Afganistán: Con Carter inician los eventos que culminaron en el 9/11

Asia/Afganistán/23-09-2022/Autor(a) y Fuente: www.elsalvador.com

El crimen más reciente del fanatismo islamista es el asesinato de una joven de 22 años, Mahsa Amini, a quien la policía “moralista” de Irán apresó para aleccionarla cómo “llevar el velo”, vale decir los trapos con los que en los regímenes “fundamentalistas” cubren a las mujeres, a las que consideran seres de “segunda clase”.

¿Cuáles son los eventos que culminaron con el ataque a las Torres Gemelas por una banda terrorista lidereada por Mohammed o Mahoma Atta?

No hay que ir muy lejos para saberlo. La principal causa fue el destronamiento del Sha de Irán por Jimmy Carter, que de inmediato instaló en el poder a un clérigo fanático que estaba refugiado en el sur de Francia y desde donde nadie habría hecho mayor caso a sus incendiarias y descabelladas prédicas, pero que una vez en el poder impuso sobre Irán una teocracia con todos los horrores que tal cosa implica, incluyendo ahorcar a personas por “ofensas” a Mahoma.

El crimen más reciente de los enloquecidos es el asesinato de una joven de 22 años, Mahsa Amini, a quien la policía “moralista” del régimen apresó para aleccionarla cómo “llevar el velo”, vale decir los trapos con los que en los regímenes “fundamentalistas” cubren a las mujeres, a las que consideran seres de “segunda clase”.

La capital, Teherán, Kerman y otras ciudades y pueblos de Irán han sido escenario de desafiantes e incendiarias protestas, en las cuales las mujeres han literalmente quemado los trapos y mostrado sus rostros, mientras son vitoreadas por muchedumbres, incluyendo a hombres.

La televisión internacional ha mostrado imágenes de manifestantes coreando consignas como “¡Mujeres, vida, libertad!” y poniendo barricadas ardientes y enfrentándose a la policía, en jornadas que significan un “¡basta ya!” al fanatismo y la locura.

En Afganistán las mujeres están forzadas a cubrirse desde la cabeza hasta los pies y se les niega la educación a las niñas mayores de doce años, se les prohíbe salir de casa sin ser acompañadas de un miembro masculino de su familia, además de vedarles desempeñarse como profesionales.

El 9 de octubre de 2012 una joven pakistaní, Malala Yousafzai, recibió un disparo en la cara que le asestó un talibán porque ella abogó por el derecho de la mujer a ser educada. Malala, quien vive en el exilio, es la persona más joven en recibir el Premio Nobel de la Paz, el mismo premio que el Parlamento noruego otorgó al malvado personaje que instaló a los fundamentalistas en el poder al propiciar la caída del Sha de Irán.

Lo que la inmensa mayoría de la gente olvida del infernal personaje que es Carter es que en su propio país, los Estados Unidos, racionó los combustibles, forzando a los automovilistas a ir de un lugar a otro buscando dónde llenar de gasolina o diesel sus vehículos, pese a que el país cuenta con reservas inmensas.

Carter estuvo a punto e inclusive mandó imprimir tiquetes de racionamiento, como se supo en su momento, muy similares a los que franceses, ingleses y otros países, con la excepción de Alemania, distribuían desde azúcar y mantequilla hasta gasolina.

Al rechazar los racionamientos, una decisión tomada conjuntamente por el canciller Konrad Adenauer y su ministro de Economía, Ludwig Erhard, se impulsó la rápida reconstrucción del país durante los años del llamado “Milagro Alemán”, sentando la economía de mercado como el modelo para reconstruir economías destrozadas por la guerra, un sistema que a su modo opera en China y que fue aplicado casi de inmediato por los llamados “Tigres del Asia”, entre ellos Corea del Sur, Taiwán y hasta Vietnam.

Los fundamentalistas pretenden borrar los avances de 15 siglos

El Sha de Irán, amigo de Occidente, vigilaba lo que sucedía en el Medio Oriente y pudo, de haber permanecido en el poder, sofocar a tiempo la conjura de islamistas radicales que culminó en los ataques a las Torres Gemelas, parte de los movimientos propiciados por alQaeda, Bin Laden y sus secuaces.

De dejarlos, los fundamentalistas acarrearían al mundo a los tiempos cuando Mahoma predicaba, borrando todas las conquistas realizadas por la humanidad, incluyendo los viajes al espacio y a la Luna y la llegada de aeronaves no tripuladas a Marte.

Fuente e Imagen: https://www.elsalvador.com/opinion/nota-del-dia/iran-islam-/1000302/2022/

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.