Libro:Información y transparencia: cuadros de indicadores de las escuelas en América Latina

UNESCO / 29-12-2019

Esta es parte de la presentación de este libro:

 

Varios estudios realizados durante las pasadas dos décadas han enfatizado el impacto negativo de la corrupción en el desarrollo económico, social y político de los países. La corrupción aumenta los costos operativos, reduce la eficiencia de los servicios públicos, distorsiona el proceso de la toma de decisiones y debilita los valores sociales. Otros estudios han demostrado una fuerte relación entre la corrupción y la pobreza: hay regresiones estadísticas que sugieren que el aumento en una desviación estándar (dos puntos) en el indicador del ‘control de la corrupción’ se asocia con un incremento de 11.000 $ PIB per cápita (Sturm, 2013, en OCDE, 2015). Además, la corrupción tiende a contribuir al fortalecimiento de desigualdades, poniendo una carga económica desproporcionada en los pobres y limitando su acceso a los servicios públicos. Consecuentemente, luchar contra la corrupción se ha convertido en una preocupación importante para los formuladores de políticas y los actores involucrados en el desarrollo. En vista de la disminución del flujo de ayudas internacionales y de las condiciones cada vez más estrictas para el suministro de ayuda—debido a la creciente presión sobre los recursos públicos en los países donantes y a la presión que los contribuyentes ejercen sobre los gobiernos para aumentar la transparencia y la rendición de cuentas en la administración de recursos—luchar contra la corrupción se considera ahora una prioridad en las agendas de los países y organismos internacionales de cooperación y desarrollo. El Comité de Redacción del Foro Mundial sobre la Educación expresó esta preocupación en los siguientes términos: ‘La corrupción es una sangría importante en el uso efectivo de recursos para la educación y debería contenerse de forma drástica’ (UNESCO, 2000). En otras palabras, para ‘asegurar una educación incluyente y de calidad para todos y fomentar un aprendizaje permanente’—el cuarto Objetivo de Desarrollo Sostenible del 2015—el tema de la corrupción debe abordarse adecuadamente.»

A continuación podrá descargar o leer el libro completo
El enlace original de la nota es
Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.