Page 1 of 25
1 2 3 25

Y lo siguen queriendo llamar educación

Por José Turpín Saorín

Recientemente se ha aprobado una ley en la Asamblea Regional de Murcia donde se prohíbe que los teléfonos móviles del alumnado estén encendidos dentro de las instalaciones del centro educativo a no ser que el profesor/a de turno lo crea necesario como herramienta “ad hoc”, para el buen desarrollo de su laborar. Una vez más, sin consulta previa a los docentes, como tantas otras, y aquí seguimos… ¿verdad? No es el tema ni cuestión a focalizar ahora, pero aviso a navegantes… ¿hasta cuándo?

Retomemos, “Prohibido los móviles en la escuela” incluso el llevarlos encendidos. Hace ya unos años, 2002, Turcke publicó el libro “La sociedad excitada” en la que explicaba un nuevo estado (ser) del sujeto, en donde la pantalla se conformaba, tanto en el trabajo como en su tiempo libre e íntimo, como parte existencial (ontológica) del sujeto. Llegando a afirmar en un momento del libro que, en tiempos actuales, si una existencia no es emitida mediática y electrónicamente, sería que no se ha dado, como si fuera una no existencia viva. En este contexto, hoy podríamos afirmar, que en el caso del móvil el consumo continuo de estímulos audiovisuales alcanza un nivel incomparable a cualquier otro producto. Cultura del teléfono móvil. Y nosotros por ley prohibiendo.

Al respecto señalar que la prohibición se basa en la construcción negativa de la ética, lo que incita a una “natural” resistencia y no implícito aquí ninguna propuesta de ética anarquista, sino el hecho de que lo que no se debe discutir, pues se discutió y se ha decidido. De alguna manera, tema zanjado. Y estarán en que la prohibición ocupa un lugar importante en la economía psíquica de la vida a la vez origen de los mecanismos de defensa y represión del poder. De hecho, el propio Aristóteles en el capítulo XIII libro primero de La Gran Moral afirmaba:

Siempre que fuera del ser humano existe una causa que los obliga a ejecutar lo que contraría a su voluntad, se dice que estos seres hacen por fuerza lo que hacen. De otra manera, el hombre que no se domina sostendrá que no es responsable de su vicio, y justificará que si comete la falta es porque se ve forzado por la costumbre, el hábito o el deseo. Ésta será, pues para nosotros la definición de la violencia y de la coacción: hay violencia siempre que la causa que obliga a los seres a hacer lo que hacen es exterior a ellos; y no hay violencia desde el momento que la causa es interior y que está en los seres mismos que obran”.

¿Qué podríamos aprehender? Debemos evitar y más en la escuela imponer “nuestro criterio” sin los otros/as y sobre todo sin esa potencial posibilidad que y desde nuestro laborar (educāre-educĕre) tenemos y debemos implementar. Pensar en términos morales del uso, los usos que hacemos de las “nuevas tecnologías” y en concreto del móvil. Pero fíjense y termino este apartado, considero que la moral no se puede enseñar pues son más los paradigmas sociales, familiares, mediáticos, pero sí, en la escuela y desde la escuela reflexionar y se piense. Y ahí entraría, entre otros, el tema que nos ocupa.

Exhorto palabras de Erich Fromm en Ética y psicoanálisis cuando afirmaba:

La ética autoritaria y prohibitiva niega formalmente la capacidad del ser humano para saber lo que es bueno o malo”.

Y en línea considero que cuando acciones tan naturales como sacar un móvil y mirarlo, para cualquiera, más en una joven de 14-17 años, y se prohíbe, en gran medida se pierde la legitimidad o la autoridad que se procura poseer como moralistas y, lo que es peor aún como previamente señalé, las prohibiciones banales conducen al rechazo de las mismas. Y termino al respecto… ¿Es la prohibición la respuesta que desde nuestra institución educativa podemos, y debemos representar? Recomiendo que más que imponer, se sugieran alternativas más convenientes… ejercer más responsablemente. Y hablar de nuestro laborar. Pues, el móvil nos conforma y nos forma, herramienta que más que necesaria, insisto, nos conforma. Y el papel de la sociedad moderna, libre y democrática es que su sistema educativo, entre otros, funcione y se adapte y cumpla con su papel formativo y educativo. Nuestro papel como docentes no pasa en ir persiguiendo, sancionando, castigando, llamando a madres, porque su hijo iba mirando el móvil en un pasillo durante un cambio de clase o en el recreo. Pues, el gesto que yo puedo hacer de mirar la hora girando la muñeca, una joven de 15 años lo hace sacando un dispositivo del bolsillo y mirándolo.

El mal uso que se viene haciendo del móvil, en lo cual podríamos coincidir, debería ser todo un reto para el laboral docente, sin embargo, la prohibición es un fracaso de ese mismo quehacer. Aseguro además que ese mal uso del móvil no es el peor de nuestros males como docentes y sí una mayor autoridad social y política sobre nuestras cuestiones y sobre nuestras actuaciones, donde se nos tuviera en cuenta y fuente donde estos poderes políticos y sociales fuesen a beber. Y no es la primera vez que lo señalo, la profesión tan necesaria, bonita e ilusionante de la docente (guía, apoyo, transmisión de valores educativos, diagnóstico, orientación) no tiene que ver nada con decisiones tipo como la que nos ocupa. Mientras no hablamos de ratios (alumnado por clase) programas, transversales, transdisciplinares y ante todo en un contexto de un tiempo de agotamiento en el que las cosas se nos escapan de las manos y no se vislumbran claramente objetivos en el horizonte. ¿Dónde ubicar la figura del/ la docente? ¿para qué hemos quedado? ¿podría ser este el final de un laborar docente, la condición de posibilidad de nuestra profesión, que tan bien señaló Hegel en la metáfora de la “Lechuza de Minerva”? Y es que los hechos no son siempre lo que parecen ni lo que deberían ser. Considero que enseñar críticamente como condiciones del diálogo democrático se convierte hoy en un fin urgente de nuestro quehacer como docentes, al tiempo que peligroso para nuestros políticos. Nosotros ya estamos siendo moldeados, seguimos… ¿y como un apéndice más moldeamos o bebemos del maestro Don Gregorio (La lengua de las mariposas) aún a riesgo de terminar como él?

Pero insisto… que “no lo llamen educación”.

 

Comparte este contenido:

Mar Benegas: “Las pantallas están reemplazando la narración que el niño necesita para comprender la vida”

Autora española de más de una treintena de libros para público infantil y reconocida promotora de la lectura, habla de la importancia de las palabras y la compleja relación entre los niños y la tecnología. Es la primera entrega sobre infancia de la escritora chilena María José Ferrada para EL PAÍS.

lectores. ¿Por qué?

 

Respuesta. El primer poema que guardo lo escribí a los 10 años. Estuve en un hospital por varios días y cuando mi madre tuvo que volver a sus quehaceres, la poesía vino a hacerme compañía. Era un poema que hablaba la soledad y que buscaba consolarme. Si la poesía pudo hacer eso por mí, creo que lo puede hacer por todos los niños.

 

P. En sus visitas a escuelas, ¿ve esa soledad de la que hablaba en el poema?

 

 

R. Hay soledad, pero también hay vida y alegría. Tal vez por eso los niños conectan inmediatamente con la poesía. Una niña de 11 años después de una lectura me dijo: “He llorado y me he reído al mismo tiempo”. Creo que eso es lo que la poesía puede hacer por nosotros y especialmente por los niños: acompañarnos en el canto y la celebración de la vida, pero también ayudarnos a tomar el dolor y transformarlo en belleza. Se lo explico a los niños y ellos, independiente de la edad que tengan, lo entienden perfectamente.

 

P. ¿Cómo ve la relación de los niños con los adultos?

 

R. Veo que hay una relación productivista. Esperamos que los niños demuestren resultados correctos en cuanto a lo que deben sentir, hacer y aprender. Y de pronto ese niño escucha un poema y se pone a llorar, emocionado, porque encuentra ahí un espacio para conectar su experiencia con la de otros. La función poética es importante justamente porque ofrece un mundo simbólico habitable.

 

La escritora Mar Benegas.

La escritora Mar Benegas.

FERNANDA REQUENA

P. En su charla en Puerto de Ideas habló acerca de cómo la exposición a lo digital afecta la forma en que niños y adultos nos comunicamos…

 

R. Esa charla nació de una anécdota concreta, en un taller que trabajé durante la pandemia. Hacíamos un poema que comenzaba diciendo “Vino el virus …” y los niños lo completaban, diciendo desde cosas que los habían afectado de manera concreta –”nos dejó sin paseo de fin de curso”– a cosas más profundas, que capturaban de manera muy exacta la desesperanza que todos estábamos viviendo. Recuerdo, por ejemplo, a una niña que completó el verso diciendo: “Lo llenó todo de muertos”. La idea era que el mismo poema planteara una salida a esa oscuridad, un espacio de posibilidad. Entonces la propuesta consistía en cerrar el poema con un deseo. Y entonces un niño dijo que quería ser una pantalla, para que su madre lo mirara.

 

P. ¿Cree que las pantallas se están interponiendo entre los niños y sus padres? ¿Es tan así?

 

 

R. Entre los niños y el mundo. Porque están reemplazando la narración que el niño necesita para comprender de qué se trata la vida. No sirve que esa narración llegue a través de una voz que sale de una lata. Lo que él necesita es la voz que asocia con un cuerpo que lo mira a la cara, lo toca, juega con él y le canta. Le estamos entregando la narración a las tablet y los teléfonos. Son esos aparatos los que están calmando a los niños y no la voz y el contacto humano, que hasta el momento habían tenido ese papel. Hoy ves a niños en coche, que van pendientes de un aparato electrónico. Van tranquilos, no lloran, pero tampoco escuchan a la madre ni mira el cielo.

 

P. ¿La narración debería recordarle que el cielo está ahí para él?

 

R. Durante los primeros tres años el adulto nombra el mundo para el niño y es en esos primeros años cuando la poesía sucede. Aún no hay desarrollo de pensamiento, no hay recuerdos y vamos ofreciendo un lenguaje poético, que se sostiene en el ritmo, para ayudar al niño a introducirse en el mundo. Le cantamos los cinco lobitos –un canto tradicional– por ejemplo, y lo que hacemos es enseñarle una mano. Y el niño, siguiendo el movimiento, repara en que también él tiene una mano y por extensión, un cuerpo. Luego de los tres años ese niño necesita situarse en el tiempo. Entra en el juego simbólico y entonces le ofrecemos la narración: un inicio, un nudo y un desenlace que le cuenta de qué se trata la vida y le ayuda a situarse en ella.

 

P. ¿Por qué cree que los adultos recurren a las pantallas para calmar o entretener a los niños?

 

R. Creo que hay un problema sistémico. Adultos que trabajan muchas horas y que llegan a sus casas destruidos. En ese escenario lo más fácil es recurrir a estos aparatos. Y sucede como con la alimentación: las personas que menos recursos tienen son las que peor se alimentan. A la pobreza material se suma la pobreza simbólica. En Sillicon Valley, el centro mundial de quienes producen y venden tecnología, cada vez hay más colegios que prohíben el uso de tabletas y computadores. En otras palabras, quienes mejor entienden los posibles efectos de todo esto, han decidido dejarlos fuera del alcance de los niños.

 

P. ¿Cree que existe algún antídoto?

 

R. Palabras, cantos, juegos, lectura. Porque ese niño crecerá y no podrás pedirle que sea un buen lector si no le diste la oportunidad de experimentar, desde el principio, todo lo que las palabras pueden hacer por él.

 

P. Más de un tercio de los chilenos que hoy viven en la pobreza son menores de edad. ¿Cree que las palabras y la poesía puedan hacer algo por esos niños?

 

R. No solo pueden hacer algo, sino mucho. En palabras de Gianni Rodari: “Todos los usos de las palabras para todos. No para que todos seamos artistas sino para que nadie sea esclavo”.

 

María José Ferrada es periodista y escritora chilena. Sus libros han sido traducidos a una veintena de idiomas. Colabora con entrevistas sobre infancia, lectura y educación

https://elpais.com/chile/2023-11-18/mar-benegas-las-pantallas-estan-reemplazando-la-narracion-que-el-nino-necesita-para-comprender-la-vida.html

 

 

 

 

Comparte este contenido:

Entre ser tecnófila y tecnófoba prefiero quedarme con los pies en la tierra.

Por: Luz Palomino/Docente/Periodista 

El capitalismo industrial significó la construcción de un modelo de sociedad que tiene a la tecnología y la innovación tecnológica en el centro de su hacer, desarrollo y consolidación.  En ese sentido, el primer debate semántico debería estar planteado alrededor del concepto de tecnología conforme la epistemología capitalista y los metarelatos que se auto postularon como alternativos. En sus formulaciones iniciales, encontramos más coincidencias que diferencias entre ellos, dado el determinismo tecnológico marxista y el humanocentrismo del socialismo soviético, lo cual llevó a algunos teóricos posmodernos como Alain Touraine a plantear que el problema central era la modernidad y la ilustración. Sin embargo, la crítica totalizante de los posmodernos, incluyendo su crítica a la ciencia y el método científico, fue deslizando peligrosamente el debate a un “no lugar propositivo”, en el contexto del desarrollo científico y tecnológico del siglo XXI.  Como lo plantea Bonilla (2021) esto pareciera ocurrir por los precarios análisis que se suelen hacer sobre la relación de los paradigmas de cada una de las cuatro revoluciones industriales con el modo de producción y la construcción de argumentos de los llamados metarelatos y algunas narrativas, tanto posmodernas como descoloniales. En consecuencia, una primera dimensión del problema estaría en su precisión ontológica y epistemológica.

Un segundo problema es la escrupulosidad, respecto a desde donde se enuncia el debate. Si ya la burguesía ha abandonado su pretensión de argumentación teórica, convirtiendo la teoría en instrumentalización y justificación de su hacer, mientras la clase obrera industrial, sumida en una terrible derrota en el periodo neoliberal y el ocaso del fordismo, no atina a construir teoría actual, apelando de manera nostálgica a las certezas del pasado, tendríamos que preguntarnos, respecto al lugar de enunciación del actual debate sobre la tecnología, en sus variantes de tecnofilia y tecnofobia. Desde mi punto de vista, en la perspectiva de Bifo Berardi, el debate al respecto lo está planteando el cognitariado universitario y editorial y, eso implica una valoración desigual de la relación teoría, praxis y transformación social.  En mi caso, planteo el debate desde la dimensión comunicacional pedagógica, es decir, desde la preocupación de docente universitario sobre el impacto de la transformación digital en los procesos comunicativos propios de las dinámicas de enseñanza-aprendizaje.

A finales del siglo XX, en el emerger de la tercera revolución industrial que traería consigo años después lo digital y virtual con pretensión hegemónica, McLuhan nos invitaba a comprender los medios de comunicación como extensiones del ser humano . Es decir, la comprensión del ser humano más allá de consumidor, para entenderlo no solo como productor de contenido, sino como el propio mensaje. Si el medio es el mensaje y el ser humano se convierte en su representación, el capitalismo estaría alcanzando el cometido que denunciaban Deleuze y Guattari, de convertir a la sociedad y la vida en máquinas, que se auto percibieran como tales. Si estas premisas ontológicas es imposible comprender elementos de la virtualidad como la realidad aumentada, visión inmersiva, el metaverso. Es decir, resulta limitada la comprensión de la comunicación y la educación en la era digital, sin valorar adecuadamente al capitalismo como un sistema que se consolida a partir de la deshumanización de la vida. En consecuencia, lo tecnológico digital contiene una pretensión de simplificación y superficialidad de la vida, como elemento para adaptar de manera incesante el consumo y consolidar la lógica del mercado. Por ello, los problemas que está teniendo la juventud escolar para leer un libro en profundidad, para analizar el cine crítico más allá del mundo marvel, para escribir con pretensión de sentido; el éxito de tik tok es proporcional a la merma en la audiencia potencial en la televisión, pues la brevedad dota de lo necesario desechable, donde la profundidad se convierte en sobrecarga cognitiva.

Esto se evidencia de manera desigual en la cotidianidad de las familias e individuos conforme a su origen social de clase, capital cultural y acceso para la compra de tecnología, razón por la cual considero que mucho de lo que se analiza al respecto está referido a la clase media o sectores populares con alguna capacidad de compra, obviando que aún más de una séptima parte de la población no tiene acceso siquiera a electricidad., es decir, viven una realidad paralela, para quienes este debate puede convertirse en significantes vacíos.

 Conforme a lo que plantean Silverstone, Hirsch y Morley en tecnologías de la información y de la comunicación y la economía moral de la familia, encontramos que la mayoría de estudiantes de sexto grado de primaria e incluso de secundaria, en muchos de los países de Latinoamérica, que disponen en sus casas de “cachivaches tecnológicos” como consola de video juegos, televisor Smartphone, Apps de música interconectada con bocina mediante bluetooth, microondas, celulares inteligentes, cuentas en redes sociales, no tienen ni la más mínima idea de cómo funcionan. Es decir, usan “la cosa” sin preocuparse por conocer “cómo funciona la cosa”, en una muestra de idiotización del pensamiento, que muestra el triunfo de la ideología capitalista de la cuarta revolución industrial. Pero lo más grave es que muchos docentes de esos estudiantes tampoco lo saben explicar, mostrando a las instituciones escolares presenciales como obsoletas, abriendo paso a narrativas como las de Sugata Mitra sobre la escuela en la nube.

Como lo plantea Rincón en narrativas mediáticas O como se cuenta la sociedad del entretenimiento, lejos del optimismo injustificado que instauró Stalín en buena parte de la izquierda mundial, el capitalismo está hoy más fuerte que hace unas décadas, independientemente de sus crisis cíclicas de mercado, ya que ha logrado convertirnos a todos en mercancías vivas, dioses que administramos el éxito si tenemos capacidad de vendernos como mercancías entrenadas a través del entretenimiento vacío. En consecuencia, se suele desvalorar la comunicación como modo de producción de sentido social, de homogenización cultural y sin postura crítica ante la interpelación mediática, el posicionamiento estético de una razón colectiva de la integración, la empatía desprovista de distancia crítica y la subjetividad mercantil como meta.

El trabajo de Williams en tecnología y sociedad posibilita estudiar el impacto de la televisión en la comunicación y realizar análisis comparado (similitudes y diferencias) con el auge de lo digital-virtual. Mi perspectiva es que la televisión está viviendo su ocaso y estamos en una transición que pareciera apuntar por el streaming o trasmisión en vivo como sepulturero de los enlatados televisivos, en una lógica de eterno presente.

En el caso de la educación, la comunicación está soportada en taxonomías como las de Bloom, Kendal o Manzano, propias del conocimiento reproductor y la cultura evaluativa instaurada en la década de los setenta del siglo XX y estamos aún muy lejos de construir taxonomías de comunicación y trabajo pedagógico que posibiliten el desarrollo de pensamiento crítico y creativo. Sin embargo, como lo plantea Berardi, es hora de comenzar a pensar si es posible construir alternativas emancipadoras en medio de una sociedad capitalista, en proceso de construcción de hegemonía digital y virtual. Algo que solo será posible desde el movimiento social.

Bibliografías consultadas:

Alain Touraine y la historia https://www.redalyc.org/journal/673/67360464003/html/

El Metaverso: mecanismo de reproducción del sistema capitalista https://luisbonillamolina.com/2022/01/09/el-metaverso-mecanismo-de-reproduccion-del-sistema-capitalista%EF%BF%BC/

Marshall McLuhan Comprender los medios de comunicación Las extensiones del ser humano

Silverstone, Hirsch y Morley en tecnologías de la información y de la comunicación y la economía moral de la familia

Omar Rincón narrativas mediáticas o cómo se cuenta la sociedad del entretenimiento

Williams, Raymond  “La tecnología y la sociedad”

Imagen tomada de la web

Comparte este contenido:

Libro: Tecnologías digitales Miradas críticas de la apropiación en América Latina (PDF).

CLACSO

Este libro compila los trabajos presentados en el Tercer Encuentro de la Red de Investigadores sobre Apropiación de Tecnologías digitales (RIAT) que tuvo lugar en Montevideo, los días 14, 15 y 16 de noviembre de 2018. La organización estuvo a cargo del Observatorio de Tecnolo- gías de la Información y la Comunicación (https://observatic.edu.uy/) del Departamento de Sociología de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la República, en Uruguay.

Participaron del encuentro 50 investigadores de la RIAT que está compuesta por investigadores de diferentes países como Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, España, Francia, Méxi- co, Perú, República Dominicana y Uruguay. Los miembros de la RIAT participantes, intercambiaron a partir de paneles, conferencias ma- gistrales públicas y presentación de ponencias en diferentes grupos de trabajo. Este libro incluye una selección de trabajos que eviden- cian las reflexiones y debates que allí se abordaron.

Los temas presentados reflejan los intereses centrales de la RIAT que se inspiran en las transformaciones provocadas en un mundo signado por una nueva estructura, basada en el flujo de información que se ha visto acrecentada por la emergencia de las tecnologías digi- tales. En la vida cotidiana esta ha impactado no siempre de forma po- sitiva, interpelando a las ciencias sociales a construir primeramente el problema de las tecnologías digitales como mediadoras de lo so- cial para poder abordarlo, deconstruyendo su recorrido y pensando el ¿cómo?, ¿para qué?, ¿por qué?, y de ¿qué modo?, los individuos, los colectivos y las sociedades en su conjunto están haciendo uso de es- tas tecnologías y qué significa apropiarse de las mismas.

Descagalo aqui: Tecnologias-digitales

Comparte este contenido:

México: Piden expertos incluir elementos tecnológicos en educación contextualizada

En un entrevista con Erick Ramírez Ruiz, miembro de E-Tech Evolving Education y fundador de Radix Education, exploró los retos y oportunidades que enfrenta la educación en México en el marco de la implementación de la Nueva Escuela Mexicana y el uso de la tecnología educativa.

En la entrevista, se puso de relieve la importancia de la contextualización en la educación, resaltando la necesidad de una educación más holística, que vincule materias de manera transversal y fomente la participación activa de la comunidad educativa en su conjunto, haciendo hincapié en que esta contextualización requiere nuevas herramientas y enfoques, además de una formación constante de docentes y directivos para adaptarse eficazmente a este cambio educativo.

Además, presentó cinco recomendaciones clave para los docentes interesados en implementar una educación contextualizada de manera efectiva: promover la participación de todos los actores educativos, considerar múltiples perspectivas, adaptar la mecánica educativa al contexto local, ajustar constantemente las prácticas educativas y establecer una estructura de soporte continuo para garantizar el éxito del proceso.

Al mismo tiempo, identificó los desafíos derivados de la diversidad de contextos educativos en México y cómo abordarlos de manera efectiva, donde resaltó la necesidad de atender las diferencias en las perspectivas y experiencias de los docentes, así como la importancia de la adaptación constante y la iteración para lograr una educación efectiva y de calidad.

Adicionalmente, reflexionó sobre las lecciones aprendidas durante la pandemia de COVID-19, señalando que la crisis impulsó la adopción de la tecnología educativa, lo que llevó a una mayor apertura hacia enfoques de aprendizaje en línea y nuevas formas de formación docente.

En este sentido, también señaló que se deben aprovechar las oportunidades que brinda la tecnología para mejorar la educación y preparar a los estudiantes para las futuras demandas del mundo laboral, especialmente en el ámbito de la inteligencia artificial.

Finalmente, señaló que eventos como E-Tech Evolving Education brindan herramientas concretas y aplicables a los docentes en su día a día, además de promover el desarrollo profesional y el intercambio de conocimientos en beneficio de la educación.

E-Tech Evolving Education es un evento dedicado a la industria EdTech que promueve activamente el uso y los beneficios de la tecnología en la educación. Su enfoque radica en fomentar la colaboración y las interacciones de negocios entre los principales actores de los sectores educativo y tecnológico, con el objetivo de impulsar una educación más innovadora y adaptada a las demandas cambiantes del mundo actual. Este evento se realizará el 26, 27 y 28 de septiembre de 2023 en el Centro de Convenciones, Puebla, Méx. https://etechevolvingeducation.com/

Piden expertos incluir elementos tecnológicos en educación contextualizada

Comparte este contenido:

Reforma a la educación: seis propuestas del gremio de tecnología para transformar la pertinencia del sector educativo en Colombia

Entre las propuestas presentadas por el ente gremial se destaca la creación de un capítulo que fomente la educación y las alianzas estratégicas con el sector productivo para la innovación y la implementación de nuevas tecnologías.

La Federación Colombiana de Industria de Software y Tecnologías Informáticas Relacionadas (Fedesoft) surge como una voz proactiva con el objetivo de mejorar la calidad y relevancia de STEM en relación a los proyectos impulsados por el Gobierno Nacional que buscan reformar la educación en Colombia, la primera de los cuales se centró en la educación entendida como un Derecho Fundamental que abarca todos los niveles de educación y el segundo de los cuales se centró en la reforma a la Ley 30 de 1992 Ley de Educación Superior.

Con el fin de fortalecer la calidad educativa y preparar a los jóvenes para los desafíos del futuro tecnológico, Fedesoft sugiere acciones específicas y adecuadas de cara a la necesidad del sector laboral del siglo XXI. “Consideramos que es fundamental tomar acciones concretas para preparar tanto a los estudiantes, la fuerza laboral y los docentes, a través de mecanismos de transferencia de conocimientos que vengan del sector productivo”, indicó Ximena Duque, presidente de Fedesoft.

SEMANA habló con algunos docentes ante la situación, sabiendo que el próximo 30 de agosto se realizará un paro nacional por parte de ellos. Andrea Camacho, docente de sociales del municipio de Soacha comenta como la ayuda de la tecnología baja la calidad de educación “ya no son recursivos, ya no investigan, ahora todo es a través de la tecnología y esto los perjudica de una manera u otra. Aparte, debe entenderse que no todos cuentan con internet o con un aparato digital que los ayude en su formación”

Entre las propuestas del gremio presentadas al borrador del proyecto de ley estatutaria, se destacan:

Ética para el uso responsable y humano en la implementación y desarrollo de las nuevas tecnologías. La importancia de analizar, comprender y regular el empleo de las tecnologías emergentes, como la inteligencia artificial, salvaguardando los derechos y libertades de las personas, teniendo en cuenta que el desarrollo e implementación de las nuevas tecnologías para el fomento de la educación, la innovación y el trabajo pueden plantear desafíos éticos.

Este enfoque también se dirige a garantizar la no discriminación, humanizar las decisiones que se tomen a través de ellas y respetar los derechos humanos.

El bilingüismo como habilidad crucial para la creación de oportunidades laborales, académicas y culturales. El estudio publicado por Education First (EF) reveló los resultados del EF EPI 2022, ubicando a Colombia en la posición número 77 entre 111 países, con una puntuación de 477 puntos sobre 800, mostrando un bajo dominio del idioma.

La promoción del bilingüismo en Colombia es fundamental para impulsar el desarrollo y la competitividad del país en el contexto global. Con el objetivo de lograr una sociedad más preparada y conectada con el mundo, es importante asegurar el bilingüismo desde la educación básica hasta la formación profesional y laboral.

Por otro lado, Stella Ortiz, docente de preescolar, tiene otra opinión respecto a la implementación de las tecnologías “Son necesarias, los niños ya vienen con ese ‘chip’, es por esto que se debe enseñar a usarlas de manera segura, y de ese modo en un futuro sabrán implementarlas de una forma adecuada”

Por su parte, frente al borrador enfocado en la reforma de la ley 30 de 1992 Ley de la Educación Superior, el gremio propone:

Colaboración con nuevos modelos de formación (plataformas Edtech y Bootcamp): Fedesoft sugiere impulsar el sistema de evaluación y validación de habilidades adquiridas de forma no tradicional. Este sindicato estima que existen alrededor de 100 programas Edtech a nivel nacional y un promedio de 60 bootcamps. Esta propuesta permite el uso de plataformas digitales, aplicaciones, recursos de aprendizaje en línea y otras tecnologías que mejoren y modernicen el acceso de docentes y estudiantes al conocimiento de vanguardia.

Flexibilidad de los planes de estudio de la educación superior, en donde sugieren adaptar y ajustar los programas educativos para satisfacer mejor las demandas cambiantes del mundo tecnológico y laboral, permitiendo una formación más ágil y relevante de acuerdo con las demandas del mercado, enfocándose en áreas como desarrollo de software, programación, datos, análisis, inteligencia artificial, ciberseguridad e internet de las cosas, entre otros.

Colombia es uno de los países que más baja calificación tiene en cantidad de lectores y en compresión de lectura.
Ajustar los programas educativos para satisfacer mejor las demandas cambiantes del mundo tecnológico y laboral | Foto: Getty Images

Promoción de verticales para la transferencia de conocimiento, liderada por el sector productivo, con enfoque en ciencia, tecnología e innovación para docentes de educación superior, a través de programas de inmersión y métodos prácticos de enseñanza en el aula. Crear alianzas con empresas y organizaciones del sector tecnológico, así como del sector productivo, permite adaptar los programas educativos a las demandas del mercado laboral, facilitando la integración y la empleabilidad.

Eliminación de barreras regulatorias a la empleabilidad, ante la actual escasez de talento y la demanda de perfiles multidisciplinares en la industria digital, es imperativo acabar con la exigencia de la tarjeta profesional, que actúa como barrera al empleo. La inclusión de recursos humanos más pertinentes al mercado laboral será posible gracias a la economía de la innovación, la empleabilidad y la creación de trabajo formal, particularmente para un sector que cada vez requiere de más personas de diferentes áreas del conocimiento para crecer.

https://www.semana.com/economia/articulo/reforma-a-la-educacion-seis-propuestas-del-gremio-de-tecnologia-para-transformar-la-pertinencia-del-sector-educativo-en-colombia/202342/

Comparte este contenido:

Celulares, privacidad y libertad

Desde hace muchos años los teléfonos celulares dejaron de ser teléfonos y se convirtieron en computadoras. ¿Qué tanto podemos aprovechar este potencial? ¿Quién decide que puedo y qué no puedo instalar en mi teléfono? Las grandes empresas monitorean nuestra actividad en los dispositivos móviles, ¿se puede hacer algo al respecto?

Gran parte de nuestras vidas suceden en los teléfonos móviles. Las interacciones personales o profesionales a través de chats de WhatsApp, las búsquedas en Google, la búsqueda de romance a través de aplicaciones de citas o el uso de mapas para movilizarnos por las ciudades. Todas estas interacciones están mediadas por aplicaciones y empresas que lucran de nuestros datos, que son en gran medida representación de nuestra vida privada.

En esta columna explicaré como podemos utilizar nuestro teléfono celular de una forma distinta a la que se acostumbra utilizando aplicaciones alternativas o incluso sistemas operativos alternativos. Esta no es una columna sobre seguridad digital, es una columna sobre privacidad y libertad frente a las grandes corporaciones que están en nuestros teléfonos.

Los celulares con sistema operativo Android son los más utilizados en América Latina por lo que este artículo se enfocará en este tipo de dispositivos. La primera característica de estos teléfonos es que son dependientes de Google. En un teléfono nuevo, lo primero que se pide es una cuenta de Google que permitirá instalar aplicaciones, acceder al correo electrónico de Gmail, pero además se generará un perfil asociado a cada persona. La georeferenciación, las búsquedas, los videos vistos en Youtube son algunos de los datos recolectados por Google. Al ingresar con una cuenta de Google a “Mi Actividad en Google” se puede tener una idea de lo que Google sabe de nosotres.

Google sabe mucho de las personas que usan sus servicios, probablemente más que ellas. Pero no es la única empresa que conoce nuestra actividad, Meta, Tik-Tok, Twitter, Waze o cualquier aplicación que funciona como servicio en la nube, lucran de nuestros datos y tienen información sensible que nos describe. El primer paso para proteger nuestra privacidad es usar aplicaciones alternativas que respeten nuestra privacidad.

En lugar de utilizar WhatsApp, se puede utilizar una aplicación como Signal que es software libre, utiliza cifrado fuerte y además su trabajo es gestionado con por una organización sin fines de lucro. Probablemente no es el modelo ideal, pero al menos no es una empresa que lucra de nuestros datos.

Si se piensa en una aplicación de mapas, estas normalmente requieren acceso a internet y una cuenta para funcionar, entonces es muy probable que esta aplicación esté monitoreando la actividad de las personas que la usan. OSMand es una aplicación alternativa de software libre que permite descargar mapas de todo un país o regiones y utilizar el GPS sin necesidad de internet. No es perfecta, la función ofrecer rutas donde existe menor tráfico vehicular no es algo que se tendrá con esta aplicación, pero sí podrás saber como llegar a tu destino sin que tu privacidad sea invadida.

Aquí cité dos ejemplos, pero existen muchas más aplicaciones y sitios como Privacy GuidesPrivacy ToolsPrism Break u otras se puede encontrar recomendaciones.

De manera predeterminada para instalar una aplicación en Android se quiere utilizar Google Play, pero existen otras tiendas de aplicaciones. F-Droid es una tienda de dónde se pueden descargar aplicaciones sin necesidad de registrar una cuenta donde todas sus aplicaciones son software libre.  Adicionalmente F-Droid alerta sobre posibles características controversiales en las aplicaciones. Por ejemplo si una aplicación es libre, pero depende de una red centralizada como es el caso de Telegram se nos informará.

Desde F-Droid se puede instalar otra tienda de aplicaciones que se llama Aurora Store. La misma permite instalar aplicación desde los repositorios de Google sin usar Google Play. Hasta hace poco se la podía utilizar de forma anónima, pero lamentablemente al momento de escribir este artículo Google ha bloqueado esta posibilidad.

Si realmente se quiere sacar a Google de nuestro teléfono un paso a seguir es probar un sistema operativo alternativo. Gran parte de Android es software libre y existen versiones modificadas de este sistema operativo. La más popular se llama LineageOS y está disponible para decenas de modelos de teléfono. Lamentablemente no siempre estos teléfonos se venden en todos los países de América Latina o los modelos soportados son antiguos.

LineageOS trae muy poco software instalado, por lo que se puede instalar solo el software necesario. Menos software significa mejor rendimiento y mayor seguridad. Para instalar software es se puede utilizar tiendas como F-Droid o Aurora Store, sin embargo también existe la posibilidad de instalar las aplicaciones de Google y sus servicios.

Además de LineageOS existen otras versiones modificadas de Android. GrapheneOS y CalyxOS son alternativas a destacar porque se enfocan en la seguridad y la privacidad. Replicant también tiene este enfoque pero además está pensada para funcionar solamente con software libre. A diferencia de LineageOS, estas distribuciones tienen muchos menos modelos de teléfonos soportados.

Si bien Android es un sistema operativo basado en Linux, es una versión muy limitada de este sistema operativo. Existen otras versiones que también se pueden instalar en varios teléfonos móviles y algunas de las más conocidas son PostmarketOSUbuntu touch o PureOS. Estos sistemas son Linux completo y se puede hacer prácticamente lo mismo que harías en una computadora. Una desventaja a tomar en cuenta es que las aplicaciones de Android no funcionan de forma nativa pero se las puede ejecutar con un emulador.

Estos sistemas operativos están disponibles para varios modelos de teléfonos celulares, sin embargo existen teléfonos que vienen con estos sistemas pre-cargados. Algunas de los modelos más conocidos son Librem de Purism y Pinephone. Estos teléfonos permiten, a través de un adaptador USB C, conectar un teclado, monitor y ratón al teléfono conviertiéndole en una computadora de escritorio.

Si bien somos muy pocas las personas que utilizamos aplicaciones como OSMAnd, Fdroid o un sistema operativo alternativo en los celulares, es positivo que esto pueda hacer. Que se puede instalar y que no en un dispositivo por el que se pagó es algo que debería decidir la persona dueña del teléfono, no su fabricante, ni Google.

La libertad no es gratuita y la conveniencia es una droga muy adictiva. Los teléfonos inteligentes forman parte importante de nuestras vidas y sin embargo no son nuestros. Las grandes empresas ofrecen aplicaciones que resultan útiles a cambio de datos personales e interacciones sociales. La existencia de proyectos que buscan dar el control a las personas por sobre la tecnología es esperanzadora si queremos vivir en una sociedad libre y no en una dominada por pocas empresas tecnológicas.

Fuente: https://www.derechosdigitales.org/21976/celulares-privacidad-y-libertad/

Comparte este contenido:
Page 1 of 25
1 2 3 25