Page 2 of 13
1 2 3 4 13

World: WHO, UNICEF urge safe school reopening in Africa

World/Africa/23-08-2020/Author and Source: www.kbc.co.ke

The unprecedented and prolonged school closures aimed at keeping students safe from COVID-19 are harming them in other ways, World Health Organization (WHO) and UNICEF said Thursday, urging governments in Africa to promote the safe reopening of schools while taking measures to limit the spread of the virus.

A WHO survey of 39 countries in sub-Saharan Africa found that schools are fully open in only six countries. They are closed in 14 countries and partially open (exam classes) in 19 others. Around a dozen countries are planning to resume classroom learning in September, which is the start of the academic year in some countries.

However, the impact of extended education disruption is significant. It includes among others: poor nutrition, stress, increased exposure to violence and exploitation, childhood pregnancies, and overall challenges in mental development of children due to reduced interaction related to school closures.

In Eastern and Southern Africa, UNICEF finds that violence rates against children are up, while nutrition rates are down with more than 10 million children missing school meals. For girls, especially those who are displaced or living in low-income households, the risks are even higher. For example, following school closures triggered by the 2014 West Africa Ebola outbreak, pregnancy rates among teenagers in Sierra Leone doubled and many girls were unable to continue their education when schools reopened.

The long-term social and economic impact of extended school shutdown is also concerning. According to a World Bank modelling, school closures in sub-Saharan Africa could result in lifetime earning losses of US$ 4500 per child.

This may also be worsened by reduced earning of the parents who are forced to stay at home to take care of the children especially in households that cannot afford child care services.

“Schools have paved the way to success for many Africans. They also provide a safe haven for many children in challenging circumstances to develop and thrive,” said Dr Matshidiso Moeti, WHO Regional Director for Africa. “We must not be blind-sided by our efforts to contain COVID-19 and end up with a lost generation. Just as countries are opening businesses safely, we can reopen schools. This decision must be guided by a thorough risk analysis to ensure the safety of children, teachers and parents and with key measures like physical distancing put in place.”

WHO, UNICEF and the International Federation of Red Cross have issued guidance on COVID-19 prevention and control in schools. The guidance includes recommendations for physical distancing measures such as staggering the beginning and end of the school day, cancelling school events that create crowding, spacing desks when possible, providing handwashing facilities, wearing masks, discouraging unnecessary touching and ensuring that sick students and teachers stay at home.

“The long-term impact of extending the school shutdown risks ever greater harm to children, their future and their communities,” said UNICEF Regional Director for Eastern & Southern Africa, Mohamed M. Malick Fall. “When we balance the harm being done to children locked out of schools, and if we follow the evidence, it leads children back into the classroom.”

WHO and UNICEF also recommend a range of hygiene and disinfection measures for schools to reopen and operate safely, including regular handwashing, daily disinfection and cleaning of surfaces, basic water, sanitation and waste management facilities, and environmental cleaning and decontamination.

However, millions of children attend schools that lack water, sanitation and hygiene services. In sub-Saharan Africa, only a quarter of schools have basic hygiene services, 44% of them have basic drinking water and 47% cent have basic sanitation services, according to a WHO and UNICEF report assessing progress on drinking water, sanitation and hygiene in schools between 2000 and 2019.

As such, this is the moment to take an opportunity from a crisis, and for investment and innovative thinking. As we seek to get children back into school, WHO and UNICEF stress that there are quick solutions to handwashing in schools, such as a tap, bucket and soap.

Source WHO 

Source and Image: https://www.kbc.co.ke/who-unicef-urge-safe-school-reopening-in-africa/

Comparte este contenido:

África existe y el coronavirus se suma a otras tragedias: hambre, falta de agua, difícil acceso a educación y sanidad, conflictos…

Por: Mariano Tomás.

 

África existe, aunque es el continente más olvidado, y la pandemia del coronavirus también le afecta, pues se suma a otras muchas tragedias, pero ocupa poco espacio en los medios de comunicación, donde se trata mucho más el virus en el Primer Mundo. Allí, hay millones de personas que pasan hambre, no tienen agua potable, el acceso a la educación y a la sanidad sigue siendo un desafío en el siglo XXI, también hay millones de desplazados y refugiados, demasiados conflictos y hasta terrorismo yihadista.

Hace unas semanas, se ha celebrado el Día Mundial de África, 57 años después de que los líderes de 32 estados del continente se reunieran en Addis Abeba (Etiopía) para la formar la Organización de la Unidad Africana (OUA) -hoy llamada Unión Africana (UA)-. Un continente de 54 países que tiene más de 1.300 millones de habitantes, representando el 17% de la población mundial: el 60% depende de la agricultura, y ya se superan los 350.000 casos confirmados y los 9.100 muertos por Covid-19.

áfrica hambre

En 2019, más de la mitad de los 135 millones de personas que padecieron hambre severa en el mundo, es decir, unos 73 millones, eran de África (sobre todo de países como República Democrática del Congo, Etiopía, Sudán del Sur, Sudán y Nigeria). La crisis que ha provocado la pandemia del coronavirus está intensificando las crisis alimentarias que ya existían.

En 2019, más de la mitad de los 135 millones de personas que padecieron hambre severa, es decir, unos 73 millones, eran de África… y el coronavirus está intensificando las crisis alimentarias

Varias ONG estiman que otros 5,5 millones de personas tendrán problemas para garantizar su comida en la zona del Sahel central durante la estación de escasez, una cifra 2,5 veces superior a la medida de los últimos cinco años. Asimismo, en la región oriental hay unos 20 millones de personas en situación de inseguridad alimentaria, pero podrían aumentar hasta los 34 millones por una triple amenaza: el brote de langostas del desierto, el coronavirus y las inundaciones. La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) prevé que la segunda fase sea peor que la primera (la cual destruyó miles de hectáreas de cultivo y pasto en varios países) y la ONU ha advertido que las restricciones impuestas para contener la pandemia han dificultado el suministro de pesticidas, bioinsecticidas y equipos para el control de dicha plaga.

En África, 358 millones de personas viven sin acceso a agua potable, más de la mitad de los 748 millones que hay en todo el mundo sin este derecho humano. En dicho continente, la gente camina 40.000 millones de horas todos los años para abastecerse de agua, según Unicef. Además, alberga a dos de los tres países del mundo donde más de la mitad de la población sufre falta de agua potable: Mozambique y República Democrática del Congo. Todo esto supone una dificultad extra ante el coronavirus, donde las medidas de higiene tienen gran importancia a la hora de la prevención y de frenar el contagio.

En África, 358 millones de personas viven sin acceso a agua potable, pese a que es un derecho humano

áfrica

El acceso a la educación y a la sanidad sigue siendo una asignatura pendiente en el siglo XXI. Precisamente, Misiones Salesianas los incluyó entre los grandes desafíos de este continente “lleno de esperanza y de futuro”, que recordó con motivo del Día de África. Esta organización sin ánimo de lucro trabaja en 44 países dando educación a miles de niños y jóvenes para que los pueblos avancen y las personas salgan de la pobreza, pero ante la pandemia del coronavirus también se dedica a llevar ayuda de emergencia. Entre el resto de desafíos, está la paz y la seguridad (por los conflictos que hay en varios países y el terrorismo yihadista), potenciar el papel de la mujer y de los jóvenes, y el cambio climático.

En África también hay millones de desplazados y refugiados, debido en gran parte a los conflictos y al terrorismo yihadista. En concreto, en las regiones de África Occidental y Central hay cerca de 5,6 millones de desplazados internos, 1,3 millones de refugiados, 1,4 millones de retornados que siguen necesitando asistencia y 1,6 millones de personas apátridas, según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur). Y en toda la región del Sahel, los conflictos armados y los ataques de grupos terroristas yihadistas (filiales de Al Qaeda y Estado Islámico) han desplazado a casi 3 millones de personas, de los que cerca de un millón se han producido desde 2019. El 20 de junio se celebra el Día Mundial de las Personas Refugiadas y recientemente, Acnur ha dado a conocer que el año pasado había 79,5 millones en todo el mundo en dicha situación, frente a los 70,8 millones de 2018, de los que 45,7 millones había huido a otras zonas de su país y el resto estaban refugiados en otros países.

En África Occidental y Central hay cerca de 5,6 millones de desplazados internos, 1,3 millones de refugiados, 1,4 millones de retornados que siguen necesitando asistencia y 1,6 millones de personas apátridas

áfrica mascarilla

Por si todo esto no fuera suficiente, el coronavirus también ha provocado que se hayan cancelado vacunaciones rutinarias de niños, como señala Anne Jung, consultora de la ONG Médico International, debido a los cierres por cuarentena. De hecho, estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) hablan de que 117 millones de niños de 24 países (la mayoría africanos) no pudieron recibir sus vacunas contra el sarampión. Algo que podría contribuir al resurgimiento de enfermedades infecciosas como el sarampión y la polio, y también está habiendo problemas en la lucha contra la tuberculosis. Asimismo, la malaria sigue siendo la mayor causa de muerte en África y la OMS ha estimado 769.000 muertes por esta enfermedad en el peor de los escenarios en el África subsahariana este año, el doble que en 2018.

En una cumbre virtual organizada por Naciones Unidas para discutir la financiación de las políticas de desarrollo ante la pandemia, el presidente francés, Emmanuel Macron, ha pedido dar atención especial a África. Considera que si no se ofrece la solidaridad que se debe a este continente, toda la estrategia de desarrollo a nivel mundial fracasará. Asimismo, ha subrayado que “nunca hemos necesitado tanto la acción colectiva y la cooperación”, y que en su gobierno hay tres grandes prioridades para combatir la desigualdad: garantizar la salud para todos, apoyar a los países más vulnerables, y la lucha contra el cambio climático y la protección del medio ambiente.

África siempre necesita la ayuda del resto del mundo y en este contexto de la crisis del coronavirus, no se puede olvidar a sus 1.300 millones de habitantes. Es más, la ayuda aún debe ser mayor.

Fuente del artículo: https://www.hispanidad.com/publirreportaje/africa-existe-coronavirus-se-suma-otras-tragedias-hambre-falta-agua-dificil-acceso-educacion-sanidad-conflictos_12019518_102.html

Comparte este contenido:

África: la pandemia del coronavirus en el continente olvidado

Por: Diego Sachi.

En uno de los continentes con mayor pobreza ¿qué está pasando con la pandemia por el coronavirus?

Cómo respondieron los gobiernos, la situación del sistema de salud y qué pasa en los países más importantes ante el avance de la pandemia. Sobre eso habló Diego Sacchi en su columna sobre noticias internacionales del programa de radio El Círculo Rojo, que se emite todos los domingos de 21 a 23 hs por Radio Con Vos.

El continente supera los 300 000 contagios y más de 8000 fallecidos. Las cifras vienen subiendo rápidamente, luego de que varios países relajaran las medidas de cuarentena.

Para darnos una idea del impacto, los más afectados son Sudáfrica, Egipto, Nigeria, Ghana y Argelia, algunas de las principales economías de la región.

La falta de testeos ayuda a que las cifras seguramente están subvaluadas. Por ejemplo en Nigeria, un país de 200 millones de personas se realizaron unas 40,000 pruebas, según datos de fines de mayo. Una cifra baja para medir hasta donde se expandió el virus.

¿Qué es lo que más preocupa? que aumenten los casos por la precaria situación del sistema de salud. Se calcula que el continente tiene en promedio menos de una cama de cuidados intensivos por cada 100,000 personas. Para darnos una idea Argentina tiene una 28 cada 100,000 personas, Perú 3,5 o Bolivia 4.

Para darnos una idea más precisa, Nigeria, Etiopía y Egipto, tienen 1.920 camas de cuidados intensivos para más de 400 millones de personas.

En la mayoría de los países denuncian que deben estar en la “primera línea” sin equipamiento. Ya hubo huelgas del personal sanitario en Sudáfrica, Túnez, Nigeria, Kenia o Zimbabue.

También algo básico como lavarse las manos se transforma en en un lujo. Aproximadamente 190 millones de personas de África subsahariana no disponen de acceso a agua potable.

Diferentes asociaciones de médicos en África también alertan que al utilizar el poco presupuesto que se destina a salud contra el coronavirus, hay otras enfermedades que van a avanzar, como el Ebola o la fiebre de Lassa, enfermedades para las que no se investigan curas.

Como dijo Mónica Müller, médica y autora de Pandemia: virus y miedo, en una entrevista que le hicimos «No se habla de algunas enfermedades porque atacan a personas pobres»

La otra cara de la pandemia es el impacto social y económico en países donde gran parte de la población sobrevive en base a trabajos informales.

En todo el continente la regla es despidos, suspensiones y en el mejor de los casos rebajas salariales.

Existe una gran presión de la empresas, la mayoría multinacionales, para reabrir la economía lo que se traduce en focos de contagio.

En Marruecos por ejemplo hubo casos de coronavirus en las empresas españolas Frigodar y Natberry Maroc que son empresa especializada en el envasado de frutos rojos.

Algo similar pasa en las minas del sur del continente, con casos extremos como el de la mina de la empresa Tenke Fungurume, en la República Democrática del Congo, que dejó en cuarentena a sus 6000 trabajadores en las instalaciones de la mina para que sigan trabajando.

Pero para entender la situación del continente hay algo clave: la injerencia de las grandes potencias, sea mediante presión económica, directamente militar o el control de los principales recursos.

Por ejemplo Francia mediante el «sistema de francos CFA» (Comunidad Financiera Africana) tiene un control directo sobre las monedas nacionales de sus antiguas colonias. Al mismo tiempo mantiene unos 9000 soldados en el continente.

Las consecuencias de la pandemia por el coronavirus solo muestra una situación que se mantiene hace años en un continente sometido por el saqueo imperial.

Fuente del artículo: http://www.laizquierdadiario.com.ve/Africa-la-pandemia-del-coronavirus-en-el-continente-olvidado

Comparte este contenido:

Libro (PDF) Antropologías del mundo : transformaciones disciplinarias dentro de sistemas de poder

Reseña: CLACSO

 

Este libro reúne trabajos que abordan diferentes aspectos de las antropologías en Japón, Siberia, China, México, Francia, España, África, Reino Unido, Perú, Australia, India y Brasil. Teóricamente, aboga por la descentralización y pluralización de lo que tiende a imponerse en esta disciplina, para asumir la diversidad de antropologías desde cada perspectiva histórica. Es una invitación a problematizar narrativas disciplinarias que ocultan la multiplicidad y singularidad de las prácticas antropológicas en diferentes lugares del mundo.

 

Compiladores:     Otra  Escobar, Arturo. Ribeiro, Gustavo Lins.

Autor/a:           Fabian, Johannes. Velho, Otávio Guilherme. Visvanathan, Shiv. Toussaint, Sandy. Cadena, Marisol de la. Narotzky, Susana. Berglund, Eeva K. Krotz, Esteban. Archetti, Eduardo P. Smart, Josephine. Vakhtin, N. B. Ribeiro, Gustavo Lins. Escobar, Arturo. Yamashita, Shinji. Nchoji Nkwi, Paul. García Acosta, Virginia.

Editorial/Editor:    Universidad Iberoamericana, A.C.

Año de publicación:    2009

País (es):      México

Idioma: Español.

ISBN :   978-607-486-031-3

 

Descarga:    Antropologías del mundo : transformaciones disciplinarias dentro de sistemas de poder

Fuente  e Imagen:    http://biblioteca.clacso.edu.ar/colecciones/saladelectura/index.php?a=q&r=1&hs=1&t=1&q=disciplina&j=dl&c=general&fqf=TX&Submit=buscar+en+CLACSO

 

Comparte este contenido:

La canción más alegre del mundo y otros himnos desde África contra la covid-19

Reseñas/30 Abril 2020/Autora: Belén Hernández/elpais.com

La artista beninesa Angélique Kidjo versiona ‘Pata Pata’, la melodía que popularizó Miriam Makeba contra el ‘apartheid’ en Sudáfrica, para transmitir ahora información y esperanza sobre el coronavirus

Las canciones de resiliencia no han parado de sonar desde que la pandemia encerrara a más de media humanidad en sus casas. Al Resistiré y el Agapimú en los balcones de media España, al New York, New York de Frank Sinatra en la ciudad que nunca duerme, se ha unido un nuevo himno para transmitir esperanza y combatir el coronavirus: Pata Pata, una de las melodías africanas más internacionales de la historia, calificada por algunos como la canción «más desafiantemente alegre del mundo», y que ahora ha versionado Angélique Kidjo. Pero no es la única cantante del continente africano que ha querido sumarse a los sonidos contra la covid-19. Hay otros en Senegal, Uganda o Malawi.

Pata Pata significa, literalmente, Toca, toca en xhosa, una de las once lenguas oficiales de Sudáfrica. Sin cambiar los acordes ni las sílabas, pero sí la letra, la versión modificada y cantada por la artista Angélique Kidjo incluye estrofas como «¡Es hora de sentarse, de no tocarse! Quédate en casa y espera. Tenemos que lavarnos las manos, así que no ‘toca-toca’ (…) No te toques la cara y mantén la distancia, por favor».

Esta nueva versión de la canción más popular de Miriam Makeba, amiga y mentora de Angélique Kidjo, será de uso libre. Unicef ha animado a los ciudadanos a enviar vídeos, después de su lanzamiento el pasado 23 de abril, de ellos mismos bailándola y nombrando al perfil de Twitter de @UnicefAfrica o bien en las redes sociales Tik Tok e Instagram con las etiquetas #nopatapata y #healthyathome. Las mejores grabaciones se incluirán en un vídeo musical que se lanzará a mediados de mayo.

«Todos conocemos lo que hay que hacer, pero también sabemos cuánto sufren las comunidades. Pata Pata siempre ha estado ahí para las personas en momentos de lucha. Espero que lo esté una vez más. Y espero que, desde nuestro confinamiento, podamos volver a bailarla», ha explicado la cantante beninesa y también embajadora de Buena Voluntad de Unicef. Kidjo asegura que ha regrabado la canción para divulgar «información y esperanza» contra el coronavirus. Para la artista, además, la melodía tiene un significado especial, dado que su amigo, el icono del afrojazz Manu Dibango, murió a los 86 años a principios de abril por la covid-19: «Manu me inspiró. Miriam me inspiró. Y Pata Pata me dio esperanza».

Hace más de 50 años que la canción se convirtió en un éxito internacional, cuando Miriam Makeba la estrenara en el show de Ed Sullivan en 1967. Apodada Mama África, fue una cantante y compositora sudafricana, pero también una activista por los derechos humanos que trabajó por la erradicación del hambre, el sida y la violencia machista. Icono de la lucha contra el apartheid en Sudáfrica, en 1960 trató de volver a su país de origen desde Estados Unidos para el funeral de su madre, pero su pasaporte había sido revocado.

Makeba fue una de las primeras músicas africanas en recibir reconocimiento mundial, ganando un Grammy en 1965 y actuando por todo el mundo, desde Johannesburgo a Nueva York, Lagos o Londres. Intepretó su mayor exito, el citado Pata Pata, en el Festival de Viña del Mar en 1972 y se lo dedicó a Salvador Allende al grito de: «Viva la revolución chilena».

Youssou N’Dour y otras voces desde Senegal, Malawi y Uganda

En Senegal, uno de los países africanos que mejor está conteniendo la transmisión del virus, también han surgido voces que cantan para combatir la covid-19. Youssou N’Dour y otros 19 artistas senegaleses se han unido para cantar Daan Corona, una composición que busca concienciar a la población de la importancia de estar en casa, mantener la distancia social y lavarse las manos para no contagiarse. Los beneficios que recaude la canción irán destinados íntegramente al Ministerio de Sanidad de Senegal, según han informado los músicos implicados.

Desde Malawi, Lazarus Chigwandali, un músico y cantante albino que ha pasado de tocar en las calles de Lilongwe a actuar en grandes festivales, también compuso una canción sobre el coronavirus y la publicó el pasado 18 de abril, al tiempo que su país decretaba el confinamiento por 21 días.

A menudo, música, censura y activismo político van de la mano. Es el caso de la melodía contra el coronavirus que en Uganda lanzó el pasado 26 de marzo el cantante y opositor Bobi Wine, en la que advertía que de que «no hay que tomarse a la ligera» la enfermedad. «La mala noticia es que todo el mundo es una víctima potencial, pero la buena es que todo el mundo es una potencial solución», canta Wine.

Esta canción, que se titula Coronavirus Alert, fue censurada y prohibida por el Gobierno ugandés y no se puede escuchar en ninguna cadena nacional, a pesar de que su vídeo en Youtube ya tiene más de un millón de visualizaciones. El artista, de 38 años, Robert Kyagulanyi Ssentamu, es uno de los principales referentes políticos críticos al presidente Yoweri Museveni, de 75 años, y en el Gobierno desde hace 34. En una entrevista de EL PAÍS el pasado 1 de abril pedía que su canción se escuchara de nuevo en Uganda: «Le he pedido al Gobierno que deje la política a un lado por una vez y asuma que esto es una causa noble y necesaria. La gente tiene que oír el mensaje y como músico, esta es mi mejor manera de ayudar”.

Fuente e imagen tomadas de: https://elpais.com/elpais/2020/04/25/planeta_futuro/1587828111_614617.html

Comparte este contenido:

Africanizando el confinamiento (3)

Reseñas/30 Abril 2020/Autores: Chema Caballero-Ángeles Jurado/elpais.com

Recomendaciones de cocina, museos y mucha literatura en redes sociales para que la semana del libro no acabe

Estamos en plena semana del libro y seguimos animando la cuarentena con propuestas culturales diversas, siempre con el objetivo de acercarnos a África y conocerla mejor a través de su producción artística. Las redes sociales rebosan de iniciativas interesantes entre las que elegir, una vez que todos empezamos a habituarnos a nuevas dinámicas y la creatividad se nos escapa por los dedos. Si dispones de conexión a Internet, tiempo libre y curiosidad por el continente africano, estás de suerte.

Literatura

Si hablamos de libros, la cantidad de iniciativas que se desarrollan en Internet y que nos acercan a los autores y las autoras del continente africano, la afrodiáspora y la afrodescendencia es inabarcable. Es recomendable seguir los perfiles en Instagram de gente como Los Libros de las Malas Compañías, que hacen directos cada noche presentando obras y cuentos, muchos de ellos africanos. Precisamente para celebrar el 23 de abril, organizaron una maratón de cuentos africanos durante todo el día a través de un blog, subiendo un cuento cada 15 minutos e implicando a más de 50 narradores y narradoras de todas la edades, los estilos y las condiciones. Casa Árabe o la Fundación Tres Culturas se han apuntado a las charlas en Instagram también, la primera incluyendo en su nómina a autoras como Najat El Hachmi, mientras que la segunda saca adelante las reuniones de su club de lectura por esta vía.

Ya lo deja claro Carlos Bajo en Wiriko: «Tal vez nunca habíamos tenido tan accesibles a algunos autores africanos como en tiempo de confinamiento». Es una afirmación real y amplia, aunque él se refería concretamente a la segunda edición del AfroLit Sans Frontières Virtual Literary Festival, que se celebra hasta el lunes, liderada por la zambiana Zukiswa Wanner con la colaboración de Maaza Mengiste. Como ya ocurrió en la primera edición de este festival autogestionado, se celebran dos encuentros diarios: uno a la una de la tarde y otro a las siete de la tarde, en horario español peninsular. Participan dieciséis autores desde catorce países y trece ciudades diferentes. A ellos se suma un moderador diferente cada día, lo que eleva la nómina a 24  escritores, entre los que se incluyen Yvonne Adhiambo OwuorChris AbaniElma ShawLola ShoneyinRemy NgamijeAbdourahman A. Waberi, Edwige DroSulaiman Addonia,  Jennifer Nansubuga MakumbiTroy OnyangoNapo MasheaneMona Eltahawy y Natasha Omokhodion-Kalulu Banda. El menú del fin de semana incluye a Nii Ayikwei Parkes y Marie Louise Bibish Mumbu (en conversación con Asiedu Benneh) y Fred Khumalo y Hemley Boum (con Makanaka Mavengere). Cierran el Afrolit, el lunes, Ondjaki desde Luanda e Ishmael Beah desde Los Ángeles, charlando con la creadora de esta iniciativa, Wanner.

Hay que estar pendiente de otros perfiles, como el de Brittle Paper, que ha utilizado su Instagram para ofrecernos encuentros con escritores africanos repartidos por todo el planeta. La última en departir con ellos fue Chibundo OnuzoSheLeadsAfrica está haciendo lo propio y hoy, por ejemplo, mantuvo un diálogo online con la también nigeriana Oyinkan Braithwaite. Escritores como Najat El Hachmi están haciendo un uso generoso de Instagram live y multiplicando su actividad en redes sociales en estos momentos.

Arte

Jeune Afrique nos presenta una serie de exposiciones y museos a visitar en tiempos de confinamiento, empezando por la galería Cécile Fakhoury (Abiyán y Dakar), que ofrece la posibilidad de visitar sus exposiciones online: Vincent Michéa (Toi seulement) y Serigne Ibrahima Dieye (Paraboles d’un règne sauvage). Además, nos deja acceso al catálogo completo de la exposición de la argelina Dalila Dalléas Bouzar titulada Innocente. La galería Addis Fine Art propone una visión de los dibujos y las esculturas de Adiskidan Ambaye. La neoyorquina Fridman  abre las puertas virtuales de la obra de Wura-Natasha Ogunji y la londinense Sulger-Buel las del ugandés Collin Sekajugo, que reúne sus collages en la muestra This is Uganda. Hay muchas otras opciones más: Expression(s) décoloniales(s) #2Figures of Power (Kura Shomali, Gonçalo Mabunda, Amadou Sanogo, Pathy Tshindele, Omar Victor Diop, Malick Sidibé, Steve Bandoma, etc.) o Seeds of Light (Tiffanie Delune). La plataforma Contemporary And (C&) ofrece acceso a James Barnor en la Fundación Nubuke de Accra, Leïla Alaoui en la galería Ifa en Stuttgart o Have You Seen a Horizon Lately?, además de artículos diversos y un boletín informativo electrónico. La feria de arte contemporáeno 1-54 se prepara para presentarse virtualmente en la plataforma Artsy, mientras que la parisina Afikaris presenta en su web  las obras de Evans Mbuga, Bruce Clarke, Nyaba Ouédraogo, Asiko o Aliou Diack, además de una visita a la exposición Dialogues .

Cocina

Degustación gastronómica en Casa África.
Degustación gastronómica en Casa África. ÁNGELES JURADO

Mucho se está hablando en estos días de comida y si hay algo variado, interesante y gustoso que aprender y disfrutar es la gastronomía africana. Jeune Afrique también ha dedicado un reportaje a los chefs africanos en redes sociales y propone seguir a cocineros como la congoleña Sandrine Nzinda Kissina que trabaja en un proyecto de viajes culinarios para la Agencia Francesa de Desarrollo y mantiene dos páginas: Cuisine Afro y Traiteurs Afro. Se hacen eco de las creaciones de otros maestros de los fogones como el chadiano Hissein Mahamoud, la congoleña de origen Nathalie Schermann, el gabonés Merlin Ella o la burkinesa Vanessa Bonogo y en Youtube, proponen seguir a Lyvie (Lyvie’s Cooking) cocinando el confinamiento con su hija. Nosotros añadimos a la lista a Alice Pegie en Twitter, Loic Dablé y Lola’s Kitchen en Instagram y el blog de Karelle.

Para terminar

MusicAfrica nos chiva en Twitter que la emisora TRACEAfrica_ ofrece un mes gratis de música africana on line y en directo con el código promocional FREE, mientras Radio Kuwamba pone a disposición de todos los fondos musicales de Casa África también gratis. En el campo de los temas nuevos, Awadi y Youssou Ndour han lanzado Daan Corona y en el mismo país, Senegal, Sidy Samb ha compuesto su propio tema contra la pandemia. Hay muchas otras iniciativas sensibilizadoras o a la moda, como la canción de Meli Melo, «reina del coupé decalé», titulada Corona tu es vaincu.

En lo que se refiere al cine, sigue funcionando el Canal de vídeo de Cine Africano en español y es posible alquilar películas por un precio razonable que se destina exclusivamente a pagar derechos de autor y apoyar así el cine africano.

Bucear en redes sociales es arriesgarse a un incidente cardiovascular y a enredarse en discusiones estériles, pero también es tropezarse con gente que comparte y aporta. Uno de ellos es el exfutbolista reconvertido a la escritura y el periodismo Alberto Edjogo-Owono, autor de Indomable y que dedica su confinamiento a ilustrarnos sobre fútbol y futbolistas africanos fundamentalmente. Otra es Aïda Colmenero, cabeza y corazón tras el proyecto Ella Poema, que comparte información sobre clases abiertas de la técnica Germaine Acogny, bailarinas africanas y diferentes iniciativas como 24 horas de baile online organizadas desde Lagos a través del planeta. Este es un buen momento para visitar su canal Youtube y conocer lo que se cuece en África en el ámbito de la danza contemporánea.

Finalmente, Casa África elabora un dosier diario de noticias con las útimas novedades sobre el coronavirus en el continente africano, disponible en abierto, para estar al día de la situación. También tiene un blog en el que se cuelgan casi a diario artículos, reportajes y textos de opinión firmados por autoridades como Felwine Sarr, Boubacar Boris Diop o Carlos Lopes.

Fuente e imagen tomadas de: https://elpais.com/elpais/2020/04/20/africa_no_es_un_pais/1587390475_644193.html

Comparte este contenido:

Africanizando el confinamiento (2)

Reseñas/16 Abril 2020/elpais.com

Seguimos ofreciéndote propuestas de música, fotografía, cine y literatura para amortiguar el tedio y la inquietud de la cuarentena

Seguimos intentando endulzar el confinamiento con música, fotografía, cine, libros y todas las cosas buenas disponibles para hacernos más llevadero el encierro y conocer mejor el continente de aquí al lado. Como ya saben, se trata de una iniciativa que emprendemos cada semana y que se irá nutriendo fundamentalmente con descubrimientos, novedades y propuestas en redes. Iniciativa de resistencia y urgencia, esperamos que sea efímera y que ayude de alguna forma a aquellos a los que alcance.

Música

Empezando por la música, es de ley avisar de que ya están disponible en Ivoox la quinta y cuarta entrega de las sesiones de DJ Tubabu de #YoMeQuedoEnCasa para el programa de radio #AfricaPachanga. Las dos primeras fueron «tranquilillas» y la tercera un homenaje al gran Manu Dibango a ritmo de makossa. Las dos últimas nos dirigen los pasos a la pista de baile y por eso se denominan #FiestaAfricana.

Manel Ruiz, El Especialista, también sube sesiones a Mixcloud en las que la música africana o con influencia afro es una pieza fundamental. Un ejemplo es esta, íntegramente a vinilo, que según su artífice es una apuesta por un sonido más africano, siempre desde su particular prisma no necesariamente «folclórico o realmente africano». Lleva high life, afrobeat, afrofunk, influencias de DJ Floro y nombres como Ebo Taylor, Orlando Julius With The Heliocentrics, The Daktaris, Mop Mop o The Mighty Tom Cats. De propina, esta otra, más reciente, con afrobeat y high life.

En lo que refiere a entusiastas locales de lo africano, también hay que señalar que en redes sociales podemos acceder a la cuenta de MusicAfrica, que en Twitter se dedica a recomendar temas incluyendo sus enlaces a youtube y breves comentarios explicativos. La ghanesa Naana Blu, la sudafricana DjZinhle, los senegaleses Maabo y el camerunés Ko-C están entre sus últimas propuestas.

Si lo que nos interesa es escuchar a los propios músicos africanos, la música en vivo en plataformas como Facebook o Instagram se está generalizando. Hace dos semanas, el grupo de música de República Democrática del Congo Jupiter & Okwess tocó en directo un extracto de su próximo disco desde el jardín de la casa parisina en la que están guardando cuarentena y la semana pasada, la Fundación Tres Culturas del Mediterráneo subió a Youtube un concierto en casa de la marroquí Jihane Bougrine.

En Instagram es muy recomendable seguir a gente como Asa o Ayo para escucharlas, verlas, emocionarnos y dejar entrar un soplo de aire fresco, sensibilidad y alegría en nuestras vidas. Finalmente te proponemos escuchar un tema de la leyenda de la música somalí Hudeydi, al que se nos ha llevado el Covid-19 estos días, y el tema Corona Blocus, de Collectif 229, en Benín.

Arte

Nuestra compañera Lola Hierro recomienda en su blog Reportera nómada tres museos sudafricanos que se pueden visitar virtualmente. En la anterior edición de esta sección ya recomendamos visitas varias al MOCAA, pero ella propone otro espacio de Ciudad del Cabo, el Museo del Distrito Seis, que puedes ver aquí o aquí, y el Museo del Apartheid de Johanesburgo, también visible aquí y con una zona de recursos en la web que vale la pena explorar un poco y que ofrece libros para escolares y profesores en inglés. Igualmente nos hacemos eco de las visitas virtuales que Experience Egypt propone cada día a las 19.00 horas y que nos permiten viajar hasta los grandes monumentos arqueológicos del país. Las visitas, en 3D y modo lúdico, han llevado a gente de todo el mundo hasta la Tumba de Menna, la de  la Reina Meresankh III y el Monasterio Rojo.

De dcha. a izq., Fantastyck, Edith Brou y Orphelie Thalmas.
De dcha. a izq., Fantastyck, Edith Brou y Orphelie Thalmas. «Techies» e «influencers», se encuentran en una calle de Abiyán. ORPHELIE THALMAS

Los compañeros de Wiriko sugieren seguir la pista al coronavirus en África sin caer en clichés ni dramatismos a través de los objetivos de Everyday Africa, un colectivo presente en FacebookInstagram y Twitter que reúne a firmas como las de la nigeriana Yagazie Emezi, la keniana Sarah Waiswa, el marroquí Yoriyas o el ghanés Nana Kofi Acquah. La plataforma se presenta como un colectivo de fotógrafos que trabajan para ampliar la percepción de África más allá de los titulares. En este blog sentimos debilidad por una de sus contribuidoras, la flamante premio Pictet Joana Choumali, así que recomendamos fervorosamente no perderse su cuenta de Instagram.

Ya puestos y aunque no son fotógrafas, te sugerimos que sigas en esa misma red social a tres compatriotas de Choumali: Edith BrouOrphelie Thalmas y Fantastyck. De las tres hemos hablado en alguna ocasión en nuestro blog. Edith es una gurú tecnológica e influencer, youtuber, bloguera, conferenciante TEDx y activista con espacio televisivo propio en la red. Orphelie es dinamizadora cultural y ha creado un espacio único en la red denominado Culturiche, que también merece muchas visitas en formato vídeo. Fantastyck es modelo, influencer y bloguera de moda y belleza, cofundadora de FallinMode.

Cine

En Netflix está disponible 93 Days, una película que narra la lucha para contener el brote de Ébola en Nigeria en 2014, pero hay muchas más películas africanas visibles, desde la poética de la senegalesa Atlantique a la frescura, el humor y el romanticismo de la sudafricana Cupido en acción, pasando por lo más nuevito de Nollywood. También hay series como Queen Sono o Black Earth Rising, de las que se ha hablado bastante en redes. Apropiada para estos tiempos resulta El médico africano, una historia hecha con humor y amor sobre el aterrizaje de una familia congoleña en la campiña francesa.

Filmin tiene un canal África con Wiriko, en el que podemos descubrir películas de directores y directoras del continente, desde Ousmane Sembene a Abderrahmane Sissako, y títulos como Difret, Timbuktú, Los caballos de Dios o El último vuelo del flamenco. También incluye otras secciones como A 14 kilómetros, con obras a caballo entre España y el continente africano; Morir de puro Hollywood, con la visión estereotipada de Tarzán o La reina de África; una sección consagrada al Sáhara occidental y otra con autores independientes y títulos como Little Senegal, Mediterranea o Paraíso: amor. Añade a esta oferta una colección denominada África en Europa, con títulos muy centrados en migraciones y refugiados. Fuga de Pretoria es una de las últimas novedades de la plataforma.

Finalmente, #ARRAYMatinee es una experiencia virtual de visualización de películas independientes de África y la diáspora lanzada por el colectivo ARRAY, de la directora Ava DuVernay. La serie semanal comenzó hace dos semanas con la proyección de la sudafricana Ayanda y se extenderá hasta el 13 de mayo con películas de Liberia, Ghana y Granada.

Otros contenidos

La revista y plataforma online Mundo negro acaba de sacar su primer programa de África se escucha realizado desde casa por el confinamiento, incluyendo una recomendación de lectura (Prohibido nacer, de Trevor Noah) y una entrevista al compañero José Naranjo sobre las novedades de la pandemia en el continente africano. Precisamente el sudafricano Trevor Noah ha trasladado el plató de The Daily Show hasta su casa y los hogares de sus colaboradores y sigue triunfando en redes sociales. Finalmente, si dispones de tiempo y ganas, te señalamos este taller sobre instrumentos musicales de África occidental anunciado en Facebook, previsto para mañana por Skype, y las clases de danza de la técnica Germaine Acogny online.

Portada de
Portada de PENGUIN RANDOM HOUSE

En lo que se refiere a la literatura, hay listas de (re)lecturas africanas en varios medios. Hoy nos hacemos eco de las de Jeune Afrique y Francetvinfo. Se piensan para el público francés, pero incluyen obras traducidas al español, como Americanah, de Chimamanda Ngozi Adichie; Johnny Perro Malo, de Emmanuel Dongala, o La peste, de Albert Camus. Nuestra experta de cabecera, Sonia Fernández, también ha publicado su propia lista de sugerencias, con propuestas de amigos y entusiastas de las culturas africanas. Hay una segunda parte.

La última y maravillosa noticia es que el Aké Arts and Books Festival, que se celebra tradicionalmente en Lagos y es parte de la crema de la crema de los eventos literarios mundiales, ha decidido reconvertirse al mundo virtual y que todos estamos invitados a disfrutarlo en el ciberespacio. Y que Brittle Paper está utilizando su Instagram para ofrecernos encuentros con escritores africanos: Mukoma wa Ngugi es el último, hoy mismo, y mañana le toca el turno al profesor Ato Quayson.

Fuente e imagen tomadas de: https://elpais.com/elpais/2020/04/03/africa_no_es_un_pais/1585917561_056361.html

Comparte este contenido:
Page 2 of 13
1 2 3 4 13