María José Guerra: “Es injusto que un profesor universitario cobre 600 euros al mes”

España / 4 de agosto de 2019 / Autor: José D. Méndez / Fuente: El Día

La consejera de Educación, Cultura y Deportes, el coste estimado para recuperar las 18 horas lectivas es de 72 millones de euros

Ilusión e impulso. Son las dos palabras más repetidas durante estos primeros días en el cargo por la nueva consejera de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, María José Guerra Palmero (La Laguna, 1962). Ilusión “con el sentido de recuperarla para toda la comunidad educativa después de años de crisis y no solo económica”. E impulso porque, aunque reconoce que “construimos sobre lo construido” en referencia al equipo anterior, queda mucho camino por recorrer. Siempre tomando como eje la idea de la transversalidad y el giro social prometido por el presidente Ángel Víctor Torres. En una extensa conversación con EL DÍA, mientras estudiaba los dichosos números en su despacho, esta catedrática de Filosofía Moral por la Universidad de La Laguna, feminista -pañuelo violeta al cuello- y activista política y social resumió la hoja de ruta de su departamento. Pasa por unas posibilidades presupuestarias que “me preocupan”, dice. Baste un ejemplo: cumplir el compromiso firmado con los sindicatos para recuperar las 18 horas lectivas en Secundaria tiene un coste estimado de 72 millones de euros.

¿Le sorprendió la llamada del presidente o la esperaba?

Siempre he tenido vocación de servicio público pero no me veía en las listas para acceder a las instituciones, tal y como me propusieron en principio. Pero sí para unir esa predisposición con mi perfil profesional y vital de compromiso con el activismo en una participación política y social. He estado siempre vinculada a movimientos con la justicia social como objetivo. Con experiencia en comités de ética como el del Hospital de la Candelaria durante muchos años. Vocación y perfil unidos en esta tarea y en un momento histórico para Canarias. No fue nada complicado decidirme a dar el paso.

¿Cuál es la Hoja de Ruta general?

Tenemos la intención, pese a las restricciones presupuestarias, que las hay, de dar un impulso a la educación, la cultura y el deporte con políticas que comenzarán a desarrollarse en breve. Insisto en que estamos en un momento histórico en Canarias tras el pacto de gobierno alcanzado y tenemos una gran responsabilidad.

Uno de los objetivos de los sindicatos de Educación para este próximo curso es consolidar las 18 horas lectivas, el tiempo dedicado a la docencia para poder realizar otras tareas en el centro.

La Oficina Presupuestaria de la Consejería ha hecho un cálculo estimativo de 72 millones de euros. Básicamente para contratar a entre 1.200 y 1.400 nuevos docentes, a partir del inicio del curso y una vez analizadas las necesidades de cada centro. Es una reivindicación de hace años del profesorado. También trataremos de sacar de nuevas plazas de oposición cada año. Intercalando Primaria, como en este curso, con Secundaria. Hace falta una renovación generacional porque se lo debemos a aquellos que se perdieron tras la crisis de 2008. Tanto en la enseñanza no universitaria como en esta a la mayoría de las plantillas se jubilan en los próximos diez años. Los protagonistas de la generación del baby boom y de la democracia, con picos expansivos como el posterior al ingreso en la Comunidad Europea en 1986, se jubilan. Eso, unido a que no ha habido tasa de reposición por los recortes de la crisis ha originado un boquete y una gran tasa de interinidad.

¿Qué le dice al colectivo de opositores sin plaza?

Sucede en todas las Comunidades Autónomas. Hay un compromiso para reducir esas tasas de interinidad y somos sensibles a la demanda. Ocurre igual con las universidades. Queremos sacar el mayor número de plazas posible pero con carencias presupuestarias es muy complicado. Hay que recordar que estamos con los presupuestos de Rajoy prorrogados y sin gobierno estatal. Y eso influye porque hay más necesidades: infraestructuras, peticiones de los centros y de unos alumnos cada vez más diversos.

Ha planteado la educación de 0 a 3 años como una prioridad.

Lo es para completar el sistema educativo en una etapa fundamental. Y porque tiene un carácter transversal con las políticas sociales para equilibrar desigualdades. Para familias monoparentales o conciliar con el trabajo. Con diferencias entre islas porque no es lo mismo La Palma que Lanzarote. Hay que adaptar las instalaciones, elaborar un mapa escolar de Canarias o dialogar con la FECAM. Pero tenemos esa idea. En esta propuesta subyace también una política de igualdad para relacionarla con la integración en el marcado laboral de muchas chicas jóvenes. Otra realidad de ese giro social.

Habla de impulsar la Educación. ¿Hasta alcanzar el 5% de inversión del PIB en 2022?

Ese es el objetivo y algo crucial. Pero circunstancias como la bajada del IGIC nos harán recaudar menos. Me preocupan, repito, las carencias en el aspecto presupuestario. Desde la ficha financiera para las 18 horas lectivas. El factor humano es el eje de esta consejería.

También ha incidido en el abandono escolar temprano.

Otro factor preocupante y endémico en Europa. Lo vinculo, por ejemplo, a la proliferación de las apuestas on line entre los jóvenes. Con ídolos de barro como los futbolistas. No todos claro. Educación, salud y vinculación con la sociedad. No sólo influye lo que ocurre en el aula. Un factor a abordar y resolver con vinculación hacia el mundo laboral.

¿Cuál será el papel de la FP en concreto del incipiente modelo Dual?

Muy importante. La vinculación con las empresas es fundamental. En estos tiempos de digitalización, inteligencia artificial, robótica… El empleo es la base. Pero con flexibilidad. Hay que formar de otra manera y en ese camino nos encontramos. Más que reciclar, palabra que no me gusta, diría recualificar. Insisto con la idea de formar a los chicos para este futuro profesional que ya está aquí.

Tiempos nuevos, tiempos convulsos.

Lo son. Cambio Climático, enfoques políticos desarrollados desde el populismo, otra palabra que no me gusta, fenómenos como Trump y ahora Johnson que parece su gemelo… Incertidumbre. Ha habido mucho desánimo pero debemos levantar la bandera de recuperar la ilusión de la que hablábamos al principio. Frenando nuestra fuga de cerebros. Diseñar políticas posibles es una prioridad. Con diagnósticos para conocer y paliar las necesidades de cada isla y de cada zona. El nuestro es un universo muy complejo respecto a otros territorios más uniformes,

Otra de sus áreas de responsabilidad es la de Cultura.

Podemos la gestionará con tres personas muy válidas ya nombradas: Juan Márquez, Rubén Pérez y Nona Perera. Como objetivos globales, entre otros; recuperar y dar valor a nuestro patrimonio arqueológico, reforzado ahora por el galardón a Risco Caído; potenciar la vinculación entre Educación y Cultura a través de las enseñanzas artísticas o mantener y potenciar el Festival de Música de Canarias. Hay que apoyar iniciativas desde un concepto que me gusta: ciudadanía cultural. Formar a los jóvenes en una doble vía: disfrutar de la cultura y hacer aflorar su creatividad. Para ello las nuevas tecnologías deben ser un apoyo clave. Democratizar la cultura y fomentar foros de debate dentro y sobre ella. En el horizonte está el 202o, año de Galdós, ideal para evaluar la realidad desde la enseñanza de sus Episodios Nacionales. Me comprometo a sentarme regularmente con el equipo de Cultura y trabajar conjuntamente.

El Deporte también es suyo. Encierra evidentes sesgos machistas contra los que ha luchado usted.

Hoy mismo (ayer) vamos apoyar el deporte femenino, una línea de trabajo, con la presentación del Egatesa en El Médano. Iré con Manolo (López), un director general que tiene la ventaja de conocer bien Tenerife y Las Palmas para superar el pleito insular. Deporte es un factor de bienestar, salud y convivencia al margen del espectáculo o el fenómeno de masas. Mi apoyo decidido al deporte femenino. Otra vez lo transversal: lo educativo, la igualdad y lo social. Claro que hay un sesgo machista pero no tiene arreglo de hoy a mañana. Hay que trabajar mucho. También apuesto y no me olvido de la Lucha Canaria parte de nuestro acervo cultural.

Feminismo, igualdad, lenguaje inclusivo… Ámbitos en los que ha trabajado mucho. Traduzca como Consejera de Educación su posible incidencia en las aulas.

La igualdad es el principio rector básico y el pariente pobre de la tríada de la Revolución Francesa. También en la educación. Todos esos conceptos van conmigo casi desde siempre y por supuesto que intentaré que tengan un reflejo en las políticas que emanen desde esta consejería. Des de los profesores a un alumnado atender desde la diversidad o el uso del lenguaje inclusivo no sexista. He trabajado muchos años en esto desde la ULL y es mi forma de ver la vida. Ya han hecho cosas los últimos años y vamos a potenciarlas. Las mujeres somos la mitad de la población y no se nos puede invisibilizar. Escritoras, investigadoras o profesoras han estado siempre ahí pero no se las ve. Ahí está el ejemplo de Pino Ojeda, protagonista del Día de las Letras Canarias 2018.

¿Era necesaria en Canarias una regeneración política y pasaba por el desalojo de CC?

Teníamos y tenemos la obligación de intentarlo. Si no nos creemos con capacidad de cambiar las cosas no se cambiarán nunca. Seguiríamos en la época de la esclavitud. Basta comprobar en la historia la lentitud de procesos como el feminismo, los derechos civiles o la lucha contra el apartheid. Cuesta, a veces generaciones, pero se consigue. Ahora hay retos globales como el cambio climático. Cómo no va a ser posible a nivel estatal o local. Cambiar mentalidades y hacer de la política algo noble. La alternancia en democracia es positiva y un soplo de aire fresco. Cambio de rutinas y hábitos que no son eternos aunque lo puedan parecer. Sin poner lo público a a marcad de intereses privados.

¿Ha terminado la época de la resignación social ante la corrupción?

En los triemos de la burbuja que luego pinchó la gente iba a lo suyo y miraba hacia el otro lado. Había una tolerancia social que ahora no existe al menos entre las nuevas generaciones. El 15-M marcó un antes y un después. La crisis rompió la burbuja del bienestar con pies de barro y amplió de manera brutal la desigualdad. Afectó incluso a las clases medias, a quien vivía más o menos bien. La corrupción no se puede soportar con niveles de malestar social tan pronunciado. Cabe recordar que cerca del 40% de la población canaria está en riesgo de pobreza y exclusión social. Pero lo de la manzana podrida no es cierto; se trata de redes y tramas, no de algo aislado. Sin un soporte político no habría corrupción. También aquí hay conexión educativa a través del concepto de la ética pública.

¿Cómo es posible que un profesor universitario de la ULL cobre 600 euros mensuales?

Estoy muy disgustada con situaciones de precarización como esta que usted apunta. Conozco a los compañeros de la Plataforma de Precarios y sus reivindicaciones son justas porque injusto es que pase. Parece un giro pero volvemos al principio. Resulta fundamental la renovación de las plantillas también en la ULL. Debemos dar respuesta y ahí aparece otra vez la financiación. Me preocupa no poder hacer frente a las necesidades presupuestarias. Para esto y para otras muchas cosas.

Extenso currículo científico de una lagunera de pro

María José Guerra Palmero atesora un amplio y brillante currículo profesional y científico como docente e investigadora, con paréntesis de responsabilidad en la gestión, pública y privada. Y un perfil feminista y de activista tanto política como social. Es licenciada en Filosofía y Ciencias de la Educación por la Universidad de La Laguna (1980-84), y doctora en Filosofía desde 1996 con una tesis doctoral sobre la obra de Jürgen Habermas. Especialista en teoría feminista y estudios de género. Desde 2018 ostenta la Cátedra de Filosofía Moral de la ULL. Ha dirigido y codirigido nueve Tesis Doctorales. Desde septiembre de 2017 es presidenta de la Red Española de Filosofía. Ha promovido la vuelta de esta asignatura, así como la de la Ética, a Secundaria y defiende su ineludible valor formativo. Durante ocho años fue directora de la publicación Cuadernos del Ateneo de La Laguna, siguiendo la labor del escritor y profesor Juan José Delgado, fundador de la revista, y, asimismo, fue vicepresidenta de esta entidad cultural junto al poeta Arturo Maccanti. De 2004 a 2016 fue vocal de la Junta Directiva de esta centenaria institución cultural lagunera. Ha dirigido las dos ediciones del Máster en Estudios Feministas, Políticas de Igualdad y Violencia de Género de la Universidad de La Laguna (2005-2009), pionero en Canarias. Ha publicado numerosos artículos y libros individuales y colectivos.

Pero, sobre todo, María José Guerra se considera una lagunera de pro. Nació frente a la iglesia de La Concepción, hija de Antonio Guerra -muy popular y autor de varios compendios sobre el costumbrismo de Aguere- y Ascensión Palmero, ya fallecida. Tiene una hija, Irene. que estudia Bioquímica en Estocolmo. Responsable ahora del deporte valora el baloncesto -el fútbol le parece lento- como “dinámico, activo y rápido”, cualidades con las que se identifica. Tal vez porque siendo muy niña ya acudía a la mítica cancha Anchieta a ver partidos por la vinculación de su padre con el Club Juventud Laguna.

Fuente de la Entrevista:

https://www.eldia.es/sociedad/2019/08/01/injusto-profesor-universitario-cobre-600/997155.html

ove/mahv

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.