latinoamerica-escuea

Latinoamérica:Escuela Nueva, el modelo de educación que rompe paradigmas

Latinoamérica / www.entornointeligente.com / 16 de Noviembre de 2016

El informe “Construyendo una educación de calidad: un pacto con el futuro de América Latina” , publicado este año por la Fundación Santillana, da cuenta de la realidad que hemos estado viviendo durante los últimos quince años en materia de educación: la región ha logrado avances importantes en la escolarización pero los niveles de aprendizaje siguen siendo extremadamente bajos , hay altos indicadores de deserción y repitencia, y los jóvenes parecen no tener las competencias necesarias que exige el siglo XXI.

¿Qué está fallando? Son varios los expertos en el campo que aseguran que las cifras que arrojan los gobiernos han aumentado significativamente “dando más de lo mismo”, o sea un modelo tradicional que no reconoce al estudiante, ni su contexto y ritmo de aprendizaje , como lo principal a tener en cuenta dentro de un aula de clase.

Por eso es que varios investigadores y maestros, nacionales e internacionales, se dieron cita la semana pasada en el marco del Tercer Congreso Internacional de Escuelas Nuevas  para discutir el futuro de la educación que se está implementando en la región y los modelos, obsoletos para algunos, que ciertos países insisten en usar.  (Lea también: “La escuela debe ser un modelo de diversidad”: Denise Vaillant)

“Hay maestros carismáticos y con mucha empatía que, aunque utilicen modelos tradicionales de enseñanza, entienden lo que les está pasando a los niños. Pero Escuela Nueva es un cambio de paradigma en la transmisión de información y la construcción de conocimiento en grupo. El aprendizaje se hace mirándonos a los ojos, no las nucas; dialogando entre nosotros, con emoción y pasión; y potenciando al actor principal: el alumno “, explica Vicky Colbert, creadora de este modelo que ya se ha replicado en más de 16 países.

Gran parte de su éxito se debe a la metodología y el material de trabajo que utilizan. En una clase convencional, por ejemplo, el maestro es quien da la información a sus alumnos, lo que significa que la acción se centra en él, mientras los niños escuchan y de vez en cuando preguntan.

Pero en Escuela Nueva, la actividad principal y los actores más importantes deben ser siempre los estudiantes, las clases se hacen con preguntas abiertas, que generan debate y que enseñan a los menores a trabajar en grupo, pensar y buscar soluciones. Por su parte, el profesor deja de ser un orador y se convierte en un guía, que conoce los tiempos de trabajo de cada uno y retroalimenta durante el proceso, no al final con un examen de memoria.  (Lea también: “Hay que dejar de subestimar la inteligencia de los niños”: Marc Prensky)

Fue así como, entre 1980 y 1990, Escuela Nueva ofreció la mejor educación rural primaria en América Latina, después de Cuba , y fue seleccionada por el Banco Mundial como una de las tres reformas, en los países en desarrollo, que habían impactado exitosamente la política pública. Ahora está en más de 73 municipios de Colombia, llegando así a más de 4.600 docentes y 78.000 estudiantes desde preescolar hasta octavo grado.

Llegará también el próximo año a varios municipios, gravemente impactados por el conflicto armado, como Turbo, Tumaco y Barbacoas, para trabajar junto al Ministerio de Educación en un modelo exitoso que ayude a construir paz desde las regiones y cerrar la brecha de desigualdad tan marcada en nuestro país. Una educación para el posconflicto, capaz de unir la periferia con las grandes ciudades.  (Lea también: La rectora que le está haciendo el quite a la guerra en Arauca)

Pero, además, uno de los mayores retos a solucionar en América Latina sigue siendo el de los altos niveles de repitencia y deserción en la secundaria. Según una encuesta que hizo el Banco Interamericano de Desarrollo a jóvenes de ocho países de la región, el trabajo infantil y los quehaceres de la casa son factores que inciden en el abandono escolar, pero el factor principal es la falta de interés . Los jóvenes están desmotivados porque “no están convencidos de que la educación les dé un mejor futuro”. Cada año casi uno de cada seis alumnos en la región abandona la escuela secundaria, según cifras de la UNESCO.

Para Ernesto Schiefelbein, doctor en Educación de la Universidad de Harvard y exministro de educación en Chile, el modelo de educación actual no responde a las necesidades del mundo porque “la mayoría de las personas que transmiten conocimiento en las escuelas son aficionadas a enseñar. Son expertos en su tema pero no tienen una formación en educación por lo que urge intentar profesionalizar a todos estos maestros”.

Colbert es muy optimista con el panorama. Según ella, Colombia sí tiene soluciones probadas para mejorar la calidad de la educación y no necesita ir a escarbar en otros países. Escuela Nueva es una de esas opciones, probada y reconocida científicamente, que no solo funciona en escuelas rurales, sino también en colegios privados y universidades.

Fuente:http://www.entornointeligente.com/articulo/9253066/Escuela-Nueva-el-modelo-de-educacioacute;n-que-rompe-paradigmas-15112016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *