Guinea Ecuatorial: Internet lento y costoso dificulta la migración al aprendizaje en línea

El sistema de educación superior en Guinea Ecuatorial ha estado tratando de trasladar los estudios en línea debido a COVID-19, pero los estudiantes todavía luchan por obtener computadoras e Internet asequible y rápido.

Es difícil ignorar el contexto socioeconómico de Guinea Ecuatorial, el único país de habla hispana independiente de África, al evaluar su educación superior.

Tiene la brecha más grande del mundo entre su puntaje de desarrollo humano de las Naciones Unidas (0.592 en 2019) y la riqueza per cápita (US $ 6.280 en 2019), inflada por sus reservas de minerales y petróleo.

También es el noveno territorio menos libre , según la organización prodemocrática Freedom House.

Teodoro Obiang Nguema, el presidente más antiguo del mundo, en el poder durante 42 años, tiene un patrimonio neto de 600 millones de dólares, según la revista Forbes .

Sin embargo, en la actualidad, la economía de esta nación centroafricana de 1,35 millones de habitantes, parte insular y parte continental continental, está luchando debido a la pandemia y la caída de los precios del petróleo crudo. El PIB cayó un 6,1% en 2020, año con año, según el Banco Africano de Desarrollo.

Conectarse en línea

En este difícil panorama, el pasado mes de octubre (2020) el gobierno firmó un acuerdo con la plataforma de formación virtual Coursera para dar acceso gratuito a los ecuatoguineanos a unos 3.800 cursos desarrollados por prestigiosas empresas y universidades de todo el mundo.

El contenido es a su propio ritmo, accesible en una variedad de idiomas y se puede descargar para aprender sin conexión.

Los cursos más populares entre los ecuatoguineanos están relacionados con negocios, TI e inglés, dijo el equipo de comunicaciones de Coursera a University World News.

El acceso adicional ampliará la educación superior en línea que ya ofrece la Universidad Nacional de Educación a Distancia ( Universidad Nacional de Educación a Distancia – UNED), que es la universidad abierta más grande de Europa, con más de 200.000 estudiantes.

Ha tenido que ajustar sus métodos de entrenamiento como resultado del COVID-19. La UNED, como primera universidad de esta antigua colonia española (independiente desde 1968), en funcionamiento desde 1981, cuenta hoy con unas 300 matrículas en Guinea Ecuatorial, en su mayoría de estudiantes a tiempo parcial que también trabajan, Juan Manuel Lacruz López, vicerrector de estudios de pregrado y posgrado, dijo a University World News .

Aunque su sistema de educación a distancia se puede impartir en línea o fuera de línea, los exámenes de Guinea Ecuatorial de la UNED normalmente se han realizado en persona, pero con COVID-19, la universidad tuvo que desarrollar exámenes en línea.

Los exámenes virtuales se realizaron durante la pandemia en la capital, Malabo, en la isla de Bioko, con la ayuda del Centro Cultural de España.

Pero los estudiantes de la UNED en la ciudad más grande del país, Bata, en la región continental de Río Muni, solo pudieron ser examinados en persona tres meses después de lo habitual (los exámenes originales en junio se realizaron en septiembre; los exámenes de septiembre en noviembre, etc.) , por problemas con la red wifi de la UNED allí.

La universidad pública española tiene un proyecto ‘para digitalizar’ algunos centros, como en Malabo y Bata, subrayó Lacruz López, pero es un trabajo en curso.

En otro cambio diseñado para impulsar el acceso a la educación superior en Guinea Ecuatorial, a partir del próximo curso académico (2021-22), los estudiantes no europeos de la UNED, incluso en Guinea Ecuatorial, pagarán tasas de matrícula más bajas similares a las que pagan los estudiantes españoles, como como EUR13 / Sistema Europeo de Transferencia y Acumulación de Créditos (ECTS). (Se refiere a un sistema por el cual los estudiantes deben completar una determinada cantidad de créditos de curso durante un año académico o crédito).

Esto es gracias a un nuevo convenio de financiación con el gobierno español porque, hasta ahora, las tasas de la UNED en el país africano eran elevadas. a EUR57,55 (US $ 68 / crédito) y existía el riesgo de que la UNED “se estuviera convirtiendo en una universidad de élite” en la nación africana, dijo, aunque, hasta 2012, los estudios de la UNED eran gratuitos para los estudiantes de Guinea Ecuatorial.

Campaña de sensibilización

En cuanto a las instituciones físicas, la primera universidad pública, la Universidad Nacional de Guinea Ecuatorial (UNGE), se inauguró en 1995 y hoy enseña a unos 8.000 estudiantes, incluidos algunos reclutados en otros países de la región. Es el proveedor de educación superior abrumadoramente dominante en el país.

Según Fernando García, profesor de nuevas tecnologías aplicadas a la educación, los estándares aún se están mejorando, y se están contratando más profesores a tiempo completo, pero todavía hay un número significativo de trabajadores a tiempo parcial. No hay un instituto de investigación, pero la universidad está trabajando con el gobierno para establecer uno, dijo García.

Es el responsable de la explotación de un ‘Campus Virtual’ en la UNGE, inaugurado el pasado mes de octubre (2020), aunque antes funcionaba parcialmente. Funciona con Moodle, un sistema de aprendizaje electrónico que se puede utilizar sin conexión en teléfonos móviles.

Desde su perspectiva, el nuevo campus “ha tenido un impacto positivo a lo largo de este encierro”, “estudiantes y profesores se lo están tomando en serio” y “está resolviendo muchos problemas de distancia”. Tiene más de 2.000 usuarios y el número crece día a día, con casi todos los profesores ya registrados.

Admitió “algunas dificultades” para resolver porque es un sistema nuevo, que requirió tiempo y entrenamiento.

Con “una campaña de sensibilización”, espera que en 2022 todos los estudiantes y profesores de la UNGE utilicen sus servicios en línea, aunque “hay profesores reticentes”, sobre todo aquellos con más experiencia.

García dijo que, durante el encierro, muchos maestros también intentaron encontrar sus propias soluciones, como clases a través de Google Classroom, Zoom y, a veces, incluso se comunicaron con sus alumnos por correo electrónico y WhatsApp.

Destacó que la UNGE ofrece una “buena conexión [a internet]”, y la UNGE tiene “cinco laboratorios de computación” cada uno con “40 o 50 computadoras”.
“Tenemos que admitir que somos un país africano… Tenemos algunas necesidades. Por ejemplo, laboratorios de computación. Por lo tanto, hacemos un llamado a los que tienen buen corazón para que nos echen una mano ”, dijo.

Internet lento y caro

Dicho esto, un conferencista de la UNGE que trabajaba en Bata, que deseaba permanecer en el anonimato, dijo a University World News que “Internet es muy lento y muy caro” en el país y que muchos miembros del personal aún no han recibido capacitación sobre cómo usar el Campus Virtual.

Según la empresa de telecomunicaciones británica Cable, Guinea Ecuatorial tiene una de las peores velocidades de conexión a Internet del mundo.

En 2019, una lista hecha por Ecobank (citada en el Straits Times de Singapur ) sugirió que Guinea Ecuatorial tenía el Internet más caro del mundo después de Zimbabwe, aunque el gobierno ha reducido sus costos desde entonces.

Pese a ello, el profesor argumentó que “es impensable enseñar online hasta ahora, por la falta de recursos, como internet. Muchos estudiantes y profesores no tienen computadoras ni teléfonos inteligentes ”.

Dijo que cada maestro había intentado encontrar estrategias alternativas para mantener los estudios en movimiento durante la pandemia, como los grupos de WhatsApp.

El experto en Guinea Ecuatorial dijo que el acceso a Internet está mejorando, pero funciona peor en el área continental del país, especialmente en el interior.

Sin embargo, un problema más importante son las restricciones a la libertad de expresión, ya que el país se encuentra bajo una dictadura de facto .

Hay escasez de librerías, por ejemplo, afirmó. “El gobierno controla absolutamente todo”, y ve a los estudiantes como sus “sujetos educados”, cuando educación debería significar “apertura”.

Además, muchos estudiantes tienen que lidiar con una pobreza grave, con muchos hogares sin agua corriente, y mucho menos conexión a Internet, dijo el experto.

Otro experto en educación superior en Guinea Ecuatorial, que también pidió permanecer en el anonimato, afirmó tener datos que muestran que solo el 18,5% de los 878 profesores de la UNGE tienen actualmente una maestría o un doctorado.

Sin embargo, la jefa del departamento de relaciones exteriores de la Asociación de Estudiantes de Guinea Ecuatorial (ASESGE) con sede en España, Leonora Asumu, argumentó que, a pesar de tales desafíos, la calidad de la educación en su país era decente, incluso si el «ritmo es un poco más intenso ”en España.

En cuanto a la educación superior en Guinea Ecuatorial, dijo, “el contenido es bueno y el trabajo de los profesores también es de agradecer”, pero hay “dificultades”, como laboratorios de medicina parcialmente equipados.

Sin embargo, sí estuvo de acuerdo en que el acceso a Internet “es un problema para muchos porque el costo es alto”, representando, en algunos casos, “más de la mitad de un salario [mensual]”.

Elogió a las universidades y centros culturales que ofrecen Wi-Fi gratis en sus ubicaciones, lo que ha sido esencial durante los bloqueos cuando se cancelaron las clases en vivo, y los profesores intentaron comunicarse con los estudiantes por correo electrónico o WhatsApp.

Nuevas iniciativas

Asumu aplaudió el lanzamiento de una nueva Universidad Afroamericana de África Central , pública y “bien equipada” (AAUCA Universidad Afro-Americana de África Central ), ubicada en la Ciudad de la Paz, en el área continental oriental, que se está construyendo como nueva capital.

AAUCA comenzó a ofrecer clases en febrero de 2020, con la ayuda de la gestión de la UNESCO, para elevar la calidad educativa en el país. Aunque hay algunas becas, la matrícula anual es de 1 millón de francos CFA (US $ 1.809), mucho más que los 10.000 CFA (18 $) que pagan los estudiantes de la UNGE.

En opinión del profesor Fernando García, la educación superior en Guinea Ecuatorial está cambiando para mejor, “hacia la internacionalización” y la integración siguiendo el sistema de licenciatura internacional a maestría a doctorado o LMD (licencia-maestría-doctorado).

Quiere ver más inversión gubernamental en doctorados para los mejores estudiantes, para que luego puedan convertirse en profesores de tiempo completo en la UNGE.

El conferencista de Bata, sin embargo, enfatizó que habría obstáculos importantes que superar para lograr tal progreso, como la falta de planes de capacitación para operar maestrías y doctorados, cortes continuos de agua, falta de acceso a imprentas y corrupción dentro del orden de mantenimiento y servicios de infraestructura.

Los bajos salarios de los profesores, que los obligaban a buscar otras fuentes de ingresos, seguían siendo un problema, junto con la formación a mitad de carrera. Las condiciones laborales pueden ser débiles: mientras que “se deduce un impuesto de solidaridad” de los salarios para ayudar a los maestros en situaciones difíciles, existen preocupaciones y confusión sobre el acceso a este dinero.

Además, las mujeres que dan a luz deben encontrar dinero para pagar a sus maestros suplentes, dijo. Muchos estudiantes no logran ingresar a los cursos debido a la mala educación secundaria, afirmó y «los estudiantes no tienen la oportunidad de protestar, ya que se concibe como un acto de rebelión».

A pesar de esto, Guinea Ecuatorial está progresando claramente en la educación básica, con una alta tasa de alfabetización de adultos (94% en 2010), según el Banco Mundial.

El gobierno y la empresa petrolera estadounidense Hess Corporation también han financiado un Programa de Desarrollo Educativo de Guinea Ecuatorial para formar a profesores no universitarios y mejorar el sistema educativo. La iniciativa se desarrolló desde 2006 hasta 2019.

Sin duda, una mayor inversión sería bienvenida. Las plazas en las universidades son insuficientes, dijo el experto en educación superior de Guinea Ecuatorial, y las familias adineradas envían a sus hijos a estudiar al extranjero.

Si bien ha habido proyectos de universidades públicas españolas a favor del régimen, afirmó, algunas iniciativas de cooperación internacional son legítimas.

Un proyecto bienvenido es el de la Universidad Complutense de Madrid, una de las universidades más antiguas del mundo, que el año pasado eligió al único país de África con mayoría hispanohablante como primera etapa de su proyecto ‘Escuela Africana Complutense’, diseñado para impulsar los intercambios científicos y ofrecer formación, como la mejora pedagógica de los profesores universitarios.

El gobierno de Guinea Ecuatorial no respondió a ninguna pregunta de University World News durante la investigación para este artículo.

Fuente: https://www.universityworldnews.com/post.php?story=20210720142755488

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.