62 retos del buen maestro

España/Autora: Nati Bergadá

Como maestros, a menudo ponemos en duda nuestras habilidades, destrezas y metodologías de trabajo. Nos preocupamos por si hacemos bien nuestro trabajo o por si atendemos de la mejor manera nuestros alumnos.

Esto es muy bueno y demuestra que queremos hacer el máximo de bien nuestro trabajo, que somos exigentes con nosotros mismos y que nos preocupamos por nuestros niños. Esta exigencia es la que nos hace mover, nos hace estar activos y probar nuevas maneras de hacer y interaccionar con los alumnos.

Yo me hago a menudo estas preguntas y por eso decidí hacer una lista de los que, para mí, son los retos que tenemos por ser buenos maestros. Espero que te parezcan interesantes.

Los 62 retos

A continuación encontrarás un listado de los retos que como maestro / a te puedes proponer realizar en tu día a día en la escuela.

62 retos maestros

  1. Acompaña tus alumnos.
  2. Felicita siempre, viva el refuerzo positivo!
  3. Sonríe MUY cada día.
  4. Dialoga, conversación y pacta.
  5. Escucha los niños.
  6. Establece vínculos con tus alumnos.
  7. Promueve el aprendizaje activo.
  8. Sé flexible y adáptate a las circunstancias.
  9. Mujer libertad a tus alumnos.
  10. Sorpréndete descubriendo nuevos conocimientos.
  11. Promueve la igualdad y respecto a tu aula.
  12. Disfruta de cada clase tanto o más que los niños.
  13. Aprende de tus alumnos.
  14. Re-inventa tu manera de enseñar.
  15. Despierta en los alumnos el interés por aprender.
  16. Propicia la interacción, la colaboración y el trabajo en equipo.
  17. Enseña a tus alumnos a ser competentes.
  18. Sé positivo y verás siempre el vaso medio lleno.
  19. Ama los niños.
  20. Percibe la diversidad de alumnos como riqueza.
  21. Concibe al alumno / a de forma global.
  22. Enseña con buen humor.
  23. Ábrelos la puerta al mundo.
  24. Plantéate nuevos retos que te motiven.
  25. Sé cariñoso y cercano con los niños.
  26. Emociónate sin miedo.
  27. Permite a los alumnos que aprendan haciendo.
  28. Llénate de paciencia.
  29. Piensa que la mejor respuesta es una buena pregunta.
  30. Confía en tus alumnos.
  31. Promueve la libertad y la democracia en tu aula.
  32. Enseña a los alumnos a pensar.
  33. Demuestra complicidad con los niños.
  34. Potencia la autoestima de tus alumnos.
  35. Sé creativo y promueve la creatividad.
  36. Ponte en el lugar de los alumnos y los entenderás mejor.
  37. Descubre el potencial de cada niño.
  38. Enseña a tus alumnos a resolver conflictos.
  39. Disfruta de cada pequeño momento.
  40. Enseña a tus alumnos a saber estar y saber esperar.
  41. Potencia que los niños tengan pensamiento crítico y reflexivo.
  42. Observa los alumnos y te sorprenderás.
  43. Si estás nervioso, respira y ve agua.
  44. Trabaja la cultura del esfuerzo.
  45. Potencia que los niños se relacionen.
  46. Sé sincero con los alumnos, ellos te lo valorarán.
  47. Disfruta del trabajo en equipo entre compañeros.
  48. Mantente activo y fórmate continuamente.
  49. Lee mucho y transmite el gusto por la lectura.
  50. Sé ordenado y tus alumnos también lo serán.
  51. Trata con respeto a los niños y exige lo mismo de ellos.
  52. Propicia un buen ambiente de convivencia en el aula.
  53. Enseña hábitos a tus alumnos.
  54. Procura por su bienestar.
  55. Comparte lo que haces con los otros maestros.
  56. Ten siempre esperanza.
  57. Sé coherente y justo con los alumnos.
  58. Trabaja conjuntamente con las familias.
  59. Potencia las habilidades de tus alumnos.
  60. Ventila el aula y crea un ambiente agradable de trabajo.
  61. Promueve que los niños experimenten y descubran.
  62. Trabaja el espíritu de superación.

conclusión

Hacer de maestro / a no es un trabajo llana en la que cada día sabes qué pasará cuando comienzas la jornada. El hecho de trabajar con niños y convivir con otras personas, maestros y familias, hace que la escuela sea una red social compleja y llena de vida. Cambia constantemente y siempre te sorprende.

Un día marchas de la escuela contenta y feliz sintiendo que es un privilegio poder hacer el trabajo de maestra. Poder ver con ilusión que los niños aprenden y disfrutan haciéndolo. Hay momentos mágicos en los que un niño, sólo con una mirada o con una pequeña frase te emociona.

Pero también hay días, por suerte pocos, en los que marchas de la escuela triste, enfadada y dudando de todo. Días en los que, sin haber un motivo aparente, no ha habido buena sintonía con los alumnos, con los compañeros, con las familias …

Estos días te recomiendo que cojas aire y intentes pensar en positivo. Lee estos 62 retos y no te desanimes. Ten claro lo que representa para ti ser un buen maestro y sé fiel a esta creencia. Esto te ayudará a no perder tus objetivos y verás como al día siguiente volverá a brillar el sol: ser maestro / a es un privilegio!

Por último me gustaría citar una frase de Jaume Cela que encuentro muy acertada “Los maestros deben abrir puertas, acompañar, acoger y, sobre todo, escuchar a los alumnos.”

Fuente noticia: https://translate.google.co.ve/translate?hl=es&sl=ca&u=http://natibergada.cat/&prev=search

Fuente imagen: http://4www.ecestaticos.com/image/clipping/992/558/45b4190a7b3318ca5a9a4b268d4f505d/la-educacion-espanola-explicada-por-sus-protagonistas.jpg

Comparte este contenido:
Nati Bergadà

Nati Bergadà

Maestra, psicopedadoga y formadora de maestros. Escribe en el blog natibergada.cat sobre educación emocional, motivación y trabajo por proyectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.