Page 59 of 59
1 57 58 59

Franquicias de Escuelas Omega en Ghana: ¿Servicio social o negocio lucrativo?

El impacto en el acceso a la Educación de Omega Escuelas en Ghana es “insignificante”

Este documento de trabajo informa sobre las Franquicias de Escuelas Omega, una cadena de colegios privados supuestamente “poco onerosos” que dicen promover el acceso a la educación a las personas más pobres, en Ghana. En cambio, el documento considera que el impacto de Omega Escuelas en el acceso a la educación es “insignificante”, la calidad de la educación sufre mientras se reducen las inversiones, y el costo de estas escuelas en realidad representa un alto porcentaje de los ingresos de los hogares. Asimismo, se concluye que este modelo de privatización representa un emprendimento “con ánimo de lucro”, explotando los segmentos más vulnerables de la sociedad de Ghana.

Descárgalo (en inglés): Las franquicias de Escuelas Omega en Ghana: ¿Un caso de educación privada de “bajo costo” o de educación “con ánimo de lucro”?. Curtis Riep, ESP Working Paper Series, n. 63, 2015.

Comparte este contenido:

Estudio «Dinámicas de las Escuelas Privadas de Bajo Costo en Kenia» (en inglés)

Governmental Legitimation, School-Community. Dependence, and Resource Uncertainty

El estudio que se presenta a continuación, reportado por la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación y realizado por Brent Edwards Jr. (Drexell University), Steven Klees (University of Maryland) y Janet Wildish (Trocaire),

demuestra que los intentos de regulación de las Escuelas Privadas de Bajo Costo en Kenia, implementados en el 2015, no han sido suficientes para contrarrestar el impacto negativo, no solo comprobado en términos de calidad educativa, sino que inciden en la equidad en tanto «someten a las profesoras/es a malas condiciones de trabajo, demuestran antipatía hacia los sindicatos de profesoras/es, tienden a drenar recursos de las escuelas públicas y legitiman los cobros, lo que contradice la idea de la educación como un derecho humano»

Para descargar el informe haz clic encima de la imagen:

Tomado de http://download.ei-ie.org/Docs/WebDepot/2015_Kenya_Low-FeeSchools_final.pdf

Comparte este contenido:

Naciones Unidas alerta: Escuelas privadas en Kenia agravan las desigualdades

Según informe del Comité de las Naciones Unidas de los Derechos del Niño, las Escuelas privadas informales en Kenia sólo sirven para agravar las desigualdades 

Kenia /9 de Febrero. Autor: Internacional de la Educación

La baja calidad de la educación pública y el aumento de escuelas privadas e informales en Kenia, están dentro de los principales cuestionamientos señalados en el último informe sobre el estado de la Educación en Kenia, publicado a principios de Febrero por el Comité de las Naciones Unidas de los Derechos del Niño.

Para Olga Khazova, miembro del Comité y representante por Kenia, señaló que el crecimiento de eduempresas proveedoras de educación privada no supervisadas, es una de los aspectos preocupantes  expresados en el informe, ya que se considera que la escalada  empresas educativas privadas e informales, incluso financiadas por trasnnacionales extranjera, afecta directamente la calidad de educación. De acuerdo con Abraham Ochieng, del Centro de África Oriental para los Derechos Humanos » la mención de las escuelas financiadas desde el exterior ofreciendo educación inferior, demuestra una vez más que el logro de una educación de calidad gratuita es un gran problema en un contexto donde algunos donantes internacionales, como el Banco Mundial y la agencia de desarrollo británica, financian y promueven las escuelas privadas en Kenia «.

Al respecto, James Njuguna, de Concern Worldwide, indica que paradojicamente «Los niños de hogares pobres de asentamientos remotos,  tienen que pagar por la educación de baja calidad siendo ellos quienes más necesitan enseñanza primaria, gratuita y de calidad para escapar de la pobreza». En ese sentido el informe expone acertadamente que la tendencia actual hacia la comercialización del hecho educativo sólo sirve para agravar las desigualdades en Kenia «.

Ante los datos analizados el informe elaborado por CRC pone de relieve la necesidad de regular colegios privados informales, también llamados «alternativos, ya que ello podría cambiar la vida de miles de niños de Kenya que viven en asentamientos informales, donde estas escuelas son más frecuentes. Las observaciones finales se publicaron poco después de que el Ministerio de Educación, finalmente oficializó la nueva Guía de registro para la obtención de formación alternativa de la Educación Básica y Formación (APBET). Estas directrices están destinadas a facilitar el establecimiento, registro y seguimiento de estas escuelas alternativas.

Sylvia Mbataru, desde la cuna, declaró: «El Gobierno tiene que tomar las medidas necesarias para garantizar que la calidad de la educación que se ofrece en todas las escuelas de Kenia cumple con las normas mínimas. Las directrices publicadas recientemente son un primer paso positivo, pero las normas establecidas para las escuelas alternativas siguen siendo inferiores a las escuelas públicas y las escuelas privadas, lo que crea un sistema muy injusto: una educación a dos velocidades «.

Pauline Vata, Director Ejecutivo de Hakijamii, enfatizó: «No puede ser aceptable, y es ilegal, que los niños tengan acceso a una educación de menor calidad simplemente porque nacieron en  asentamientos remotos e informales, lo que institucionaliza la discriminación. El Ministerio de la educación debe tomar todas las medidas apropiadas para asegurar que las recomendaciones formuladas en las recientes observaciones finales se apliquen plenamente, y que todas las escuelas de Kenia obedezcan a estándares de calidad similares. «

Por su parte el Secretario general del Sindicato Nacional de Profesores de Kenia (KNUT),  Wilson Sossion, insistió que «En los últimos años, hemos sido testigo de un creciente apoyo de las autoridades de las escuelas privadas, incluidas las empresas privadas multinacionales que vienen a sacar provecho de los niños pobres de Kenia. Como recuerda la CDN, esto no es aceptable, y viola el derecho a la educación gratuita y de calidad garantizada tanto en la Constitución de Kenia y el derecho internacional ratificado por Kenya «.

Al respecto es importante resaltar que desde el 2005, las escuelas privadas de bajo costo que operan en el nivel de educación primaria en Kenia han sido elegibles para recibir del gobierno donaciones (9 dólares por estudiante y por año) para la compra de libros de texto, con la condición de que se acrediten ante el gobierno, de que se sometan a la supervisión estatal (en forma de evaluación y monitoreo mediante visitas periódicas), y que incluyan a las madres y padres locales en el Comité de Gestión Escolar (SMC, por su acrónimo en inglés), donde ellas/os puedan participar en las decisiones escolares y supervisar el proceso de adquisición de los libros de texto.

Estos datos, asi como las alertas que se exponen en el informe de Naciones Unidad, concuerdan con los resultados del estudio realizado en el 2015 por Brent Edwards Jr. (Drexell University), Steven Klees (University of Maryland) y Janet Wildish (Trocaire), quienes demuestran que los intentos de regulación de las Escuelas Privadas de Bajo Costo en Kenia no han sido suficientes para contrarrestar su impacto negativo. En el análisis que publicó en el blog Education in Crisis, y que tambien reseña la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación, Brent Edwards apunta al hecho de que no sólo las Escuelas Privadas de Bajo Costo (LFPs, por su acrónimo en inglés) no tienen un efecto positivo comprobado en términos de calidad, sino que tienen un impacto negativo en la equidad, someten a las profesoras/es a malas condiciones de trabajo, demuestran antipatía hacia los sindicatos de profesoras/es, tienden a drenar recursos de las escuelas públicas y legitiman los cobros, lo que contradice la idea de la educación como un derecho humano.

Desde Otras Voces en Educación, alertamos sobre la avanzada de este tipo de propuestas educativas privadas, que en nombre de su bajo costo y de su ubicación en zonas remotas, vienen no solo coaptando el derecho a una educacion gratuita, sino incidiendo en que las y los niños participantes, asi como sus familias, se mantengan en el círculo de la pobreza, dada la baja calidad de la educación impartida. Este tipo de experiencias que impulsan financistas como James Tooley, ex consultor del Banco Mundial, edu-empresas como las Escuelas Omegas y la Bridge International Academy presentes en varios paises de Africa, asi como otras empresas y fundaciones privadas en Latinoamerica en donde los marcos regulatorios existentes son extremamente débil para frenar el crecimiento de la educación privada, están capitalizando las esperanzas de las personas pobres, sin ofrecer realmente verdaderas opciones para el empoderamiento y la emancipación de los más desfavorecidos.

Fuente de la noticia:http://www.ei-ie.org/en/news/news_details/3865

Otras fuentes consultadas:

  • http://www.campanaderechoeducacion.org/privatizacion/escuelas-privadas-de-bajo-costo-en-kenia-asequibilidad-y-compensaciones/
  • http://download.ei-ie.org/Docs/WebDepot/2015_Kenya_Low-FeeSchools_final.pdf

Fuente de la imagen: http://www.theguardian.com/global-development-professionals-network/2015/aug/12/low-fee-private-schools-poverty-development-economist

Editora: Marianicer Figueroa Agreda

Comparte este contenido:

El Auge de la Educación Terciaria en Botswana: un negocio próspero para el sector privado

¿Por qué el sector de la educación terciaria está en auge en Botswana?

 January 26, el año 2016 /Autor: Alfred MASOKOLA /Weekendpost

Ha habido un fuerte aumento en la matrícula de la educación terciaria en Botswana desde que el gobierno aprobó en el 2008 la política de educación terciaria (TEP) para la cual se ha invertido  un gasto total de más de mil millones de P2 por concepto de las tasas de matrícula de las y los estudiantes y de las dietas alimentarias.

Un informe, titulado «Panorama de la educación terciaria«, publicado por el Consejo de Desarrollo de Recursos Humanos (HRDC) indica que la decisión del gobierno a través de su política para patrocinar a los estudiantes en las instituciones terciarias registrados en el país, se ha traducido en una participación significativa del sector privado en la provisión de la educación terciaria.

La matrícula en el nivel terciario casi se ha duplicado, pasando de 31.129 en el ejercicio 2007-08 a 60.583 en el ejercicio 2014/15. El aumento del número de instituciones terciarias privadas que inscriban a estudiantes patrocinados por el gobierno ha sido pilar fundamental en esta nueva tendencia.

Durante el ejercicio 2014/15 de las 60 583 estudiantes matriculados en instituciones de enseñanza superior, las instituciones terciarias privadas representaron el 42,6 por ciento de los estudiantes. Un drástico crecimiento experimentado por casi todas las instituciones privadas.

Estos resultados se deben a que el Gobierno ha priorizado de manera estratégica el fomento de una mayor participación del sector privado como proveedores de educación terciaria, lo que lleva a altos niveles de estudiantes inscritos  en instituciones pertenecientes a ese sector .

Este desarrollo, sin embargo, no ha estado exento de críticas que cuestionan por una parte la capacidad de las instituciones privadas de educación terciaria de proveer de una educación de calidad, y por otra de los costos que por concepto de becas estudiantiles en instituciones privadas , el gobierno tiene que gastar  en vista que el 95 por ciento son patrocinados por el gobierno, lo que se traduce en consecuencia, en un promedio de P2 billion derogados por el gobierno en los últimos siete años, por concepto de las tasas de matrícula y las dietas de los estudiantes becados en instituciones privadas.

El Ministerio de Educación y Desarrollo de Habilidades también ha reducido drásticamente el número de estudiantes enviados a estudiar en el extranjero. Durante el ejercicio 2007/08 se enviaron 2706 alumnos al exterior en comparación con sólo 204 durante el ejercicio 2014/15. Cabe resaltar que a pesar que Botswana es el mayor inversionista en la educación en proporción al producto interno bruto (PIB) de la región, los datos relacionados con el acceso a la eduacion terciaria siguen siendo inferiores a países como Sudáfrica, Namibia y Mauricio.

De acuerdo con el Consejo de Desarrollo de Recursos Humanos (HRDC) , hay muchos estudiantes que son elegibles para la educación superior, pero no tienen acceso a ella por lo que ha recomendado que el Ministerio de Educación amplía el sistema actual con el fin de satisfacer la creciente demanda, tomando en cuenta que segun el Informe de Competitividad Global, elaborado por el Foro Económico Mundial , ha declarado en repetidas ocasiones que la inscripción de Botswana sigue siendo más bajo para los estándares internacionales sobre todo para un país de renta media-alta.

Por su parte Adebayo Olukoshi, director del Instituto Africano de las Naciones Unidas para el Desarrollo Económico y Planificación, sobre el avance de la educacion superior privada en Africa , afirmó que es necesario priorizar en el sector educativo el bien público sobre el beneficio privado,  para ayudar al continente a alcanzar su potencial, y el redescubrimiento de esta misión permitirá a la educación superior reclamar su legítimo papel en «la movilización de la ciudadanía, que se requiere para el renacimiento del continente «

También señaló que la noción de «Africa Rising»- el término que los periodistas han acuñado para referirse a la idea de desarrollo económico en el continente- se centra en el potencial para el desarrollo económico y el poder adquisitivo de una clase media emergente, pero las voces de los propios africanos están siendo «altamente silenciado» en un momento en que la desigualdad en el continente va en aumento, agregó. Ante este escenario el Profesor Olukoshi manifiesta que las universidades no pueden permitirse el lujo de no estar en el centro de los debates que van a determinar el destino futuro de nuestro continente en tanto se recuerde que la esencia de la universidad se basa más en la promoción de fines públicos y no de beneficio privado. «Traer de vuelta el propósito público de la educación superior africana y por lo que es fundamental para la definición de la misión y el objetivo de la universidad permitirá a la universidad para reclamar su legítimo papel y lugar en … la movilización de la ciudadanía, que se requiere para el renacimiento de la continente «, dijo el profesor Olukoshi.

Al respecto, Jonathan Mba, director de la investigación y la planificación académica de la Asociación de Universidades Africanas, señala que los atributos de la rápida expansión de la educación superior privada en todo el continente en general se debe a la incapacidad de los gobiernos y las universidades públicas para proporcionar lugares de educación superior para una población que está creciendo rápidamente e incluye una clase media emergente . «Hace algunos años, las universidades eran pocos y las personas que buscan la educación en un nivel alto fueron pocos, pero ahora la demografía está entrando en juego,» dice Mba. «

Hay otras razones para la expansión de la educación superior privada en el África entre las que resaltan que  mientras que las universidades públicas tienden a permanecer más prestigio , existen quejas de que sus cursos no preparan a los estudiantes para las demandas de la industria, trayendo como consecuencia el  desempleo de los graduados, datos que se corresponde con los publicados el año pasado en el informe del Consejo Británico en donde la estimación de que casi una cuarta parte de los graduados nigerianos en edad de trabajar no estaban en un puesto de trabajo. Al respecto muchos investigadores sostienen que es aquí donde las universidades privadas pueden desempeñar un papel importante, al ofrecer cursos adaptados a las necesidades de las industrias, en temas como la gestión de empresas, contabilidad, informática y economía, dado a los fuertes vínculos con las instituciones occidentales, que ofrecen la oportunidad de estudiar o trabajar en el extranjero, que puede hacer inclusive que las titulaciones que ofrecen más atractivo.

La realidad es que en paises como Botswana con una flexible regulación ha permitido en gran escala que proveedores privados hayan generado mercados para la enseñanza-aprendizaje, cuya tentación es la producción de productos estandarizados que se pueden transferir fácilmente a bajo costo de una frontera a la otra, ofreciendo formación más rápida y más barata a los estudiantes, desarrollo de las habilidades intelectuales de alto nivel para la economía global del conocimiento y altas probabilidad de que sean empleados, oportunidad que además es financiada por el estado.

Desde otras voces en educación, que reivindica la educación pública, formadora de ciudadanía y no solo de masa trabajadora para el mercado,  nos preguntamos sobre los alcances e impactos sociales y culturales,  a largo plazo, de la formación a manos del sector privado y de la eminente expansión de la educación superior en Botswana, que ha sido impulsado por la rentabilidad de las edu-empresas.

Fuente principal de la noticia: http://www.weekendpost.co.bw/wp-news-details.php?nid=2129

Otras fuentes consultadas:

http://unesdoc.unesco.org/images/0015/001502/150255e.pdf

https://www.timeshighereducation.com/features/africas-teaching-shops-the-rise-of-private-universities

Fuente de la imagen: http://www.picserver.org/images/highway/countries/botswana.jpg

Editora: Marianicer Figueroa A

Comparte este contenido:

Ser tutor escolar en Australia: ¿Un respaldo estudiantil o un negocio lucrativo?

La tutoría escolar: ¿compromiso docente o negocio?

 Prof. Jesús Campos G

Reportaje, Australia, 1/2/16

En un artículo publicado en The Sydney Morning Herald, titulado “School’s Back and so are Lucrative Tutoring Businesses”[1], se puede recoger innumerables perspectivas relacionadas con el hecho de tener un tutor escolar en los primeros niveles de escolaridad. Pero lo que no tiene duda alguna es sobre las desviaciones que conlleva tener un tutor, cuando esto se convierte en un negocio altamente lucrativo.

Observemos el caso de Tina Tower, fundadora de Begin Bright, una empresa dedicada al negocio de la tutoría que, desde el 2011, ha basado su modelo en el mercadeo escolar en preescolar y educación primaria. Ya Tina ha obtenido el “The Telstra Young Busineswoman of the Year Award” -2014-, por su rápido crecimiento, con más de 32 franquicias localizadas en Brisbane, Sydney y Melbourne, y con intensiones de tener sobre 100 franquicias para el 2018. Esto implica ganancias que superan los tres millones de dólares y con una capacidad de servicio para 110 niños por semana, en cada franquicia. Los precios varían entre franquicias, por ejemplo: un aula normal puede ser atendida, aproximadamente, por $29 la hora/alumno, grupos pequeños por $45 y sesiones individuales por $80. Las franquicias son de maestros quienes preparan sus propias sesiones de trabajo y contratan “calificados” docentes bajo un pago promedio de $30 la hora.

Tina confiesa que no se trata de un negocio para hacerse millonaria, sino de un estilo de vida donde los usuarios pagan bien por el servicio. Así mismo ella dice que las franquicias están clasificadas en dos grupos: un grupo que atiende a sectores socioeconómicamente alto y el otro grupo que atiende al resto de las comunidades.

“Las tutorías reflejan en Australia apenas el 18.2% de los 5.9 billones de dólares que se manejan en el sector no vocacional, de acuerdo a IBISWORD”, indica el artículo antes mencionado, y según todas las estadísticas allí reflejadas, el negocio sigue en crecimiento. Tal es el caso de Jack Goodman, creador de “Your Tutor”, un servicio en línea que desde el año 2003 ha brindado tutorías estudiantiles. El grupo Goodman, en el 2015, obtuvo ganancias por el orden de 5.5 millones de dólares, solamente atendiendo a 1000 estudiantes por noche y empleando a 350 tutores en toda Australia y New Zealand, funcionando entre las 3pm hasta la media noche, exceptuando los sábados, donde las sesiones son individuales y con precios que inician en $60 la hora.

Sin embargo esto puede tener otra lectura. En una sociedad, como la australiana, donde recientemente se ha comprobado la existencia de una profunda caída en la demanda de estudios universitarios, producto de los altos costos de la matrícula, tal como lo indica “news.com.au” en un artículo titulado “Is it time to turn your back on university”[2], ha producido un estancamiento en la captura de estudiantes para proseguir sus carreras profesionales. Por tanto, si una familia promedio desea adquirir un servicio de tutoría paralela a la educación convencional, que recibiría su representado, debe prepararse para erogar aproximadamente $960 mensuales; asumiendo tres horas de tutoría semanal.

El lado más oscuro de este esquema tiene que ver con el desmantelamiento progresivo de la institución educativa, empujada por principios de mercado y montada, ocasionalmente, sobre la infraestructura de las tecnologías de la información y comunicación.

La profesora Rosa Cañadell, en su trabajo “Acoso y Derribo de la Educación Pública”[3] hace una reflexión sobre los cambios paradigmáticos en educación: “La globalización neoliberal se caracteriza por una expansión territorial y sectorial del capitalismo, y en este sentido hace años que llegó ya al sector educativo, tratando de imponer un gran cambio del sentido y los objetivos que durante muchos años ha tenido la educación: se trata de abandonar la idea de ‘educación como servicio público, como un derecho básico de toda la ciudadanía, con el objetivo de proporcionar a todos los niños y jóvenes una formación integral’, y pasar a planificar una ‘educación al servicio de la economía, entendida ya no como un derecho universal, sino como una inversión personal’. Este nuevo concepto de educación tiene dos vertientes: abrir el mercado educativo, que supone miles de millones de euros, para que las empresas privadas puedan realizar negocios en este mercado, y por otra parte se trata de ofrecer una formación al servicio de las empresas, adecuándola a las necesidades del mercado de trabajo.”

Esta perspectiva de Cañadell considera que pende sobre la educación un modelo de extracción de beneficios financieros que van más allá de la simple idea de la formación del ciudadano requerido por su comunidad, pues se acerca mucho a lo que orienta el sector bursátil.

Antonio Viñao Frago nos señala en su trabajo “El desmantelamiento del derecho a la educación: discursos y estrategias neoliberales”[4] que: “El núcleo central de las políticas educativas neoconservadoras está constituido por la privatización de la enseñanza y la transformación de la educación en un espacio mercantil que convierte a los centros docentes en empresas privadas, y que los abre a la actividad lucrativa privada”. De tal manera que los centros de enseñanza se estarían moviendo de manera relativa a satisfacer las exigencias del mercado financiero global, como una nueva forma de mover capitales emergentes.

Aunque los programas de tutoría, tal como se plantean en Australia, no forman parte de la estructura formal de la educación, las tutorías están reconduciendo rápidamente la manera de asumir la educación, en los primeros niveles, para convertirse inicialmente en un modelo paraeducativo, que podría estar en poco tiempo moviendo capitales similares a los que se invierten en la educación convencional. Lo que bastaría preguntarse, ¿Si el neoliberalismo nos señala que la educación debe privatizarse ya que no es viable por el estado, entonces cómo es que hay tal cantidad de dinero colocado en el sector educativo con fines mercantiles?

Foto cortesía www.smh.com.au

[1] http://www.smh.com.au/small-business/growing/schools-back-and-so-are-lucrative-tutoring-businesses-20160128-gmfqse.html
[2] http://www.news.com.au/finance/work/careers/is-it-time-to-turn-your-back-on-university/news-story/d027a70b034a7b3d8036bde535a5cce4
[3] http://web.ua.es/es/giecryal/documentos/acoso-educacion-publica.pdf?noCache=1350283931703
[4] http://revistas.um.es/areas/article/view/165031/143451

Comparte este contenido:

Australia: La Privatización de la Formación Profesional

Reivindicando la educación como ámbito público en Australia

Australia/ 31 Marzo de 2015/ Fuente inicial : Education International (IE)

La creencia publicitada interesadamente de que lo privado garantiza más calidad que lo público es desmentida por un estudio realizado en Nueva Gales del Sur sobre la privatización que ha sufrido la educación profesionalizadora en manos privadas.
En este sentido, Education International (IE) ha publicado los aportes analíticos y demostrativos de la regresión que ha sufrido la educación técnica y profesional que ha sido mercantilizada en esta región australiana.
Asimismo, esos resultados de la investigación han servido para que los sindicatos de la educación hagan hincapié en que las autoridades de Nueva Gales del Sur deban garantizar niveles de financiación pública mínimos para la educación técnica y superior, así como evitar la privatización desenfrenada que ha destruido la educación profesional.
El sindicato de la enseñanza, el Australian Education Union (AEU), afiliado a la Internacional de la Educación y a la New South Wales (NSW) Teachers Federation (una organización miembro de la AEU) hicieron énfasis en que el futuro de la Comisión de Educación Técnica y Superior (TAFE NSW, por sus siglas en inglés), el principal prestatario de formación y educación profesional en Australia, era un tema clave en la campaña electoral de Nueva Gales del Sur.
En declaraciones del 19 de marzo, antes de la publicación en Nueva Gales del Sur del informe de la Business School de la Universidad de Sydney, The Capture of Public Wealth by the for-profit VET Sector (La captación de fondos públicos por parte el sector comercial de la formación profesional), la Secretaria Federal de la formación técnica y superior del AEU, Pat Forward, señaló que la investigación de la Universidad de Sydney muestra los daños causados a la educación profesional y técnica, y las grandes ventajas concedidas a los proveedores públicos cuando el sector fue privatizado en esta región.
El informe muestra que la apertura de la formación profesional al sector privado simplemente ha convertido los fondos públicos en ganancias privadas, sin hacer nada para aumentar la transparencia ni la calidad de la formación profesional, aseveró.
En Victoria, la cuota de financiación destinada a la formación técnica y superior ha caído hasta representar el 27 por ciento del mercado, y podría seguir descendiendo, lamentó también Forward. Condenando la aniquilación de la formación técnica y superior, la irremplazable pérdida de la capacidad de ofrecer una formación de calidad, aunada al auge de empresas con fines comerciales que explotan los subsidios públicos e imparten cursos de baja calidad a los estudiantes, subrayó que “este no es el futuro que queremos para Nueva Gales del Sur, pero es lo que ocurrirá si se permite continuar la privatización descontrolada de la formación profesional”.
Estos estudios contribuyen a repensar los efectos de la mercantilización de la educación en el mundo.
Fuentes: http://www.ei-ie.org/spa/news/news_details/3484
http://www.ei-ie.org/spa/contacts/index/ei_headquarter

Autor: Jorge Díaz. Investigador Centro Internacional Miranda

Comparte este contenido:

De las Edu-empresas en Kenia o del peligro de la privatización de la Educación Pública

Los sindicatos de docentes y la sociedad civil se unen para condenar la comercialización de la educación en Kenia

Kenia, Enero 2016.

Fuente inicial: http://www.ei-ie.org/africa/en/newsshow.php?id=8191&theme=ppp&country=Kenya

La sociedad civil y los sindicatos de docentes se unen para condenar la privatización y la comercialización de la educación en Kenia para instar al gobierno a detener el crecimiento de edu-empresas en todos los sectores de la educación del mencionado país a sabiendas que el artículo 53 de la Constitución de Kenya deja claro que todo niño tiene el derecho inmediato a la educación gratuita y básica obligatoria.

Esta denuncia se realiza a partir de la puerta que se ha abierto a grandes corporaciones y edu-empresas por la puesta en marcha de la Política de ”Disposición Alternativa de Educación Básica y la política de formación (APBET)”, emprendida desde el año 2009 con el propósito de reconocer a las escuelas «no formales» o “alternativas que proporcionan acceso a la educación a los niños que de otro modo quedarían excluidos dada la falta de disponibilidad de un número suficiente de escuelas públicas. Sin embargo, esta política ha permitido que las grandes corporaciones y edu-empresas como la Bridge Internacional Academy se beneficien de estos requisitos y del vacío legal existente por el cual se ofrece educación formal privada, bajo el manto de la educación no formal.

Bridge Internacional es una cadena multinacional de escuelas primarias privadas con ánimo de lucro dirigidas a las familias pobres de Kenia, Uganda, Nigeria. Cuenta con más de 400 escuelas en Kenia, lo que da cuenta de la ampliación de la creciente comercialización y privatización de la educación en ese país, lo que representa una de las mayores amenazas para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que la ONU adoptó en septiembre de 2015.

Esta situación legal llamó la atención de la Comisión de las Naciones Unidas sobre los Derechos Culturales, el Comité de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño y la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos, Económicos, Sociales y todos los cuales han expresado su preocupación por la privatización creciente de la educación y la tarifa de escuelas con fines de lucro en Kenia, entre las que se encuentran las correspondientes a Bridge Internacional.

Esta amenaza, promovida y financiada por el Banco Mundial, también ha sido reconocido por el Relator Especial de la ONU sobre el derecho a la Educación, Kishore Singh, quien advirtió que «pronto, puede que no sea una exageración decir que la privatización está suplantando la educación pública en lugar de completándolo», donde «las desigualdades en oportunidades para la educación se ven agravados por el crecimiento de los proveedores privados no regulados de la educación”

Ante esta situación los sindicatos de docentes y la sociedad civil, por lo tanto, han pedido al gobierno que dadas las lagunas legislativas y reglamentarias existentes que no garantizan el cumplimiento en relación con los estándares mínimos nacionales con respecto a la provisión de educación, sea condicionada la inscripción de las escuelas al cumplimiento de las normas mínimas, en las que resalta contar con docentes preparados y avalados por el estado.

Sobre este ultimo aspecto señala el Secretario General de la Unión Nacional de Educadores de Kenia (KNUT) Wilson Sossion: » Una condición previa para lograr una educación de calidad para todos es un profesor cualificado en todas las escuelas…Es asombroso que Bridge International se opone a cumplir el requisito mínimo que el 50 por ciento de su personal sean profesores cualificados”

Desde Otras Voces en Educación nos sumamos a toda iniciativa que permita defender la educación publica gratuita y que a su vez desentrañe los objetivos de todo proyecto en donde el derecho a la educación es tratado como mercancía que se mueve según las lógicas del mercado.

Editora: Marianicer Figueroa Agreda

Imagen de libre uso tomada de: https://www.flickr.com/photos/bobaliciouslondon/5251497434

Comparte este contenido:
Page 59 of 59
1 57 58 59