres son de hecho, pero son de cumplimiento obligatorio. Un último que es el más bajo de todos los escenarios que lo tiene de manera directa contemplado la convención colectiva allí con nombre  y apellido. Nos referimos a 1.5 salarios mínimos a partir del 1ero de enero de 2018, eso lo contempla la convención colectiva, 1.5 salarios mínimos, el arranque de la tabla, bueno si eso lo dice la convención colectiva es desde allí. Lo menos que puede aplicar el gobierno nacional es eso, pero tiene tres escenarios adicionales, sobre todo el 4.75 que fue un escenario obligado por el propio Ministerio y aplicado por el propio ministerio en contra, en aquel momento de las aspiraciones de los propios trabajadores que teníamos una exigencia mayor, estamos hablando de antes del plan de recuperación.

Entonces, hay que reconocer y hay que hablar de una manera franca las cosas. Pero es muy difícil con un ministro mentiroso y con un grupo de funcionarios que se creen que se la están comiendo, mientras lo que en realidad hacen daño al Presidente de la República, a la revolución social chavista, que están ahí en otro tipo de cosa distinto a la superación y al manejo de esta crisis. Fíjense que distinto a la superación y al manejo social que debemos darle para contar siempre con la clase trabajadora lo que están es perturbando.

Bueno dos cosas adicionales, revisemos la convención colectiva, veamos cómo es que va a hacer el gobierno y cuáles son las alternativas que va a presentar el gobierno en el marco de toda esta situación, delicada, conflictiva que está presentando la República y que afecta seriamente al tema económico, cuál es la oferta que va a presentar el gobierno.

Lo que no puede hacer el gobierno es decirnos aquí están los lineamientos, aplíquense. Porque eso definitivamente no la vamos a aceptar como trabajadores, como ciudadanos ni como constituyentes. Porque somos constituyentes de los trabajadores y definitivamente no podemos cambiar nuestra condición aún bajo las responsabilidades que ahora tenemos en una instancia como esa que tiene entre otras cosas la necesidad de garantizar la paz y de construir un escenario distinto, favorable desde el punto de vista social a la República a partir de una nueva Constitución.

Estamos en esta tarea, seguiremos cumpliendo allí. Pero, en nuestra condición de trabajadores exigimos respeto, en nuestra condición de trabajadores exigimos que quienes están ahí en las responsabilidades de gestión gubernamental reúnan las condiciones y además generen las condiciones para que sea propicio el diálogo. Todo ello sobre la base del reconocimiento de lo que son las conquistas de los propios trabajadores.

OVE: ¿Es posible encontrar una solución en el corto plazo que evite la extensión prolongada de la conflictividad en el sector universitario?¿Cuál es tu perspectiva al respecto?

Telémaco: En el corto plazo, si, nosotros somos optimistas. Pero eso pasa porque el gobierno tiene que tomar una decisión. Hay que deslastrarse de los factores perturbadores que hay allí en el Ministerio. Ahora, el Presidente es autónomo. Nosotros jamás, nunca nos hemos metido ni con el presidente Chávez, nunca hemos querido opinar, ni vamos a opinar en este momento, sobre lo que debe suceder en términos de quien asuma la responsabilidad, sobre los hombres o mujeres que a bien pueda designar el presidente. Solamente pedimos que haya el cuidado suficiente, cualquiera no puede ser Ministro de Educación Universitaria; cualquier desconocedor de  la realidad del sector universitario no.

Entonces,  yo diría, lo delicado que es ese mundo universitario, por ello el esfuerzo que hay que hacer para comprender y manejarse dentro de ese mundo universitario. Pero esa no es la realidad en este momento. Aspiramos que las designaciones que pueda hacer nuestro Presidente realmente atiendan a ese espíritu, a ese llamado, a ese deseo que tenemos los universitarios de que podamos ser realmente parte de un gobierno y sentir que somos gobierno, que estamos representados en esas instancias como gobierno con pueblo, como revolución, que estemos representados allí, y que allí está el gobierno y el presidente Nicolás Maduro, esa es nuestra primera aspiración.

A corto plazo que se retomen las discusiones, que haya acuerdos, nosotros hemos anunciado un paro indefinido, lo anunciamos hoy sábado 19 de enero. Alguien dice, bueno ¿por qué están anunciando un paro para el 21 con esa agenda golpista que hay el 23? Bueno, no es que estamos inmersos en eso, ni lo vamos a estar, ni compartimos ni asumimos, por el contrario, rechazamos toda la agenda golpista de la derecha venezolana bien, pero quien tenga preocupación que acelere el proceso de conversación de lo que anteriormente decía, que acelere.

Yo le decía hace rato a un funcionario del Ministerio por esta misma vía que nos hemos comunicado: “Aquí estoy, más que estar señalándome por convocar a un paro indefinido antes del 23 de enero que está la agenda golpista, por qué más bien no se ocupan de decirnos ¡vénganse que aquí queremos conversar con ustedes, vénganse que aquí hay un Ministerio dispuesto a conversar que es lo que vamos a hacer! Pero no. No hay señales por ningún lado y pareciera ser que están jugando más bien a la guarimba, pareciera ser más bien que están jugando a provocar la ira de los trabajadores universitarios, pareciera ser más bien que son ellos los que están provocando una situación de hecho en la calle para servirles a la propia guarimba de la derecha venezolana. Pareciera ser que este es su objetivo, por la forma como se vienen conduciendo, por la forma como arrastran lamentablemente al gobierno venezolano con ese tipo de imposiciones, con ese tipo de posturas antipopulares, manejadas de manera incorrecta y que conducen a una situación de inestabilidad en el sector universitario.

Por tanto, a corto plazo necesitamos un Ministerio que reordene las relaciones internas entre trabajadores, estudiantes y retome la vida universitaria, que reordene nuestros espacios universitarios todo eso. Ahí está la situación, y luego que nos sentemos a conversar. En la medida en que se den las conversaciones estaremos evaluando y estaremos viendo, pero aquí se requieren medidas más haya del corto plazo, medidas de manera inmediata, porque nuestra gente lo demanda.

En este momento no estamos en campaña, porque también nos tienen ese chantaje, que si lo decimos nos estamos prestando con la derecha, no, nada que ver. Es que nuestra posición se corresponde a una realidad. La guerra económica nos ha afectado fuertemente, ha golpeado nuestra economía. Las medidas del gobierno, algunas medidas son bien vistas por el pueblo venezolano, de hecho el llamado del Presidente es bien visto por el pueblo venezolano. Pero el tema salarial no se corresponde actualmente con la aspiración de los trabajadores, por cuanto el poder adquisitivo realmente es nulo.

Los empresarios, los bachaqueros, los que se prestan a la guarimba contra el pueblo, los que se prestan para acabar con la humanidad, con el estómago de nuestro pueblo, la derecha venezolana, el imperio y quienes acompañan desde el exterior en esta cayapa que están haciendo contra el pueblo son los auténticos culpables del desastre.

Nuestro pueblo requiere de manera inmediata que haya una respuesta, el pueblo tiene que tener para ir a trabajar, tener para vestir. No hay una política interna que soporte esta situación. Aquí a nivel de los obreros y administrativos les entregan unos uniformes,  los docentes universitarios en estos momentos de crisis hemos presentado alternativas, hemos dicho dennos los uniformes también a nosotros que es contractual. Los docentes necesitamos también una vestimenta porque en la crisis no se puede comprar ropa, ni es prioridad para los docentes comprar ropa, pero los docentes tienen que vestir, tienen que presentarse ante sus estudiantes, necesitan vestimenta, necesitan ropa.

Así que, busquemos alternativas, pero no las presentan por ningún lado. No se discute por ningún lado a pesar que es contractual. Los docentes necesitan vestir, necesitan calzado, necesitan pagar transporte. Hay una crisis del transporte producto de la misma guerra económica.

Debemos repetirlo mil veces para que quien escuche o vea estas declaraciones lo entiendan. Ciertamente hay una guerra económica y el primer responsable de todo esto es el imperio norteamericano y la derecha venezolana, está claro y lo decimos como trabajadores y como dirigentes y lo repetimos en los espacios universitarios, en nuestras asambleas, con nuestra gente, en nuestros documentos, ellos son los primeros responsables de esta crisis que está viviendo el pueblo venezolano. Es el imperio norteamericano en su pretensión de ponerle mano a nuestra República, nuestro país está generando esta crisis.

Pero, necesitamos transporte, hay que pagar el transporte, hay que movilizarse de una a otra sede, de la casa a la universidad, de la universidad a la casa. Además de ello, hace falta tiempo para ver cómo resolver el problema de la comida.

Los trabajadores no solamente es que están buscando como tener ropa, como resolver las cuestiones mínimas del transporte, nuestros trabajadores van a la universidad a trabajar y allí trabajando están sin ninguna respuesta ¿Qué comen nuestros trabajadores allí en la universidad? ¿Hay alguna política? Inventaron la bolsa alimentaria, algunas universidades les llegó a duras penas, otras universidades quedaron por fuera, no hubo continuidad en esa política social que trataron de impulsar en un momento determinado para que les llegará algo a nuestros trabajadores universitarios.

Bueno,  no es posible, no hay suficiente producción o no hay suficiente alimentos. El bloqueo, está bien, vamos a suponer que sea así, pero entonces no recriminemos al trabajador porque el trabajador necesita comer y además el trabajador va a la universidad y está pensando como regresa a su casa y que le va a servir en la mesa a sus hijos. Los trabajadores también piensan que es lo que va a llevar su hijo a la universidad o a la escuela, o al liceo, que comen,

Ello sin mencionar por supuesto lo que tiene que ver con la recreación y otras cosas. Sin meternos con la salud, el grave problema que tenemos con la salud. El SISMEU que es el sistema de salud que tenemos actualmente en el sector universitario, que también está afectado seriamente por la inflación, por la especulación, por la guerra económica, los seguros… Bueno, acabaron con todo esto, las clínicas hacen lo que les parece, lo que les da la gana con los baremos de la salud. Esto es algo increíble, pero parte de toda una tramoya montada contra este país para hacer que el pueblo se rebele contra la revolución.

Eso lo entendemos nosotros, pero entonces, nosotros esperamos que desde esas instancias del Ministerio entiendan que nosotros como pueblo trabajador estamos resistiendo. Entonces, párenme la humillación a los trabajadores, paren la desconsideración, paren la negación a los trabajadores y entiendan que somos nosotros los trabajadores los que estamos resistiendo a esa guerra económica que nos ha impuesto el imperio norteamericano  y ustedes como burócratas lo que están es en la obligación de cumplir el mandato del presidente Nicolás Maduro. Sencillamente entiendan que este es un gobierno de los trabajadores, que son los trabajadores una pieza fundamental del desarrollo de esta revolución bolivariana y socialista y que tienen que tratarse con dignidad y no con humillaciones.

Esto es parte del conjunto de reflexiones que nosotros a diario venimos haciendo a nivel sindical con nuestra gente. Sí, estamos en rebeldía, estamos en un paro indefinido anunciado, que inicia el 21 de enero. La oposición que haga lo que le parezca, nosotros estaremos el 23 de enero del lado del gobierno revolucionario, del lado del presidente Nicolás Maduro. Allí no tenemos la menor duda, todos nuestros sindicatos de frente en la defensa de la patria, en la defensa de la Constitución, en la defensa de la voluntad del pueblo expresada el 20 de mayo de 2018.

Pasará el 23 de enero y estamos plenamente seguros que como pueblo vamos a derrotar a esa oposición terrorista, esa oposición fascista, esa oposición temeraria, terrorista que hemos tenido en este país y que vamos a derrotar al imperio y a quienes lo están acompañando desde el Grupo de Lima y desde la O.E.A, los vamos a derrotar de nuevo como pueblo. Pero nosotros vamos a seguir nuestra lucha y exigimos como trabajadores que el presidente nos escuche, queremos hablar con el Presidente, queremos poner al tanto al presidente de nuestras preocupaciones, de nuestras dolencias, de nuestro llamado, de nuestras reflexiones y queremos que, si son los que están ahorita o son los que él dignamente y ojalá y así sea designe para los próximos días. Ojalá y pudiera suceder que sencillamente se entienda que hay que conversar con esta clase trabajadora y que hay que llegar a acuerdos. No vamos a aceptar bajo ninguna circunstancia, atropellos que impliquen pasar por encima a la convención colectiva de los trabajadores universitarios. No, eso es un derecho  adquirido y está plenamente amparado en la propia Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999, hecha por el pueblo, aprobada por el pueblo y abalada fundamentalmente por el líder socialista bolivariano, robinsoniano, zamorano Hugo Rafael Chávez Frías.

OVE: Para finalizar, nos gustaría que les dieras un mensaje a los profesores universitarios de América Latina y el Caribe que leen esta entrevista a través de Otras Voces en Educación

Telémaco: A nuestros hermano profesores, docentes, maestros, a todos, unidos por la  profesión de la educación, unidos en el esfuerzo de siempre por la formación de nuestra juventud en Latinoamérica y en todo el mundo donde estamos plenamente seguros que estaremos llegando a través de esta entrevista, nuestro saludo de patria.  Nuestro saludo bolivariano, nuestro saludo de esta gente humilde, luchadora, que defiende su independencia, que defiende su soberanía, que defiende el esfuerzo, la sangre, el sudor que derramaron nuestro héroes patrios, Bolívar y todos los que le antecedieron y Bolívar como Libertador, el gran esfuerzo que hemos venido construyendo para tener esta patria libre e independiente y que hagamos un esfuerzo como educadores para que desde nuestros espacios universitarios definitivamente tengamos la mayor comprensión y hagamos la mayor difusión en lo posible de lo que está sucediendo en Venezuela sobre la base de la agresión, sobre la base de la pretensión que se tiene de retomar e imponernos nuevamente el modelo neoliberal ya fracasado, reconocido mundialmente hasta por el propio papa Francisco.

Definitivamente, el llamado es a la unión latinoamericana y hacer un esfuerzo para que construyamos los hombres y mujeres que nos permita retomar la unidad de Latinoamérica, el deseo expresado en la CELAC, UNASUR, en ese esfuerzo sobrenatural, consciente, humano, que hizo el presidente Chávez junto a Kirchner, Fidel, Raúl, Correa, a todo este conjunto, Pepe, Lula, Evo, este conjunto de hombres y mujeres que dieron un paso al frente junto a sus pueblos por la recuperación de sus soberanías y por humanizar el ejercicio de gobierno en sus propios territorios para impulsar la inversión social, para acompañar a sus pueblos en la lucha por la independencia, por su soberanía económica y social.

Es a nosotros como educadores, hermanos y hermanas de Latinoamérica, de África,  Asia, Europa, de todas las latitudes a donde pueda llegar esta humilde entrevista, este humilde venezolano quien hoy tiene la responsabilidad de ser constituyente de la patria ante la Asamblea Plenipotenciaria Nacional Constituyente, que tiene la responsabilidad de darnos la nueva Constitución, este humilde militante del pueblo y de la revolución con funciones de docente y con funciones de luchador sindical y social, acompañando a nuestra clase,  hoy en conflicto pero plenamente consciente de la necesidad de defender la patria y de defender fundamentalmente la democracia y la paz, les hago ese llamado para que nos acompañen y nos hagamos acompañar todos en esa loable tarea desde los espacios universitarios para construir las condiciones necesarias y coadyuvar en la formación de los nuevos republicanos unidos de Latinoamérica en función de garantizar que más nunca como ellos han pretendido, han querido, que seamos  el patio trasero de los Estados Unidos. Somos libres, somos independientes y como lo hizo y dijo Bolívar, San Martín, como lo dijeron e hicieron nuestros héroes que nos libertaron, esta es la Patria Grande, sobre eso debemos trabajar, en eso debemos estar trabajando y debemos contribuir  desde nuestros espacios universitarios.

Saludos a todos los hermanos universitarios y saludos al pueblo general de Latinoamérica,  Latinoamérica unida contra el neoliberalismo, unida por la libertad, independencia, soberanía, autodeterminación de nosotros como pueblo sin injerencia absoluta de potencia imperial. Saludos, ¡hasta la próxima!

Transcripción: Rose Mary Hernández

Mardelys Huizi

Edición: Rose Mary Hernández

Otras Voces en Educación

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.