Yucatán: Visión educativa

Abordan en un congreso el papel de los mentores

México/Yucatán/ 25 de abril de 2016/ Diario de Yucatán

Hay una evaluación del desempeño docente, donde el maestro es un eje central para lograr los aprendizajes de los alumnos y la evaluación es un medio de reconocimiento de su profesionalización, señaló la doctora Teresa Díaz Domínguez, presidenta del Instituto de Investigaciones y Posgrado de Ciencias de la Educación, en el Congreso Iberoamericano Kaanbal 2016, que finalizó ayer en el Centro de Convenciones Siglo XXI.

La lideresa precisó que al menos eso se proyecta y se ve en la estructura conceptual, los documentos y los materiales del sistema de evaluación mexicano.

“Dicen que hay un dicho que refleja lo que pasa. México es un candil de la calle y oscuridad en la casa. Es cierto, hay que decir que a nivel de otros países, al margen de todas las discrepancias que puedan existir aquí, se observa que la estructura como concepto, en los documentos y materiales, el sistema de evaluación mexicano y de desempeño se considera como un avance para América Latina en comparación con Chile y Colombia, incluso, lo ven como un referente”.

Reveló que ella trabaja mucho con el Ministerio de Colombia y el sistema de evaluación mexicano está pendiente todo el tiempo en esa oficina. Lo mismo pasa en Chile y otros países latinoamericanos.

Lo esencial de este sistema es que se valora el desempeño del docente y del personal directivo, identifica la necesidad de formación de docentes directivos.

Está planteado y, aunque tiene dificultad, prevé un plan de desarrollo profesional y un trabajo en función de eso. Hay unas regularidades que se observa en el sistema mexicano porque se evalúa el conocimiento del alumno, si sabe trabajar la planeación didáctica argumentada.

Dice que falta mucha didáctica porque para planear de manera argumentada, el maestro tiene que saber didáctica como ciencia, no estrategias didácticas ni jueguitos didácticos, sino la pedagogía como ciencia, con todos sus elementos que tiene, que domine los contenidos de la enseñanza, que tenga conocimientos generales, habilidades, valores, actitudes para enseñar su asignatura y dominio de la normatividad.

“Si el maestro tiene todas esas capacidades no debe temer a ninguna evaluación. Ni interna ni institucional ni externa”, afirmó la doctora Díaz Domínguez.

Dijo que en todo modelo educativo debe existir una estrategia institucional básica que debería abarcar lo siguiente: primero, que en la escuela se haga un diagnóstico sistemático permanente, un pronóstico y un plan de intervención. El director o supervisor tiene que saber qué maestro tiene en la escuela, al margen si aprueben o no la evaluación institucional. Tiene que saber las debilidades y habilidades y cómo puede ayudar y cuál es el plan de intervención.

Y segundo, debe haber un sistema de capacitación y profesionalización para el desempeño. Son buenos que les den cursos a los profesores para que presenten la evaluación, pero a veces eso sólo es para el momento. La actualización debe de ser un desarrollo del docente para que llegue hasta el doctorado o la investigación en ciencias de la educación.— Joaquín Chan Caamal

Educación Magisterio

Más de las afirmaciones de la doctora Teresa Díaz en su conferencia de ayer.

Estudios magisteriales

“Me gustó la respuesta que dio Sylvia Schmelkes, titular del INEE, cuando le preguntaron qué debe hacer un profesor. Estudiar para la evaluación o para la maestría. Ella dijo: ‘No, señor, si es una buena maestría lo llevará a aprobar el examen. Lo que tiene que hacer el profesor es continuar con su proceso de formación y profesionalización. Hay que seguir estudiando todo el tiempo porque es una carrera que nunca termina’”, afirma la doctora Teresa Díaz.

En las aulas

Señaló que en los tiempos actuales hay maestros que quieren resolver los problemas del mundo, no lo que ocurre dentro de sus aulas o en su escuela.

Fuente: http://yucatan.com.mx/merida/educacion-merida/vision-educativa

Comparte este contenido: